sábado, 1 de abril de 2017

Crítica: The Stakelander

Cuando escribí la crítica de ‘Stake Land’ de Jim Mickle dejé clara mi admiración por esa película a pesar de que la cinta escrita por el propio director y el actor Nick Damici no dejaba de ser una especie de versión de ‘La Carretera’ de Cormac McCarthy con vampiros (La novela fue llevada a la pantalla grande por John Hillcoat con Vigo Mortensen como protagonista). Incluso la banda sonora de la película compuesta por Jeff Grace guardaba ciertas similitudes con alguno de los temas que Nick Cave y Warren Ellis habían compuesto para alguna de las películas en las que habían participado. Aunque Cave y Ellis pusieron la música a la cinta de Hillcoat resultaba extremadamente sencillo recordar alguno de los temas de ‘El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford’ al escuchar la música de Grace, lo que acrecentaba la sensación de estar ante una cinta que de original tenía poco. Muchos de los compañeros de ‘Nido de Cuervos’ y algunos lectores no compartían mi opinión sobre esta película recalcando además que la segunda parte de la misma, que contaba con los dos protagonistas originales, era una muy decepcionante película, aburrida hasta decir basta y total y absolutamente innecesaria.

Por desgracia no puedo estar mas de acuerdo, ‘The Stakelander’ es una cinta prescindible, un perfecto tratamiento contra el insomnio (Antes de verla habría que advertir al espectador que tras su visionado no está recomendado ni conducir ni manejar maquinaria pesada) con estética de telefilme barato, repleto de situaciones ridículas y actuaciones realmente vergonzosas. Todo lo bueno que Mickle construyó, Dan Berk y Robert Olsen lo destrozan sin el mas mínimo reparo, dejando una de las peores cintas de vampiros que recuerdo. Todo en ‘The Stakelander’ resulta absurdo, empezando por una historia que no tendría que dar para más de un medio metraje. Damici como autor del guión parece ser consciente de ello y relata el viaje de su protagonista, el joven Martin (Un contemplativo y compungido Connor Paolo al que le resulta casi imposible trasmitir algún tipo de sentimiento. Su mirada perdida y su angustiado rostro casi nos hace desear que algún vampiro acabe por hincarle en diente), sazonándola con encuentros con diversos personajes que no aportan absolutamente nada. Berk y Olsen como directores también se dan cuenta de ello y nos regalan toda una serie de bonitos planos de paisajes que parecen ser usados mas para rellenar metraje que por que estos sean realmente útiles para contarnos la historia que los directores tienen entre manos.

Tras el asesinato de su mujer, Peggy, y de su hija pequeña a manos de una extraña vampira que parece tener el poder de controlar a sus congéneres, Martin comenzará un viaje para dar con el paradero de Mister y convencerlo de que le ayude a matarla. (¿De verdad? ¿En serio que el plan de Martin es deambular por todo Estados Unidos buscando el rastro de un tío que le dejó simplemente un collar con una calavera?).

Igual que ocurrió con el secretismo que rodeo a ‘Blair Witch’ (En la edición del 2016 de la Comic-con se desveló que la cinta que había rodado Adam Wingard no era mas que una secuela de la sobrevalorada ‘El proyecto de la bruja de Blair’. A finales de junio del mismo año, Dark Sky Films, Glass Eye Pix y Syfy –canal de pago donde se hizo una premier de la película y que parece marcar su estética- anunciaron que la secuela de la cinta de Mickle no estaba en curso si no que ya se había acabado de rodar) el resultado no está a la altura de la expectativa creada. Todavía no tengo claro si Berk y Olsen han cogido descartes de series como ‘Juego de Tronos’ o ‘The walking dead’, si directamente han rodado una suecada de estas series pero sin el talento ni el humor con el que algunas veces nos sorprenden algunas de estas peculiares versiones o si esta película no es mas que su carta de presentación para ser contratados por The Asylum.

En el 2013, Eduardo Rodríguez dirigió la secuela del remake de ‘Noche de miedo’ cinta con la que nos sorprendió Craig Gillespie dos años antes y que fue directamente al mercado domestico. A pesar de no esperar gran cosa de la película de Rodríguez, la sensación que tuve tras su visionado es exactamente la misma que al ver la cinta de Berk y Olsen: ¿Por qué he perdido este valioso tiempo viendo una película como esta? ¿Cómo es posible que con las más que interesantes primeras partes que rodaron Gillespie y Mickle se hayan grabado cintas tan aburridas y decepcionantes como estas? ¿Por qué se desperdicia de tal manera a una vampira que podía haber dado mucho mas juego si los guionistas hubieran sabido sacar un mínimo de provecho?

Poco se puede decir de las interpretaciones. A los comentarios ya realizados acerca del trabajo de Connor Paolo habría que sumar el hecho de que Damici sigue por buen camino en su transformación para convertirse en un actor con tan poca expresividad como el actual Mickey Rourke y Laura Abramsen no sabemos si esta interpretando a una chica salvaje o a la hermana de Forrest Gump. No hay aquí un personaje como Jebedia Loven (Michael Cerveris, el September de ‘Fringe’) ni un solo secundario con carisma si no mas bien todo lo contrario, ni un incisivo uso del fanatismo religioso de la hermandad, no hay absolutamente nada, solo el vacío mas absoluto.

Puede que inicialmente la idea de mostrar que ha sido de los protagonistas de ‘Stake Land’ tuviera interés, puede que Damici se quedara con ganas de más, de volver a interpretar a Mister e incluso de que quiera y admire a los personajes que escribió con Mickle pero todo en esta película resulta un absoluto despropósito. Damici que había co-escrito los guiones del remake ‘Somos lo que somos’ y de ‘Frío en Julio’ y ‘Stake Land’, dos películas excesivamente deudoras de otras cintas, fracasa estrepitosamente al intentar crear una historia que consiga captar la atención del espectador. Si además no hay buenas interpretaciones, una desastrosa dirección y cada minuto de la película provoca un increíble sopor y aburrimiento solo os puedo decir una cosa: Huid de ella como los vampiros de los crucifijos…


5 comentarios:

Patrick Bateman dijo...

'Morfeo' se apoderó de mi persona con la obra original, y nunca le di otra oportunidad, quizás debería probar a clavarle el colmillo otra vez...

En cuanto a esta secuela, viendo como la rajas de arriba a abajo, seguro que no haré por verla.

En lo de Rourke, no estoy de acuerdo. Creo que en El luchador está genial.

Saludos.

Missterror dijo...

Ya te advertimos sobre "The stakelander" y no nos creíste, jajajaja. Poco rescatable hay en esta cinta, que se hace mortalmente aburrida escena tras escena. Da la sensación de que aunque vayan pasando cosas, realmente no pasa nada, parece que la película nunca va a terminar. El guión horrible, la puesta en escena soporífera...No es entendible el por qué de esta manera de hacer una secuela.
Poco más puedo decir que no hayas dicho tú en tu análisis, la verdad. Como curiosidad te diré que en la presentación de la película en el pasado festival de Sitges, los directores vinieron a presentarla y se sentaron justo a mi lado. A los cinco minutos de empezar la película, ambos se levantaron y se fueron...Si ni ellos mismos la aguantan, dime tú cómo lo vamos a hacer los que no tenemos nada que ver con el proyecto y lo único que queríamos es entretenernos...

Saludos

Donnie Darko dijo...

MissTerror, este es uno de esos claros ejemplos en los que al terminar la película pensé en por qué no os había hecho caso. Supongo que la curiosidad y mi amor por la primera parte hacían que no pudiera resistirme a ver esta película.

Suscribo cada una de tus palabras. Nada funciona, parece que nada pasa, todo es horrible... realmente no era necesaria una película como esta. Aburrida y lamentable hasta decir basta..

No se si los directores se largaron por que no aguantan su película, para evitar los posibles bostezos y abucheos que podrían llegar a oír o por ambas razones.. jajajaaj

Patrick, si Morfeo se apoderó de ti en la obra original con esta ni lo intentes. Ya te digo, a mi la primera parte me encanta, la he visto varias veces y cada vez la disfruto pero esta 'The Stakelander' me pudo, me venció. Si ni si quiera a un espectador tan entregado a la causa como yo esta película me parece horrenda no se que pensaran el resto, lo que me lleva a dudar de la viabilidad comercial de una película como esta. Si al menos esta película tuviera calidad se podría justificar su existencia pero es que eso brilla por su ausencia..

Un Saludo!

Donnie

El Rector dijo...

Un telefilme en toda regla con todo lo que ello conlleva. Muy acertado el paralelismo con la secuela del remake de "Noche de Miedo", título que desprende sensaciones muy parecidas a las de esta "The Stakelander", de la que poco se puede rescatar, más allá de algún efecto especial, de la belleza de alguno de sus paisajes y del divertido episodio de la casa, con aires, Donnie, a cierta película de tu amado Shyamalan, jeje.

Ya les hubiera gustado a sus responsables que la película se hubiera acercado a la calidad de los citados descartes de "Juego de Tronos" o "The Walking Dead", a la que por supuesto no se acercan ni en sus sueños más húmedos.

No soy gran fan de la primera entrega, pero vamos, como un huevo y una castaña.

Saludos.

Donnie Darko dijo...

Jajaja no había pensado en 'La visita' pero tienes toda la razón.. ahora lo pienso y la verdad es que no se como no se me ocurrió.. con lo que me gusta sacar comparaciones..

La verdad es que en mi caso, la decepción con esta película es máxima. Es un telefilme con todo lo malo que tienen este tipo de producciones y nada de lo bueno que tienen. Creo que esta es una de esas películas que se tendrían que ver para saber como nunca hay que rodar una película..

Si te soy sincero, no salvo ni siquiera un efecto especial...

Un saludo!

Donnie

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.