sábado, 9 de abril de 2016

Crítica: The Boy (2016)

Ojiplático me he quedado después de visionar la nueva película de mr. William Brent Bell. Tres motivos básicos tienen la culpa de ello. El primero, tiene que ver por supuesto con la presencia del propio Bell en el proyecto, un cineasta que hasta la fecha, contaba sus incursiones en el género de terror (y van ya unas cuantas), en los más optimistas de los supuestos (y me refiero al mockumentary licántropo “Wer”, que sin ser la panacea del entretenimiento, le daba para dejar en calzones a sus anteriores trabajos, las mediocres “Devil Inside” y “Stay Alive”), como iba diciendo, le daba para pasar sin pena ni gloria. Más motivos, después de la publicidad.

Que su nueva película trate una vez más, sobre siniestros muñecos, tampoco daba para erotizarse demasiado. Que queréis que os diga, yo ya he tenido más que suficiente con lavativas sin vaselina como las esperpénticas “Annabelle” (John R.Leonetti, 2014) o “Robert the Doll” (Andrew Jones, 2015), por más que la última andadura de nuestro muñeco diabólico favorito, el pequeño Chucky, a quien tuve el placer de entrevistar para la ocasión, dejara bastante mejor sabor de boca del esperado en “La Maldición de Chucky” (“The Curse of Chucky”, Don Mancini, 2013). Así que como se puede entender dados los precedentes recientes, “The Boy” no parecía a priori, la mejor de las opciones para intentar empezar a rascar algo en esto del terror en este hasta la fecha, escueto en calidad 2016.

El tercero de los motivos y fuertemente condicionado además, por los dos anteriores, es el hecho de que a estas alturas de la vida, donde uno ya tiene, con perdón, los huevos comidos por delante y por detrás, una película de terror como “The Boy”, cinta a medio camino entre la serie B más accesible y el terror de corte más comercial para toda la familia, haya conseguido cogerme en bragas en más de una ocasión, tan y tan bajadas, que no me ha quedado otra que pese a muchas de sus espinas, tragármela con relativa facilidad y lo que aun es más sorprendente, disfrutándola incluso.

“The Boy”, pese a lo que pueda aparentar, para nada es una película típica de muñecos embrujados y eso, que el evidente espectro de público al que está destinada, gusta de saborear este tipo de platos mascados, pero no, no es el caso. Por ahí, a alguna que otra madre se le puede escapar un poco el pipi por la entrepierna al comprobar que la nueva película de William Brent Bell, sin resultar una experiencia aterradora, si contiene los suficientes sobresaltos argumentales, como para generar en el espectador unos niveles de implicación, bastante más elevados de lo habitual, lo cual sin duda, es una grata noticia para los amantes del terror, no tanto para los que prefieren relatos más típicos con los cuales rellenar hora y media muerta de su tiempo.

Después de pasar vergüenza ajena con “Annabelle”, es una gozada comprobar como con los mismos elementos, pero con un par de buenas ideas, se puede ofrecer un producto tan similar, pero al mismo tiempo tan radicalmente distinto. “The Boy” además, contando con el gran “handicap” de estar protagonizada por una de las televisivas de moda que da el salto al fin a la gran pantalla, Lauren Cohan (“The Walking Dead”), quien después de hacer una pequeña aparición en la reciente “Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia”, dando vida a Martha Wayne en el fabuloso prólogo de la película de Zack Snyder, ahora es la elegida para capitanear la empresa más ambiciosa de mr.Bell hasta la fecha. Y hablo de handicap, porque por lo habitual, las cintas de terror con grandes estrellas en su reparto, suelen estar, por lo general, condenadas al fracaso y ahí, tenemos “El Bosque de los Suicidios” (“The Forest”, Jason Zada, 2016) como perfecto ejemplo cercano.

“The Boy” marca su primer gran punto de inflexión en plena pubertad. Aquí no hay que esperar en exceso para disfrutar del primer gran giro de la película, después de que ésta haya elegido ya sus cartas para jugar la primera mano de la partida. Y esto no deja de ser curioso, pues a priori, no parecía la mejor de las elecciones, pues pudiendo adentrarse en terrenos algo más novedosos, que la hubieran acercado a cintas como la estupenda “La Visita” (“The Visit”, M.Night Shyamalan, 2015), donde jugar con esa deliciosa ambigüedad que solo la locura del ser humano nos puede proporcionar, se decanta por lugares mucho más comunes como son los inexpugnables dominios de lo sobrenatural, esos que muchos ya hemos visitado en tantas ocasiones, que el margen para la sorpresa se antoja más bien escaso.

Pero uno no puede acertar siempre y en esta ocasión, está claro que “The Boy” no podía haber elegido mejores cartas y, que dicha supuesta mala elección, no es sino, el preámbulo o caldo de cultivo, para uno de los giros más demenciales que ha dado el cine de terror en los últimos años, donde nada es lo que parece pese a que a lo largo del metraje, parece que lo tenemos todo atado y bien atado. No amigos, no esta vez. Aquí el “te lo dije” no tiene credibilidad, porque nadie podría esperarse semajante cambio de registro, nadie, claro, excepto la srta. Stacey Menear, firmante de tan , no se si decir “brillante”, pero desde luego, si imaginativo libreto.

Sin querer revelar nada más sobre los ases que la cinta se guarda en la manga, decir que estamos ante un relato de terror gótico con más de una reminiscencia al cine de la Hammer, pasado eso sí, por el filtro mainstream que la ocasión merece. Donde, jugando en gran medida con las muchas posibilidades que ofrece el escenario (una inmensa mansión en medio de ninguna parte), “The Boy” juega constantemente con elementos mil veces vistos, pero lo hace con gracia, sin enseñar jamás más de la cuenta para que no se vea ni la trampa ni el cartón, pero enseñando lo suficiente como para que queramos seguir subiendo la mano por el muslo, y para muslos, los de Lauren Cohan, quien, buenas noticias para sus fans, se pasa gran parte de la historia en paños menores al tiempo que lidia con las lindeces que tiene en casa.

Sin recrearse tanto ni con tanta eficacia con la idea de la soledad y en el efecto que esta, puede tener sobre las personas, como por ejemplo lo hicieran dos cintas estupendas como fueron “La casa del Diablo” (“The House of the Devil”, Ti West, 2009) y “Last Shift” (Anthony DiBlasi, 2014), es cierto que “The Boy” consigue engancharnos desde el princpio gracias a su clásica puesta en escena a base de luces de vela y lúgrubes pasajes e incluso, llega a incomodarnos en situaciones puntuales, más por la naturaleza de las situaciones, que por los típicos sustos que suelen contener este tipo de productos para todos los públicos. Todo ello, para desembocar como digo, en uno de esos giros inesperados que le dejan a uno, como decía al principio de este análisis, ojiplático, por mucho que el término no esté acuñado aun, en la real academia de la lengua.

Si entramos a valorar las miserias de la cinta, que las tiene, pues las inevitables en este tipo de cine. Evidentemente, al estar enfocada a un gran abanico de público, podemos ir olvidándonos de escenas subidas de tono o excesiva violencia gráfica, aquí no hay nada de eso, lo cual es una lástima, pues el último sprint, lo pedía a gritos, pero claro, entonces estaríamos hablando de otro tipo de película, desde luego, una que a mi, me habría encantado ver, por más que me de con un canto en los dientes con lo ofrecido por un título, que pese que está en las antípodas de resultar incomodo para el ojo más habituado al género, está rodado con la suficiente gracia y planificado con el no menos desparpajo, como para hacer que cambiemos nuestro concepto preestablecido sobre el cine de muñecos diabólicos. Todo un soplo de aire fresco dentro del cine de terror, que mire usted por donde, nos llega en el lugar más inesperado. De lo mejorcito del año hasta la fecha, palabrita de Rector.

Lo mejor: El guión es una montaña rusa, tan imposible como disfrutable. Y por supuesto, el pequeño Brahms, que tiene una pinta de hijo puta, que tira de espaldas.

Lo peor: Los menos transigentes, deberán dejarse la lupa en el bolsillo a la hora de entrar a valorar el guión, o se perderán uno de los grandes divertimentos de la temporada, al no poder (saber) digerir las altas dosis de surrealismo del mismo.

P.D: Cuidadito con las críticas que leéis por ahí, pues “The Boy” es excesivamente vulnerable a SPOILERS y con las poquitas sorpresas que tenemos para disfrutar los amantes del terror, sería una pena que alguna ídem mucho menos sutil que la de un servidor, os arruine la velada.


34 comentarios:

Missterror dijo...

Rector- TODO PUEDE SER MOTIVO DE SPOILER (en una película como esta, no me quiero arriesgar a no avisar). No hay duda de que "The Boy" ha sido toda una sorpresa y nos ha dejado picuet con los giros y cómo consigue un tres en uno: familias taradas, muñecos diabólicos y espíritus y slasher. Lástima que para mi, pese a que me ha gustado mucho, no termine de explotar en condiciones ninguna de las tres partes por no traicionar ese objetivo más digerible, que mencionas acertadamente en la crítica, en especial la primera que podría haber tenido una potencia y un grado de incomodidad tremendo. Aun así, como comento, el conjunto funciona muy bien, pero con saña y sangre, esto podría haber sido glorioso!!
Supongo que mucha parte de culpa la tiene la cara tan conocida que acompaña al pequeño Brahms...ya sabes que comparto mucho esa teoría de los actores/actrices del momento reconvertidos al terror eventual. En estas películas nunca habrá sangre porque tienen que recuperar la inversión focalizando una amplia gama de espectador en el cine, y no sólo al espectador amante del género. Y con esto no estoy diciendo que Lauren Cohan lo haga mal, sino que estando ella en el asunto, nos podemos olvidar de sangre y violencia.
El guión es loco como él sólo, pero hilvana bien y, como comentas, imaginación al poder y mezclas bien avenidas.
Poco más que añadir a tu magnífico análisis, ahora incluso me atrevo a pedirte un Brahms de regalo para poner en el salón ...

Saludos

El Rector dijo...

Missterror, como suele ocurrir en este tipo de películas de terror para todos los públicos, uno no puede esperar según que cosas y al mismo tiempo, tiene que tener muy claro que va a encontrarse otras. Al menos en esto segundo, "The Boy", haciéndolo, ofreciendo tópicos, lo hace con elegancia y sutileza, la necesaria como para ir preparando el terreno para lo que se nos viene al final, algo que desde luego, si que nadie podía esperar.

Coincido en que al abarcar varios subgéneros, no termina de explotar ninguno de ellos, pero en conjunto, valorándolo todo, a mi el resultado me ha parecido de bien alto. La nota se termina de hinchar por ese guion hilarante y caradura. Algo así se tenía que premiar.

Y mira que yo, de haber sido el responsable del filme, sin duda me habría decantado por el relato sobre la demencia con ese matrimonio decadente en el ocaso de su macabra fantasía. Cuanto juego habría dado...

Saludos.

P.D: Será por muñecos... :)

Irad Ramirez dijo...

no estoy de acuerdo salí enojado de la sala, si es absurda pero creo que por flojera de los escritores y no por genialidad, tuvieron una oportunidad muy buena, vaya el planteamiento es muy interesante pero lo dejaron ir por el camino fácil, un saludo

andres pavone dijo...

Sin leer tu critica anteriormente, lo confieso y espero no pecar de sacrilegio, me largue a ver esta película, pensando..... bueno espero no encontrarme con Anabelle, pero con pantaloncitos y pelo corto.Y la verdad me lleve una sorpresa. Del vamos el pequeño muñeco me incomodo bastante (mas que Anabelle que parecía payaso de circo). Un buen trabajo en ambientacíon y sonido. Un que otro susto, un guion aceptable hicieron que pasara un grato momento. Otra cosa que lo vi muy perturbador es el trato que le daban "sus padres". Las actuaciones mmm justas pero aceptables.Resumiendo.... en los tiempos que corren creo que es valorable este tipo de peliculas. De mas esta decirte como siempre apoeósico lo tuyo compañero. Saludos.

El Rector dijo...

Irad, solo hay una cosa peor que un guion malo, y es un guion conservador, dos factores que por desgracia los que amamos este género, tenemos que sufrir bastante a menudo, la mayoría de veces incluso, una combinación de ambos. En el caso de "The Boy", te puede gustar más o menos lo que te están contando o como lo están contando, pero desde luego, no peca de lo segundo. Dicen que la línea que separa la genialidad de la locura es muy delgada, y no digo que en este caso no lo sea, pero al menos en mi caso, valoro muchísimo este tipo de propuestas que arriesgan e intentan salirse del orden preestablecido.

En este caso, lo fácil, que es lo que muchos parece ser, hubieran deseado, hubiera sido apostar por la típica historia de muñecos poseídos, y no desmarcarse de los tópicos con semejante vuelta de tuerca.

Andres, ya sabes que en ningún caso soy partidario de leer absolutamente nada sobre una película que aun no he visto, así que te voy a perdonar el hecho blasfemo, de que no me hayas leído hasta ahora, jaja!

Ya más en serio, si te levaste una sorpresa, ya somos dos y sin duda, es el gran éxito de una película como "The Boy", que a priori parecía que lo iba a dar todo mascado y fíjate tu por donde que nos la ha metido doblada a dos cinéfilos empedernidos como somos nosotros.

Al igual que a ti, me hubiera encantado que se profundizara en esa enfermiza relación entre los papis y el hijo de porcelana, sin duda, habría salido algo realmente inquietante de todo ello y, en un princpio, me decepcionó bastante que no fueran por ahí los tiros, pero bueno, al final ya te digo, que la cosa no ha estado nada mal :)

Gracias a los dos por vuestros comentarios y deciros a ambos, la "sana" envidia que me produce el hecho de que hayáis podido disfrutar (y no) de la película en pantalla grande. Aquí por las Españas, de momento nada.

Saludos.

JuanCar dijo...

Estimado Rector,

Pues haciendo uso de tus palabras, ojiplatico me he quedado yo también.
De verdad que no me esperaba nada de esta cinta, y ha sido la critica que has publicado la que me llevó a su visionado.
La película tiene un acabado de una competencia absoluta, apoyada sobre todo en la fotografía de ese genio que es Daniel Pearl (que fotografió tanto la primera matanza de Texas como la versión de Nispel). La musica acompaña a a la perfección a esas fastuosas imágenes y panorámicas de la casa en las que el director se regodea con motivo. El diseño de esta es fascinante. Y ahora vamos a lo que realmente sorprende, que es el desarrollo de una historia que tenia todas las papeletas para caer en el mas absoluto ridículo. Y no solo salen airosos (gracias a; todo hay que decirlo, la actuacion de la protagonista, sobresale en su papel) sino que le dan una vuelta de tuerca, que a pesar de no ser la punta de la originalidad, te deja con una muy buena sensación de haber asistido a una propuesta que rezuma frescura, sin dejar de lado y haciendo una mirada respetuosa al terror mas clásico. Esto ultimo gracias a que en ningún momento hacen su aparición algún temido efecto digital que hubiera tirado por la borda todo lo acontecido.
Darle a los eventos una explicación empírica, es lo mejor que podía esperarse de esta magnifica película, para mi lo mejor que ha sucedido en cine fantástico en lo que llevamos de año.
Gracias por la recomendación.

Saludos.

PD: Menuda velada me pegué. "The Blob" y después esto, apoteosis absoluta...


El Rector dijo...

Juancar, me alegra haberte podido "comer el coco" para que te animaras con ella. Poquitas películas de terror consiguen a día de hoy, pintarle la cara a uno y a "The Boy", no se le puede negar que lo hace y que además, lo hace con gracia.

Una película sobria y elegante que sin necesidad de todo esa parafernalia que comentas que tan habitual es en nuestros días, consigue llegar bastante más lejos de la media.

Curiosamente, he leído opiniones muy feas sobre el brillante giro final. Me lo expliquen... supongo que la peña está tan acostumbrada a mamar siempre de la misma teta, que cuando le meten otra en la boca, no sabe ni lo que está bebiendo.

Mucha cosa fina deberá salir de aquí a final de año, para que "The Boy" no esté también en mi top 5 de terror del año.

Saludos.

P.D: Y encima con bomboncito también al lado... ;)

Donnie Darko dijo...

ufff..por desgracia no comparto tu valoración de esta película.. De Brent Bell solo he disfrutado de 'Wer' pero 'the devil inside' me pareció un bodrio insufrible y esta 'The boy' me aburrió mucho.. de hecho tanto que no pude coger la lupa :-) para analizar la historia porque me dormí..

Tenía demasiado presente la insufrible 'La maldición de chuky' al ver esta película y aunque le puse empeño no conseguí entrar en la cinta. Ni la historia me parece que tenga fuerza suficiente ni me interesó (Pobre Rupert Evans, de rodad un pseudo remake de 'Lost highway' estilo japones como fue 'The canal' a co-protagonizar esta película) y bueno.. los giros de guión... OJO QUE PUEDO SOLTAR ALGUN SPOILER... no me sorprendieron mucho... no paré de acordarme de 'Fun house' o 'El sótano del miedo'. Creo que el guionista de esta película se hubiera apuntado un punto a su favor si al muñeco lo hubiera llamado Hugo.. como en cierto episodio de los Simpsons...

Un abrazo!

El Rector dijo...

Donnie, pero si la gracia precisamente, es que pese a las apariencias, "The Boy" no tiene absolutamente nada que ver ni con "La maldición de Chucky", ni con cualquier otra cinta de muñecos poseídos... ahora. si me dices que te veías venir el giro final, no puedo más que aplaudir tus dotes adivinatorias :)

Veo que "The Boy" al menos, ha conseguido alcanzar ese puntito de controversia que a mi juicio, debe de contener toda película remarcable. Detractores y amantes a partes iguales... en este caso, mi estimado Donnie, volvemos a encontrarnos en lados opuestos de la contienda ;)

Saludos.

P.D: "The Canal" tuve que vérmela en varias entregas... me pareció insufrible.

P.D2: Tengo enormes ganas de revisionar "El Sótano del Miedo".

Donnie Darko dijo...

Hola Rector!

No puede dejar de pensar en 'La maldición de chucky' por el hecho de la protagonista femenina, en una gran casa con un muñeco con malas pulgas... Ni esa cinta ni 'The boy' consiguieron entretenerme..

La verdad es que no me extraña que tuvieras que ver en varias sesiones 'The Canal'.. pobre Ruper Evans..

Si..si.. recupera 'El sótano del miedo' :-) no te arrepentiras.. A pesar de que la primera vez que la vi no me acabó de convencer, la he vuelto a ver varias veces y cada vez me gusta mas y le tengo mas cariño...

Sobre el giro final de 'The boy', lo que dije en mi anterior comentario.. me acorde de otras películas sumado a que todo me chirriaba y esa me parecía la explicación mas lógica.. igual fue suerte o simplemente que llega un momento en que has visto tanto cine que si te viene a la memoria una peli ya no te la puedes quitar de la cabeza hasta el final de la misma.. y a veces los parecidos son muy razonables.. para muestra 'the Other side of the door' y la famosa cinta de Mary Lambert..

Un abrazo

Donnie

El Rector dijo...

Donnie, pues a mi "La Maldición de Chucky" si me hizo pasar un buen rato, incluso tuve la oportunidad de entrevistarlo y en realidad, es un personaje de lo más simpático :)

Sobre el final de "The Boy", pues entiendo que si te viste venir el tartazo, la cosa pierde bastante fuelle. Yo que soy bastante lento, no lo vi por ninguna parte e imagina mi careto, no daba crédito. Supongo que por eso me gustó tanto.

Saludos.

Laphney dijo...

La película tiene muchos puntos en común con este corto de Manuel Ortega Lasaga, de 2007: http://www.meltybuzz.es/ha-plagiado-the-boy-un-corto-espanol-entrevistamos-al-director-de-familia-colateral-a181332.html

El Rector dijo...

Laphney, la idea de partida es la misma, sí, luego ya la cosa va por otros derroteros bastante distintos... el mundo del arte está plagado de caprichosas casualidades, aunque la "inspiración", también puede encontrarse en el lugar más insospechado. A saber.

Interesante dato de todas formas.

Saludos.

Laphney dijo...

Sí, si eso mismo dice el director en la entrevista, pero lo he compartido aquí como curiosidad que me parece interesante.

El Rector dijo...

Laphney, hay cortos por ahí con muy buenas ideas, no veo problema alguno en que estos sean fuente de inspiración para realizar películas, más viendo la sequia de ideas que hay en el género. El problema es que ni siquiera eso, es siempre sinónimo de éxito, pues ya han sido varios los cortos que se han convertido en largometraje con estrepitoso fracaso, véase "Mama" de Andres Muschietti como buen ejemplo. El corto era sublime y la adaptación cinematográfica, insufrible. No se si ha sido el caso de "The Boy", pero de una forma u otra, a mi juicio es una estupenda película.

Saludos.

Donnie Darko dijo...

Desconocía el cortometraje que Laphney ha compartido, pero la verdad es que si, pinta muy parecido, sospechosamente muy parecido...

Al hilo de este tema me gustaría recordar lo que Juan Torres dijo al ver 'El bosque de los sucidios' y 'The veil' ya que ambas cintas comparten también numerosos puntos en común con sus obras.

Si entrar en si se ha plagiado o no, muchas veces cuando escribes algo te das cuenta (A veces) que cierta escena está extraída de una novela o película, en la que no has pensado directamente pero que tienes en la memoria y la metes sin hacerlo conscientemente..

y por último compartir una frase de Jim jarmusch que me encanta:

“Nothing is original. Steal from anywhere that resonates with inspiration or fuels your imagination. Devour old films, new films, music, books, paintings, photographs, poems, dreams, random conversations, architecture, bridges, street signs, trees, clouds, bodies of water, light and shadows. Select only things to steal from that speak directly to your soul. If you do this, your work (and theft) will be authentic. Authenticity is invaluable; originality is non-existent. And don’t bother concealing your thievery - celebrate it if you feel like it. In any case, always remember what Jean-Luc Godard said: “It’s not where you take things from - it’s where you take them to."

MOL dijo...

Hola, soy el autor del mediometraje del que habla Laphney. Cuando vi la peli me sorprendieron las conexiones con mi historia y compartí una comparativa de fotogramas en mi página de Facebook como una curiosidad que me parece divertida. El tema llamó la atención a la gente de meltybuzz y me hicieron la entrevista donde dije que creo que hay tantas posibilidades de que hayan podido ver mi peli, como de que sea una casualidad.

Estoy muy en sintonía con lo que comenta Donnie Darko, y su cita de Jim Jarmusch. Muchas veces alguien copia algo que a su vez está sacado de otra obra anterior y así consecutivamente, y así avanza y se expande el arte.

Sea como sea, yo disfruté con “The Boy” y cuando viene al caso, la recomiendo.

El Rector dijo...

Me sumo a las opiniones de Donnie y MOL. Al final, las ideas de uno, siempre están inspiradas en mayor o menor medida, consciente o inconscientemente, en ideas de otros, que de la misma forma, habían seguido ya el mismo proceso. En este, cada uno intenta poner su granito de arena... luego, hay unos que lo consiguen más que otros.

No tengo duda de que en el futuro, hablaremos de las "influencias" de "The Boy" en alguna que otra película, jeje.

MOL, felicidades por tu corto, la idea está muy bien parida, de haberlo visto antes de "The Boy", me habría pillado en bragas por completo ;)

Saludos.

MOL dijo...

Gracias por tu coment, Rector. Y ya que estamos tratando el tema de cadenas referenciales y curiosidades, y que leí que citabais "El sótano del miedo", hay una peli que bebe mucho de ella y que seguro habéis visto ya: "Housebond". El tramo final de "The Boy" y alguna cosa más, como "chica que va a pasar una temporada a una casa y se emparanoia con un habitante sobrenatural" también tiene mucho que ver.

El Rector dijo...

MOL, de nada, es un gustazo ver como hay gente que aun se exprime el coco para intentar aportar buenas ideas e intenta no hacer lo mismo de siempre.

"Housebound" no te creas que me gustó demasiado, me pareció bastante descafeinada, igual es porque mis expectativas eran bastante altas después de haber leído algunas cosas buenas sobre ella... "El Sótano del Miedo" la tengo pendiente de revisionado y si te digo la verdad, la recuerdo más bien poco, lo cual aun hace que tanga más ganas si cabe. Ojalá pueda hincarle el diente pronto.

Saludos.

Donnie Darko dijo...

Sumadome a citar referencias y parecidos razonables hay una que me llamó mucho la atención y no es otra la sensación que tuve al ver 'Summer camp' ya que me resultó demasiado parecida a 'The hive' cambiando la estética MTV por la estética '[Rec]'. Dejando de lado si la cita española tomó como base a 'The hive' o si se inspiró de forma consciente o no, el problema que tuve con la cinta de Alberto Marini es que perdía el factor sorpresa lo que en películas como está es algo que juega en su contra.. No sentí que aportará nada nuevo... Simplemente quería comentároslo porque es algo que me llamó mucho la atención..

MOL dijo...

Pues ambas las tengo en lista para ver pero ahora que hablas de su conexión tengo más ganas. ¿Cuál me recomiendas ver primero, "The hive"?

El Rector dijo...

Donnie, justamente tuve oportunidad de ver "Summer Camp" este fin de semana y la verdad es que me gustó bastante. Y aquí encontraríamos de nuevo esa cadena de influencias o parecidos razonables de la que hablábamos, pues es cierto que la película de Marini tiene cosas de "The Hive", y aquella a su vez, tenía cosas, y muchas, del "Memento" de Nolan, entre otras.

Yo entre ambas, y contesto también a MOL, encontré más divertida "Summer Camp", aunque por contra, "The Hive" me parece bastante más elaborada.

De todas formas, ambas son dos visionados muy recomendables.

Saludos.

MOL dijo...

Ya vi ambas. "Summer Camp" no me ha gustado, salvo el final que está muy chulo y algún detalle suelto pero en general me aburrió. Con "The hive" por momentos desconecté de la peli y me perdía, pero se agredece que esté cargada de tan buenas intenciones. Sí es cierto que ambas recuerdan bastante entre sí, y las dos tienen partes muy estimables. Gracias por las recomendaciones.

El Rector dijo...

MOL, me alegra al menos que no te hayan parecido una gran pérdida de tiempo. No es fácil hoy en día, con lo que corre por ahí, recomendar buenas cintas de terror y al menos en mi opinión, ambas películas me parecen bastante disfrutables.

"Summer Camp" tiene el interesante añadido de no dejar a nadie indiferente, para bien o para mal. Se han dicho cosas muy buenas y otras tantas muy malas. Yo sin duda me quedaría en el término medio.

Saludos.

Donnie Darko dijo...

Yo soy del club de fans de 'The hive'. Puede que fuera porque la vi antes que 'Summer camp' pero me gustó y me entretuvo mucho mas, aunque siendo sincero ambas cintas tienen sus fallos y sus bajones.

'Summer camp' tiene demasiados elementos de otras pelis, a la ya citada 'the hive' que es la mas obvia también están los momentos a lo 'The thing' o 'Welp'...la verdad es que esperaba mucho mas..

Sin contar nada de los motivos del virus creo que esa parte esta mucho mas elaborada en 'The hive' que en 'Summer camp'y personalmente en la segunda me pareció una explicación muy muy justita...

Personalmente me cansa ya un poco la estetica 'Rec' o filmax o fantastic factory.. muchas de las escenas de 'Summer camp' me recordaban por ejemplo a 'Sweet home'..

No sé, creo que a 'Summer camp' por el hecho de que está Balagueró como productor, se la ha alabado demasiado creando una expectativa muy grande para una cinta que no está a la altura..

El Rector dijo...

Donnie, sin duda "The Hive" está mucho más elaborada, de hecho, en ocasiones, da la sensación que incluso demasiado, siendo algo confusa en algunos pasajes en ese afán de rizar el rizo.

"Summer Camp" es otro royo, más teenager si quieres y eso, que coincido con casi todo lo que comentas sobre ella, pero con todo, me sigue pareciendo una película de lo más potable, más viniendo de donde viene, que por desgracia, siempre suele ser un handicap añadido.

Saludos.

Ortega Lasaga dijo...

Jajajaja, decir que "Summer Camp" es "de lo más potable" podría considerarse spoiler. Yo también pienso que "The Hive" está elaborada en exceso, un pelín más de cachondeo (sin que llegara a comedia) la habría venido bien.

El Rector dijo...

Ortega, pues te prometo que no era mi intención hacer el chiste fácil, jeje.

Y te compro ese pequeño toque gamberro para "The Hive", le habría venido de perlas, en lugar de tanta comida de olla "mementosa". Claro que entonces, ya estaríamos hablando de otro tipo de película... vamos, de las que a mi me gustan... or cierto, "The Hive" es una de esas películas, que se olvidan fácilmente ;)

Saludos.

MOL dijo...

Por cierto, acabo de subir online mi último corto que ha tenido unos cuantos premios y bastantes selecciones y presencia en el circuito de festis del fantástico y terror, como por ejemplo Sitges. No quiero que suene a spam pero aprovechando que controláis tanto del tema, lo cierto es que me gustaría que lo vierais. Si es así, decidme si os paso el link a algún mail concreto u os lo pongo en un coment por aquí.

Donnie Darko dijo...

A mi lo que me frena de 'Summer camp' entre otras cosas es su estética 'Rec' o filmax.. no es necesario que las películas tengan que tener dicha estética (Con 'Sweet home' ocurre lo mismo). Pasó algo parecido con el éxito de 'Héroes del Silencio', en su momento lo petaron pero luego muchos de los grupos que nacían en Zaragoza sonaban igual que ellos (De hecho es algo que sigue pasado aunque en menor medida)

Si, 'The hive' es mas elaborada, incluso se podría decir que hasta pretenciosa ya que por momentos parece tomarse demasiado en serio a si misma. Si, es cierto, un poco mas de humor no le hubiera venido mal pero yo me lo pasé como un enano viéndola :-)

Dejando de lado que me llevara un chasco con 'Summer camp' me sigue pareciendo lamentable que una cinta que tiene elementos suficientes para llevar a la gente al cine se mal estrene.. pero bueno..ya sabéis que soy un pesado con ese tema...

El Rector dijo...

MOL, yo controlar, no controlo mucho, pero me encantaría ver tu corto. Si me lo pasas al correo del blog, estaré encantado de pegarle un tiento :)

Donnie, para bien o para mal, cada país tiene su propia denominación de origen a la hora de hacer cine (fantástico en este caso) y el Español, no es una excepción. A mi no me desagrada (ni de lejos estamos en la cola Europea en este sentido... ahí está el cine Ruso) y desde luego, prefiero el "formato" Filmax, al de las grandes producciones de supuesto terror, que se hacen en este país. Ahí si rivalizamos con los Rusos.

Saludos.

MOL dijo...

Ahí te envié un mail con el corto, Rector. Espero que lo disfrutes.
¡Saludos!

El Rector dijo...

MOL, muchas gracias. En cuanto tenga un momento le pego un tiento y te comento mis impresiones.

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.