jueves, 31 de octubre de 2013

Crítica: Halloween Resurrection

Decepcionante no era precisamente lo que debía ser la octava película de la serie Halloween porque al frente está Rick Rosenthal, el realizador de “Halloween 2”, la que es la mejor secuela de la franquicia. Pero a veces uno se encuentra que un buen director está involucrado en un proyecto fallido o desastroso en este caso.

“Halloween: Resurrection” se estrenó el año 2002 para dar respuesta a la buena acogida en taquilla que tuvo su antecesora “Halloween: H20. Veinte años después” (Steve Miner, 1998). Parecía que la serie volvía a revitalizarse para darnos varias continuaciones al estilo de “Scream”. Sin embargo, eso no ha sido así debido a un historia sin interés e inconexa con la anterior entrega. Si “H20” cerraba la saga con la muerte de Michael Myers a mano de su hermana, ahora resulta que en esta entrega nos explican que no era Myers y debido a ese error encerraron a Strode en un manicomio. Una explicación cogida por los pelos que no termina de convencer. Los responsables de tal idea son los guionistas Larry Brand y Sean Hood.

La historia, cuatro años después de “H20” pasa de la hermana de Myers en el psiquiátrico a un grupo de adolescentes que gana un concurso para pasar una noche en la casa donde nació el psicópata en lo que es un reality por internet en directo llamado Dangertainment. La casa está llena de cámaras y los concursantes también disponen de una mini cámara en el casco. Pero el juego se convierte en una lucha para conseguir salir con vida de la casa, porque la frase del film ya lo dice: “El terror vuelve a casa”. Myers aparece y comienzan las muertes. En una de ellas observamos un homenaje a “El fotógrafo del pánico”, cuando el asesino mata a un técnico con un trípode mientras graba su muerte.

La película provocó el rechazo de gran parte de los fanáticos de la saga sin mencionar que de no seguir solo un par de patrones de la historia original esta nueva secuela se hubiera catalogado como un simple horror-teen más. El fracaso en taquilla era una muerte anunciada y Rosenthal pasó de ser el mejor director de la serie después de Carpenter al realizador que devolvió a Myers de nuevo al olvido hasta la llegada de Rob Zombie.
 
La película está llena de homenajes al resto de films de la saga y de curiosidades. Igual que en la anterior secuela, los asesinatos de Myers de la cuarta, quinta y sexta parte son olvidados, eso lo comprobamos cuando un residente del sanatorio únicamente enumera sus víctimas correspondientes a la primera y la segunda parte y a “H20”. Parte de la película se rodó en Salt Lake City (Utah), el mismo lugar donde se filmaron escenas de "Halloween 4", "Halloween 5" y "Halloween 6". En la habitación de Laurie en el hospital, se puede ver un cuadro encima de la cama de John Tate (Josh Hartnett), su hijo en la anterior secuela. La muñeca donde Laurie (Jamie Lee Curtis) pone sus pastillas, es la misma que estaba colocada en su cama en la película "Halloween". El director de este film, Rosenthal, quien también dirigió "Halloween II", hace un cameo como profesor Mixter. En la habitación de la hermana mayor de Michael Myers se puede ver que está rota la ventana. Esta fue rota en la primera parte de "Halloween". La escena en donde muere Rudy (Sean Patrick Thomas) sujeto a la puerta con cuchillos, es una referencia a la muerte de Bob (John Michael Graham) en "Halloween".

“Halloween: Resurrection” también representa la oportunidad de exponer el legado de Michael Myers hacia el nuevo milenio. El serial killer se despierta en un mundo diferente en donde su figura se ha convertido en tema de chats por internet, videos caseros y reality-shows.

LO MEJOR: La breve aparición de Curtis al inicio del film.

LO PEOR: El film no se toma en serio a sí mismo. Esto lo vemos en el combate de artes marciales de uno de los personajes contra Myers.

 

3 comentarios:

May Dove dijo...

Es una película bastante ridícula, yo también opino que es muy innecesaria. Además que tampoco se explica porqué va a la casa a matar a estos muchachos, cuando en el resto de cintas hoy está aquí y mañana en Mississipi.
Bueno, que así es la vida... que tienen sacar tajada como pueden y no saben como y no les queda otra que ir haciendo secuelas mierder

Romasanta Macias dijo...

Es lo malo de la franquicias o sagas, que se busca exprimir demasiado las claves del éxito. Supongo que aquí volvieron a reclutar a Rosenthal por dirigir Halloween II (1981) y ya que Steve Miner lo había hecho bien y con éxito querían aprovechar tal filón pero bueno los número salieron correctos (porque es a lo que al final se detienen los productores y los ejecutivos) y la saga continuó, llegando a las manos del interesante y estimulante ROB ZOMBIE.

May Dove dijo...

Pues me parece fatal!

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.