viernes, 16 de diciembre de 2011

Crítica: La Princesa Prometida

Esto es un placer real, porque "La Princesa Prometida" es una de mis películas favoritas de todos los tiempos. Si, yo no soy nada pastelosa, pero este cuento me robó el corazón y la veo tantas veces como puedo. ¡Cómo deseeees!

Como no se ni por donde empezar, os voy a contar de que va la historia. Un niño que se encuentra muy enfermo (¡tanto que está en cama sin poder salir ni a jugar!) recibe la visita de su abuelo que le viene a contar un cuento. Al principio está un poco reticente, es un niño cool de los 80; pero poco a poco, la historia lo va envolviendo. Y un poco en modo “Inception”, la historia dentro de la historia, nos cuenta como una campesina; Buttercup, vive con un chico que la ayuda en su granja; Westley. Ambos están secretamente enamorados el uno del otro. Éste se va a buscar fortuna y a la chica llegan noticias de que ha sido secuestrado por los piratas y ha sido asesinado. Cuando él vuelve a buscar a su amada, tendrá que superar unas pruebas para rescatarla de un grupo de maleantes y desafiar al malvado príncipe Humperdinck.

Con todo esto ya podéis ver que la película es fresquita. Tiene de todo. Aventuras, amor, comedia, mucha fantasía y sobretodo, venganza. Es una cinta cargada de todo pero misteriosamente, nada sobra. Hay una completa libertad y anarquía narrativas, con puntos de surrealismo total. A pesar de todo, tiene un guión magistral a mi modo de ver. Todo se conecta y está herméticamente cerrado, ha sido cuidado al detalle y se puede comprobar que está revisado con mucho cariño.

El director, Rob Reiner; que ha hecho mierdas muy grandes después; rodó “La Princesa Prometida” en su época dorada. Cuando gozaba de un toque mágico para todo lo que hacía. Por un golpe de suerte, le llegó este guión que firmaba William Goldman (gran genio) que había hecho a partir de su propia novela de homónimo nombre. Y así comenzó el rodaje de esta cult movie.

Debemos hablar largo y tendido de los actores que componen el reparto de la película. Nuestra princesa/campesina es Robin Wright (Buttercup) y está excepcional en el papel. Tampoco es que fuera un guión complejo de entramado emocional, la película es lo que ves y no hay más. Pero la verdad es que está muy solemne y es perfecta para el papel. El galán de turno lo interpreta Caryn Elwes (Westley), madre mía como lo borda. Es un caballero, un pirata y mejor persona; con un toque chulesco que nos vuelve locas. Los protagonistas se rodean de un grupo de secundarios de ¡ole! El malvado príncipe Humperdinck (si, para mi la coletilla completa es su nombre – malvado príncipe Humperdinck). Nuestro malote es Chris Sarandon, muchos le recordaréis por ser el vampiro ochentero de "Noche de miedo" (Fright Night). ¡Y cómo nos gusta! Aunque el capo de los secuestradores es Vizzini, interpretado por el actor Wallace Shawn; con su ‘¡Inconcebible!’; en nuestros corazones, la auténtica estrella del grupo es Iñigo Montoya (Mandy Patinkin). Y es que no podemos olvidar la frase que ha perdurado en la historia y que narraba la venganza que Iñigo tenía que llevar a cabo contra el hombre de la mano de seis dedos que había matado a su padre. ‘Hola, soy Iñigo Montoya. Tú mataste a mi padre. Prepárate a morir’. No creo que esta frase pase de moda jamás. El tercer integrante era Fizzik, André el Gigante; luchador muy famoso que añadía una nota de inocencia y simpatía a la película.

Aunque en menor medida, los verdaderos protagonistas fuera de la historia son el niño, Fred Savage, el niño de “Aquellos maravillosos años” (y este debe ser su peor castigo); y el abuelo, Peter Falk. Que son una pareja súper divertida y me encantan, sin lugar a dudas.

Cabría recordar la fotografía de la misma, porque a mi me parece maravillosa. De la mano de Adrian Biddle, que hizo “Aliens: El regreso” (¿Por qué lo hiciste?) pero luego nos regaló “Willow” (¡¡Gracias!!). La dirección artística de Richard Holland y Keith Pain ayudó mucho a la dirección de producción de Norman Garwood, que sinceramente es un desconocido y no debería ser así. Pero sobretodo, destaquemos el vestuario. Phyllis Dalton, ¿cabe alguien más destacado, más famoso y con mejores trabajos? “Lawrence de Arabia”, “Doctor Zhivago”, amén de las películas cuyo vestuario diseñó para Kenneth Branagh. No hay más comentarios.

Finalmente, la banada sonora. Mark Knopfler. ¿En serio? Pues si. Otro bizarrismo de la película que sin embargo, funciona muy bien. Que concatena las escenas una tras otra de manera surrealista pero perfecta. ¿Quién lo iba a decir? Una banda sonora genial y que evoca grandes memorias cada vez que se oye alguna de las canciones.

De la historia no me gustaría contaros nada más, porque seguramente todos la habéis visto y el que no lo haya hecho, por favor, ¡que la vea ya! Es una película para recordar momentos inolvidables, de taza de chocolate calentito, de tardes de lluvia, de galletas, de risas y sobretodo, de mucho cariño. El que se le tiene a la cinta y el que se produce al rememorar las veces que la has visto, posiblemente con tu familia, con tus amigos. Escenarios idílicos para una película que no tenía otra intención que hacer pasar a la gente un rato magnífico, divertido, sin pretensiones. Que cuenta una historia, lo hace muy bien y cuando termina, tienes la sensación de haber completado el ciclo.

14 comentarios:

Darkotica dijo...

The Wrong Girl, menuda sorpresa nos tenías guardada!! La Princesa Prometida fué junto a Willow la película de "espada y brujería" que más me cautivó, maravillosa de principio a fín, un cuento perfecto. Nunca, nunca me canso de verla y siempre consigue atraparme y hacerme sonreir, adoro esta película.

Iñigo Montoya, adoro a ese hombre, siempre que llega el momento de la mítica frase contengo la respiración y no puedo evitar emocionarme. La Princesa Prometida es mágia, mágia pura y mucha, mucha diversión, así que estoy totalmente de acuerdo con tu estupenda crítica. Un beso.

El Sepulturero Torero dijo...

Hola, soy Iñigo Montoya. ¿Te has perdido esta película? Prepárate a morir.
Estupenda película y estupenda crítica, Yourerightgirl. Sólo te ha faltado mencionar que Peter Falk era el actor que encarnaba al inefable teniente Colombo (sin duda, su peor castigo) y advertir al respetable que, cuando se tome esas tazas de chocolate caliente, cambien la taza con el coleguilla de al lado. Por si acaso. Amigos, pero no primos :) Saludos.

Missterror dijo...

Me ha encantado leer tu reseña wrong girl,me has recordado de una manera brillante por qué adoro tanto este película.Simplemente porque es brillante,maravillosa,entrañable,inolvidable...

Todas os quedáis con Iñigo de Montoya???auuuuuuuuuuu,me regalais la felicidad chicas,Wesley para mi solita!!!he soñado tantas veces con ese hombre...con ese antifaz,ummmhhhh

Sin duda es una película que nunca te cansas de ver,nunca,aunque yo si tengo una pequeña pega...siempre odié al duo Fred Savage/Peter Falk,no les soportaba,sigo sin soportarles...

creo que me apetece verla mañana mismo!!!

El Rector dijo...

Poco mas puedo añadir, muy buena crítica TWG, solo un pero, ¿Me ha parecido entender que NO te gustó Aliens: El Regreso? this is posible??? this is insane...(dios te pille confesada como lea esto Mr .Wikus).

Una de las pocas veces en mi vida en las que he dudado de mi heterosexualidad, ha sido con Iñigo (lo siento Missterror, (la otra es con Kurt Russell en todas las películas de Carpenter) pero el rubito ese con morritos.... como que no), me cabreaba mucho cada vez que veía la secuencia donde el pirata blake vencia a Montoya en el duelo... que injusto. Por supuesto, mas allá de la historia de amor, yo me quedo con la venganza del español y sobretodo, con su amistad con Dizzik (entrañable donde los haya), que pena me dio cuando murio el bueno de André, quien ademas, siempre fue uno de mis luchadores de catch favoritos.

Hablando de Iñigo (para variar), es curioso el carisma y el glamour que siempre han tenido los personajes españoles en las pelis americanas, como el propio Montoya, Ramirez de los Inmortales, Richard en Lost, etc... es curioso, me encanta esa romántica visión del caballero español de la época, en cambio ahora....

Todos hemos buscado alguna vez a nuestro hombre de los seis dedos...

Darkotica dijo...

Queridos, todos vosotros sois la Brigada Brutal...

Missterror, como desees...Wesley es todo tuyo. Para mi gusto estaba mucho mejor con el antifaz puesto, es que no es mi tipo...es demasiado rubio y demasiado ¿guapo? :P

Solo diré una cosa, si a mi Iñigo Montoya, me mira con esos ojos (los mismos con los que mira al seis dedos cuando se lo encuentra) y me dice que me tire por un acantilado yo me lanzo al vacío sin pensarlo jojo!

Inconcebible!! Rector, comienzo a pensar que dudas demasiadas veces de tu heterosexualidad, a la lista de tus "machotes platónicos" te faltó añadir el barbudo calvo de Eaters y seguro que se me olvida alguno más, o tal vez muchos XD.

Si...a mi también me encanta como pintan a los caballeros españoles, y a esa lista tan interesante puedes añadir también al Don Juan DeMarco...ni más ni menos que el mejor amante del mundo al que dió vida Depp. No me extraña que después vengan las guiris a la caza y captura de un buen ejemplar...

Wikus dijo...

Sí sí, lo de 'Aliens' lo he leído... pero prefiero pasar página...
Solo diré que conozco más de mil maneras diferentes de matar y, el que sea una dama, no la salvará.

Por otra parte, buena crítica de una maravillosa e inolvidable película.

Saludos a todos.

;)

El Sepulturero Torero dijo...

Missterror, yo creo que lo que te gusta en realidad es el antifaz del piratilla. Si no es por eso ni te fijas. Por cierto que un día te tengo que enseñar mi colección de antifaces ;P
Alguien dijo una vez que quien de joven no hubiera sido de izquierdas, no tenía corazón. Y quien de mayor lo siguiera siendo, no tenía cabeza.
Parafraseando tal observación, puedo afirmar que a quien de joven no le hubiera gustado Aliens, el Regreso, era un pichafloja. Y a quien de mayor le siguiera gustando, no le haría falta la Viagra. De este modo dejaremos a salvo la maltrecha honorabilidad de nuestra crítica favorita, TWG. Y nuestros niveles habituales de testosterona permanecerán intactos.
Darkótica está dando cartas como croupier en un casino. A su mesa de póker están sentados Serpiente Plinsken, Terminator, Riddik, Otto Gross, Scarlett Johannson. Llega el Rector, pidiendo sitio. Todos sabemos quién va a ser quien desplume al Rector. Ya se sabe, la banca gana, jejeje

El Sepulturero Torero dijo...

aquí tenéis un enlace con muchas de las célebres frases que aparecen en esta película, os va a gustar.

http://mundifrases.com/tema/la-princesa-prometida/709

El Sepulturero Torero dijo...

Y en facebook podéis haceros amigos de la Brigada Brutal.

The Wrong Girl dijo...

Hola!
Si, a mi Aliens el Regreso no me gustó, qué sibarita yo, ¿verdad? Sin embargo me encanta Depredador... que hi farem?
A mi es que el malvado príncipe Humperdinck no me gusta en esta película, no me parece guapo; pero en Noche de miedo... MIAU!

El Rector dijo...

Por todos los diablos del averno, TWG, se cumplen mis peores augurios sobre Aliens, eso no es ser sibarita, mi estimada compañera, eso es ser una toca hue..., si, si, sibarita, SIBARITA. (Por lo menos le gusta Depredador...)

Pues siento decirte, que la única diferencia entre el Chris Sarandon de La Princesa Prometida y el de Noche de miedo, es que en la primera, lleva mayas ;)

xavicho dijo...

manden el link para verla jajajaja no sean puercos carajoooooo...... claros e rien ya la han visto ..... ya ayuden cria de cuerviiiiiiiiitos jejeje.... bay Bitches,,,,,, wuat da faqqq

Blanch dijo...

Solo te falta una cosa para hacer que la crítica sea perfecta. Una estrella más!!!!

Soy Iñigo Montoya, tú mataste a mi padre. Prepárate para morir!!!

El Cinéfago dijo...

Hay una locura insana alrededor de esta peli que, en cierta medida, entiendo, y otra cierta medida, no. Porque sí, la banda sonora es perfecta, la fotografía evocadora -no coincido con lo de Aliens, a mí la peli de Cameron me encanta-, los actores están en su salsa, y el guión es magnífico, lo mejor con diferencia de la peli. Pero la realización... Reiner parece no saber dónde situar la cámara, la verdad, y hasta llega a verse la sombra de la misma en los actores. Sólo faltaba que se viera el micrófono. Pero nada, el guión es tan bueno que te olvidas. Es lo que tiene de mágica.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.