sábado, 31 de octubre de 2015

Crítica: Cuentos de Halloween

En los últimos tiempos estamos asistiendo a un auténtico auge y resurgir de las antologías en esto a lo que el terror se refiere, y cercana como está la fiesta pagana más popular, la película le viene que ni pintada. Con diez historias bien enlazadas y que abarcan gran parte de los terrores infantiles de aquellos que desgranan calabazas y se disfrazan en esa señalada noche, Tales of Halloween se queda quizás un pelín infantil y allá donde podía haber metido un buen par de sustos, pues pasa por encima sin pringarse demasiado retratando a esos extraterrestres, fantasmas, súcubos infernales, asesinos psicópatas y demás amiguetes que asolan un barrio residencial americano, provocando más la sonrisa que el miedo, que en el fondo es lo que más nos gusta, pero bueno...

Loable es que si bien ninguna de las diez se conviertan en un clásico a revisionar cada año, ninguna de ellas sobra o molesta, como suele ocurrir en estas “selecciones”, y el todo resulta más que satisfactorio y entretenido, una de las más divertidas y hasta descacharrantes antologías hasta la fecha.

Como viene siendo ya costumbre, cada uno de los segmentos o historias tienen su propio equipos de desarrollo y director, entre los que encontramos algunos de los más granados en el género, desde Lucky McKee, que nos sorprendió con su deliciosa May antes de introducirnos en el terror caníbal y la tortura de The Woman, hasta Darren Lynn Bousman (Saw), pasando por consagradísimos como Neil Marshall y otros no tanto, Axelle Carolyn, Adam Gierasch, Andrew Kasch, Mike Mendez, Dave Parker, Ryan Schifrin, John Skipp, Paul Solet y Clint Sears y poniendo toda la carne (la femenina en especial) en el asador, con unas chispas de gore resultón y litros de melaza sanguinolienta.

Y si bien es cierto que el subgénero antológico vive un esplendor comercial considerable, la peli, que se defiende muy decente y dignamente en esa mezcla de tonos que van del suspense al gore cargado siempre de humor y mala leche, no está desgraciadamente a la altura de otras tantas como V/H/S o The ABCs of Death, que en mi opinión son absolutamente recomendables, quedando Tales of Halloween como mero entretenimiento a degustar y olvidar con buen sabor de boca.

De la mano de Mike Mendez el mayor error es no tomarse en serio en sí misma, con lo que difícilmente el respetable lo hará. Ya mis admiradísimas entregas de CREEPSHOW (palabras mayores) jugueteaban con el sentido macabro del humor siniestro, pero tomándose en serio lo que se contaba, una historia de terror puro tras otra. Y es que es una auténtica virtud el saber otorgar de un tono medio perfecto que roce el terror y el humor sin diluirse en el resultado, y aquí desgraciadamente no se consigue.

Por lo demás, todos los episodios tienen su puntito, se dejan ver y se disfrutan, lo cual, a día de hoy, ya es un logro en sí mismo, alentado por los sucesivos cameos de caras famosas y famosillas que son verdaderos iconos del género como Adrienne Barbeau, auténtica maestra de ceremonias radiofónica, en un clarísimo homenaje al personaje de “La niebla”, Joe Dante, Lin Shaye, Barbara Crampton o Stuart Gordon, y a pesar de que hay momentos de humor chusco y sarcasmo e ironía forzadas, el simpático homenaje a la fecha y al cine de terror que al calor y el folclore de la misma ha ido surgiendo no llega a fascinar pero desde luego que supone un divertimento no culpable que es de agradecer, con una sucesión casi contínua de gags y bromas visuales que arrancaron carcajadas y aplausos en el festival.

A nivel de interpretación, pues eso, ni fú ni fa, pero precisamente porque los personajes no requieren el más mínimo desarrollo.

El diseño de criaturas y decorados sí merece ser destacado, con un deja vú a comic ochentero del todo fascinante, muy en la línea de esa delicia que resultó Creepshow, en especial en algunos de los segmentos, y en general, pese a no haber nada nuevo en esta Tales of Halloween, al estar bien contado, de manera fresca y jocosa, no se hace repetitiva para nada.

Banda sonora del montón (exceptuando el tema principal), fotografía de ídem y títulos de crédito de lo mejorcito, (aparecen por completo al inicio de la película acompañados por el tema musical principal compuesto nada menos que por Lalo Schifrin, que retorna de su retiro). Nada se echa en falta porque es una peli coherente y justa que ofrece precisamente lo que promete desde su enfoque desvergonzado y simplón.

Sí que hay algunos cortos que destacan, mucho, sobre otros.

La calidad tiene mucho que ver, pero sobre todo por la historia que cuentan mis preferidos son “El rescate de Rusy Rex”, “Bad seed” (de Neil Marshall, y el homenaje más claro de toda la cinta), “Sweet Tooth”, de un viejuno Dave Parker, el marcianito de Mike Méndez y “Ding Dong”.

Y el mejor dirigido, en mi opinión, efectista y rozando lo brillante, el de Darren Lynn Bousmann. Pero realmente uno de los aciertos, si no el mayor, de la peli, es que los episodios están perfectamente encajados, de forma muy inteligente, consciente de que unos segmentos funcionan mejor e insertándolos con otros menos resultones que no aburren ni un segundo y hacen que nuestra atención no decaiga ni un instante. Así, en lugar de ofrecer una recopilación simple de cortos con un nexo en común, la película ofrece una mirada en plan 13 Rue del Percebe a lo que está sucediendo la noche de Halloween a pocos metros unos de otros.

Servidor se queda, personalmente, con esa OBRA MAESTRA que supuso “Trick ´r Treat”, con su descenso mucho más atinado al terror y en especial en ese autobús infantil hundido en el fondo de un barranco. Pero Tales of Halloween se convierte en una acertadísima elección para ver en la noche de brujas con una manta y un tazón de chocolate sin el más mínimo atisbo de horror pero con carcajadas aseguradas, como delicia sin pretensiones que es.

Y es que el hecho de tener apenas diez minutos para contarnos una historia hace (en ocasiones, porque hemos presenciado disparates como el de Vigalondo en VHS 3)que los directores afilen su creatividad y saquen las garras para mantener la atención, entretener y cautivar al público que asiste al festival, y en este caso vaya si lo han hecho.

Ahora bien, ¿es una peli que envejecerá bien con el paso del tiempo?. Como peli fast food, devorable y olvidable no se me antoja muy repetible, ya que no es lo suficientemente innovadora como para pedir un segundo visionado.

Todo es más que correcto, simpático y divertido, con una atmósfera absolutamente conseguida, pero no, no creo que sea una peli a ver cada 31 de octubre. Para eso, servidor ya tiene a John Carpenter y a Michael Dougherty.

Lo mejor: Diversión a raudales. Fresca y nada aburrida.

Lo peor: Su propio espíritu Grindhouse de un solo visionado.


6 comentarios:

Missterror dijo...

Reconozco que esto de las antologías es complicado, que hacer algo con cara y ojos en diez minutos, tiene un mérito tremendo, pero hay cortometrajistas que lo hacen sin despeinarse, y resulta que grandes nombres del terror no dan pie con bola. Para mi "Tales of Halloween" no se merece ni el aprobado, y salvando la primera y última historia (y por los pelos), no tiene nada que llame mi atención, ni para bien, ni para mal, se queda en ese estado de indiferencia que al final posiciona la balanza en el apartado negativo.
Diez historias que en conjunto resultan anodinas y forzadas y que, de no haber estado dirigidas por quienes lo han estado, no habrían tenido el más mínimo interés. ¿Se nota que "Tales of Halloween" me decepcionó, no? Me quedo mil veces antes que con esta con "Southbound", que aunque también intenta un ejercicio de unión del que no sale para nada bien parado, las historias por separado, en su mayoría, son muy potentes.
"Tales of Halloween" va al saco de las antologías (o anotologías) como "The Penny deadfull picture show" y cosas similares (sin llegar al nivel de "Creepshow 3", eso sí)

Saludos

El Rector dijo...

Bufff!!!! Había oído cosas muy buenas y cosas muy malas sobre esta nueva antología de terror después de su paso por Sitges... y esta vez voy a tener que dejar mi papeleta en la urna de los segundos.

"Tales of Halloween" es un despropósito tras despropósito que se agrava aun más si cabe por la cantidad de talento condensado detrás de las cámaras. De verdad, ver a gente tan consagrada como los Marshall, Gieratz, Bousman, McKee y compañía, despachándose con semejantes chorradas, duele a la vista.

Y lo peor de todo, más allá del "nivelazo" de las historias a la hora de contar algo mínimamente fresco, es que los escasos diez minutos e algunos de ellos, se hacen eternos, ni te digo ya el conjunto. Un HORROR absoluto.

Lo único rescatable, el segmento de Mike Mendez (todo lo que huele a Evil Dead me pone, no lo puedo evitar), que me pareció de lo poco (por no decir lo único) original y realmente cachondo (sin caer en lo ridículo) de toda la antología y esos si, el nivelazo de efectos especiales, so no se le puede negar, con algunas caracterizaciones muy logradas.

Lo dicho, un coñazo entre lo ridículo y lo anodino.

Los que tanto pusieron a parir a la reciente antología navideña, me gustaría saber que pensarán de esto... en fin.

Damien, esta vez nos quedamos un poquito lejos en el "entusiasmómetro" ;)

Saludos.

P.D: ¿Tu comentario sobre el segmento de Vigalondo en "V/H/S: Viral" es peyorativo? No me ha quedado del todo claro... lo digo porque a mi me pareció una genialidad absoluta y con mucho, lo único destacable de la flojísima tercera entrega de la franquicia.

El Rector dijo...

El cameo de Gordon se me escapó. A quien sí vi, fue al bueno de Mick Garris rozando el ridículo más absoluto con sus "dotes" interpretativas, y eso, que no tenía ninguna frase el tío... que grande.

Saludos.

Marcos ESTÉBANEZ VALLINA dijo...

COMO DISFRUTO TODOS LOS AÑOS DE TUS ESPECIALES DE HALLOWEN!!! GRACIAS!!!

Donnie Darko dijo...

Sin que sirva de precedente.. reconozco que esta vez coincido plenamente con El Rector. Hago mías sus palabras acerca de 'Tales of Halloween' que a mi me costó un esfuerzo sobre humano acabar de verla. Desde mi punto de vista una película totalmente prescindible...

Israel C d C dijo...

Con las disculpas del caso Damien, coincido en varios aspectos con El Rector, pues....al terminar de ver "Tales of Halloween" quede como si nada, como si no la hubiera visto, claro que debo destacar la labor de maquillaje y efectos en algunas de las historias, pero para ser sincero.....creo que ni los momentos con bromas me reí ya que sentía cierta pesadez a medida que avanzaban los minutos viendo este film.

A pesar de todo lo que dije....un punto a favor para "Tales of Halloween" es el que mencionaste de que no se toma en serio a sí misma y salvó a la misma de ser realmente olvidable.

Un saludo

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.