jueves, 23 de mayo de 2019

Crítica: The Wandering Earth

‘Y en ese momento desaparecieron las estrellas’
Spin – Robert Charles Wilson

‘Nunca he visto la noche. Nunca he visto las estrellas. Nunca he visto la primavera, el otoño o el invierno. Nací al final de la era de frenado, justo cuando la Tierra se detuvo’. Con esta frase comienza el relato corto del escritor chino Cixin Liu que recientemente ha sido adaptado a la pantalla grande por Frant Gwo. ‘Las estrellas seguían brillando, pero no podíamos verlas. No habían desaparecido, sino que estaban oscurecidas: eclipsadas’. Dos hechos, dos sucesos no naturales que llevan a que los protagonistas de las historias de Cixin Liu y Robert Charles Wilson dejen de ver las estrellas. En un caso porque se ha conseguido hacer que la Tierra deje de rotar, en el otro porque un extraño escudo ha aparecido alrededor de esta.


“La densidad y complejidad de las poco menos de cincuenta páginas que tiene el relato original y que hacía de él algo diferente, algo especial, no se aprecia en ninguno de los fotogramas de la película”


Dos notables obras de ciencia ficción que narran la manera en la que los protagonistas se enfrentan a los motivos que les ha llevado a vivir dichas situaciones y lo que se deriva de ellas. La historia corta ‘The wandering earth’ posee una carga dramática y una profundidad que se ha perdido en su transformación en película.

La densidad y complejidad de las poco menos de cincuenta páginas que tiene el relato original y que hacía de él algo diferente, algo especial, no se aprecia en ninguno de los fotogramas de la película de Frant Gwo, que con otros nada mas y nada menos que cinco guionistas mas (Frant Gwo ejerce como director y también como guionista) han dejado a la historia original en simplemente una anécdota para crear un espectáculo tan visualmente atractivo como carente de todo tipo de emoción. Todas las emociones que transmitía la historia de Cixin Liu se convierten en las estrellas de las narraciones del escritor chino y de Robert Charles Wilson: El sentido del espectáculo las ha eclipsado, ha sumido en la mas triste oscuridad a todos aquellos elementos que hacía de la obra de Cixin Liu algo singular, algo con una esencia propia capaz de seducir al lector.


Por desgracia nada de lo que vemos en pantalla consigue captar nuestra atención y las dos horas de duración de la película resultan a todas luces, excesivas y sobre todo tediosas.


“Frant Gwo y el resto de guionistas han simplificado al máximo la historia de Cixin Liu” Frant Gwo ofrece un espectáculo a la altura del Hollywood mas comercial y convencional, o al menos eso es lo que parece que intenta. ‘The wandering earth’ es una cinta a lo Emmerich, a lo ‘El día de mañana’ pero sin la sorna de esta (El momento del cierre de fronteras de México es simplemente soberbio), una cinta que o bien quiere homenajear al Kubrick de ‘2001: Una odisea del espacio’ o bien aprovecharse de ciertas ideas que el director plasmó en pantalla, una cinta que debe y mucho a la por momentos tremendamente ridícula ‘Sayônara, Jûpeta’ de Koji Hashimoto y Sakyo Komatsu (La idea principal sobre la que pivota toda la película de Frant Gwo parece extraída directamente de la cinta de Hashimoto y Komatsu y no de la historia de Cixin Liu, ballena o delfín incluido. Es cierto que el escritor chino hace referencia al planeta, pero en términos bastante diferentes).

Frant Gwo y el resto de guionistas han simplificado al máximo la historia de Cixin Liu. El escritor chino de moda gracias a ‘El problema de los tres cuerpos’ (Extraordinaria novela que posee ciertos pasajes que se le pueden hacer cuesta arriba a más de un lector) plasma en ‘The wandering earth’ ciertas ideas que luego parece que desarrollará en profundidad en alguna de sus siguientes obras: La necesidad de encontrar un nuevo hogar (El sol que va a desencadenar un destello de helio que amenaza con tragarse a todos los planetas del sistema solar. Un planeta con condiciones extremas para el desarrollo de cualquier tipo de vida. Dos civilizaciones, la humana y la trisolariana, con más nexos en común de los que parece), un planeta cuyas fluctuaciones atmosféricas hacen que la superficie pase del calor al frío extremo (‘Muchas veces la gente vuelve a la vida, se plantan cultivos, se construyen ciudades y empiezan a vivir solo para que, de repente, termine la era estable, y el frío y el calor extremos lo destruyan todo.’ –‘El problema de los tres cuerpos’-, ‘En el exterior la temperatura se mantuvo entre los 160 y 180 grados’, ‘Los visores de algunos trajes térmicos se rompieron, exponiendo las caras debajo a temperaturas de más de 150 grados bajo cero’ –‘The wandering earth’-).


“un mero producto para competir con las producciones americanas copiando lo peor de ellas”


La perdida de esperanza de una sociedad anestesiada por el miedo, la incapacidad para sentir (Magníficos momentos que narran la relación entre el padre y la madre del protagonista o el rechazo de las personas por las películas románticas. Ideas ambas que se pueden apreciar en la historia corta pero no en la película).

Es tal la riqueza de la obra de Cixin Liu que esta ‘The wandering earth’ solo se puede definir como una gran oportunidad perdida. El espectador podría haberse encontrado con una gran película de ciencia ficción, con una película que hubiera pensado menos en lo comercial, una cinta en definitiva que no se hubiera acabado convirtiendo en un mero producto para competir con las producciones americanas copiando lo peor de ellas, dejándonos unos personajes irritantes (Lo de Tim –Mike Kai Sui- es digno de estudio) y unas típicas relaciones familiares que no consiguen aportar nada. ‘The wandering earth’ no es lo peor del año, pero si una de las grandes decepciones de la temporada.

Lo mejor: El poderío visual de la película.

Lo peor: La manera en la que se ha desperdiciado el material original.


5 comentarios:

Art0rius dijo...

Es una autentica lástima lo de esta película. Como bien dices se ha perdido todo su lirismo en una traslación a pantalla que se ha ahogado entre efectos especiales gargantuescos y actores protagonistas que te quitan las ganas de acabar de ver el asunto. Igualmente, me ha hecho muy feliz poder verla en el catálogo de Netflix porque era una peli a la que tenía ganas. Lástima de resultado final.

Donnie dijo...

Hola Art0rius!

Yo también le tenía muchas ganas a esta película, sinceramente me hubiera gustado verla en pantalla grande, algo que tras el éxito de la película en China esperaba que pasara, pero tras verla en Netflix agradezco no haber pagado el precio de una entrada. Es una lastima que con tan buen material de partida se haya rodada una cinta tan tópica y tan falta de emoción..Si, visualmente es muy llamativa pero poco mas, la historia aburre hasta a las ovejas y los actores.. uff... Esperemos Cixin Liu tenga en el futuro mejor suerte...

Un Saludo!

Donnie

Unknown dijo...

Netflix haciendo pelis es de lo peor

El Rector dijo...

Anónimo, esta película no es de Netflix. Tan solo la distribuye.

Saludos.

Donnie dijo...

Si, efectivamente, Netflix solo distribuye esta película si bien es cierto que la plataforma por lo general no tiene mucha suerte con las películas que produce o distribuye. Han dado con la clave sobre como rodar series pero en lo que se refiere a rodar o distribuir ciertas películas parece que todavía tienen que aprender mucho.. De todas formas hay que agradecer que distribuyan películas que de otra manera no podríamos ver.. 'The wandering earth' no es una buena cinta pero si una película a la que muchos le teníamos muchas ganas.

Un Saludo!

Donnie

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.