sábado, 13 de julio de 2013

Crítica: Star Trek: En La Oscuridad

Alguien capaz de escribir algo tan grande como fuera “Perdidos”, posiblemente, la mejor serie que se haya rodado jamás para televisión, lo único que merece es admiración. Y en ese contexto, J.J. Abrams, es una de esas personalidades destacadas en mi lista VIP de gente admirada por más que como director, tampoco es que me causara excesivo impacto con aquella entrañable, si, pero también sobre valorada “Super 8” y quien previamente, ya se hubiese puesto de mierda hasta las cejas con la mediocre “Misión Imposible 3”. Más tarde, el rey midas de la televisión haría aún el más difícil recuperando para la gran pantalla una de las franquicias más míticas de la historia del cine, de la ciencia ficción para ser concretos: Star Trek. Y su irrupción en el universo Trek no pudo ser más blasfema, pues lejos de continuar con las aventuras del que para mi, sea el capitán por antonomasia de la flota estelar, Jean Luc Picard, Abrams se destapó con una precuela, un viaje a las entrañas de la bestia, a la adolescencia de John T. Kirk y su inseparable compañero Vulcano.

Vaya por delante como ya se ha podido desprender de mi anterior comentario que dentro del universo Trek, “Star Trek: La Nueva Generación” es poco menos que mi libro de cabecera y eso, que yo no leo. Tras las tres gloriosas entregas que protagonizaran Patrick Stewart y los suyos, y el mal sabor de boca que nos dejara la en comparación, mediocre “Star Trek: Némesis”, llegó Abrams recuperando personajes pre históricos y dándole un look más actual a los personajes clásicos, para regalarnos una de las películas de ciencia ficción palomitera, más divertidas de su curso. Mucho humor, aventuras, acción y un gran despliegue de Fx para enseñarnos la cara más lúdica de la franquicia (que lejos quedan ya los tiempos de oscurantismo y maquiavélicas tramas políticas de “Star Trek: Espacio Profundo 9”). Bien. “Star Trek: En la Oscuridad” continúa recorriendo el mismo sendero de la anterior entrega, y haciendo gala a su coletilla, tendiendo más a hacerlo por la sombra.

Este nuevo capítulo, pese ha estar aun en las antípodas de la citada “Star Trek: Espacio Profundo 9”, si es cierto que se adentra en terrenos más cavernosos de lo que lo hiciera su predecesora, más pendiente en captar para la causa a las nuevas generaciones que en opositar para las huestes veteranas, incluso se permite el lujo de hacer un guiño a la siniestra sección 31 y con eso, amigos, ya me ganaron para siempre, ya me dejaron el culete tan apretado, que podría haber entrado en curvatura en cualquier momento. Por suerte, no lo hice, me mantuve estoico en mi cómoda butaca y pude asistir a otro de esos momentos para el recuerdo que valga la redundancia, le recuerdan a uno por que ama a esto del cine. Después de la decepcionante “El Hombre de Acero”, necesitaba una nueva inyección de moral cinematográfica. “Star Trek: En la Oscuridad”, me la ha dado. Vaya si me la ha dado.

Más allá de todo lo que se le presupone a una película como esta, que no es otra cosa que un espectáculo sensorial de primer orden, que lo tiene, “Star Trek: en la Oscuridad” se nos muestra como una entrega algo más madura que la cinta de 2009, no solo pendiente de dar credibilidad a los alter egos adolescentes de Kirk, Spock y compañía, sino poniendo también más énfasis en construir una historia más “compleja” (y esto lo dejaremos en cuarentena visto lo que se ha llegado a ver en la franquicia) donde las conspiraciones, las traiciones y la venganza, están a la orden del día. Estando pues ante una historia dinámica que más allá de sus muchos fuegos artificiales, consigue enganchar al espectador gracias a su evolutiva naturaleza. Tanto de trama, como de personajes.

En esta nueva entrega, Kirk y Spock deben compartir focos en el escenario con un tercero en discordia, otro personaje mítico de la franquicia al cual no veíamos desde cierta película de la década de los ochenta y que por supuesto, no voy a desvelar aquí. Solo diré que la entrada en escena de dicho personaje, es uno de los grandes aciertos de este nuevo episodio, funcionando como perfecto catalizador de las muchas emociones que la historia le depara a los personajes y por ende, a los espectadores. Trío principal acompañado, por supuesto, de todos los secundarios habituales que ya vimos en la película anterior (caméo entrañable incluido).

Pasando de puntillas sobre algo tan concurrido en el universo Trek como es la moralidad y los valores de la federación (aka Estados Unidos), “Star Trek: En la oscuridad” se centra más en la visceralidad de la venganza, leit motiv que mueve a los dos antagonistas del relato. Para dibujar dicha venganza, tenemos ese grandilocuente despliegue de efectos especiales imposibles que se nos había prometido intrínseco. La orgía visual es apoteósica y las abundantes secuencias de acción, apasionantes de la primera a la última, exorcizando de paso, todos los demonios aferrados a nuestra piel después de “sufrir” con “El Hombre de Acero”. Tanto técnica como artísticamente, la película de Abrams luce majestuosa y a veces, incluso, consigue salir airosa de situaciones tan delicadas como la de re-imaginar a todo un escuadrón de guerreros Klingons, en pleno corazón de Kronos.

Conclusión, “Star Trek: En La Oscuridad” es la mejor entrega de la saga en la gran pantalla desde “Star Trek: Primer Contacto”, uno de los grandes divertimentos del año, un regalo respetuoso para cualquier aficionado al universo Trek y de la misma forma, una tentadora invitación a todos aquellos profanos en la materia. Espectacular, bien narrada, plagada de situaciones épicas y que dentro de su naturaleza de show business, consigue mantener intacta toda la esencia de la franquicia. Grande Abrams y por supuesto, larga vida y prosperidad.

La secuencia: La increíble persecución final entre Spock y el villano. Ver para creer.

Lo mejor: El in crescendo de la narración, su grandeza visual y el perfecto equilibrio entre cuerpo y mente.

Lo peor: Que a estas alturas, ver una nueva entrega de La nueva generación en pantalla grande, es poco menos que una utopía.
 
 

27 comentarios:

Max Cady dijo...

Nunca he sido un gran seguidor del universo de Star Trek, de hecho las series de televisión no las he visto y de las películas (“clásicas”) que se realizaron para la pantalla grande sólo me parecen verdaderamente reseñables las dos primeras entregas, sobre todo la del maestro Wise (el resto siempre me han parecido muy decepcionantes y algunas bastante mediocres). De las interpretadas por el señor Stewart no puedo hablar porque no he visto ninguna (no me llaman nada). Pero en el año 2009 J.J. Abrams me regaló una película de ciencia-ficción y re-visión de una franquicia absolutamente maravillosa. Quedé muy satisfecho y consiguió que me interesara por las nuevas entregas de la nave Enterprise.

Aún no he tenido oportunidad de ver esta nueva película (Star Trek: En La Oscuridad) pero espero no se demore mucho más. Desde que vi el tráiler que le tengo unas ganazas enormes y leyendo tú critica, Rector, estoy salivando cual perro de Pavlov.

Saludos y estupenda reseña.

P.D. Lost es uno de los eventos televisivos más importantes e influyentes de la historia de la televisión (eso no creo que lo niegue nadie), pero tiene una de las conclusiones más lamentables y vergonzosas (también) de la misma. No obstante, nadie le puede quitar el enorme mérito a su creador de realizar una de las series más adictivas y emocionantes nunca facturadas.

P.P.D. Super 8 es una joya maravillosa, un verdadero prodigio (y si no fuera por un final un tanto precipitado) una obra maestra absoluta del cine.

Missterror dijo...

Reconozco no haber sido nunca fan de Star Trek, reconozco no ser fan de la ciencia ficción, en líneas generales, reconozco no sentir simpatía por las naves espaciales, reconozco que cada vez que he oído hablar del señor Spock sentía un poco de urticaria, reconozco que el capitán Kirk me parece un chulo de quinta categoría, reconozco que el sentido de la vida vulcana me hace sentir tremendamente incómoda...reconozco todo eso, pero hoy tengo que reconocer que ayer en el cine, viendo "Star Trek: En la oscuridad" disfruté de verdad. Reconozco que me metí de lleno en la historia y que la diferentes historias que se me contaban me engancharon mucho más de lo que reconocí en un primer momento.

Debo agradecer al destino que me llevara ayer al cine, y que hiciera que terminara viendo Star Trek, y no otra, porque a lo mejor este es el paso necesario para una reconciliación con las estrellas.

Pese a que todo el royo de la flota estelar apesta a Yankyland, las relaciones de amistad me llegaron mucho. Pese a que el personaje de la novia de Spock me parece totalmente prescindible, todo se compensó con el papelón del antagonista (no diré quien es...) y el siempre solvente Simon Pegg.

En definitiva, una película muy entretenida, para los que ya se subieron en la Enterprise , y para los que no, pues también.

Por cierto Rector, no hace falta decirlo, pero lo haré...Muy de acuerdo con tu sabia crítica

saludos

Blanch dijo...

Super 8 una joya maravilllosa? Mis ojos han explotado. Como se puede decir semejante insulto y quedarse tan ancho?

Anónimo dijo...

HIJODEKRON:ES UNA peli de cultoooooooooooo

andres pavone dijo...

Cuando retomaron esta franquicia (si no me equivoco la mas larga en la historia del cine )en el 2009, fue una de esas peliculas que la espere com ansias y sali absolutamente satisfecho, ahora y con semejente analisis querido rector no veo la hora de ver esta ultima. Saludos

Max Cady dijo...

Super 8 es una oda de amor al cine, a la magia del celuloide y a la pérdida de la inocencia y la magia cuando creces abrumadora. Todo ello empaquetado como película de ciencia-ficción con sabor añejo increíble. (Y ME QUEDO TAN ANCHO!!!!!!!!!).

Saludos.

Anónimo dijo...

HIJODEKRON:me gusto mas la segunda parte superchocho muy buena de jhon stagliano.

Blanch dijo...

Que? jajajajajaj me parto. Una de amor al cine dice...pérdida inocencia? Yo diría que te enseñan en primer plano que es la vergüenza ajena. Y sigue tan ancho el tio.

El Rector dijo...

Max, a mi la serie clásica jamás me dijo nada, pero todas las series de la franquicia surgidas a partir de aquella, me parecen grandiosas (en especial The Next Generation y Deep Space Nine, dos citas, dos citas obligadas para cualquier amante de la ciencia ficción), a excepción de la desafortunada Enterprise.

Por tanto, tampoco soy gran fan de las películas clásicas (a excepción de Star Trek IV y de Aquel País Desconocido, que me gustan mucho ambas), pero las de La Nueva generación, ya son otro cantar. Te recomiendo que les des una oportunidad, seguro que te sorprenden y te invitan a aventurarte con la serie...

Totalmente de acuerdo con Lost. Incluido final decepcionante, pero, teniendo en cuenta que te deja aplastado contra el sofá de tu casa durante 6 temporadas de una manera jamás imaginada antes, creo que se le puede perdonar esa poco afortunada conclusión.

Sobre Super 8, decir que a mi me gustó (a pesar de ese también, horrible final), si bien es cierto que tampoco fue lo que me esperaba. Lo que creo es que quizás, el excesivo bombo que se le dio antes de su estreno, hizo que se crearan unas expectativas alrededor de ella que terminaron perjudicándola.

Missterror, aquí el kit de la cuestión, es que en este caso, la ciencia ficción de Star Trek (y esto no puede verse en ninguna de las dos películas de Abrams), va mucho más allá de las "naves espaciales". Precisamente, la gracia de la franquicia de Roddenberry, es su capacidad para hacerte reflexionar después de cada episodio.

No tengo ningún tipo de fe en convencerte para que puedas comprobar esto en tus carnes, pues se que no eres mucho de series, pero al menos, intentaré colarte las películas ;)

Que tu, teniendo en cuenta tus gustos, encuentres "entretenida" una propuesta como ésta, es mucho más halago que cualquier otra cosa que yo pueda decir sobre ella.

El destino es pintoresco querida mía... ;)

Blanch, me parece a mi, que le tienes odio sistemático a cualquier cosa que se estrene en una sala de cine, por que decir que Super 8 es una mala película... otra cosa es que no fuera lo que esperabas, que eso ya se ría otro debate e igual, incluso podría posicionarme cerca de ti.

Hijo de Kron, ¿a que películas te refieres en tus dos intervenciones?

Andres, si te gustó la primera película de Abrams, no hay margen de decepción posible con esta segunda, algo menos cómica y rizando el rizo en lo visual. Nos cuentas.

Saludos.

El Rector dijo...

Blanch, Super 8 es un homenaje al cine con el que muchos crecimos, eso no tiene posible discusión.

Saludos.

Max Cady dijo...

Rector en cuanto pueda le echaré un vistazo a las películas de Star Trek que mencionas y si me gustan le daré una oportunidad a las series de televisión. Apuntadas quedan.

Saludos!!!!!!!!!!

P.D. 99% de acuerdo en Lost y decirte que Super 8 sólo me decepcinó en su precipitado desenlace. Cuando la ví revivia sensaciones de cuando vi siendo muy infante Encuentros En La Tercera Fase (la granulómetría de la imagen, la planificación de escenas y el ritmo son casi idénticos). Disfrute cómo un chaval de 13 años.

Blanch dijo...

Super 8 no es un homenaje ni puñetas. Es una mierda de calibre alto. No tenía ni muchas ni pocas expectativas solo quería disfrutar y casi tiro la tele por la ventana. Añoranza de nuestros 13? Eta peli ni se asoma vamos. No tiene nada que ver con antaño NADA. Y no, no tengo manía a las superproducciones siempre y cuando me entrengan. Soy un gran fan de Armageddon, La Roca, Los Mercenarios 2, Rec 3, Evil Dead (Remake), El Señor de los Anillos, etc... hay buenas pelis, pero Super 8 no es una de ellas, EN ABSOLUTO. Es patética, infantil (vale es para público así pero es para infantiles tontunos por Dios) y la encontré con que estaba hecha con una mala baba pa' cagarse. Repto, una mierda.

Blanch dijo...

Y no hablo de Lost porque si no la armamos gorda...

Max Cady dijo...

Armageddon, La Roca, Los Mercenarios 2... Buenas películas. Ahora queda todo claro Blanch (es evidente que Super 8 no está a la altura de ninguna de esas).

Saludos!!!!!!!!!!!

Blanch dijo...

Pero ni se acercan vamos!!! Por lo menos no te toman el pelo.

Anónimo dijo...

Yo la estuve viendo hará como un mes en uno de los smithsonians en Washington que tiene un IMAX 3-D dentro, el Samuel C. Johnson IMAX Theater del National Museum of Natural History, uno de los más grandes que hay con una pantalla fijo de casi 5 pisos de altura por lo menos y fué brutal la experiencia con una versión especialmente diseñada para IMAX 3-D de la peli, hay que verlo, no se puede explicar.

Anónimo dijo...

HIJODEKRON:rec me referia a supe8 startrek paso palabra no aguanto las orejas de punta.nunca e sido capaz de aguantar ninguna entera me duermo .

Antonio Cedres dijo...

¿Mision Imposible 3 mala? ¡Pero si es de lo mejor que ha dado el genero en décadas!

Super 8 es muy entretenida y de verdad recuerda al cine ochentero pero fallida en muchas cosas.

Star Trek en la oscuridad es una maravilla de principio a fin.

Perdidos es LA SERIE.

thewronggirl dijo...

GANAZAS NO, lo siguiente!

El Rector dijo...

Hijo de Kron, ¿pero has visto alguna de las entregas nuevas (Nueva Generación incluidas)?

Antonio Cedres, yo no diría mala, pero para mi, no está a la altura ni de la primera, ni de la obra maestra del amigo Woo. Eso si, muy superior a Protocolo Fantasma, que directamente, no me gustó nada.

Sobre los otros tres puntos, totalmente de acuerdo.

TWG, pues ya tardas guapa.

Saludos.

Anónimo dijo...

HIJODEKRON:rec q no puedo ni antes ni ahora ni series ni nada y lo e intentado pero me aburren.

Max Cady dijo...

Fabulosa nueva incursión de J.J. Abrams en el universo de Star Trek. Es un alucinante espectáculo visual de ritmo endiablado que no es otra cosa que un auténtico recital de cómo realizar una gran película de ciencia-ficción y aventuras con las justas dosis de humor. Lo he pasado de maravilla.

Saludos!!!!!!!!!!

P.D. ¿Veo fantasmas donde no los hay o demuestra J.J. Abrams con el arranque de esta película que ha visionado incontables veces el inicio de En Busca Del Arca Perdida?.

El Rector dijo...

Max, y especial hincapié en "...con las justas dosis de humor". Mucho más comedida esta secuela en ese aspecto que en la primera entrega, a mi juicio, todo un acierto pese a que ese engañoso prólogo a lo Indiana, pueda parecer que dice lo contrario.

PD2: Y esos alienígenas... ¿no podría ser también que J.J Abrams, entre visionado y visionado de En Busca del Arca perdida, le hubiese echado un vistazo rápido a Prometheus?

Saludos.

Ash dijo...

Me parece que aquí SI que vamos a estar muy muy de acuerdo.Sin ser Trekkie,mi serie sobre Star Trek favorita és y siempre será La Nueva Generación.No volverá a repetirse el grandísimo nivel que tuvo nisiquiera en las soporíferas películas a excepción,sí señor,de First Contact.Y Bueno,que se puede decir del milagro que ha hecho JJ Abrams,resucitando una franquícia para el cine de una manera espectacular y que a un servidor ya dejó con la boca abierta en su momento.Pués nada,lo ha vuelto a hacer.Soberbia nueva entrega!!!Sólo eché en falta algo más de presencia de los klingons(ideas para una tercera!!!)

El Rector dijo...

Ash, yo lo dejaría en "de acuerdo" a secas, por que con las películas me has matado. La Nueva Generación es una obra cumbre de la ciencia ficción. En dicho género, única e irrepetible. Ahora, ¿has visto Deep Space Nine? por que en otras coordenadas, me parece otra serie grandiosa.

Sobre las películas, "First Contact" es otra de esas maravillas que nadie debería perderse, ya sea trekkie o no (si bien es cierto que si no sabes de que va el tema "asimilación", puede perder algo de encanto). Pero vamos, que tanto "La Próxima Generación" como "Insurrección", son dos títulos fantásticos y al nivel de los mejores episodios de la serie. "Némesis", por otro lado, no pasa de correcta, lo que hablando de La Nueva generación, se antoja poco.

Muy poquito de los Klingons si, pero pienso que la "actualización" quedó bastante chula (si bien el royo máscaras de Predator no me terminó de cuadrar).

Saludos.

Ash dijo...

DS9,Voyager,Enterprise...las he seguido(que no acabado)prácticamente todas,pero claro,si me preguntas,los episodios que más recuerdo son las apariciones especiales que hacían en ellas los personajes de TNG,como Picard,Riker,el cabronazo de "Q",los Borgs,Romulanos y alguno más que ya no recuerdo...No, la que me enganchó y fuerte fué TNG y después ya nada fué lo mismo.En cuanto a las películas,pués bueno,en general me gustan todas,lo que ocurre es que llegó un momento que dejaron de ser películas y se convirtieron en episodios largos.Pero que,vamos a ver,que las tengo todas,para que me entiendas,pero considero que poco a poco se fué perdiendo el espíritu aventurero y la espectacularidad propia de una gran película que ahora sí JJ Abrams ha recuperado.Sirempre me gustará todo lo relacionado con Star Trek,es como ese único y primer amor que no puedes olvidar...en fin.
Saludos para tí también y larga y próspera vida!

El Rector dijo...

Ash, leo todos esos nombres y se me pone la piel de gallina, lo que yo me he llegado a reír con el amigo "Q" y su particular relación con Picard, no está escrito, eso es una pareja de hecho y lo demás, tonterías.

No se hasta donde verías en DS9, pero te diré que cierto Klingon aparece como miembro del reparto a partir de la cuarta temporada, jeje.

Precisamente, para mi, la gracia de las películas de TNG, es que todas y cada una de ellas, tienen ese espíritu de "episodio largo" y no tanto el de una gran superproducción como puedan ser las dos cintas de Abrams... y te diré también, que ese prólogo de "Insurrección", con Data y Worf (el primero cantando ópera) descendiendo en persecución hacia el planeta, es de lo mejor que ha dado la serie, al menos, de lo más divertido.

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.