viernes, 5 de julio de 2013

Artículo: Bates Motel

 
Este motel es una ruina y madre, no hay más que una
 
Todos conocemos Psicosis como la película que arruinó las horas de ducha de mucha gente. De momento, Bates Motel, que es una serie ligeramente basada en una precuela a la increíble cinta de 1960, es como ver un mix de Buscando Nunca Jamás y Charlie y la fábrica de chocolate habiendo crecido. Es demasiado pronto para saber si conseguirán que en una próxima temporada pasemos a tener algo más maduro, pero una cosa está clara: nunca llegará al nivel de Psicosis.

Bates Motel sigue las andanzas del adolescente Norman Bates (Freddie Highmore) y su controlada y desquiciada madre Norma (Vera Farmiga) en su llegada a un nuevo pueblo. El piloto abría con un Normal algo perturbado en la cocina. El chico mira la foto de boda de sus padres en la pared e inmediatamente aparece en otra parte de la casa, donde encuentra a su padre muerto. Norman llora su pérdida, pero su madre no parece muy rota. Al fin y al cabo, esto les da la oportunidad de empezar de cero y abrir un motel en cualquier otro sitio.

Si habéis visto Psicosis, es fácil ver las primeras escenas y dejar volar tu imaginación sobre si Norman ha jugado algún papel en la muerte de su padre. A lo largo de la temporada vemos como Norman tiene desmayos y para los fans de Psicosis, ya sabéis que no sale nada bueno de estos bloqueos.

Ya desde el principio, Norma y Norman se muestran encantados con el pueblo pero hay más de un personaje que les muestra su descontento, un borracho que va a molestarles porque han comprado el motel y las tierras que pertenecieran a su familia y que el tipo había perdido al banco por no pagar. A las chicas del insti en seguida les gusta Norman porque es rarito y es nuevo y esto es una serie. En la vida real, lo hubieran mirado una vez y ajo y agua.
 
Ya en el primer episodio tenemos violencia, amor y una violación, vamos frescos; pero el ritmo salvaje del capítulo se irá apagando a lo largo del resto de episodios hasta llegar a cansar en algunos episodios. Tenemos a una chica enferma pegada a un tanque de oxígeno que tiene una obsesión mortal con Norman y que él ni fu ni fa, porque le mola la guapa del insti. Y se la tira y ésta pasa de él y drama.

La madre tiene un rollete con el policía que resulta que secuestra chicas y las tiene en su sótano para torturarlas y violarlas, y vaya; para ser un pueblo de mala muerte pasan miles de cosas. Porque aparece en el segundo episodio (creo) el hermano de Norman, que se lleva fatal con su madre y se mete en un grupo de traficantes y malajes que también rondan por el lugar. Un lugar fresquito in the middle of nowhere.

Bueno, durante esta temporada vamos viendo cómo se desarrollan las relaciones entre los personajes, Norman y su madre; que es ultra posesiva y cansina y en verdad ojala se muera pronto; Norman y su hermano, que tampoco se conocen tanto; y el hijo mayor y su madre que se llevan a patadas pero ay, si alguien toca a alguno de los dos, que el otro salta como el aceite.

El hecho de que esté ambientada en la actualidad le quita verosimilitud para con la historia de Psicosis, es muy difícil pensar en Norman como aquel hijo de puta que mataba chicas en su motel en los 60 cuando tienes a un Norman en la actualidad de 17 años que está loco por una guarra del instituto que escucha a Justin Bieber peeeeeeeeeero… bueno, se supone que esto es lo de menos.

Queremos que en una segunda temporada haya más sangre, más violencia y el cliffhanger del último capítulo así lo apunta; dejando ver un Norman más roto y más perturbado que nunca e iniciando, parece ser; su carrera criminal y esquizofrénica. Un loco del coño, vaya. Que es lo que queremos. No queremos que las próximas entregas caigan en los bodrios de los dramas actuales, drogas y mierdas varias. ¡Queremos muertes horribles!
 
 

6 comentarios:

El Rector dijo...

Pues aunque nunca he sido gran fan de la saga de Psicosis, reconozco que tengo curiosidad por ver esta nueva adaptación televisiva. El problema es que ahora mismo hay 200.000 series que tengo en cola, así que me temo que va para largo...

Me has despertado el gusanillo WG...

Saludos.

thewronggirl dijo...

Bien, me alegro. Tampoco te esperes ver algo impresionante, eh? Yo espero que suba el nivel en la segunda!

Damien Thorn dijo...

Genial tu artículo,compi,aunque a mi me ha gustado esta temporada más que a ti... Será que se me ve el plumero con la Farmiga ,que es una de mis debilidades... ES cierto que todo se embarra un poco con la trama del pueblo,la plantación de maria y demás pero yo me enganché cosa mala....
FELICIDADES y un saludo!!!!

thewronggirl dijo...

Gracias!
A ver qué tal va la segunda temporada... El final de la primera dio un gran salto a que suba el nivel!

El Rector dijo...

Pues vista ya la primera temporada al completo, no coincido mucho esta vez con el análisis de la chica equivocada, pues a mi juicio, estamos ante una de las series, basadas en grandes hitos del cine (o la literatura), más acertadas (junto con "Hannibal") que servidor haya visto, más después de sufrir basuras recientes como "Gotham".

Apasionantes de principio a fin los diez capítulos que componen esta temporada inicial, donde destaca sobre todo lo demás, la brillantez con la que se manejan las altas dosis de suspense que contiene la serie, así como su estupenda banda sonora y unas interpretaciones, en especial las del tándem protagonista, que rozan la perfección en cada uno de sus roles. Tanto Freddie Highmore como Vera Farmiga, lo bordan con dos personajes a los que pese a todo, terminas por cogerles "cariño".

Fascinante la reimaginación llevada a cabo de la enfermiza relación madre-hijo y de los orígenes de la mórbida demencia del pequeño Norman (también conocido como "Le petite Aznarín").

El único punto negativo, la subtrama de la maria que no tiene nada que ver con lo que hemos venido a ver y su ambientación actual de puertas para afuera, lo que le quita algo de personalidad. No obstante, no es impedimento para disfrutar de uno de los mejores shows televisivos de la temporada.

Por cierto, un placer tener al bueno de Ricardus entre nosotros de nuevo ;)

Saludos.

P.D: TWG, como alguien te lea sin haber visto la temporada, se la destripas enterita, jeje.

Missterror dijo...

A mi también me ha gustado más que a ti, May, de hecho ha sido toda una sorpresa, pues era de esas series que te dan mucha pereza empezar y una vez hecho, te engancha. Lo ha hecho por diferentes razones: por supuesto por la formidable y totalmente creíble actuación de la pareja protagonista, por la suciedad y el mal rollo que desprende el motel, por muy limpio que lo dejen, porque asistimos al nacimiento de un psicópata total, y porque a mi Norma me cae muy bien :) Está claro que tiene una obsesión con su hijo y es sobreprotectora en exceso, pero la entiendo perfectamente, es una superviviente con una vida muy difícil, a quien lo único que mantiene cuerda es ver a su hijo crecer feliz y tranquilo. Como madre intenta proteger a su niño, como mujer, su vida es una constante lucha por dejar de ser una perdedora con un imán increíble para atraer las desgracias.

Coincido con mis compis en que la subtrama de las plantaciones y los negocios del pueblo son irrelevantes, y que hay algún que otro personaje que sobra (al que afortunadamente hemos despedido en la segunda temporada).

Una sorpresa que no hay que dejar pasar.

Saludos

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.