jueves, 24 de junio de 2010

Crítica: Laid to Rest

Los amantes del cine "slasher" de pura cepa estamos de enhorabuena, pues Robert Hall nos trae bajo el brazo "Laid to Rest", película que reúne casi todos los ingredientes para convertirse en uno de los nuevos puntales del susodicho. Hay que decir que la película viene abalada por una excelente acogida de la crítica especializada, incluso la han llegado a tachar de clásico o nuevo icono del cine de asesinos enmascarados, como suele ocurrir en este tipo de casos y en mi humilde opinión, algo totalmente desmesurado.

"Laid to Rest", como buen "slasher" gira alrededor de la figura del asesino de turno, en esta ocasión un tipo grandote con una calavera de metal a modo de máscara y gran amante de las nuevas tecnologías, pues el tipo siempre calza una cámara de video al hombro con la cual inmortaliza todos sus trabajos, en este sentido no se puede negar que el personajes en cuestión no está exento ni de encanto ni de potencial, la pena es que no se haya indagado un poco en sus orígenes o motivaciones para darle ese toque de misticismo que todo asesino enmascarado necesita, aunque "Metal Skull" (para los que no dominéis los idiomas como yo, ("Calavera de Metal") es uno de esos tipos que hablan con actos y no con palabras, porque una cosa os voy a decir, no he visto semejante brutalidad desde las viejas cintas de "Viernes 13", y es que "Laid to Rest" sea posiblemente el slasher más sanguinario de los últimos 15 años, superando incluso a el reciente remake de "My Bloody Valentine" que ya contenía un alto nivel de sangre y violencia, pero es esa ocasión las muertes estaban más enfocadas a la risa fácil y sobretodo al 3D, mientras que lo que vamos a encontrar en "Laid to Rest" son muertes con mucha menos parafernalia pero al mismo tiempo mucho mas crudas y brutales, sacándole todo el partido posible al cuchillo dentado que utiliza "Metal Skull" en sus asesinatos, todo ello realizado de forma impecable y muy "dolorosa" para el espectador, por lo que cuando el amigo entra en escena, las cotas de diversión que alcanza la cinta son muy elevadas, no solo por esa extremada violencia de las que os hablo si no también por la gran variedad de las situaciones.


El principal problema de la película reside en su irregularidad, me explico, cuando "Metal Skull" mata, la cinta roza el techo del género, pero cuando el amigo pierde protagonismo, la cinta evidencia todas sus carencias, no argumentalmente, pues directamente no tiene argumento (algo que se puede perdonar en este tipo de producto), sino por que resulta tediosamente aburrida, carente de tensión y plagada de diálogos intrascendentes, y eso que en esta ocasión no tenemos que sufrir al clásico grupo de adolescentes cachondos, pues la historia se centra en una chica amnésica (interpretada de forma lamentable por Bobbi Sue Luther, a la que también tendremos que sufrir en el remake de "Night of the Demons"), un matrimonio de mediana edad y un excéntrico tipo que acaba de perder a su madre, pero todo resulta demasiado cutre, incluso las interpretaciones de los actores denotan demasiado que estamos ante un filme independiente, a pesar de la participación de dos actores contrastados como Lena Headey ("The Broken", "Terminator:The Sarah Connor Chronicles") o Thomas Dekker ("Terminator:The Sarah Connor Chronicles" o el remake de "Pesadilla en Elm Street").

Conclusión, "Laid to Rest" es una película irregular, que combina momentos absolutamente geniales con otros absolutamente casposos, donde la cutrez general que emana por todos sus poros, contrasta de forma casi obscena con la perfecta factura de sus secuencias de violencia, posiblemente la mejor colección de muertes que hemos disfrutado en "Nido de Cuervos" hasta el momento, con un personaje que sin llegar al nivel de carisma de los grandes maestros, cumple con creces y donde sólo se echa a faltar un poco más de información sobre su pasado, esa leyenda negra que contar a los niños en el bosque alrededor del fuego en una oscura noche de verano para que se caguen en los calzoncillos, por no decir que como amante del "slasher", también me he sentido un tanto ofendido por no haber presenciado ni un triste par de tetas en toda la película, en un claro ejemplo de falta de rigor profesional por parte de su director, que por otra parte, nos intenta compensar esa carencia intentando ofrecernos un final sorprendente con el que llevarnos las manos a la cabeza, aunque para desgracia suya y nuestra, fracasa en el intento, pues este resulta igual de irrelevante que toda la línea argumental del filme.

Pese a todo esto, estamos ante un producto 100% disfrutable que seguro y pese a sus muchos defectos, gustará a los amantes de sagas como "Viernes 13" o "Halloween", una película de terror ochentera que incluso se permite el lujo de ofrecernos algunos divertidos toques de humor macabro que hacen digeribles sus prescindibles partes del relleno, es decir, siempre que "Metal Skull" no nos da nuestra dosis de sangre, muerte y rock&roll.


0 comentarios:

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.