lunes, 14 de octubre de 2013

Crítica: Birth Of The Living Dead

No hay duda de que el subgénero zombie despierta cada vez más interés a pesar de que la película que sentó las bases del cine de zombies, la opera prima de George A. Romero, data del año 1968. “The Walking Dead”, esa exitosa adaptación a la televisión del popular cómic sobre no-muertos, es un ejemplo de continuidad del subgénero y forma parte de la mitología creada por “La noche de los muertos vivientes”.

El documental “Birth of the living dead”, dirigido por el debutante Rob Kuhns, no solo muestra en menos de ochenta minutos la aventura de Romero para sacar adelante su largometraje independiente, sino que también explica el contexto social e histórico que da sentido al mensaje de esta cinta de culto.

Romero era un joven desertor de la universidad de Pittsburgh que en 1968 decidió realizar una película por su cuenta después de encontrar la inspiración de la novela “Soy Leyenda”. Se rodó sobre la marcha y con un presupuesto ridículo. Romero consiguió reunir algo de dinero y un estupendo grupo de actores y voluntarios con fe en el proyecto. Entre los zombies que aparecen en la película había desde gentes de la localidad hasta los propios inversores. Es irónico como alrededor de la producción se creo una camaradería, una comunidad apasionada con participar en la película, cuando dicha película retrata precisamente que los seres humanos, especialmente la clase obrera, son incapaces de colaborar entre sí ante una amenaza abrumadora. Los zombies sólo son una cortina de humo, el verdadero conflicto está entre los mismos vivos.

Una vez acabado el rodaje, el film se pudo proyectar para el público no sin antes ser acribillado por la prensa oficial, principalmente porque rompió tantos tabúes (un héroe afroamericano, los niños asesinados, las crudas escenas de canibalismo...). Parece que “La noche de los muertos vivientes” era inevitable. Cuando se hizo la película, la sociedad norteamericana vivía los disturbios raciales, las manifestaciones por los derechos civiles, la contracultura protestante por la guerra de Vietnam, la represión del Gobierno y la desconfianza general de los jóvenes del modelo de sociedad en el que habían crecido sus padres. “La noche de los muertos vivientes” pilló por sorpresa a muchos que presenciaron una película de terror con una inclinación intelectual.

El documental examina en profundidad la película y se vale para ello de entrevistas a críticos, escritores, académicos y cineastas (incluyendo Hurd, productora de “The Walking Dead”). Dichas entrevistas para el documental se llevaron a cabo entre los años 2006 y 2011. Para darle un tono entretenido hay algunas secuencias ilustradas, animación ingeniosa dibujada por Gary Pullin. Además, la entrevista a Romero, el plato fuerte del documental, está acompañada de un extenso material de archivo e imágenes como por ejemplo los eventos del día de la proyección. Kuhns logra profundizar y realmente examinar históricamente la influencia política, social y cinematográfica de la película y las implicaciones que ha tenido en la sociedad moderna y el cine, así como su continua influencia ya no sólo en la cultura estadounidense, sino en el mundo entero.

Sin embargo, “Birth of the living dead” se centra únicamente en la historia de la producción y la recepción que tuvo “La noche de los muertos vivientes”, así como la cultura que surge de ella sin hacer referencia a las secuelas, remakes o demás películas de zombies (incluidas las parodias) surgidas de la influencia del largomentraje de Romero. Al centrarse el director Rob Khuns sólo en esta película queda mucho por explorar en lo que respecta al universo zombie. Este documental puede ser el comienzo de sucedáneos.

La proyección del documental se ha realizado íntegramente en versión original sin subtítulos. Tampoco ha sido presentada por el director de Brigadoon o por algún responsable de la sección. La sala estaba medio llena y es una pena porque el documental merece toda nuestra atención. Más aún el día en el que se ha proyectado: un sábado a las 11 horas, como antesala de la Zombie Walk.

Muchos sitgetanos libran y podrían haberse acercado a l'Escorxador a disfrutarla porque como bien sabéis la sección es de libre acceso. Pero lo que ha tirado para atrás no ha sido la proyección en versión original. Los que estábamos en la entrada esperando eramos los mismos que hemos llenado las butacas de la sala. La master class gratuita de Terry Gilliam ofrecida a la misma hora en la sala Tramuntana y la sesión de maquillaje de la Zombie Walk han jugado en contra del estreno de “Birth of the Living Dead”.

LO MEJOR: El material de archivo. Las entrevistas a George A. Romero, Larry Fessenden, Mark Harris, Gale Anne Hurd, Elvis Mitchell, Sam Pollard, Chiz Schultz y Jason Zinoman.
 

3 comentarios:

El Rector dijo...

Madre mía que ganazas de que caiga esto en mis manos, se me pone la piel de gallina y todo solo de pensarlo, que uno a crecido con el cine de este señor. El padre de los muertos vivientes, único e inigualable por más que le pese a algunos.

Saludos.

Missterror dijo...

El tema es que yo creo que hay que ser muy fan de este señor para ver este documental.
Ciertamente yo creí que tendría más afluencia de público, teniendo en cuenta que además, la entrada era gratuita, pero como comentas, había muchos factores en contra, la falta de subtítulos creo que es la principal

saludos

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.