sábado, 3 de diciembre de 2011

Crítica: Willow

Tras dos sagas de éxito de crítica y público, como son “Star Wars” e “Indiana Jones”, George Lucas lanza en 1988 la película de espada, brujería y fantasía medieval “Willow” con la finalidad de convertirla en una nueva franquicia. Un proyecto que el director llevaba meditando más de una década y que encargó a Ron Howard, quien había trabajado como actor en su película “American Graffitti” (1973) y había iniciado una fructífera carrera como realizador con los films de éxito “Un, dos, tres… splash” (1984) o “Cocoon” (1985).

La malvada reina Bavmorda (Jean Marsh) está extendiendo el mal por todas partes. Pero su reinado se ve amenazado, ya que una profecía anuncia la llegada de una pequeña princesa que acabará con su poder. Bavmorda ordena matar a todos los bebés que nacen, pero la comadrona logra poner a salvo a la princesa Elora nada más nacer. Cuando se entera, la malvada Bavmorda ordena la búsqueda a sus tropas, bajo las órdenes de su hija Sorsha (Joanne Whalley). Mientras tanto, la pequeña viaja río abajo en una cesta y llega a un poblado. Allí vive Willow (Warwick Davis), un enano que acoge al bebé en su casa. Pero pronto se da cuenta de que Elora es muy especial, y toma rumbo a un lejano castillo, donde tiene que llegar la pequeña para estar a salvo. Sus compañeros de viaje, cansados de atravesar peligros, van quedándose por el camino hasta que Willow se queda sólo. Pero, casualmente, encuentra a un guerrero prisionero en una jaula llamado Madmardigan (Val Kilmer) al que, después de muchas dudas, libera. Éste, en agradecimiento, le acompaña el resto del viaje.

Todo estaba orquestado para catapultar a “Willow” como otra de las obras cinematográficas de entretenimiento de Lucas, con un reparto emergente compuesto por Val Kilmer, el caballero, Joanne Whalley, la dama y Warwick Davis, actor de corta estatura protagonista de la cinta en el papel de Willow, que contaba con 17 años y había participado en “El retorno del Jedi” (1983) como uno de los Ewoks. La actriz inglesa Jean Marsh, por otra parte, daría vida a la malvada Bavmorda aportando una magnífica interpretación de una carismática villana.

Otro de los elementos con los que se pretendía fulminar las taquillas fueron los efectos especiales empleados, creados por la compañía de Lucas, Industrial Light Magic. “Willow” fue la primera película en mostrar una escena de metamorfosis (efecto especial morphing) en el que un objeto se transforma en otro de forma foto realista. Todo ello supuso un avance para el cine en lo que a efectos visuales se refiere. Además, la cinta contaba con la genialidad en el stop-motion de Phil Tippett quien demuestra su talento en una de las secuencias más espectaculares, la del dragón de dos cabezas.

El trabajo de dirección y del equipo técnico en general fue destacado por dos nominaciones al Oscar a los mejores efectos visuales y al mejor montaje de efectos sonoros. Mención a parte tiene el talento de James Horner con la sensacional banda sonora en perfecta sintonía con el estilo aventurero de la película.

En el mundo ficticio de “Willow”, fuertemente influenciado por la obra de Tolkien, encontramos enanos, dragones, hadas, caballeros, Trolls y magia. Todo un mundo fantástico plagado de momentos de acción como la batalla en el castillo de Tir Asleen donde los héroes luchan solos contra todo un ejército enemigo con la ayuda de trampas.

Por otra parte, George Lucas repite similitudes con los personajes, concretamente de “Star Wars”. Madmartigan parece Han Solo, Sorsha es la princesa Leia, Willow es Luke Skywalker, Bavmorda el Emperador, el general Kael es Darth Vader, Rool y Franjean son C3-PO y R2-D2, Aldwin, el mago del pueblo Nelwyn, es Obi Wan y la bruja buena, Fin Raziel, es Yoda. Este es otro de los puntos atractivos de la película, aunque en el caso de “Willow” los malvados llegan a resaltar en cierto modo por encima del resto de personajes. Excelentes villanos representados por Bavmorda, aunque el general Kael, con su casco con forma de calavera, también hace ganar enteros al film.

Pese a perfilarse como una de las películas más taquilleras del año, no registró el éxito esperado en la taquilla ni la crítica del momento ayudó por tachar la historia de poco original. En España, la película se convirtió en la preferida para la parrilla televisiva navideña y un clásico de los domingos. Muy seguida después de su estreno, es una de las películas más queridas para los amantes de los cuentos medievales con brujos, enanos y poderes mágicos.

Película emocionante de aventuras, acción, drama, romance y muchísima fantasía, con un guión hagil que garantiza la diversión con un mensaje claro: el bien acaba prevaleciendo contra el mal. Y además nos transmite una idea muy sana y educativa: confia en ti mismo y vencerás cualquier obstáculo en la vida, esto es, la confianza como fuerza interna y, en el caso de Willow, no importa que seas un hombre de estatura pequeña, si crees en ti todo es posible.

Desde NIDO DE CUERVOS, nos llena de orgullo y satisfacción recomendaros para estas Navidades el visionado de este magnífico entretenimiento –de 130 minutos de duración- del cine fantástico de los ochenta.

ANÉCDOTA: Se dice que George Lucas pretendía conseguir los derechos de "El Hobbit" pero tras la negativa decidió realizar una historia muy influenciada por la obra literaria "El Señor de los Anillos".

7 comentarios:

El Rector dijo...

Ranita Bundy, casi me saltan las lágrimas leyendo tu crítica de Willow macho, me encanta esta película, es una de las grandes de mi adolescencia, una de mis espada y brujería favoritas. Primero por que siempre fui un admirador enfermizo de Madmartigan, es un personaje que siempre me fascinó. Un granuja que en principio solo piensa en el mismo, pero que termina sintiendo devoción por aquellos que un día se cruzan en su solitaria vida y pone la suya propia a su disposición para protegerlos, me parece un personaje de una nobleza y un honor alucinante. Que luego se acabe enamorando de su enemiga, ya es de otro mundo.

La historia, los personajes (esa bruja mala daba muchísimo respeto, al igual que el guerrero de la calavera), la ambientación...TODO. Siempre desee tener esas habichuelas mágicas que lo convertían todo en piedra, siempre. Visionado obligado, película de culto.

Curiosa la comparación con la saga Star Wars, nunca me había parado a pensarlo.

Darkotica dijo...

Fantástica! también una de mis preferidas en la infancia-adolescencia, ésta peli en mi casa causó auténtico furor, la veíamos cada dos por tres...

Ostras Ted! yo tampoco había caído en lo de Star Wars y no sabía lo de El Hobbit y George Lucas, hay que ver cuanto se aprende con el reportero más dicharachero de Nido de Cuervos ;D

Le tengo muchísimo cariño a Willow, que en mi opinión, junto a La Princesa Prometida, Conan, el Bárbaro (la de Schwarzy, of course!) y ESDLA forman la lista de las mejores películas de espada y brujería...lo que más me choca de todo esto es que siempre que veía Willow me quedaba absolutamente prendada de Madmartigan jaja!, dioss, lo que puede cambiar una persona...

Missterror dijo...

Willow ni mas ni menos!!!!Ted,te estrenas en Diciembre con una de las grandes!!!

Willow fue una historia aparte.Nos arrastró a un mundo de fantasía,ilusión,aventura,magia y seducción que ni siquiera sabíamos que existía,todos éramos muy jóvenes y estoy absolutamente segura de que tenemos ciertas imágenes,miradas y sonrisas tatuadas en la mente.
Todos vosotros queríais ser Madmartigan,todas nosotras queríamos arrancarle la cabeza a Sorsha ,ocupar su lugar y vivir un amor épico con Madmartigan ,ésto es ley

Darkotica dijo...

Eso es ley y era de sentido común, ohhh yes! ;D

Rector, tu deseabas las habichuelas mágicas, aunque no sé a quien querías convertir en piedra, ¿¿a quien era?? venga dilo!, yo deseaba el polvo de los corazones rotos de los duendes, el culpable de que Madmartigan se enamorara perdidamente de la vil Sorsha jaja!

Anónimo dijo...

TED

Todo lo que os explico siempre ha sido muy comentado. Recuerdo cuando jugaba a Magic El Encuentro siempre acabas hablando de esta peli. No lo sé. Es mágica. Tiene buenos ingredientes.

Tyrek dijo...

Guión hagil???????

Lo siento pero era muy gordo como para no comentarlo...

El Sepulturero Torero dijo...

TYREK, no nos interesan tus preferencias sexuales, gracias :)

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.