sábado, 31 de agosto de 2013

Crítica: X-Men

“X-Men” fue el inicio de una nueva etapa de adaptaciones de cómics a la gran pantalla y es a día de hoy, gracias al talento de Bryan Singer (“Sospechosos habituales”), director encargado de los dos primeros films de la franquicia, una de las mejores películas sobre superhéroes de la historia del cine. No es casualidad que el productor ejecutivo de la cinta sea el director Richard Donner, quien realizó “Superman”, la que se puede considerar como primera gran adaptación al cine de un cómic. De hecho, “X-Men” guarda numerosas similitudes con el film protagonizado por Christopher Reeve; las más importantes: su clasicismo, simplicidad, eficacia y sentido del entretenimiento.

Diez mutantes a ambos lados de la ley. Los héroes: Profesor Charles Xavier (Patrick Stewart), Cíclope (James Marsden), Jean Grey (Famke Janssen), Tormenta (Halle Berry), Lobezno (Hugh Jackman) y Pícara (Anna Paquin). Los villanos: Magneto (Ian McKellen), Mystica (Rebecca Romijn Stamos), Toad (Ray Park) y Dientes de Sable (Tyler Mane). Unos quieren lograr la convivencia con los humanos y los otros enfrentarse a ellos para reivindicar su supremacía. Sólo el más fuerte y el que mejor sepa utilizar sus poderes ganará la batalla. Esto es “X-Men” (2000).

La acción comienza en Polonia, en el año 1944. Un grupo de judíos son llevados a un campo de concentración. Un joven es separado de sus padres, lo que desata su furor: usando sus don es capaz doblar la puerta de hierro que le separa de su familia, a pesar de estar sujetado por varios soldados nazis.

Estados Unidos, el presente. Marie (Anna Paquin) es una adolescente que huye de su hogar después de descubrir que el contacto carnal con los que le rodean provoca consecuencias dramáticas (vemos, por ejemplo, como un simple beso a su novio culmina con éste en colapso). Durante su huida a ninguna parte, se topa con el rebelde Lobezno (Hugh Jackman), quien también es especial. Marie y Lobezno son mutantes, integrados en una sociedad que no les entiende. Tras su encuentro son atacados por otros mutantes que trabajan a las órdenes de Magneto (Ian McKellen). Aquel joven judío es hoy un ser vengativo (uno de los más poderosos y rencorosos mutantes) que apuesta por la esclavitud de la raza humana.

Marie, rebautizada como Pícara, y Lobezno son rescatados por mutantes que están a las órdenes del Profesor Charles Xavier (Patrick Stewart). Este dirige una escuela para jóvenes mutantes que deben aprender cómo controlar sus dotes especiales con el fin de integrarse en la sociedad, la misma que cree que la escuela es para superdotados. Pero tal altruista objetivo rivaliza no sólo con las intenciones de Magneto, antaño amigo de Xavier, sino también con las del senador Kelly (Bruce Davison), un político conservador que se opone a la convivencia con los mutantes (con seres de otras razas, religión o sexualidad se podría leer entre líneas).

El enfrentamiento inevitable entre Xavier (poderoso mutante telepata también conocido como Profesor X) y Magneto tendrá lugar en las calles y los humanos se verán involucrados.

Llevar “X-Men” a la gran pantalla no fue tarea fácil. Prueba de ello son las numerosas reescrituras de su guión. El mismo se fue simplificando con el paso de los años a raíz de aportaciones individuales de los escritores responsables de títulos como “Seven”, “Sospechosos habituales” y la serie de televisión “Buffy, cazavampiros”, quienes eliminaron personajes, como la Bestia y Pyro, y secuencias, como la historia de amor entre Lobezno y Tormenta o la conquista de Manhattan por parte de Magneto. Tampoco facilitaron las cosas las restricciones presupuestarias y las presiones sobretodo al equipo artístico con el fin de entregar una producción millonaria que extienda su éxito a varias secuelas (de ahí a que la mayoría de los actores firmaran contratos para dos entregas más).

El rodaje además estuvo limitado por una fecha de estreno adelantada, que provocó algún que otro error pues los actores tuvieron que desplazarse varias veces a los platós canadienses donde se filmó la cinta, meses después de que su rodaje acabara. Al final “X-Men” ganó por partida doble: primero porque es un largometraje enormemente entretenido gracias a un sólido guión y a una dirección con personalidad y segundo porque tiene brillantes efectos especiales. Señalo el momento en el que Magneto se enfrenta a la policía a las puertas de la estación del tren y la lucha dentro de la misma o el enfrentamiento que protagoniza Lobezno en lo alto de la Estatua de la Libertad.

Lo más importante de “X-Men” es el mensaje que lanza: basta prestar atención a la secuencia enmarcada en el Congreso de los Estados Unidos, donde el senador Kelly trata de coartar la libertad de los mutantes (que bien podrían ser negros, musulmanes, inmigrantes o homosexuales), instando una ley que les prohíba convivir con los humanos como personas normales.

La Patrulla X o los X-Men nacieron en 1963 de la mano de Stan Lee y Jack Kirby. El gran éxito de X-Men lo refrendan sus más de treinta años de vida a través de sus diferentes publicaciones: X-Factor, X-Force, Generation X... La intervención de dibujantes de renombre como Barry Smith, Neal Adams o Jim Steranko demuestra lo importante que es esta historia de mutantes para los fans de los cómics. Dejando a un lado su espectacular mezcla de aventuras y ciencia ficción, la gran popularidad de este cómic se debe a su conciencia del mundo como algo inhóspito y brutal. X-Men traza un oscuro retrato sobre el rechazo social de quienes son diferentes por motivos varios, sobre la alienación de una juventud disfuncional, inadaptada, que no encuentra su sitio en un mundo de adultos demasiado complejo.

LO MEJOR: Los efectos especiales y la dirección junto al guión son muy importantes, pero son los interpretes lo mejor de la función. Actores tan solventes como Ian McKellen, el australiano Hugh Jackman, capaz de transmitir la agonía de su personaje y su sentido del humor, o Halle Berry como Tormenta. Sin olvidarnos de Patrick Stewart, que pase su prestancia en momentos tan atractivos como aquél en le que le muestra la escuela a Lobezno. También, aunque en menor medida, Ray Park hace un buen papel como villano, ejecutando con maestría las peleas al estilo “Matrix” coreografiadas por Corey Yuen.

LO PEOR: El clímax no resulta tan espectacular como debería. Es tan grande la película que crea unas expectativas para el final igual de grandes.


13 comentarios:

thewronggirl dijo...

Peliculón! Qué tampoco es gran cosa pero que entretiene que da gusto!!!
La crítica ha conseguido que me entren ganas de volver a verla!

Bueno, y Lobezno... LOBEZNO!

El Rector dijo...

Yo no me atrevería a decir que X-Men es una de las mejores películas de super héroes que se hayan hecho, ni siquiera la segunda entrega, que para mi es de largo, la mejor de la saga, pero si es cierto que este primera es muy entretenida y aunque en un primer visionado en el cine, me decepcionó muchísimo, con el tiempo, le he ido cogiendo el gustillo.

Para mi, lo mejor de la cinta reside en sus protagonistas y es que, con un personaje como Lobezno(que por si solo sustenta todo el filme) y dos actorazos como Stewart y McKellen, muy chunga tendría que ser la cosa para que al final no funcionase.

Lo dicho, una saga muy, pero que MUY entretenida y disfrutable, aunque en mi opinión, un peldaño por debajo de cosas como las trilogías de Nolan o Raimi.

Saludos.

TED BUNDY dijo...

Creo que "X-Men" tiene la virtud de ser la primera película que revivió el subgénero de superhéroes. Para mi es una obra maestra y gracias a ella existe la saga de Nolan y de Raimi, porque fue a partir del film de Singer cuando los productores se espabilaron para ganar mucho dinero de nuevo en adaptaciones de cómics a la gran pantalla.

El Rector dijo...

Ted, en eso si que no te voy a quitar la razón. No hay duda de que el éxito comercial de esta primera X-Men, tuvo mucho que ver con el relanzamiento del cine de super héroes.

Por desgracia, antes de llegar a Nolan y Raimi, tuvimos que sufrir unos cuantos super gatillazos en la gran pantalla.

Saludos.

Max Cady dijo...

Estupenda crítica Ted.

Totalmente de acuerdo con que esta primera cinta de los mutantes dio el pistoletazo de salida a poner dinero encima de la mesa por parte de los estudios para llevar superhéroes a la gran pantalla (lo cual no sé si es bueno o malo).

En cuanto a la cinta en sí, es una buena y entretenidísima película de superhéroes (para mí con diferencia la mejor de la primera trilogía, porque la cinta de Matthew Vaughn es la mejor en el mundo mutante hasta la fecha), pero que no logra satisfacer plenamente las expectativas generadas y la resolución me resulta bastante acelerada y precipitada.

Un saludo.

Missterror dijo...

YO es que es oí X- Men y el bostezo es inmediato...seré la única persona del mundo a la que estos mutantes le parecen soporíferos de mortalidad, pero es lo que hay.
Aún así, he visto todas las entregas...el masoquismo, que me va mucho...

saludos y encantada de que sepáis disfrutar con tanta pasión de estas películas (ojalá yo fuera una de las afortunadas)
Debe ser que el hecho de que a mi los comics, ni fu ni fa, influya bastante... :(

saludos

El Rector dijo...

Max, X-men: Primera Generación superior a X-Men 2?? tienes que estar de guasa... pero es que de verdad, el abismo que hay entre la película de 2003 y el resto de episodios mutantes, es eso, abismal.

Saludos.

DaniWoX dijo...

A mí X-Men me gusta más que X-Men 2, quizás no tenga tanta acción (obvio que las peleas están mejor logradas en X2) y la trama sea bastante simple (si bien en la segunda parte hay una historia más elaborada, algunas cosas quedaban en la nada), pero es como que le tengo un cariño especial a "la primera" XD... aparte de que me encanta su banda sonora y recuerdo con nostalgia aquellos posters donde no te mostraban del todo a los personajes n.n
Comparto con el Rector que X-Men 2 es superior a Primera Generación, pero si hay algo que me parece que logra esta última (a pesar de TODAS las incoherencias en cuanto a 'continuidad') es que no extrañemos para nada a los viejitos de Xavier y Magneto.

El Rector dijo...

DaniWox, ahí coincido contigo (aunque tu corazoncito abogue más por la primera y es que contra el corazón, no se puede luchar). Es que la secuela es una versión mejorada de la primera, con un guión mucho más elaborado (lo cual tampoco era muy complicado, eso es cierto), muchas más acción (y mejor) y sobretodo, el tono, mucho más oscuro.

Sobre Primera Generación, a mi me pareció entretenida y poco más. De no ser por un genial Fassbender encarnando a un no menos genial Magneto (que copa TODO el interés del film), estaríamos hablando de un pasteloide adolescente de cuidado.

Saludos.

thewronggirl dijo...

LOBEZNO!

Negro dijo...

Es evidente que los grandes avances en los efectos especiales y los grandes resultados en los multicines han propiciado una legión de adaptaciones al cine de cómics de superhéroes los últimos años. A mí, sinceramente, me resulta un empacho. Y eso que he sido lector durante años de hombres y mujeres enfundados en mallas.

Para mi gusto hay aciertos, como es el caso de X-men. Mejorado en su segunda parte. Aunque la nota de 9 se me antoja exagerada y contradictoria en una crítica que afirma, con buen criterio, que carece de un clímax final a la altura.

En cualquier caso, las adaptaciones del cómic mejor valoradas por las masas y las críticas, son curiosamente las que más han huido del lenguaje y estética cómic, adoptando un toque más realista. Personalmente prefiero una excepción, como Sin City.

Un saludo.

edgardo garza dijo...

Durante años espere ver una película de spiderman decente, pero x-men me tomo de sorpresa y me encanto en su momento, no me la esperaba, antes vi en la tv generación x y fue de pena ajena asi que Singer hizo algo magnifico con los mutantes y lo repitió y supero con x-men 2 mira que manejar tantos personajes con diferentes poderes debe ser como hacer malabarismo con antorchas...

DaniWoX dijo...

Algo que habría que mencionar de X-Men, como detalle de color, es como se desperdicia (o se destruye) absolutamente al personaje de Cíclope, quien pasa de ser el líder del equipo (en la historieta) a un simple objeto de las constantes burlas del bueno de Wolverine. u.u

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.