sábado, 14 de septiembre de 2013

Crítica: Wither

2013 ha sido el año de uno de los estrenos más controvertidos que recuerde el género fantástico, por supuesto, me estoy refiriendo al del remake de “Posesión Infernal” (Evil Dead, 1981, Sam Raimi), cinta de culto y obra de referencia del mismo. Pese a los millones de gritos puestos en el cielo por tan blasfema realidad, lo cierto es, que dicho remake, dirigido por el Uruguayo Fede Álvarez, calló más de una boca (la mía incluida), con uno de los mejores divertimentos de la temporada pese a tener poco o nada que ver con la cinta original de maese Raimi. Pues bien, ¿quien me iba a decir a mi, incrédulo por naturaleza, que en las profundidades de los fríos bosques nórdicos, unos señores suecos estaban gestando su propia versión? Si hijos si, su título: “Wither”.

También conocida como “Cabin of the Dead” o “Vittra” en su idioma nativo, la cinta dirigida por el dúo Sonny Laguna (quien previamente había gestado el survival rural “Blood Runs Cold”) y un debutante, Tommy Wiklund, abandona el anonimato meses después del estreno de la cinta de Álvarez y abriéndose camino de forma clandestina a través del útero materno de aquella, asoma la cabecita anhelando la vida que una vez se les negó a aquellos que suspiraban por ver morir el amanecer. Ensangrentada y recubierta del dolor gelatinoso de su agonizante madre enferma de popularidad, “Wither” levanta la mirada hacia arriba al tiempo que sus párpados se despegan lentamente para clamar al rojo cielo de un maldito atardecer, que el hijo pródigo que éste, jamás imaginó pudiera existir, muda la piel del folclore para agarrar con fuerza la larga caballera de la zorra de lo mundano, para reclamar su lugar entre los suyos.

Este remake furtivo u oportuna reimaginación del clásico de Raimi, llega con mucho menos, mucho más lejos de lo que lo hiciera el remake hollywoodiense y lo hace desde el asombro de ese espectador que no tiene ni puñetera idea de lo que está a punto de presenciar y se sienta en la mesa de una familia cualquiera de la gélida Suecia, para descubrir en compañía de una diabólica sonrisa cómplice dibujada en su propio rostro, que cabañas endemoniadas, haberlas, hailas en todas partes, por mucho que algunas disfruten de mejor marketing que otras. Y el asombro no es un suspiro, es una inhalación profunda, hasta las mismísimas entrañas de la curiosidad satisfecha cuando comprobamos sobre el terreno que lo que estamos viendo es real, que el de Álvarez no es el único remake de “Posesión Infernal” que se ha engendrado este año.

Pese a ligeras licencias folclóricas de la cultura nórdica, en esencia, la historia de “Wither”, no solo bebe de la de “Posesión Infernal”, sino que la lame, la viola y la devora. Un calco a excepción de una ausencia, importante, pero que lejos de producir el tan temido efecto mariposa, no pasa de anécdota, la del libro de los muertos. A excepción de esto, no ha cambiado nada dentro de la putrefacta cabaña desde aquel glorioso 1981. Un grupo de jóvenes, la susodicha e incluso, una trampilla que lleva a un sótano, en él, lo que todos conocemos menos aquellos incautos que se atreven a adentrarse en sus dominios. Con dicha incursión, la metástasis demoníaca ya no tiene marcha atrás y la sangre que se desprende del origen de la vida, la vagina de la primera chica infectada por la visión de un mal ancestral, da de forma paradójica, el pistoletazo de salida a la inescrutable muerte.

Decía que “Wither”, ahonda mucho más profundo que el remake mainstream, al menos, lo hace en una dirección mucho más cercana a la que tomó Raimi en su día para llegar donde llegó, si bien es cierto, que la cinta Sueca, también prescinde de un elemento característico del clásico al igual que hiciera la película de 2013, el humor negro. Esto va en serio y hay que tomárselo de la misma forma, pese que a en ocasiones, la naturaleza humilde del producto, nos haga nadar contra corriente. Pero la perseverancia es una virtud que rara vez no da sus frutos y aquí vuelve a demostrarse para disipar del horizonte los espejismos de lo que pudo ser y no fue. Lo digo por que los primeros coletazos de la bestia, parecen ser poco certeros, las primeras secuencias de acción son confusas y están resueltas con torpeza, lo que hace que el castillo de naipes construido hasta ese momento a base de una grandiosa atmósfera deudora del cine de antaño, se tambalee por momentos.

Por suerte, cuando la cinta va calentando motores, este prematuro defecto se va corrigiendo a cada secuencia de acción hasta que estas consiguen integrarse de manera natural y orgánica con el delicioso relato que se nos está releyendo. Lo curioso es que no es este precisamente el plato fuerte a degustar, pues donde realmente brilla (dando por supuesta la nula originalidad de la historia), “Wither”, es en el talento de los señores que están detrás de las cámaras, por que lo que tenemos entre manos, es un auténtico ejercicio de estilo y uno de los trabajos más brillantes a nivel técnico y artístico que haya visto servidor desde que el señor Raimi decidiera que con una cámara de video se podía hacer lo que uno quisiera.

Cada plano, cada secuencia de “Wither” es un cuadro a enmarcar que colgar en el lugar más visible de nuestro salón, una perversa sucesión de encuadres imposibles que derrochan tanta imaginación que nos hacen olvidar que lo que estamos viendo, ya lo hemos visto antes. Asimilar tal cantidad de genialidades continuadas, no es empresa fácil, pero bueno, dicen que a lo bueno uno se acostumbra rápido... y en este contexto hablamos también de otro apartado en el que la cinta sueca se desmarca para jugar en otra liga, el de los efectos especiales, muy, y digo MUY, superiores a los del millonario remake, al menos, en lo que a caracterizaciones demoníacas se refiere, el punto más flojo de aquella. De gore, ambas se mueven en parámetros similares.

Cierto es, si nos sacamos por un momento el ensangrentado falo de la boca e intentamos olvidarnos por un instante también de su embriagador sabor, que hay elementos, que evitan que “Wither” se postre inmaculado ante las doradas puertas del Valhalla, como por ejemplo, las interpretaciones del reparto. Flojas en su mayoría, condicionadas sin duda por el frío carácter nórdico, de eso no tengo duda, lo cual hace que en ocasiones, las situaciones carezcan de la fuerza que debieran o que otras, se muestren poco verosímiles. De todas formas, romperé dos lanzas a favor de éstas, la primera que como el buen vino, las interpretaciones van mejorando con el tiempo y al final, incluso el prota consigue calzarse los calzones del mítico trabajador de supermercado sin cagarlos demasiado y la segunda, que en un producto como este, en una serie B tan de cajón como la que nos ocupa, el impacto de unas interpretaciones mediocres, no puede ni debe ser el mismo del que tendría en otro tipo de producto. Para entender eso, solo hay que echarle un revisionado rápido a la película de Raimi.

La excesiva lentitud en algunos pasajes de su primer acto, también podrían llevarse a juicio, aunque es algo que todo el mundo debería tener claro de antemano antes de ponerse a visionar cualquier cinta llegada desde las frías tierras del norte. Detalles, anécdotas, que no pueden empañar la que a mi juicio es, no solo una de las propuestas más estimulantes de éste año, sino también, el mejor acercamiento que se haya hecho nunca no solo a la película original de Sam Raimi, sino a su espíritu, a todo lo que ésta representa, a una forma de entender el cine y la serie B. Desde ya, para servidor, una pequeña obra de culto.

La secuencia: Lo que la trampilla esconde en las postrerías del filme, no puede catalogarse de otra cosa que de TERRORÍFICO.

Lo mejor: Visualmente desgarradora y la indescriptible fuerza de las imágenes gracias a una dirección sencillamente, magistral. La atmósfera y la sobrecogedora banda sonora. Por no hablar de la agradable sensación de incredulidad que produce el hecho de que algo tan poco original como esto, pueda llegar a tener una personalidad tan marcada.

Lo peor: Algunas secuencias de acción resueltas de forma tosca y el nivel general de las interpretaciones.
 
 

19 comentarios:

Living at 33rpm dijo...

Acabo de ver Kick Ass 2 y estaba buscando una peli para continuar el sábado por la tarde, y me has convencido! Cuando termine de verla me pasaré otra vez por aquí a contaros que me ha parecido!

Saludos!

El Rector dijo...

Living at 33rpm, pues ansioso espero tu opinión, a ver que tal, porque a mi me ha flipado de lo lindo.

Saludos.

Claudia Erika Cuadrado dijo...

Pinta bien! Gracias por la reseña, la buscaré pronto.

Saludos.

Santiagore666 dijo...

Tiene una pinta genial, a verla entonces! Un pequeño detalle, Fede Alvarez es uruguayo, no colombiano. Saludos!

El Rector dijo...

Claudia, gracias a ti por leernos. Eso si, espero tu opinión en cuanto la veas.

Santiago666, a verla sin falta y gracias por el apunte, se me pasó el detalle. Corregido.

Saludos.

Max Cady dijo...

Me has dejado flipando con este remake sueco de Evil Dead y sobre todo con ganas de hincarle el diente. A ver si cae pronto.

Saludos!!!!!!!

P.D. Soy de los que salieron bastante contentos con el remake de la obra de Raimi (como sabes).

El Rector dijo...

Max, a mi el remake también me gustó, pero esta sueca tiene una personalidad, que no tenía aquella y se acerca mucho más al tipo de cine que a mi me gusta.

Dale prioridad en tu lista de pendientes y me cuentas que tal.

Saludos.

Missterror dijo...

Sorpresa para una serie B, eso es innegable, muy por encima de lo visto en esta clase de cine en este año, aunque para mi tiene algún pero (y de los que pesan) más que para ti. Uno de ellos es la falta de tensión en una parte intermedia repetitiva y algo cansina, y el otro esos actores de quinta que, no te engañes, no es que sean fríos como su tierra, es que son malos e incapaces de generar ningún tipo de empatía, odio, temor o cualquier otro tipo de sensación en el espectador.
A pesar de todo esto, mi nivel de agrado con esta película es alto, pues yo no soy fan de "Evil dead" y "Whiter" me gustó bastante, lo que en mi caso dice mucho de la película, y es que los efectos son tan buenos, que tapan muchas de las carencias.
El final, a verdad a mi me aterrorizó bastante, y cierto es que yo soy muy impresionable, pero es que realmente está muy logrado.

La banda sonora, desde mi punto de vista, despista mas que acierta, y hubiera sido un elemento clave para generar la tensión que "Whiter" pide a gritos...

Por otra parte, majestuosa tu crítica y tu reacción al terminar de ver la película, he de decir :)

saludos

El Rector dijo...

Missterror, si tu que no eres precisamente fan de "Evil Dead", le has sabido encontrar algunas cosas positivas a una película como "Wither" (en las antípodas del tipo de cine que tu más disfrutas), como dices, habla muy bien de la misma.

Todos los peros que le sacas, los puedo comprender y no puedo negar que están ahí (a excepción de la banda sonora que como ya comenté, me parece genial), pero para mi, en este caso concreto, son meras anécdotas.

Me quedo pues con que hayas podido disfrutarla a tu manera y en medida de lo posible, que no es moco de pavo.

Saludos.

PD: La reacción al terminar...jeje, pocas películas consiguen impactarme a día de hoy, ésta es sin duda una de ellas, solo me faltó levantarme y aplaudir ;)

Saludos.

thewronggirl dijo...

Con esta crítica, me han entrado unas ganas locas de verla. Me chifla el cine sueco, de eso puedes estar seguro. Y no, no hablo sólo de Let the right one in.
Además, veo que el prota tiene carusa!

El Rector dijo...

TWG, pues me alegro, no era otro mi objetivo que ese. Si gustas del cine Sueco (o escandinavo en general), de seguro te será más fácil de digerir este pequeña joya de la serie B.

¿Carusa???

Saludos.

thewronggirl dijo...

Que es guapete xD

Anónimo dijo...

Buff, pues a mi me a decepcionado muchísimo. Quizá con tu crítica, querido Rector, le había puesto muchas expectativas y al final no me ha gustado demasiado! Es que tiene uno de esos defectos que para mi tienen muchísimas pelis del género, y es la incoherencia de las reacciones de los personajes que junto con lo torpemente que estaban rodadas las escenas de tensión (lentísimas y sin nervio)y más de una mala interpretación de los actores, me hacen sólo destacar la fotografía, maquillaje, el buen gore y los fx. Pero lo que decía, que me ha pesado mas su parte negativa que la positiva!...Otra vez será (y es que es muy poco habitual dar con joyas como 'The Pact' o 'The loved ones!).

El Rector dijo...

Anónimo, tienes razón, tanto en las cosas positivas como en las negativas, pero en mi caso, han pesado mucho más las primeras, pues en una serie B como ésta (más incluso que en ninguna otra por tratarse de lo que se trata), la incoherencia y las malas interpretaciones, se pueden perdonar.

Yo es que he gozado tanto, tantísimo, a nivel visual, que lo demás apenas me ha molestado y ojo, aceptando que está todo ahí.

Sobre las escenas de "acción", es cierto que el principio son lentas y toscas, pero mejoran en adelante. El tramo final, me perece frenético.

Fíjate que curioso que a mi, ni The Pact ni The Loves Ones, me dijeron gran cosa.

Siento tu decepción, a ver si coincidimos más la próxima vez... querido Anónimo :)

Saludos.

Miguel Ángel Awasefo dijo...

Me encanta esta página web y todas sus críticas! Es la página que más visito para encontrar películas de terror para ver, pero a veces, (como me ocurre con esta película) no encuentro donde descargarla.Agradecería muchísimo algún mensaje privado o algo por estilo de alguno que sepáis donde encontrar toda esta clase de películas para ver. Por ejemplo, llevo cerca de dos semanas buscando la película "Thanatomorphose" y no hay manera. Esta también me gustaría verla y tampoco la encuentro , bueno solo eso, y muchas gracias y por favor, seguid así que estoy descubriendo muchísimas películas gracias a vosotros!

El Rector dijo...

Miguel Ángel, muchas gracias por tus palabras, me alegra mucho que disfrutes con el blog.

Las películas se sacan de aquí y de allá. Escríbenos un email al correo del blog y miramos por ejemplo, lo de Wither.

Saludos.

El Rector dijo...

Pues los que hayan disfrutado de esta pequeña maravilla están de enhorabuena, porque la película, en una de esas inesperadas jugarretas del destino y contra todo pronóstico, ha sido editada en DVD en territorio español. Rebautizada, curiosamente, como Posesión Infernal :)

Saludos.

Anónimo dijo...

Es penoso que una película que no deja de ser un remake , y que a mi parecer aburrida y sin nervio (la he intentado acabar dos veces y no he podido) se edite en este país y obras del calibre de marthirs, frontera , en el interior o a serbian story no existan en este país de pandereta.

El Rector dijo...

Anónimo, yo por una vez y sin que sirva de precedente, felicitar a los señores que se han atrevido a editar una joyita escandinava como Wither, cuando lo fácil, sería hacer lo propio con títulos tan populares y vendibles como los que comentas.

El criterio a la hora de hacer dichas elecciones, pues lo entiendo tan poco como tu.

Saludos.

Publicar un comentario en la entrada

Comparte tu opinión con nosotros y si te da problemas el formulario, insístele un poco, suele ser bastante cabronazo cuando quiere (y quiere muchas veces, por ello, ten la precaución de copiar tu comentario antes de publicar, por si las moscas y vuelve a repetir la operación).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...