sábado, 11 de junio de 2016

Crítica: El Otro Lado de la Puerta

Y el premio para la interpretación a la madre más sufridora del cine reciente es para… Sarah Wayne Callies. La actriz a la que muchos espectadores conocen por series como ‘Prision Break’ o ‘The Walking Dead’, protagonizó en el año 2015 la sorprendentemente entretenida ‘Pay the ghost’. La cinta dirigida por Uli Edel (Si, el mismo director de la notable ‘Yo, Cristina F.’ o de la muy interesante a pesar de un cierto tono caricaturesco ‘R.A.F: Facción del ejercito rojo’) y protagonizada por un Nicolas Cage bastante mas comedido de lo que nos tiene acostumbrado (Que esta frase no lleve a engaño, la cinta tiene sus buenas dosis de caretos marca de la casa), narraba la historia de la desaparición de un niño la víspera de Halloween.

Un año después y cuando sus padres se han enfrentado de muy diversas maneras a la perdida, estos empezarán a sentir de nuevo la presencia de su hijo. Ahora Wayne Callies vuelve a interpretar a una madre que ha perdido a su hijo de una manera bastante traumática (En el caso de la cinta de Edel, este desapareció mientras paseaba con su padre, en el de la de Johannes Roberts por culpa de un accidente de tráfico y de una terrible y dolorosa decisión) que se ha tenido que enfrentar a ello para continuar de alguna manera con su vida (Aquí el personaje interpretado por Wayne Callies se parece mas al que da vida Nicolas Cage en ‘Pay the ghost’ que al que esta interpretó en la misma película, ya que en ambos casos estos personajes se muestran incapaces de superar la perdida por el enorme peso de la culpa que ambos arrastran por considerarse responsables de que sus hijos ya no estén con ellos), una madre que por diversos motivos vuelve a notar la presencia de su hijo, lo que puede llevar a que por momentos el espectador tenga la sensación de que la actriz ha trabajado en dos películas con un corte y una temática demasiado parecidas.

‘The other side of the door’ no pasará a la historia del cine de terror por su calidad (No dejamos de estar ante una película tirando a floja) ni por conseguir que el espectador pase miedo en la butaca del cine (La cinta no deja ser otra de esas películas demasiado influenciada por la estética asiática en lo que al cine de terror se refiere. ‘The other side of the door’ vuelve, como parece ser habitual en este tipo de películas, a mostrar toda una serie de típicas escenas que de tan manidas acaban cansando. ¿Es realmente necesario ver otra vez como es imposible encender una cerilla? Tampoco Piki, esa criada que trasmite tanta tranquilidad y confianza que parece querer competir con la Señora Baylock aunque su función sea la de ser simplemente la de ser otro Judd Crandall, consigue dejar en el espectador un poso de inquietud o incomodidad.). Si algo tiene la cinta dirigida por Roberts es una lamentable falta de originalidad (Esperemos que Ernest Riera y el propio Roberts, autores del guión de esta película, hayan pagado derechos a Stephen King, ya que la historia que estos han escrito no deja de ser la versión exótica del ‘Cementerio de animales’ del autor norteamericano.

Todos los pasajes de la historia que Roberts se encarga de plasmar en imágenes resultan demasiado conocidos y transitados, pero sobre todo ya vistos ya que muchos de ellos ya fueron mostrados tanto en la novela de King como en la adaptación de esta al cine dirigida en 1989 por Mary Lambert. Resulta imposible no pensar en la obra de King y la película de Lambert al ver ‘The other side of the door’, igual que ocurría con ‘The Lazarus effect’ de David Gelb. Pero no solo la historia escrita por Stephen King está demasiado presente en la película de Roberts, la cinta de Alexandre Aja, ‘Mirrors’ también parece asomarse peligrosamente en ciertos fotogramas, ideas e incluso en el título de esta película. Aja no solo está presente en ‘The other side of the door’ como productor ejecutivo si no también porque este parece haber permitido que Roberts y Riera hayan cogido ciertos elementos de su historia para desarrollar su película.

‘Mirrors’ sin ser la mejor cinta de Aja, si que es una película muy entretenida que se ve bien, una de esas películas que tranquilamente se puede ver otra vez, algo que no creo que pueda hacerse con la cinta de Roberts) y una tremenda falta de fuerza (Por momentos muchos espectadores podrán tener la sensación de que las únicas justificaciones para situar la historia de Stephen King en la India.. perdón.. la historia escrita por Roberts y Riera han sido: Primero, intentar establecer una cierta distancia con la cinta de Lambert y segundo; hacerse un Eli Roth, es decir disfrutar de unas buenas vacaciones en un país extranjero con la excusa de rodar/participar en una película, que es lo que parece que hizo el autor de ‘Cabin Fever’ con ‘Aftershock’ y que también es lo que hizo John Huddles con su ‘The Philosophers – Alter Dark.’.

Realmente no hay nada que justifique que esta historia suceda en este país y no en cualquier otro lugar. El exotismo que parece que últimamente envuelve al cine fantástico y de terror –Sirva de ejemplo esta película y la muy floja ‘El bosque de los suicidios’ de Jason Zada- está resultando demasiado decepcionante. Una buena ambientación, un país al que se le puede sacar mucho provecho puede resultar interesante si y solo si, detrás hay una buena historia que contar y se sabe hacer con ritmo y fuerza. También es cierto que muchos espectadores podrán pensar que situar la historia en la India sirve para justificar la presencia de esa milenaria y extraña tribu, pero esta idea también podría desarrollarse en, por ejemplo, Estados Unidos… ¿Acaso en ‘Bone Tomahawk’, su director no presenta a una rara tribu que vive en medio de la nada, que venera a sus muertos y es capaz de acechar a todo aquel que acabe con la paz de estos?)

No hay mucho que decir sobre los actores de esta película. Wayne Callies acabó por saturarme, pero claro esto no es mas que una opinión personal y esto no tiene porque sucederle a todo el mundo. Y Jeremy Sisto, el que fuera el objeto de obsesión de May Dove, no deja de ser un mero espectador, un secundario al que se le podría haber sacado mas juego. Es Sofia Rosisnky la que personalmente me sorprendió y cuyo trabajo acabó pareciéndome bastante aceptable. La banda sonora compuesta por Joseph Bishara, autor también de la música de cintas como ‘Insidious’, ‘The conjuring o ‘The vatican tapes’, cumple su función perfectamente pero como el resto de la película no aporta nada que la haga destacar por encima de propuestas parecidas.

‘The other side of the door’ es una película que está en la línea de ‘El bosque de los suicidios’. Si no te gustó la cinta de Zada, no pierdas hora y media de tu vida viendo esta película. Si consideraste que esa era una obra entretenida y con buenos momentos es posible que disfrutes de esta película. La cinta de Roberts es una película que se ve y que no aburre excesivamente a pesar de lo conocido de su historia y de tener la sensación de que no pasa nada interesante y que cuando pasa ya se ha desperdiciado gran parte del metraje.. Personalmente no recomiendo que abráis la puerta y veáis esta película pero cada uno es libre de decidir que hacer, que ver y que puertas abrir…


3 comentarios:

Kafka Poe dijo...

Stephen King está sobrevalorado sí, y tú eres un payaso .

El Rector dijo...

Kafka Poe, ya que no das ni para comentar donde toca, no te tendré en cuenta tu sonrojante falta de educación. En tu caso, las neuronas también deben de estar sobrevaloradas...

Al menos coincidimos en lo que respecta a King ;)

Saludos.

El Rector dijo...

Mira que "El Bosque los Suicidios" me pareció de lo más normalita (por no decir justita), pero es que al lado de esta "Al Otro Lado de la Puerta", es una obra maestra. No se cuantos cabezazos habrá llegado a dar con la peliculita del amigo Roberts... la sola comparación (más que justificada, dicho sea) con "Cementerio de Animales", es para correr y no mirar atrás.

Por si no teníamos suficiente con los fantasmas asiáticos, solo falta que en occidente se tire de este tipo de tópicos... bueno, un telefilme de sobremesa para ver con la familia y que nuestra madre no se escandalice demasiado.

Al menos, Roberts ha tenido algo más de buen gusto con su nueva monster movie en alta mar. Esa si que merece la pena.

Saludos.

Publicar un comentario en la entrada

Comparte tu opinión con nosotros y si te da problemas el formulario, insístele un poco, suele ser bastante cabronazo cuando quiere (y quiere muchas veces, por ello, ten la precaución de copiar tu comentario antes de publicar, por si las moscas y vuelve a repetir la operación).