domingo, 16 de octubre de 2016

Crítica: Blair Witch

Ya he manifestado en más de una ocasión, que no soy lo que se dice precisamente, amigo del falso documental. Y no lo soy por una larga serie de factores que ya he comentado en otras tantas ocasiones, pero el principal, es la poca o nula innovación que este ha promovido a lo largo de todos estos años de bonanza (si hablamos en términos de cantidad) para el formato. No fui a ver “Blair Witch” porque me interesara especialmente la película, tampoco porque tuviera especial devoción por el cine de Adam Wingard, lo hice, y soy muy sincero, por mero descarte. No había otra película que me cuadrara dentro del complicadísimo rompecabezas que era mi planificación y me adentré en los bosques de Maryland cuasi por inercia. Pero mira tú por donde, que no todo en la experiencia ha sido negativo, dándome esta incluso para sacar alguna que otra interesante consideración.

La principal virtud de “Blair Witch”, es que funciona a la perfección como termómetro o pequeño experimento, para medir la (no) evolución del mockumentary desde que Daniel Myrick y Eduardo Sánchez, pusieran de moda el formato con aquella “El Proyecto de la Bruja de Blair” (“The Blair Witch Project, 1999)”. Y es que si ponemos sobre la mesa de disección la película de 1999 y esta nueva entrega dirigida por Wingard, nos damos cuenta de que pasados diecisiete años ya desde la concepción de la primera, el mockumentary apenas ha conseguido generar ni nuevos automatismos ni nuevas herramientas con las que ir enriqueciendo y refrescando la fórmula. “Blair Witch” contiene ni más ni menos, que las mismas miserias y las mismas virtudes que la película de Myrick y Sánchez. De hecho, contiene las mismas miserias y las mismas virtudes, que el 99% de los falsos documentales que se han rodado desde entonces.

Vista hoy, ya sin aquel soplo de aire fresco de 1999, “El Proyecto de la Bruja de Blair” no deja de ser un falso documental mediocre. Una película aburrida en la cual no ocurre absolutamente nada hasta los atropellados últimos tres o cuatro minutos... y tampoco queda muy claro el qué. Está claro que lo de intentar resultar creíble y cercano, hace tiempo que ha dejado (y utilizo ese término que tanto gusta utilizar hoy en día) de funcionar. Algunos directores se han dado cuenta de esto y han comenzado a utilizar el formato de forma diferente, relegándolo a simple herramienta narrativa y alejándose de ese espíritu que tuvo en sus inicios en lo que lo importante no era tanto lo que se contaba, sino el hecho de que fuese creíble. En la franquicia de “V/H/S”, tenemos un buen ejemplo de esto. En ella, el falso documental, es utilizado para narrar las historias fantásticas e increíbles que siempre han caracterizado al género y es algo que Wingard ha aplicado, y con acierto, en esta nueva entrega de la bruja de Blair, al menos, en parte.

Por lo tanto, tenemos ante nosotros una secuela que flirtea con el remake de forma descarada en su primera, al igual que en la cinta original, insufrible primera hora de metraje. Lo cotidiano y lo cercano, aquello que un día despertó algo de interés, es evidente que ya no lo hace y ver como un grupo de jóvenes se preparan para una gran aventura por los bosques de Maryland, es algo que al espectador ya ni le va ni le viene. Por lo tanto, tenemos una primera hora anodina y carente de interés, lo cual y viéndolo desde una óptica entusiasta, podríamos decir que es todo un ejercicio de respeto por parte del director hacia la película de 1999, pues si hay algo que caracterice a esta saga, es su dudosa capacidad para entretener. Desde esa perspectiva, no cabe duda de que Wingard ha sido muy fiel al espíritu de la bruja de Blair original.

Por suerte, el bueno de Wingard ha sabido rectificar a tiempo y compensar al sufrido espectador con unos últimos 25 minutos frenéticos y completamente alejados de ese caduco afán por aferrarse a la realidad. El director, incrusta en el anodino metraje, un estupendo tramo final que bien podría haber firmado para alguna entrega futura de “V/H/S”. Emocionante, claustrofóbica y plagada de cosas que SE VEN, para recordarnos que estamos viendo una película fantástica, algo que parece ser, se les olvidó a los amiguetes Daniel Myrick y Eduardo Sánchez en su día, cuando decidieron rodar una película sobre una bruja, sin bruja.

No deja de asombrarme que a estas alturas, algunos hayan podido salir tan escaldados con el resultado final de la obra, pues o bien has vivido los últimos diecisiete años escondido debajo de una piedra, o cuesta entender como alguien puede verse sorprendido para mal (lo contrario ya es otra historia) con un producto de esta naturaleza. Y esto es válido tanto para aquellos que son grandes fans de la película original, como para los que no. El mockumentary es lo que es y da para lo que da. Decir que la primera hora es aburrida y que su tramo final es caótico, no es definir “Blair Witch”, es (salvo excepciones) definir el sub-género en su totalidad. Aquí al menos, el caos final es divertido. Hay un tercer supuesto de perfil, que es el que conforman todos aquellos que ya traían el tweet de bilis de turno escrito de casa, antes de ver la pelicula. Sobre estos no haré consideración alguna, pues creo que se retratan solos.

Por tanto, nada nuevo bajo el sol y todo dentro de los parámetros esperados. El margen de error era cero y por lo tanto, es imposible hacerle hueco a la decepción. Sí se agradece de forma muy inesperada, el resultón tramo final ideado por Wingard donde todo está donde tiene que estar, consiguiendo incluso generar algún que otro cosquilleo en la espalda y sacar al espectador del ya homologado tedio de su primera hora de metraje. Si disfrutaste en su día de “La Bruja de Blair”, ten por seguro que harás lo propio con esta nueva entrega, pues tropieza en las mismas piedras y por contra, añade a la receta todos esos efectismos visuales de los que un día intentó huir el mockumentary y que curiosamente hoy, son de lo poquito que aun consiguen sustentarlo.

"Blair Witch", un título intrascendentemente tópico y previsible, que a la postre termina desembocando en un inesperado y sorprendente divertimento.

Lo mejor: Su margen de decepción cero y el frenético y divertido pasaje del terror que se le regala al espectador en los últimos veinticinco minutos.

Lo peor: Todo lo acontecido anteriormente, lo hemos visto tantas veces, que ya no da ni para cabrearse. Indiferencia en estado puro. También es una lástima como se desperdicia la oportunidad de darle un toque de personalidad al filme con la cámara del dron, que termina quedándose en algo anecdótico, cuando daba para abrir un amplio abanico de posibilidades. Mención aparte, el desorbitado abuso que se hace de los efectos de sonido.


15 comentarios:

andres pavone dijo...

Por eso soy devoto de tus criticas querido amigo, magia en el uso de tus certeras palabras.Cuando vi el trailer ya me di cuente que estaba ante algo que no iba a funcionar.A pesar de eso y teniendo ya la experiencia de haber soportado ese desastre del año 2000 la vi igual.Nada nuevo salvo las nuevas tecnologiasla pelicula se unde en la espesura del bosque y en el esfuerzo de hacer algo que no fue, miriendo y siendo deborada por la orininal.Su ultama parte lo mas destacado.Saludo compañero.

Missterror dijo...

Rector- Pues ya lo has dicho tú todo!! Yo le daría una estrellita menos, pero creo que sí da para aprobar, porque no aburre y eso en un mockumentary ya es decir, porque el formato ya caducó hace mucho mucho tiempo y no se le puede sacar más jugo.
Yo también creo que como a la gente le de por odiar, odian fuerte, porque no creo que "Blair Witch" sea la película más hedionda del mundo, ni un atentado contra el género, creo que las malas opiniones de la crítica americana condicionaron a más de uno, de la misma manera que creo que el exceso de buena publicidad y la alta creación de expectativas jugaron muy en su contra, porque esta película es simplona como ella sola.
Supongo que Wingard tiene el listón alto y esperábamos que le diese una vuelta de tuerca al formato, y eso no se puede, el found footage da para lo que da y no tiene muchas más lecturas.
Dicho esto, "Blair Witch" es una película más, olvidable y con muchos fallos, pero también con un acierto importante, que es que al menos entretiene. Los personajes planos, las situaciones no generan demasiada tensión, los efectos sonoros al estilo Wan, pero multiplicado por cien y un desenlace que al menos tiene su cosa. Curioso que lo único en lo que se salva esta película sea lo más odiado por los fans. Si a Wingard le han masacrado por esto, no me quiero imaginar lo que hubiera pasado si al final no hace un VHS y muestra a la bruja, haciendo la película un poco suya...

Se desaprovecharon los drones, la herida en el pie, la locura espacio-temporal... Una pena.

Saludos

El Rector dijo...

Andrés, magia negra en este caso :D A eso me refiero precisamente, a lo revelador que es no ya solo el tráiler, también las imágenes, la sinopsis, todo. Por ello, "Blair Witch" es una película que no esconde sus cartas en ningún momento y que está 100% concebida para aquellos que aun siguen disfrutando de la misma fórmula de siempre, que viendo la proliferación de este tipo de productos, pues oye, debe de seguir habiendo gente que lo hace.

Que haya gente que tenga en la película de 1999 un título de culto y considere una mediocridad esta versión de Wingard, me parece una absoluta incoherencia difícilmente explicable.

Y si me preguntas, vistas a día de hoy, me quedo de largo con "Blair Witch", que al menos en su último tercio, divierte, cosa que no se puede decir de la original.

Missterror, encontrar un mockumentary que no aburra ya es en sí, todo un logro. "Blair Witch" ahí cumple y pese a que en el fondo es lo mismo de siempre, tiene momentos muy chulos (cierto que como comentas, también desaprovechados) y muy vistosos (también ruidosos, jeje). Todo un acierto por parte del director, el hecho de pasar de ambigüedades y enseñar sin tapujos.

"Blair Witch" es de largo, el mejor falso documental del año y eso, le da solo, para el aprobado justito. Vamos, una perfecta radiografía del formato en la actualidad, pero ni de largo es la basura que han predicado los haters. la pregunta que habría que hacerse, es en que estaría pensando Wingard para meterse en esto...

Saludos.

andres pavone dijo...

NO creo que sea mediocre esta versión,y si bien se que es difícil sorprender a estas alturas con este tipo de cine yo esperaba un poquito mas ya que su segunda parte o al menos eso intentaron hacer en el 2000 fue un verdadero desastre.La original me causo incomodidad tal vez por el tema de los bosques lugar que amo, pero a su vez temo, pero no la considero de culto, es buena y original para la epoca(aunque....... el secuestro de los Mac Pherson me causo miedo y creo que fue antes), Ya que estamos menciono la pasada por alto Seventh moon que me parecio escolfriante. Pero volviendo a esta..... sin pena ni gloria.

Donnie Darko dijo...

Tengo la sensación de que 'Blair Witch' es a 'El proyecto de la bruja de Blair' lo mismo que 'Desperado' a 'El mariachi'. Lo mismo pero con mas medios y dinero.

Y vuelvo a insistir en que 'El proyecto de la bruja de Blair' marcó un antes y un después en lo que al uso de la publicidad se refiere porque cinematograficamente hablando era una cinta muy, muy flojita, pero tal fue su repercusión en taquilla que la idea se ha copiado con todavía menos gracia y chispa como en el caso de la nefasta 'Willow Creek'

El Rector dijo...

Andres, el único activo de la película de 1999 es precisamente ese, que apareció en 1999. Desde entonces, ha habido muchísimos mockumentaries mejores y eso, que por lo general, el listón suele estar muy bajo. "Blair Witch" no puede competir en ese sentido, pues evidentemente no hay nada novedoso en ella, pero como película, a mi me parece mucho más disfrutable que aquella.

"Seventh Moon" creo recordar que la analizamos por aquí y no guardo mal recuerdo del todo (aunque me pareció demasiado caótica). Mucho mejor, justamente, que "La Bruja de Blair", eso sin duda, pero un escalón para mi gusto, por debajo de la de Wingard.

Donnie, lo has clavado en la comparación. Con la única diferencia, que "El mariachi" ya era una película muy disfrutable pese a sus limitados recursos. Yo es que soy muy pero que muy fan de "Desperado" :)

"Willow Creek"? No, gracias :0

Saludos.

Donnie Darko dijo...

Ufff... creo que el found footage está herido de muerte. Vale que Barret y Wingard intentan aportar alguna idea minimamente nueva con respecto a 'El proyecto de la bruja de blair' pero en el fondo todo es exactamente lo mismo. Wingard no solo desperdicia dichas ideas o el uso de la tecnologia si no que nos deja una primera hora sin ningún tipo de interés que no ofende, no aburre pero no ofrece nada para despertar el interés del espectador. Solo salvo los últimos 20 minutos de película, lo único que como espectador me interesó.. La verdad es que a pesar de mi reticencia inicial y de algunos comentarios que he leído fue al cine con curiosidad.. pero ya se sabe.. la curiosidad mató al gato o yo miré directamente a los ojos a la bruja de Blair...

Esperemos que esto solo sea un desliz en la filmografía de Wingard... esperemos...

El Rector dijo...

Donnie, yo creo que está directamente muerto y enterrado, aunque parece ser que sigue dando pasta. Pero es en esa certeza, donde pienso que "Blair Witch" de alguna forma retorcida, destaca de entre tanto found footage insípido. Yo no hablaría tanto del desaprovechamiento de las (muy) pocas ideas nuevas que se ponen sobre la mesa y lo haría más de la eficacia con la que Wingard maneja las de siempre. Y eso que coincido plenamente con tu análisis rápido del filme. Una hora sosa muy acorde con lo que ofrece el fórmato habitualmente, y 20 0 25 minutos finales que exprimen lo mejor de este. Vamos, que "Blair Witch" cuando mola de verdad, es cuando se aleja de la esencia de la película original.

Saludos.

Donnie Darko dijo...

El hecho de ser una secuela o una especie de remake encubierto limita mucho a Wingard y Barret a la hora de desarrollar ciertas ideas, si a eso sumamos las normas del found footage que también limitan en muchos momentos la libertad de acción, nos encontramos con eso, con una cinta francamente decepcionante sobre todo viniendo de una persona que rodó una película tan interesante como 'You're the Next'.

Si, aunque dije que el género estaba herido de muerte me sumo a tu opinión. El género directamente ha muerto. Se ha explotado de tal manera que ahora ir al cine a ver una de estas películas tiene que ser por un motivo mas que justificado. Ya sabes que no soy fan de 'La visita' y que es un mockumentary que toma elementos del found footage (La línea entre los estos géneros es a veces muy fina) pero entiendo que el nombre de Shyamalan, por mucho que sus últimas cintas hayan sido francamente decepcionantes, nos anime a ir al cine. Igual que el nombre de Wingard y puede que dentro de un tiempo otro director se acerque al género y volvamos a una sala a ver un found footage pero por ahora quiero descansar de este tipo de películas que ya no me aportan absolutamente nada..

Un Saludo!

Donnie

El Rector dijo...

Donnie, entiendo que la decepción viene por el hecho de tratarse de Wingard y no tanto por la película en sí, pues a estas alturas bien poquito se podía esperar de una secuela (o remake, si quieres) de "La Bruja de Blair". Es por eso que para mí (que tampoco soy muy fan de Wingard), lejos de una decepción, la película fue toda una agradable sorpresa, ya que no esperaba absolutamente nada de ella y en cambio, me entretuvo bastante. Supongo que aquí lo de la botella medio llena o medio vacía, adquiere más valor que nunca, jeje.

Yo al igual que tú, no pienso meterme en una sala de cine a ver una película de este tipo, a no ser que se ponga detrás de las cámaras uno de los míos... ahí puede que me lo piense. eso sí, el culete apretado con tanta fuerza, que igual llego a generar algún tipo de agujero de gusano entre las nalgas.

Saludos.

P.D: Blasfemia Shyamaliana!!!!

Patrick Bateman dijo...

Pues a mí el tramo final es lo que menos me ha gustado. Demasiado ostentoso.

Me causa mucha más inquietud la sutileza de la original que lo visual y sonoro grandilocuente de Blair Witch.

Saludos.

El Rector dijo...

Patrick, el problema está en que la sutileza de la original, como novedad, funcionaba muy bien hace diecisiete años, de hecho, era lo único que funcionaba porque era también lo único que ofrecía, a parte de abrir la puerta a toda una nueva generación de directores que vieron ahí todo un filón para realizar películas de terror a muy bajo coste (y seguimos sufriendo las consecuencias). A día de hoy, al menos a mi juicio, lo de jugar a la sutileza y a las ambigüedades entre "realidad" y ficción, ya hace mucho tiempo que ha dejado de interesar. Los últimos 20 o 25 minutos de "The Blair Witch", al menos ofrecen espectáculo y diversión. mucho más de lo que al menos yo, podía esperarme de una revisión de una película tan poco revisionable como la de 1999.

Saludos.

Donnie Darko dijo...

Jo.. yo no estoy de acuerdo con la 'sutileza' de la original.. ¿Resultaba sutil la forma en la que se movían las tiendas de campaña en 'El proyecto de la bruja de blair'? Vuelvo otra vez con lo mismo tema, soy un pesado, lo se.. fue la publicidad la consiguió que entraramos en el cine coaccionados, esperando ver algo que nos impactara de tal manera que ver a tres personas andando por el bosque mientras se encuentran pierdas, ramas y escuchan ruidos (¿De verdad habían salido alguna vez de acampada antes?) nos hiciera esperar algo que parecía que no iba a llegar nunca... (Como veis no es que me guste mucho la cinta original..)

Por cierto.. hablando de Shyamalan.. ¿23 personalidades? ¿En serio? ¿Alguien sabe si existe algún tipo de justificación para tal número o solo se le ha ido la pinza al director?

Un Abrazo!

Donni

El Rector dijo...

Donnie, tres personas andando por el bosque encontrando piedras y ramas y escuchando ruidos... ahí tienes la sutileza de la que hablamos, jaja! Y supongo que de eso se trataba en su momento, de intentar recrear la realidad y jugar al despiste de si había o no algo chungo en esos bosques. Más allá del brutal marketing, la fórmula, en aquel momento, tenía su pegada. A mi la película no me gustó, pero si me pareció algo diferente a lo que se solía ver, así que en ese sentido, sí le doy su parte de mérito.

Las tiendas de campaña las podía haber movido cualquiera, supongo que esa era parte de la gracia (o toda). Ahora la cosa es diferente, ya sabemos que hay una bruja y el mockumentary llega con un desgaste brutal y ya sin apenas credibilidad, por eso lo que aquí mola son los excesos del final, lo de jugar al despiste ya cansa y por eso Wingard se lo pasa por el forro y va a saco, muy en la línea de lo visto en la saga VHS, donde el formato es solo un recurso narrativo, no una filosofía, como sí lo era en la bruja de Blair original y otras tantas películas que le siguieron.

A Shyamalan no me lo toques. 23 y las que hagan falta :)

Saludos.

Patrick Bateman dijo...

Estáis en lo erróneo. Son 24 contando la del propio actor. XD

Saludos.

Publicar un comentario en la entrada

Comparte tu opinión con nosotros y si te da problemas el formulario, insístele un poco, suele ser bastante cabronazo cuando quiere (y quiere muchas veces, por ello, ten la precaución de copiar tu comentario antes de publicar, por si las moscas y vuelve a repetir la operación).