jueves, 27 de octubre de 2011

Crítica: Origen

En el año 2000 Christopher Nolan sorprendió a todo el mundo con una pequeña joya (que al poco de presentarse se convirtió en una película de culto) de bajo presupuesto y endiablado montaje titulada ‘Memento’ (‘Memento’). Era una propuesta original y diferente, alejada de los convencionalismos y las ataduras y la que presentó en sociedad al director inglés, -antes había dirigido la sugestiva ‘Following’ (‘Following’, 1998) en su tierra natal-.

Desde entonces cada proyecto suyo ha creado siempre enormes expectativas (con cada nueva película éstas se acrecientan). Y he aquí que Nolan tenía una idea en la cabeza (“un origen”) y necesitaba mostrarla al mundo. Una idea que ha estado desarrollando durante años y que gracias al tremendo éxito de su, hasta entonces, última película -la impresionante ‘El Caballero Oscuro’ (‘The Dark Knight’, 2008)- por fin ha logrado presentar.

Un megaproyecto repleto de efectos especiales (¿qué hay de malo en esto siempre y cuando estén bien realizados e integrados en la trama? –como es el caso-) y con una poderosa historia, una historia sin fisuras, en la que todo encaja, un plan maestro que sale a la perfección.

Como si de un gran golpe se tratara, Nolan coge su idea, reúne a su equipo, prepara el plan y lo ejecuta de la mejor manera posible, todo un éxito teniendo en cuenta la dificultad que conlleva lograr encauzar semejante tarea a buen puerto. Pero a Nolan no le tiembla el pulso, tiene las ideas muy claras, sabe lo que quiere, sabe cómo conseguirlo, sabe que obtendrá éxito.

El director no pierde el tiempo y desde el comienzo ya nos pone en situación (Nolan obliga al espectador a estar atento ya que la trama contiene multitud de detalles -pero al contrario de lo que se comenta no es complicada-) con un primer trabajo del protagonista y su equipo, -vamos conociendo así su “modus operandi” y cómo funcionan los sueños, el subconsciente, las paradojas...-, para pasar a conocer el siguiente objetivo o trabajo, al resto del equipo y los entresijos de la tan complicada y peligrosa operación que se les plantea.

Y es a partir del comienzo de esta misión donde Christopher Nolan se convierte en Dios y su hermano Jonathan (es su mano derecha) en su profeta. Porque todo lo que acontece a continuación es algo que no puede definirse con palabras. Hay que verlo (o más bien debería decir sentirlo). Porque esta película es toda una experiencia sensorial.

Mucho se ha hablado ya sobre ‘Origen’ (‘Inception’, 2010), se ha dicho de todo, que si es una obra maestra, que si está bien pero no es para tanto, que si no se ha visto nada igual, que si es “normalita”, que si es la película de la década y hasta hay quien dice que no es original, que no es nada del otro mundo, que Nolan se cree demasiado listo... Ni caso. No escuchen nada de lo que les digan (a mí tampoco me hagan caso). ¡Vayan a verla!

Pero sobre todo no olvidemos una cosa, ‘Origen’ es un “blockbuster” veraniego -sí, así es, al igual que lo fue ‘El Caballero Oscuro’ en su día y ‘Batman Begins’ (‘Batman Begins’, 2005) con anterioridad-, es decir, Nolan nos está ofreciendo un magno espectáculo para que disfrutemos. La diferencia entre ‘Origen’ y los demás “blockbusters”, es que Nolan se molesta en ofrecer una cinta diferente, adulta y por qué no decirlo, inteligente.

Lejos de las propuestas insulsas, descafeinadas e incluso aburridas que se amontonan en la cartelera, Nolan nos da la posibilidad de disfrutar con un espectáculo de primer orden al mismo tiempo que nos hace reflexionar, -y no hablo sólo de ‘Origen’, piensen en ‘El Caballero Oscuro’, ‘El Truco Final: el prestigio’ (The Prestige’, 2006) o ‘Batman Begins’-, y todo ello sazonado con la flor y la nata de la industria de Hollywood.

El reparto (están todos/as absolutamente magistrales, da gusto ver cómo trabajan), la música (grandioso Hans Zimmer), la fotografía (Wally Pfister se vuelve a lucir una vez más), el montaje (aquí Lee Smith ha rozado la perfección) y en general todo el equipo técnico y artístico es y está fabuloso, todos han logrado una proeza digna de ser recordada durante mucho tiempo.

Dejemos pues que Nolan nos vuelva a sumergir en su mundo de redención, culpa, traumas, obsesión, antihéroes, desasosiego y cosas que no son lo que parecen.

Como ya he mencionado antes, la película contiene multitud de detalles y es por ello que en su segundo visionado gana mucho (una buena muestra de que su guión está bien construido y bien armado).

En cuanto a los fallos de guión que muchas personas proclaman a los cuatro vientos, debo apuntar que los fallos hay que verlos, no buscarlos. Está claro que si queremos encontrar fallos los hallaremos (pero en ésta y en cualquier película), mas yo prefiero disfrutar del cine, dejarme llevar y soñar.

Ahora voy a buscar mi tótem para comprobar si todavía estoy soñando o no.

Lo que más me ha gustado: todo.

Lo que menos me ha gustado: nada (aunque debo añadir que las escenas de acción no son el fuerte de Nolan, como ya demostró en su díptico del superhéroe enmascarado).

7 comentarios:

Oscar Fortuna dijo...

Estoy de acuerdo contigo. Parece, o a mi me da la impresión, que podría haber mucha más acción.

Ted.

Lestat dijo...

Tremenda película. Yo soy de esos que se pone to' palote cada vez que escucha que Nolan trabaja en un nuevo guión, pero no es para menos considerando lo que ha logrado este tío. Como bien mencionas son los muchos detalles y lo bien currado que está el guión lo que hace que la historia paresca complicada (en cierta parte tuve que recapitular lo que había pasado para lograr ubicarme nuevamente). No sé si es que defiendo demasiado a Nolan, pero a mi las escenas de acción me parecieron muy buenas. Ésta, luego de Memento y luchando contra The Dark Night, es la mejor producción de Nolan, quien ya ha marcado un antes y después en el arte de escribir guiones de calidad.

El Rector dijo...

Yo lo de que Nolan no sabe rodar secuencias de acción, no lo acabo de ver claro. Se criticaron mucho las dos entregas de Batman por este tema, pero a mi me parecieron mas que correctas. Y sobre Origen, mi parte favorita precisamente, es la del hotel en plan Matrix, a mi me pareció alucinante y de gran belleza plástica. Por supuesto, la peli es una maravilla de principio a fin, quizás el tramo final (el royo de la nieve y tal) baja un poco el pistón y que en algunos momentos, se hace un pelín lenta, pero vamos, genial, como todo lo que hace Nolan.

El Sepulturero Torero dijo...

Ay, payo, noj han quitao el dispertador de la fogone-ta.
Buena crítica, Wikus h
Siento disentir, a mi esta película me pareció un tostón, siendo cojonuda, que lo es,José Mota, las cosas como son, pero un tostón jjjjjjjj-jjjj-j Nolan se pone pedantorro con la peoncita y el niño muerto, si haces cine de acción, da caña. Que no decaiga, ya sabeis eso de empezar con el terremoto e ir a más. pero estooo

El Rector dijo...

Sepulturero, por lo menos la consideras un "tostón cojonudo", que a priori, parece menos malo que un "tostón" a secas. Pero no me negarás que lo de la peoncita tiene su intríngulis, ya en lo del niño muerto no entro. Y de donde has sacado que Origen es una película de acción? Precisamente, el cine de Nolan se caracteriza por esa pedantería bien entendida y por la no necesidad, de recurrir a la acción para tapar otras carencias, mas que nada, por que su cine, no tiene de eso, carencias digo. Aunque como ya dije, y aquí coincidimos hasta cierto punto, a veces se hace un poquito pesadita (aka tostón o tostoncete), mas estoy de acuerdo con Wikus, que dada su gran cantidad de detalles y pedanterías, Origen gana mucho en posteriores visionados.

Virota dijo...

ajjaja casi muero de aburricion xD no se que paso me dio mucha flojera esta peli

Machete dijo...

La primera vez se te escapan pequeños detalles, bueno a mí se me escaparon, el segundo visionado la hace enorme. Lo que no estoy de acuerdo es en que la acción no sea cosa de Nolan, claro si hablamos de una acción Hollywoodense, entonces no. Pero prefiero una acción más 'modesta' que la que ofrece Hollywood. Y tampoco la veo como el blockbuster que mencionas, su trama sin ser excesivamente complicada, si es enrevesada, alejando a la película de tal calificación.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.