lunes, 19 de septiembre de 2016

Crítica: Abattoir

Los que sean algo afines al universo DC reconocerán en Abattoir, el pseudónimo de uno de los muchos villanos asiduos a Arkham. Arnold Etchinson (nombre real del personaje), para los que estén algo menos ilustrados en la materia, era un asesino en serie, convencido de que los miembros de su familia no eran trigo limpio (por decirlo de alguna manera) y por ello, sentía la imperiosa necesidad de acabar con sus vidas. Etchinson creía también que al matarlos, absorbía parte de su fuerza vital. Curiosamente (o no), el personaje creado en 1991 por Dennis O´Neil y Denys Cowan, tiene bastante que ver con la película, que, estimados lectores, aquí nos ha reunido.

Aunque hablar de “Abattoir” es ante todo, hablar de regresos. De regresos a casa, nunca mejor dicho. Y es que el arquitecto de la obra (nunca mejor dicho, también) no es otro de Darren Lynn Bousman, quien regresa a la primera linea de fuego después de arrastrarse un tiempo entre las trincheras dirigiendo cortometrajes como “Emelie Autumn: Fight Like a Girl” (2013), producciones menores para la televisión como “Angelus” (2014) o participando poniendo la marca al servicio de la causa en antologías festivas de dudosa valía como “Cuentos de Halloween” (“Tales of Halloween”, 2015), donde recordemos, dirigió el segmento titulado “The Night Billy Raised Hell”.

Bousman, pese a su generalizada buena consideración, no se contaría entre mis directores favoritos. Su participación en la saga “Saw” (dirigiendo los capítulos 2, 3 y 4 de la misma) nunca significó para mí, la valiosa carta de presentación que a muchos parece ser impresionó. La segunda entrega, única secuela potable de una franquicia mediocre y sobrevalorada, más allá de la estupenda película de James Wan, es de lo poquito apañado que ha concebido un Bousman, que analizando su ya amplio recorrido dentro del género, sin duda ha gestado su mejor prole dentro del género del musical, con la estupenda “Repo! The Genetic Opera” (2008) primero, y “The Devil´s Carnival” (2012) después. Muy poco a destacar del resto de sus trabajos, donde títulos como “Mother´s Day” (2010), “11-11-11” (2011) o “The Barrens” (2012), han pasado con más pena que gloria.

No es el único regreso. Junto a Bousman, regresa al terror alguien que un día parecía predestinada a convertirse en la nueva musa del género y que contrariamente, a las primeras de cambio se bajó del barco e hizo las maletas dirección Beverly Hills para protagonizar la nueva versión de la mítica serie teenager “Sensación de Vivir”, para posteriormente perderse en la telaraña de la televisión. Hablamos por supuesto de Jessica Lowndes, quien antes, tuvo su trampolín hacia el estrellato dentro del fantástico protagonizando “Dance of the Dead” (2005) junto a Robert Englund y bajo la dirección de Tobe Hooper para la serie “Masters of Horror”, “Autopsy” (Adam Gierasch, 2008), “The Haunting of Molley Hartley” (Mickey Liddell, 2008), “Altitude” (Kaare Andrews, 2010) e incluso a las órdenes del propio Bousman, “The Devil´s Carnival”.

Y no solo regresan nombres. También conceptos antaño auténticos fetiches del género y que hoy parecen haber perdido peso a favor de otro tipo de terrores más rentables. “Abattoire” nos recuerda que ese lugar donde arden las almas de los pecadores, continúa teniendo los hornos a pleno funcionamiento y que no será por arder. El infierno, protagonista de tantos y tantos buenos ratos para el aficionado vuelve a ponerse en el escaparate en “Abattoir” gracias al libreto escrito por Christopher Monfette, quien parece haber querido hacer su particular homenaje a todo ese imaginario infernal ideado en su día por el tal Clive Barker. Y sí, no cabe duda de que “particular”, lo es un rato.

“Abattoir” no empieza bien. Coger por los pies al recién nacido aun ensangrentado, darle una palmada en las nalgas para enseñarle a base de dolor que a este mundo se ha venido a llorar y oír ese primer llanto de efímera inocencia, es suficiente para descifrar que algo no va bien. No hablo de un bebé de carne y huesos, hablo de los títulos de crédito, que parecen sacados de un telefilme barato y desde luego, no serían la mejor carta de presentación para lo nuevo de Bousman. Por desgracia, no se trata solo de un torpe ejercicio de mal gusto, pues solo hacen falta unos cuantos minutos de vida de la criatura, para descubrir que nos ha salido llorón y que vamos a mamar falta de sueño por un tubo. Nuestros vecinos también.

No deja de resultar curioso que un director del caché de Bousman, salga a la pizarra con un producto de tan en apariencia modesta naturaleza, haciendo oídos sordos a los múltiples susurros a medio camino entre la sorpresa y la desaprobación, eyaculados por gran parte de sus compañeros, atónitos en sus pupitres y buscando la mirada cómplice de la profesora, como otra muestra más de su descontento. En la antigua Roma, el emperador movía el pulgar hacia abajo. Sí, señalando al infierno y sobre el infierno como decimos, versa este cuento de terror a medio camino entre la televisión y el cine que nos propone un Bousman que de entre todos, el peor pecado que ha cometido es el de dar el visto bueno al guion del amigo Monfette, sí, el de los homenajes, un galimatías de tal calibre, que rápido nos hace olvidarnos de la profesora, pese a la generosa abertura frontal de su semi transparente camisa, para poner a trabajar todas nuestras neuronas en un intento tan desesperado como fútil, en intentar descifrar lo que la historia intenta contarnos.

“Abbatoir” lleva a otro nivel aquello de las “licencias”. Y lo siento, pero aquí, si que no se puede hacer la vista gorda. Más que nada, porque la historia no tiene el menor sentido y todo lo que esta plantea, es susceptible de ser cuestionado, incluso tratándose de un relato de corte fantástico. En dicha tesitura, y pese al buen y enigmático planteamiento inicial y a algunos momentos de brillantez narrativa de Bousman en estos primeros compases, que dotan a la película de cierto dinamismo, “Abattoir” se va adentrando en lo profundo del bosque a cada minuto que muere para terminar perdiéndose y no regresar jamás.

El susodicho bosque se encuentra en Nueva Inglaterra y allí, aunque nos espera alguna que otra atmósfera inquietante, el siempre agradable desasosiego producido por las buenas gentes rurales y una Lin Shaye a modo de maestra de ceremonias, haciendo de ella misma, lo que le da para ganarse el premio honorífico a la mejor interpretación del filme, pues lo del tándem Lowndes / Joe Anderson es de puro TERROR, por más que la primera intente sacarle (y lo haga) el máximo partido posible a sus carnosos labios, la realidad es que no encontraríamos el camino de vuelta ni con migas de pan robadas de una barra de tres días de Mercadona, de esas que ni los pájaros querrían comerse.

El incompresible tramo final, contiene alguna imagen vistosa como el impactante diseño de la majestuosa mansión del tal Jebediah Crone, villano de la historia a medio camino entre predicador de telefilme (no podía ser de otra forma) y patriarca gitano que lo intenta, intenta tejer su nombre con hilo de seda negro sobre terciopelo rojo para formar parte del selecto club de los villanos célebres de clase media junto a gente del caché de los Sutter Cane u Horace Pinker de turno, pero no le da, y claro, termina muriendo en la orilla. Incluso un desenlace bastante inesperado, quizás todo sea dicho, porque estamos suficientemente ocupados intentando atar todos los cabos de la imposible trama, que se nos pasa por alto cualquier otro tipo de análisis al respecto de lo que estamos viendo.  

Los efectos especiales por ordenador que van desfilando ante nuestros ojos en este último descenso hacia los infiernos, antes de que se nos comiencen a quemar los pelos del escroto, tampoco ayudan a poner algo de orden en nuestras ideas. Una muy clara al terminar el visionado, eso sí. La de haber estado perdiendo el tiempo (una vez más) con el amigo Bousman, mientras aquí la peña, quien más y quien menos, ha descuartizado ya el “31” de Rob Zombie, algunos incluso, meado sobre su tumba. Pero claro, a Zombie, para bien o para mal, hay que darle todo el crédito del mundo y verlo en pantalla grande. Se lo ha ganado. Bousman no.

Lo mejor: La rebuscada pero original idea de partida con regustillo al universo Barker, algún apunte de Lin Shaye y que Bousman prepara secuela inminente para “The Devil´s Carnival”, que lo del musical si lo tiene por la mano.

Lo peor: Para resumir, todo lo demás.


25 comentarios:

Patrick Bateman dijo...

Pues vaya bajón, entre esto y el tweet que he leído hace un rato, ya veremos si la descarto. Aunque le tenía ganas...

Por cierto, vaya ritmo. :)
A este paso, va a llegar el festival y lo habréis visto todo. ;)

Saludos.

El Rector dijo...

Patrick, en esta ocasión, no me andaré por las ramas. Si tenías previsto ver esto, aun estás a tiempo de emplear mucho mejor tu seguro, valioso tiempo en la costa catalana. No se que se proyectará a las mismas horas, pero por poco que sea, será mejor que lo nuevo de Bousman.

Buen ritmo. Hay que ir sacándote ventaja ahora que se puede, jaja! Que luego no veas como le pegas en Cinefilias... pero no te creas, que solo estamos viendo lo descartado. A todo lo que se pueda ver en pantalla grande, no nos pensamos acercar, que lo de ver cine ripeado está muy bien cuando no tienes más cojones, pero para algo tenemos el mejor festival del mundo a la vuelta de la esquina ;)

Saludos.

Pedro Arzabe dijo...

Soy seguidor de tu blog, pero sin embargo no puedo evitar corregirte que este Abbatoir no tiene nada que ver con el personaje de DC comics, al contrario el guion esta basado en una novela gráfica con el mismo titulo publicada por Radical Comics, quienes hicieron la novela gráfica de Oblivion

El Rector dijo...

Pedro, me alegra que nos sigas.

La corrección no obstante, no es necesaria, pues temo que me has malinterpretado o yo no me he explicado bien, que también podría ser. Cuando he hablado de Abattoir (DC), en ningún momento he dicho que la película de Bousman esté basado en éste. Lo mencioné porque me pareció bastante curioso el paralelismo entre el villano y la trama de la película SPOILER por lo de asesinar a familiares, digo FIN SPOILER y evidentemente, por la coincidencia en el título. De ahí la mención.

Sobre la novela gráfica, ahí si te agradezco el dato. Cuando hice el montaje gráfico, vi de la existencia del cómic, lo que no tenía claro si este era anterior o posterior a la película y por ello no comenté nada al respecto. Sigue pareciéndome curiosa eso sí, la coincidencia con el villano de DC... ¿Pudo ser éste fuente de "inspiración" para la novela gráfica?

Saludos.

Missterror dijo...

Rector- Menuda decepción con "Abbatoir"!! Soy tan fan de Repo! "The genetic Opera!", que Darren Lyn Bousman me simpatizaba. "Saw 2" me gustó muchísimo también y considero que es una más que digna secuela.
Cierto es que intento siempre mirar las luces de este director y obviar sus sombras, pues "11.11.11" me pareció un horror, "The Barrens" no me gustó nada tampoco y por lo que leí en su momento, afortunadamente no me he acercado a "The Mother´s day". "The Devil´s Carnival" siempre ha sido una de mis most wanted y al final, aquí estoy, cuatro años más tarde, sin haberla catado.
Dicho esto, hay que aclarar que una cosa son las sombras y otra "Abbatoir", película desconcertante donde las haya. De verdad que intento pensar en su la idea era buena y no supieron llevarla a cabo, o si no hay idea y daba igual ocho que ochenta y fueron filmando escenas a ver lo que salía. Yo no entendí nada, (SPOILER) ni lo que significaba la casa, ni lo que quería la prota, ni el por qué la hermana estaba viva, pero sobre todo, el motivo por el que el pueblo sacrifica a sus hijos para este señor, amén de no ver el tremendo carisma de Jebeddiah por ninguna parte.
Las pésimas interpretaciones, la falta de mala leche y el uso de todos los clichés termina por enterrar a esta propuesta.
Lo único que puedo destacar, como tú, es el diseño de la mansión infernal y el final, que tiene algo de inesperado.

Saludos

PD- Ansia viva por ver "31" en Sitges!!! Qué cantidad de blasfemias sigo leyendo día a día...

Patrick Bateman dijo...

Pues lo tendré en cuenta, con todas las que tengo marcadas como alternativas, seguramente habrá algo a la misma hora.

A veces, me gustaría darle más, pero el día no da más de sí.

Pues algunos de vuestros descartes, son mis selecciones. :)

Todo y con eso, pensando que no se proyectarían, ya he visto dos.

Es la cuenta atrás. Me esperaré a ver lo que acabo viendo, lo que no pueda, ya lo haré posteriormente.

Parece que soís de los pocos que todavía tenéis la ilusión de ir a verlas en una sala. En las redes sociales, casi todo el mundo ha visto ya la mayor parte de títulos disponibles.

Saludos.

JuanCar dijo...

Missterror,

Te recomiendo encarecidamente que te des un voltio por "The Mother's Day".
A lo mejor te llevas una grata sorpresa.

Abrazos a tod@s

El Rector dijo...

Missterror, me encantaría poder dar algo de luz a todas esas oscuras cuestiones que planteas, pero me temo que esta vez, estoy tan perdido como tú, en el laberinto que han construido Bousman y su infame guionista (quien por cierto, es el encargado también, de firmar el guion de la nueva serie de "12 Monos"... madre mía lo que puede salir de ahí).

A mi, Bousman me sigue pareciendo un director sobrevalorado donde los haya, por más que el bueno de Juancar nos siga recomendando encarecidamente el visionado (re- en mi caso) de "Mother´s Day". Si no fuera por su faceta "musical", este señor merecería torturas similares a las que se le han deseado a Rob Zombie estos últimos días. Pero supongo que arremeter contra Bousman no está de moda...

Patrick, seguro. A mi del primer fin de semana, me parecen eróticamente atractivas "Beyond the gates", "The Love Witch", "Colossal" y sobretodo, "The Void". Ni que decir tiene que como no podía ser de otra forma, me las voy a perder todas. Veo no obstante, que "Abattoir" solo se proyecta dentro de maratones, así que no habrá muchas damnificadas por la broma pesada de Bousman.

Solo espero que "Before I Wake" no sea una de ellas, porque si hay una película que le puede competir a "Abattoir" el premio a peor ídem, es la de Flanagan.

Sitges es sinónimo de ilusión. Como digo, disfrutar de los pecados que ofrece la red, está muy bien cuando no te quedan más cojones. En cualquier otro supuesto, me parece absurdo. Al menos, desde la óptica del cinéfilo.

Saludos.

Patrick Bateman dijo...

Pues ya es mala suerte perderse 4 de 4. La de Flanagan la pintan regulera por las redes sociales. Aunque siempre hay excepciones que no se salvan de la quema, yo tengo la teoría (bastante comprobada), que muchas vistas en casa sin demasiado interés dan como resultado a una opinión negativa.

Creo que mucha gente ha perdido la ilusión y muchas películas se ven de forma muy desinteresada, así van luego las opiniones.

Secundo plenamente el último párrafo.

Saludos.

JuanCar dijo...

Totalmente de acuerdo contigo en la valoración sobre el señor Bousman. Es más, yo diría que un día durante el rodaje de "Mother's Day"; apareció por el plató como quien no quiere la cosa, Steven R. Monroe, para tomar las riendas del rodaje. El estilo de esta y de "I spit on your grave", son increíblemente calcados...


Saludos a todos.

El Rector dijo...

Patrick, la mala suerte es que me pierdo los tres primeros días de festi y como siempre voy de la mano de mi inseparable amigo Murphy (por aquello de la ley), pues me coinciden unas cuantas de las que más tilín me hacían.

Hablar de "regulera" en referencia a "Before I Wake", es ser la mar de generoso. Yo la vi con la mejor predisposición del mundo (después del subidón de "Hush") y la hostia que me pegué fue importante. Melodrama con tintes fantásticos para sobremesa. De verdad, horrible. Y eso que estoy de acuerdo con lo que comentas, que las películas vistas en casa en según que condiciones, se ven con otros ojos. Incluso ya no solo se ven de forma desinteresada, sino que incluso, se ven de forma interesada a que no te gusten, para poder subirte luego al carro del "hateo" que tanto se lleva hoy en día. Que se lo digan a Rob Zombie...

Juancar, meter ya en la ecuación al "I Spit on Your Grave" de Monroe, me parece directamente chantaje emocional :)

Saludos.

Patrick Bateman dijo...

Pues Murphy es un cabrón.

Pues bajaré mis expectativas al minimo, a ver si así no me arranco los ojos.

Yo de 'hateo' no entiendo. Si una película me gusta, lo hace igual en casa y si no me gusta también, eso está claro. Pero, a menudo, me sucede que dicha opinión, sea mala o buena, se acrecenta o decrecenta si la veo en una sala, y más en Sitges, que el ambiente del público 'ayuda' a incrementar las sensaciones.

Saludos.


El Rector dijo...

Patrick, por eso hay cinéfilos con criterio propio como tú (luego se puede estar de acuerdo o no, jeje), y por otro lado están los figurantes que solo opinan de cara a la galería para quedar bien (0 eso creen) cuando en realidad piensan otra cosa muy distinta. De todo hay en la viña del señor.

El público de Sitges también daría para hablar largo y tendido, o para hacer algún tipo de estudio sociológico. Por lo general, es cierto que es bastante respetuoso, tanto con lo que está viendo, como con los que están alrededor, pero luego siempre está el típico primate que se cree gracioso y no deja de dar por culo toda la película... si se juntan un grupito de estos especímenes, pueden llegar a joderte la mejor de las películas. Y es algo que no termino de comprender, pues se supone que a un festival de este tipo, solo deberían asistir personas que quieren VER cine. Otra cosa es en una sala de cine convencional, donde siempre están los típicos tarados que no saben donde caerse muertos y terminan ahí, como podrían hacerlo en cualquier otra parte...

... aunque en realidad, al final la culpa siempre es del mismo, del tal Murphy :)

Saludos.

Patrick Bateman dijo...

Pues no me he visto practicamente solo defendiendo o criticando, según sea el caso, algunas películas proyectadas. No siempre coincido con las masas.

Desde luego no me refería al tipo de público irrespetuoso. Algunos deben ser los mismos de las salas convencionales, si no no se entiende.

Murphy a la cola de ciempies.

Saludos.

El Rector dijo...

Patrick, en ocasiones, las masas opositan fuertemente para ese centipedo tuyo (maleducados del cine incluidos)... a más de uno le mandaba yo a Dieter Laser :)

A ver si este año tenemos suerte y no coincidimos con ningún bufón en las salas.

Saludos.

Reverendo dijo...

Para mí es otro caso de aquello que pudo ser y no fue. EL planteamiento me parecía atractivo, la ambientación norteña no estaba mal y la casa como concepto es de lo que te puede despertar cierta fascinación. Incluso del figura de Crone me parecía llamativa. Pero en la práctica, chirrían bastantes cosas, como un examen que no ha sido repasado y tiene errores de forma y contenido (no quiero dar la brasa con spoilers). Y luego ciertos intentos de originalidad, como lo del vestuario retro/anacrónico, que me desconciertan más que otra cosa. Una lástima.

El Rector dijo...

Reverendo, volvemos a coincidir. Y el problema es que el "que pudo ser y no fue", no es ya solo aplicable a "Abattoir", también al propio Darren Lynn Bousman, quien parecía que podía convertirse en un director de referencia dentro del género, y al final, parece seguir los pasos de otros que apuntaban alto y se han quedado en muy poquito como Roth o West.

Saludos.

Patrick Bateman dijo...

Al final fui a verla. Me interesaba From a House On Willow Street que iba detrás de Abattoir. Salí muy escaldado de ambas.

Saludos.

El Rector dijo...

Patrick, pues mira tu por donde que "From House On Willow Street" era una de las que me interesaban y que al final me quedé sin ver... si es tan floja como dices, no quiero ni imaginar lo tortuosa que pudo ser la experiencia, pues ya solo con "Abattoir"...

Saludos.

Patrick Bateman dijo...

En comparación, Abattoir sale ganando. Con eso te lo digo todo.

Saludos.

El Rector dijo...

Patrick, pues aunque se que no es nada representativo, la película de Alastair Orr, tiene ni más ni menos que un 8,3 en imdb con más de 1000 votaciones... para que luego algunos lo tomen como baremo de algo. Eso sí, el póster retro es una pasada.

La veré, pero con las expectativas justas.

Saludos.

Patrick Bateman dijo...

Yo he visto votaciones de películas en post-producción. Yo mordí el anzuelo con el poster. La cuestión es que no empieza mal del todo, pero la ilusión dura poco. Pero quien sabe, a lo mejor, te gusta. A mí me pareció un tostón, por comparación con Abattoir, tendría que haber salido ganando la cinta de Orr, pero no fue así.

Saludos.

El Rector dijo...

Patrick, por eso lo decía. Lo de IMDB es una broma macabra. Ya te contaré cuando le pueda hincar el diente, aunque muy pero que muy mala tiene que ser, para que me guste menos que "Abattoir", jeje.

Saludos.

Patrick Bateman dijo...

Pues ya me contarás, espero no haberte condicionado.

Saludos.

El Rector dijo...

Patrick, para nada. Eso sí, has hecho que la quite de horario prime time y la pase al de sobremesa, con todo lo que ello conlleva...zzzzzzzz :D

Saludos.

Publicar un comentario en la entrada

Comparte tu opinión con nosotros y si te da problemas el formulario, insístele un poco, suele ser bastante cabronazo cuando quiere (y quiere muchas veces, por ello, ten la precaución de copiar tu comentario antes de publicar, por si las moscas y vuelve a repetir la operación).