miércoles, 30 de enero de 2013

Crítica: House At The End Of The Street

Madres del mundo, aparcad por un rato los quehaceres propios del título que ostentáis, y acercaros, prestadme un poquito de vuestro valioso tiempo porque hoy, queridas mías, recuperamos uno de esos subgéneros que tan tontonas os pone y tantas satisfacciones os otorga, si sufridoras mías, hoy os traigo una película para todas vosotras, una de esas y ya hacía tiempo, que se cobija bajo la majestuosa etiqueta cinematográfica de PQGANM (“Película que gustaría a nuestra madre”). Hasta aquí nada excesivamente excepcional, vosotras bien sabéis ya que este tipo de productos existen (véanse “Expediente 39”, “La Huérfana” o “El Orfanato”), sabéis también cuales son las características básicas que los definen (y os remito a cualquiera de los títulos anteriores si aun no estáis familiarizados con el término) y sabéis donde podéis encontrarlos de forma habitual, es decir, en Antena 3 la sobremesa de los Domingos.

Bien, hasta aquí, todo normal. Todo correcto. ¿Donde está pues, la gracia de la cinta que nos ocupa? Que por cierto, no es otra, que “House At The End Of The Street” del amiguete Mark Tonderai, pues veréis, la gracia reside en que ésta no solo abarca el PQGANM, sino también el PQGANMYASHAPEANH (“Película que gustaría a nuestra madre y a su hijo adolescente, por ende, a nuestro hermano/a”). Y es que “House At The End Of The Street”, no solo está pensada para vosotras, sufridoras empedernidas, sino también para ese hijo o hija de entre 15 y 20 añitos que os obliga a plantearos a diario la desagradable cuestión de que si aquel polvete de sábado por la noche sin profiláctico, fue la más acertada de las decisiones. ¿Que por qué la película se engloba en esta nueva etiqueta que me acabo de sacar de la punta del nabo? Fácil. La respuesta es muy fácil y no tiene que ver con el “porque”, sino más bien con el “por quien”. ¿Quien? Jennifer Lawrence (“X-Men: Primera Generación”, “Los Juegos del Hambre”), la nueva niña de los ojitos de la industria cinematográfica de Hollywood o lo que es lo mismo, su nueva gallina de los huevos de oro.

Y es que Lawrence, se ha convertido en el rostro de moda y nuevo reclamo para toda una generación de borreg..., quiero decir, de adolescentes, enamorados de la señorita después de que ésta protagonizase el nuevo best seller para adolescentes del pasado año, “Los Juegos del Hambre”. Está claro pues, que vamos a tener que sufrir a esta moza (que por lo que la he visto hasta ahora, está tan dotada para la interpretación como yo, para las fiestas de disfraces u otras reuniones sociales) hasta que nos escueza el culete y pobre de aquellos que tengan la piel del mismo más fina de la cuenta.

Queda claro por lo tanto, que Lawrence es el principal reclamo de una película que pese a su título, poco o nada tiene que ver con aquella fantástica “La Última Casa a la Izquierda” del no menos fantástico, a veces, Wes Craven. Pues bien sabido es, que lo que suele ofrecer el de Cleveland, difícilmente sería del agrado de nuestra progenitora. No amigos, lo que nos propone el señor Tonderai no es otra cosa que un thriller (y nunca mejor dicho) de estar por casa, uno de esos, para más hincapié, que jamás habría trascendido de no estar protagonizado por quien lo está. Uno de esos, que tan solo puede digerirse (y sin ninguna garantía de éxito) en dos marcos muy específicos, mientras nos tomamos el café en la susodicha sobremesa de Domingo, o la noche anterior, con pizza, cervezas, un par de colegas y una tía muy maciza (y que huela muy bien, que sea muy guapa, lista, divertida, dulce, con carácter y que además, la quieras mucho) recostada sobre tu pecho, cuando todas las demás opciones cinéfilas han sido previamente descartadas por diferentes motivos. Cualquier intento de visionar la cinta en otro escenario, está sentenciado al fracaso... por supuesto, a no ser que seas madre o adolescente.

Yo, que no soy ni una cosa ni otra, solo puedo catalogar a “House At The End Of The Street” como lo que es, un thriller mediocre y carente de interés que, rodado con un poquito más de gracia y escrito con un poquito más de sentido común, podría haber dado bastante más de si. Y es que el principal problema de la película no reside ni en las cuestionables capacidades interpretativas de su protagonista, ni en su inexistente expresividad facial, ni siquiera en la manida y simplona linea argumental. No. El principal problema es que tu no puedes construir una historia que basa todo su interés potencial en una determinada carta, y destaparla a la media hora de metraje, más, cuando éste, en adelante, no contiene otra cosa que un cúmulo de tópicos y clichés mil veces vistos en este tipo de (tele)filmes, al servicio del monólogo escrito para el lucimiento personal de su protagonista femenina, quien acapara el 90% de los planos del filme.

Cerveza sin alcohol, gaseosa sin burbujas, pollo a l´ast sin all i oli... mil y un símiles se me ocurren para definir el insípido desarrollo de una propuesta que aburre más allá de la relativa incertidumbre de su primera media hora y que ni siquiera tiene la decencia con el espectador de tirar de efectismos visuales para intentar disimular las miserias de un guión flojo y sin gancho y de unas interpretaciones estériles, por mucho que nos quieran vender a Jennifer Lawrence incluso en los cromos del phoskitos. Eso si, no tengo la menor duda, de que ellas, las madres, sabrán disfrutarla.

La secuencia: Pues no sabría decirlo. Debo reconocer que igual, y solo igual, estaba más pendiente de la chica que tenía al lado que de la propia película.

El vino caliente casa perfectamente con el clima Berlinés: Su primera media hora, que aunque poco sutil, consigue picar el intelecto del espectador.

Mezclar carne de ternera y anchoas en una pizza, es una puta guarrada: La frialdad que transmite Jennifer Lawrence y lo poquito que esconde la cinta más allá de su presencia.
 
 

14 comentarios:

thewronggirl dijo...

Pues vaya mierda grande como un piano!

TED BUNDY dijo...

Me encanta el nuevo género que te has inventado. Debes tener la punta del pene enorme para que te salga dicho género.

Por lo que dices en la crítica parece una peli de menos de un 4.

Saludos.

Kontroverse dijo...

Yo con esta me dormí. No te digo más.

Saludos!

Depredarock dijo...

Estoy seguro que me va a gustar más la crítica, los nuevos géneros inventados y la pizza de carne de ternera con anchoas que la película. Con permiso de la reina, cojonuda la crítica señor Rector.

Missterror dijo...

Tú mismo lo dices Rec, película de Antena 3 a las 16:00, un domingo. Que oye Rector, estoy segura de que si la hubieras visto en esa tesitura, te habría sorprendido y entretenido bastante (porque tela marinera lo que ese "canal" ofrece...)

Yo debo decir que la vi exactamente como la viste tú (a ver si por casualidad, yo iba a ser la chica que estaba a tu lado...), y bueno, me pareció entretenida. No da mucho de sí la verdad, y como bien dices, mostrar la principal carta casi al empezar el juego es un error garrafal, casi imperdonable, pero qué quieres de una película que se ha hecho para lucimiento de su protagonista??? A estas cosas sólo se les puede pedir que, al menos, entretengan un poco, y admitiendo que en ocasiones me dormía sin control (pero porque yo llegan ciertas horas en las que no tengo aguante ninguno), yo estoy en disposición de decir que no se hace larga, y eso es ya un puntico que tiene a su favor.
Las cosas por su nombre, la peli es basura, pero todos sabíamos que lo sería, por tanto, sólo puedo valorarla por el grado de entretenimiento (por muy vacío que este sea) que ofrece, y en ese punto, para mi es correcta.

Por cierto, la pizza de ternera y anchoas es horrible, cierto, pero hay gente a la que le gustaría ser enterrado con una anchoa a cada lado de la boca, no te digo más.

saludos

El Rector dijo...

TWG, y de los de cola.

Ted, pues no te creas, normalita.

Para mi la película suspende, pero tampoco entraría en lo que sería la categoría de PQNPNCC (Películas que no pasan ni con cerveza).

Kontroverse, no fuiste la única. Y hasta ahí puedo leer...

Depredarock, como siempre, muchas gracias por tus palabras, está claro que a ti, se te gana por el estómago.

Viendo que solemos coincidir bastante, te diré que no pierdas el tiempo con esto.

Green Cosmos Edition, cerdo!!! ;)

Missterror, si, ese tipo de "canales" ofrecen cosas tan perjudiciales para la salud mental, como "Familia", no te digo más...

... y si, ahora que lo dices, creo que tu eras la chica que estaba a mi lado ;)

Saludos.

Anónimo dijo...

Pregunto entonces algo yo. Que peliculas de suspenso, horror o terror son buenas? Ya que esta es tan mala?

grisislas dijo...

Difiero con las personas que opinan que La Casa de Al Lado es muy mala! Puesto que hay que rescatar el reparto, la historia y que sí te mantiene con la intriga! Reconozco que en algún momento sabes qué es lo que pasará, pero al final se disfruta! Me pareció buena!

El Rector dijo...

Anónimo, pues me sería imposible responder a una cuestión tan genérica como la que planteas. Películas de terror buenas hay muchas, muchísimas. Lo que si te puedo decir (de hecho, ya lo he hecho), es que la que nos ocupa, no se contaría entre ellas, no ya por mala, pero si por mediocre, que para el caso, es lo mismo.

Grisislas, y es una opinión muy respetable, desde luego. Yo por desgracia no le veo el suspense por ninguna parte, es cierto que al principio consigue mantener cierto interés (que no es poco para una cinta de este tipo), pero llegados a cierto punto, su previsibilidad y la constante sensación de que lo que nos están contando, ya lo han hecho muchas veces antes, y mejor, lastran demasiado una experiencia muy descafeinada que difícilmente podría satisfacer a ningún amante del terror. Igual el público más adepto al thriller de corte más comercial, o a la srta. Lawrence (que a mi tampoco me parece que lo haga excesivamente bien), sepan disfrutarla.

Películas como ésta, hay muchísimas y muy superiores. Pero claro, no la protagoniza la actriz popular de turno.

Saludos.

Anónimo dijo...

Eres una basura española y se ve que no te gusta ver lindos pechos, has de ser gay jodido gachupín...

Missterror dijo...

Hay que ser retrasado mental para poner un comentario que te defina de esa forma. Lo dicho, RETRASADO!!!

El Rector dijo...

Anónimo, ¿No te habrás confundido de web? En cuanto a tu falta de educación, bueno, no todo el mundo tiene el privilegio de asistir a una escuela o en su defecto, de recibir una buena ídem de sus progenitores. Está claro que ese es tu caso y por ello, no te tendré en cuenta semejante vómito mental. De donde no hay, no se puede sacar. Vete a ver "lindos pechos" por ahí, y deja esto del cine para los que pueden disfrutarlo.

¿Y que diablos es un gachupín??

Saludos.

May Dove dijo...

No entiendo nada...

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.