lunes, 28 de septiembre de 2015

Destructor: Cine Post-Apocalíptico y Mítico

Durante mi infancia (nací a mediados de los años 70 y crecí en los maravillosos 80) hubo un buen puñado de películas míticas que me impactaron mucho al verlas. Pelis que han pasado al recuerdo legendario de mi memoria. Films de culto como Aquella Casa Al Lado Del Cementerio, 1997 Rescate en Nueva York, Phenomena o XTRO. Afortunadamente todas esas pelis las pude luego rescatar de adulto y revivir lo que sentí al verlas por primera vez. Siguen siendo las pelis más míticas de mi vida.
Pero de todas esas películas legendarias había una que no lograba localizar, que jamás pude revisar desde hacía más de 20 años. Hablo de Destructor (1981), un film ultra-mítico que me impactó brutalmente de niño y que alquilé más de una vez porque solía hacerlo con todas las pelis que me hacían gozar como un cerdo en un charco (pelis como Re-Animator o Rocky III y IV que alquilé mil y un veces!!!) 

Destructor (cuyo título original era Warlords Of The 21st Century, es decir “Los Señores de la Guerra del siglo 21”, aunque también se la conocía por el título de Battletruck) es una deliciosa serie B financiada por la New World Pictures de Roger Corman y rodada íntegramente en Nueva Zelanda. El film sigue la moda de las pelis de temática post-apocalíptica derivada de la saga Mad Max (un año antes la New World Pictures habia rodado La Galaxia del Terror, mítica serie B hecha al calor del éxito de Alien, El Octavo Pasajero) y lo que nos ofrece es la típica aventura del Héroe contra la banda de malos malísimos (paradigma del cine ochentero de videoclub puro y duro). 

Pero lo curioso del film es que todo el atractivo del asunto reside en el supercamión blindado y armado hasta los dientes que posee Straker (el jefe de los malos) y sus secuaces. Un camión de diseño acojonante (eso sí que es saber tunear…y no las mariconadas de la saga Fast & Furious) capaz de arrasar cuanto se le ponga por delante. De hecho el film tiene un inicio de lo más impactante: Un plano largo donde vemos humo negro sobre el paisaje y de repente aparece el supercamión en un primer plano que te acojona. Para luego ver como el pedazo de camión pasa por encima de una gasolinera destruyéndola sin problemas. Ahora quizá entendáis porque titularon Destructor a este film aquí…jeje. Era lo más parecido a Rambo pero con ruedas y chupando gasofa que era un gusto. 

Pero bueno, la historia es típica: Straker y su panda de malos malosos deambulan con su super-camión en busca de gasolina, el recurso más preciado en un mundo arrasado por las “Guerras de la Gasolina” donde hemos vuelto a la edad de piedra y a la anarquía absoluta. En esto que hay una pobre chica que quiere escapar de los malos y mientras la persiguen aparece el héroe con una super-moto (al estilo El Halcón Callejero, la no menos mítica serie televisiva de los 80’s) y rescata a la chica. Y se la lleva a su granja. Alli vemos como el machote consigue combustible para su moto a base de excrementos de gallina (¡). Finalmente lleva a la chica a un campamento con otros colonos del lugar. Y se marcha…pero evidentemente los malos malosos no tardarán mucho en aparecer en el campamento y arrasarlo todo, así el supermacho justiciero se verá obligado a matar a todo bicho viviente (con sus propias manos si se puede, que es mejor) como si fuera su destino por tenerlos cuadrados… 

Como veis nada que no hayamos visto mil veces pero con el suculento ingrediente del super-camión (Si, de niño para mi este camión era tan mítico como la furgoneta de El Equipo A o el supercoche parlanchín de El Coche Fantastico) que es lo que hace del film algo único y especial. 

A diferencia de las series B y Z italianas que explotaban el tema post-apocalíptico, Destructor cuenta con un guión decente, unos actores de calidad y hasta unos FX bastante apañados. Además esos planos recurrentes de helicóptero le dan hasta un estilo personal al film. 

El resto os lo podéis imaginar: muchos tiros, explosiones y vehículos arrasando con todo a su paso.

La peli estaba dirigida por Harley Cokeliss (a.k.a. Harley Cockliss) director americano que luego haría films como Black Moon Rising de 1986 (conocida aquí como La Luna Negra apadrinada por todo un John Carpenter y protagonizada esta vez por un supercoche, además de por la morbosa de Linda Hamilton). Pero lo más interesante está en el reparto: el protagonista y héroe del film es nada más y nada menos que Michael Beck, todo un mito aunque solo sea por haber protagonizado The Warriors (el mítico film sobre pandilleros callejeros de Walter Hill), la delirante y megahortera Xanadú (1980) o salir en la no menos delirante Megaforce de 1982. Otro de los protagonistas es el legendario John Ratzenberger (el que hacía del cartero Cliff en la serie Cheers) aquí sin su mítico bigote. 

En el apartado de curiosidades del film decir que entre los técnicos de sonido estaba el hoy reconocido Lee Tamahori, actual director de cine (nacido en Nueva Zelanda, donde se rodó Destructor) cuyos films más famosos son La Brigada del Sombrero, Muere Otro Día (si, la de James Bond) o la secuela de xXx, por no hablar de esa joyita de la sci-fi titulada Next (2007) que aunque protagonizada por el infumable Nicolas Cage no deja por ello de ser un pequeño objeto de culto, demasiado olvidado por las masas cinéfilas entretenidas en babear con las idiotizantes pelis de Los Vengadores

En resumen, un film (al menos para mí) mitiquísimo que quizá a los chavales de ahora no les diga nada (no hay infografía ni chorradillas digitales y tampoco aparece Jennifer Lawrence meneando el culo ni hay cameo del cansino-a-ver-cuando-estiras-la-pata-de-una-vez de Stan Lee) pero que a los que alquilábamos pelis en los 80’s nos parecen legendarias piezas de coleccionista. Ahora por fin he podido localizar y revisar este film y la experiencia ha sido deliciosa. 

¡Es por estas cosas que uno ama el cine!


11 comentarios:

El Rector dijo...

Madre del amor hermoso con la de películas futuristas que me he llegado a tragar yo de adolescente/joven... por desgracia, la memoria no es una de mis virtudes y creo que sería incapaz de recordar un solo título... eso si, de la portadas me acuerdo de todas y esta "Battletruck" no es una excepción. Recuerdo también las secuencias con el camión, pero no mucho más... habrá que buscar tiempo para pegarle un buen revisionado.

Cabrero, no puedo más que aplaudir esos títulos míticos que mencionas. Quizás y en mi caso, la que no catalogaría como mítica sería "Phenomena", (muy a pesar de mi estimada Jennifer Connelly) la cual nunca llegó a hacerme especial tilín.

Si discreparía en lo que refiere a "Next", que me pareció un bodrio espectacular (uno más del amigo Cage)... aunque no me hagas mucho caso, que yo estoy completamente idiotizado por "Los Vengadores" ;)

Y por supuesto, bienvenido a Nido de Cuervos, es un placer tenerte por aquí y estoy seguro que nos vas a hacer re-descubrir un montón de material de antaño.

Saludos.

El Cabrero dijo...

Gracias, Rector, a mí me hace mucha ilusión estar por aquí. Y bueno, qué mejor que empezar con una peliculilla de culto de videoclub ochentero. En cuanto a Phenomena decir que la vi por primera vez a mediados de los 80's en un cine de verano de mi barrio (tendría yo 10 u 11 años) y que me cagué las patas abajo (sobre todo esa escena del niño contra la pared que se da la vuelta...) y desde entonces el film o el poster del film son míticos para mí (¿Quién podría olvidar ese principio con la ventana rompiéndose y degollando a una pobre incauta?). En fin, Next la pondría en esa rara trilogia de pelis que conforma junto a Deja Vu (con Denzel Washington) y Paycheck. Pelis vapuleadas por crítica y parte del público pero que a mí me hiciron gozar. Además Next cuenta con la pelirrojaza de Juliane Moore y encima con Jessica Biel cuando todavía era guapa sin bisturí...Pero bueno, yo también he visto las pelis de Los Vengadores, aunque por razones puramente enfermizas (la Johansson en uniforme y esas cosas), si me hablas de cómics yo soy muy clásico: ese mundo empieza y acaba con los tebeos ochenteros de Spiderman. Los que compraba en un kiosko entrañable de mi infancia. Entonces yo no sabía quien era Stan Lee ni si estaba podrido de dinero...

Missterror dijo...

Lo primero de todo Cabrero, es darte la bienvenida al Nido.
Lo segundo felicitarte por este artículo-crítica y por tu memoria, porque yo de "Destructor" no me acuerdo nada de nada de nada...y cierto que nací a finales de los 70, y el estreno de la peli me pilló aún en la infancia, pero estoy intentando acordarme de algún momento en mi vida en que la haya podido ver en videoclubs vhs, y no me suena!!! Espero que me perdonen todos los aficionados a la ciencia ficción de los 80 , porque segura que estoy a puntito de que me hagáis la cruz :)

Saludos

El Cabrero dijo...

Jejeje...no pasa nada Missterror, no creo que ya haya tanto talibán como había antes con estos asuntos. Yo vi Destructor gracias a los videoclubs de barrio de la época (viví intensamente esos 80's con la llegada del VHS (y Beta), los primeros reproductores de video (que valián una pasta!) grandes como armarios y esos videoclubs que salieron como hongos por todos lados (muchos de ellos regentados por mujeres empresarias, que pasaron de tener una tienda de ropa a un videoclub!). De hecho mi primer vídeoreproductor era un Mitsubishi cuyo mando a distancia funcionaba con un largo cable enchufado al vídeo (!!!). Madre mía, éramos el jurásico del vídeo. En fin, gracias por el recibimiento. Y bueno, creo que a día de hoy tampoco habrá muchos que se acuerden de Xtro (1982) otra peli mítica para mí que me traumatizó de lo lindo...

Eduardo Cardenas Ruiz dijo...

Genial que reseñes esta pelicula Cabrero, yo tuve la suerte de ver esta joyita por allá por el 93, a principios de aquella década siendo un infante devore montones de filmes "post - apocalípticos", (ademas de "giallos", acción clase B e incluso algo de "exploitation" y "gore" setentero), ya que me tenia la suerte de vivir a dos cuadras de un vídeo club cargado de estas delicias cinematográficas, los mismos dueños me llegaron a prestar algunas cintas y entre ellas llego a mis manos "Battletruck"...simplemente alucine...en fin gran reseña amigo.

Missterror dijo...

Como no me voy a acordar de "Xtro"??? yo también quedé profundamente traumatizada por ella, te lo aseguro.
Miedo me da, eso sí, volver a verla...

El Cabrero dijo...

Gracias, Eduardo. También viví a fondo los videoclubs en los 90's (con la explosión de Manga Films, el gore noventero, las pelis que no habían llegado en los 80's) recuerdo que se editó un VHS de gore americano titulado Darkness (nada que ver con el film de Balagueró) que al final de la cinta incluía el Making Of del film y tomoas falsas y eliminadas...era como un anticipo de lo que vendría luego con el formato DVD.

Hey Alicia, a mí Xtro ya no me dio tanto miedo al revisarla de mayor aunque sigue teniendo un ambiente enfermizo y psicotrónico brutal. El poster de la película se exhibía en el escaparate del videoclub donde la descubrí y era impactante. LUego llegué a ver la primera secuela que ya no tenía nada que ver y la segunda secuela no tengo ya ni idea de si la visioné o la dejé por imposible...jeje

El Rector dijo...

Cabrero, "Darkness", si es aquella donde un grupo de jóvenes iban, creo recordar, a un concierto de Iron Maiden, fue una de las primeras películas gore (como tal), que me eché a las espaldas. El tema es que siempre creí que era europea. Sueca o Alemana... la portada con el chaval en carne viva es mítica... la película no tanto, pues si no era amateur, poco le faltaba.

Saludos.

El Cabrero dijo...

Sí, es esa, era una peli de vampiros en realidad...jeje. Mucho antes de Crepúsculo...Y era más americana que el McDonalds!

Anónimo dijo...

El Cabrero firma esto? Nunca han seguido su Nick? No les inquietó o asustó lo que encontraron?

El Rector dijo...

Anónimo, desde luego, este artículo sobre "Destructor", película mítica de los ochenta, es de lo más inquietante...

Saludos.

Publicar un comentario en la entrada

Comparte tu opinión con nosotros y si te da problemas el formulario, insístele un poco, suele ser bastante cabronazo cuando quiere (y quiere muchas veces, por ello, ten la precaución de copiar tu comentario antes de publicar, por si las moscas y vuelve a repetir la operación).