sábado, 12 de octubre de 2013

Crítica: Antisocial

Después de pasar por varios festivales nos llega desde Canadá “Antisocial” (2013), un thriller de terror indie que recuerda por encima a “La célula” de Stephen King y a películas como “28 días después” (toda una inspiración para el género), “Escalofríos” y “Vinieron de dentro de...” de Cronenberg, “Pontypool”, “The Ring” y un sinnúmero de películas de J-Horror (terror japonés) en el que la dependencia de la humanidad hacia las nuevas tecnologías, la conducirá a unos resultados verdaderamente horribles. Así pues, esta propuesta de terror canadiense no es el concepto más original que te encontrarás, pero su temática siempre es atractiva para las masas de espectadores.

“Antisocial” empieza en la nochevieja de un futuro no muy distante. Cinco amigos de la universidad se reúnen para celebrar el año nuevo. Samantha (Michelle Mylett) no está teniendo un buen día; su novio acaba de romper con ella por teléfono (lo peor que se puede hacer), después de mantener una fría videoconferencia, y va tan atrasada en sus estudios que debe asistir a un examen de recuperación sobre criminología en la víspera de año nuevo. Sam comienza el examen y el profesor les enseña imágenes de un crimen, lo que provoca arcadas en la joven que decide marcharse. No sabe lo que le espera. El día está apunto de empeorar.

Sam se dirige a la casa de su mejor amigo para celebrar una fiesta, pero las únicas personas que finalmente se presentan son Mark (Cody Thompson), Jed (Adam Christie), Steve (Romaine Waite) y la novia de éste último, Kaitlin (Ana Alic).

Sin que lo sepan, una epidemia ha estallado, causando brotes en todo el mundo. Los infectados se convierten en maníacos homicidas tan hambrientos de sangre como lo estaban de sexo los infectados de “Vinieron de dentro de...”. Sin ningún sitio al que ir, levantan barricadas y se encierran con sus teléfonos, portátiles y otros dispositivos electrónicos, y los usan para intentar averiguar las causas de esta infección. La información empieza a llegar en forma de videos a sus ordenadores, a la vez que el miedo se va convirtiendo en paranoia ¿Quién está a salvo? ¿En quién pueden confiar? La realidad se empieza a enturbiar cuando poco a poco descubren el virus que causa esta enfermedad… y no hay vuelta atrás. ¿A que no adivináis como se extiende dicho virus?

El film pasa de unos personajes que deambulan frente a la cámara a momentos impredecibles de película slasher, pasando por otros momentos de zombie movie, para acabar siendo una historia pos-apocaliptica demasiado influenciada por el J-Horror. Su director ha realizado aquí de costurero para coser el montón de viejas piezas (ideas) de otras películas de terror junto a su propia inventiva y el resultado no es satisfactorio. Con tanta idea reciclada puede parecer que el espectador encontrará en “Antisocial” algo que le guste, pero a medida que avanza la historia la cosa no pinta bien.

Al igual que muchos films de terror de Serie B, “Antisocial” no tiene grandes líneas de diálogo maduro y sufre de algunas actuaciones relativamente amateur, aunque la protagonista, Michelle Mylett, está correcta en su papel, sin tampoco sacar fuera de la foto al resto del reparto. Por ejemplo, la pareja Steve y Kaitlin van más allá del simple hombre negro y la niña rubia teñida tonta de la típica película de terror. También el personaje de Jed es algo divertido. Por ejemplo, cuando uno de los protagonistas está supuestamente infectado, éste propone al resto del grupo abrirle la cabeza. Las risas del público hacían eco en la sala del cine Retiro donde se ha proyectado y no estoy seguro que fuera lo mejor para mantener la tensión, porque ésta es casi nula a lo largo del film.

El caos de fuera en realidad nunca se manifiesta de una manera tangible, a excepción de un par de momentos clave. Casi todo lo que vemos del exterior es por las noticias de la televisión. Luego están la redes sociales y un blog de una joven que graba la transformación de su amiga en un ser antisocial. Esta joven protagoniza muchos de las incursiones del grupo en Internet en busca de respuestas. También añade luz a los sucesos un amigo de uno de los del grupo.

Así pues, el guión se centra más o menos en mantener la amenaza exterior en mente. A los personajes le llegan un montón de videos que ilustran la situación, pero se siente en gran medida desconectado del principal drama de la película.

El debutante director y guionista Cody Calahan (ayudante de dirección y co-productor de “Monster Brawl” y “Exit Humanity”, vistas ambas en Sitges 2011) y su co-guionista Chad Archibald intentan encontrar sin éxito la manera de usar las nuevas tecnologías y el afinamiento de los personajes para construir la tensión y la intriga in crecendo sin que el bajo presupuesto de la cinta perjudique a la experiencia del espectador.

Su guión hace aguas, porque está plagado de aburridos diálogos y de momentos incomprensibles. Por ejemplo, los chicos observan como una de las chicas vomita un hilo negro extraño. Muchos en su lugar alucinarían, pero los protagonistas se miran entre ellos, se preguntan “¿Qué ha sido eso?” y a continuación se meten en el ordenador para buscar más respuestas a la epidemia como si no hubiera pasado nada. Tampoco se comprende que Samantha confiese que está embarazada porque luego no tiene ninguna relevancia en el resto de la historia. Ni se entiende que los jóvenes no intenten contactar con sus seres queridos.

Por otra parte, son risibles las explicaciones de un doctor sobre como detener el virus, grabadas cámara en mano como si fuera un falso documental, como también lo son las declaraciones de un trabajador de la empresa responsable de la pandemia.

Por mucho que Calahan hace de la casa un ambiente claustrofóbico clásico, a la vez que intenta mostrar lo que está pasando fuera como algo que afecta personalmente a los protagonistas, hacia la mitad del metraje “Antisocial” se convierte en un somnífero. Primero porque la historia ya nos la conocemos: un grupo asediado por una amenaza exterior que no aguanta la presión y pasan de víctimas a verdugos. Después porque la situación no está bien desarrollada y la dirección de los actores es pésima. Aunque éstos se esfuerzan en su actuación, parecen abandonados por su director en una isla desierta.

La situación ya se pone sangrienta después de los títulos de crédito pero lo realmente desagradable se guarda para más tarde. Sinceramente esta no es una película con grandes dosis de tripas y hemoglobina. La parte más sangrienta la vemos en los últimos 20 minutos de película.

El mensaje de “Antisocial”, esa excesiva dependencia de mantenerse en contacto de forma impersonal a través de medios electrónicos, no es nuevo pero sí es un tema cada vez más actual. De hecho, las personas nos asemejamos cada vez más a zombies, pegados todo el tiempo a nuestros móviles, al ordenador y a las redes sociales, como un fumador a su cigarro. El día que esto se acabe, sí que va a ser el fin del mundo para muchos.

El primer pase de “Antisocial” en Sitges 2013 se ha ofrecido a las 14:30 horas en el cine El Retiro. Horrible hora para ver una cinta tan decepcionante. La sala estaba medio llena y la mayoría de espectadores éramos de la prensa.

LO MEJOR: La temática de la película.

LO PEOR: Los diálogos son especialmente miserables.

 

11 comentarios:

Missterror dijo...

Vaya!! Menuda decepción, Ted!!! Cuando leí algo del argumento, me vino a la cabeza una novela que me gustó mucho (y que debería ser llevada al cine): Odio( Hater), de David Moody, todo eso del virus de la violencia despierta mi interés inmediato, pero me he leído atentamente tu crítica, y esta película debe ser infumable (incluso para los fumadores).
Ciertamente, pasar este tipo de películas truño a la hora de comer es una putada para el que va a verlas.
Suerte para la próxima!!!

saludos

May Dove dijo...

Le tenía mil ganas a esta peli... joder :(

Damien Thorn dijo...

Especialmente en desacuerdo con esta crítica, aprovecho para reivindicar el que ha sido mi regalo de Reyes de este año, "Antisocial", peliculón más que interesante, bien planteado y mejor resuelto, protagonizado por uno de los descubrimientos recientes a tener en cuenta, la preciosa Michelle Mylett.
Una vuelta de tuerca al tema de la pandemia social entretenido a rabiar y con un guión inteligente y solvente.
Lo dicho, para mí, un gustazo para empezar el año...
Y es que para gustos, los colores!!!
;)

Anónimo dijo...

Después de leer la critica no tenía pensado verla pero creo que mejor me voy a dejar llevar por la opinión del niño de "La Profecia" Damien Thorn. xD

Damien Thorn dijo...

Vaya, muchas gracias, Anónimo!!!
Ha sido de las enormes sorpresas cinéfilas en lo que va de año (estamos a 8 y ya van unas cuantas, jejeje)
El debate "las redes sociales son peligrosas" puede parecer un poco meapilas y censurador, pero creo que está más que bien tratado en la peli.
Y el tema infectados, pues... Para mi gusto, de lo mejorcito... Que alguien me explique qué tiene Retornados que no tenga ésta... (Aparte del aburrimiento rollo dramón con final más que previsible)
Ya les he encasquetado una copia a mis amigos, que son durillos para el cine de género, y para ser sincero a ninguno le ha gustado como a mí... Así que a lo mejor el raro soy yo!!!!
Saludetes y mil gracias!

Missterror dijo...

Yo estoy totalmente de acuerdo con la crítica deTed.
"Antisocial" se hace extremadamente aburrida en el ochenta por ciento de su metraje, y sólo se anima un poco al final (y si me apuras, en los últimos tres minutos...).
El discurso de las redes sociales en "Antisocial" se utiliza para aprovechar el tirón tan inmenso que tiene esta forma de comunicación, pero se utiliza esta excusa como se podría haber utilizado otra cualquiera. La idea, que es buena, no está para nada bien desarrollada en cuanto al origen de esta infección...sólo se utilizan estas redes sociales como propagación, pero esa no debería ser la idea, sino algo mucho más macabro, que nos metiera en un mundo de seres sociales, frente a los antisociales, y cómo estos últimos deberían ser los que no se infectaran. La realidad no es así, y el resultado me termina siendo decepcionante.

Un guión sin gancho, y un desarrollo pesado, que hace que experimentes unos setenta y tres microsueños en el visionado.

Sí, Ted, ver esta película con el estómago lleno, no es nada recomendable. Luchar así contra Morfeo es harto difícil.

saludos

Damien Thorn dijo...

Ufff... Pues a mí, lejos de hacérseme pesada me dejó con unas ganas tremendas de volver a verla.
Sólamente por el momento final (ya quisiera la Dolera en REC 3), auténtico icono de época zombie/infectado, la propuesta me parece genial.
Vale, soy un mitómano de nueva era y Michelle Mylett ya está en mi lista de descubrimientos...
Y en la cinta precisamente son los "antisociales", quienes no tienen perfil en Red Room Inc. los únicos no afectados...
SPOILER:
El personaje protagonista, pese haber borrado su perfil, recibe la señal subliminal de la página mientras comprueba el correo de su colega y casi salvador. Es por ello que quienes no tenían perfil en esa web no se infectan: el compañero de piso chungo, su colega de residencia, los médicos del link salvador...
Tengamos en cuenta también que la peli se desarrolla en un 95% en el interior de una casa, y lejos de aburrir ( a mí, repito), angustia bastante y aprovecha al máximo los recursos.
El momento en el que los muertos cuelgan videos online con lo que sus ojos ven, la recuperación eléctrica de las luces de navidad de la rubia, y finalmente la resurección de esos muertos (ahora zombies ya, después de infectados) me parecen sublimes!!!!!!!!
Saludos!

Missterror dijo...

Damien- Esto es la magia del cine!!! Justamente el momento que comentas en el que los muertos cuelgan videos a través de sus ojos, me pareció bochornoso...

Y Michelle Mylett me pareció bastante justita...No creo que esta chica llegue a icono en su vida.

SPOILER- igual me pilló en uno de esos microsueños, pero la conclusión que yo saqué, es que nadie estaba a salvo del virus, a no ser que se hicieran esa operación casera ( por otra parte, tan fácil de practicarse a sí mismos... ejem ejem) a tiempo, ya que por H o por B, todo el mundo tenía contacto con esa página social.
La única manera de no contagiarse es no tener internet.

saludos!!!

El Rector dijo...

Yo también coincido con la crítica de Ted al 100%.

A mi me ha aburrido mucho la película y he dado más cabezadas contra el sofá de las habituales.

El principal hándicap que le veo es su incapacidad de generar tensión y eso tratándose de un film de zombies/infectados, me parece insalvable. Y eso ocurre en gran medida porque en ningún momento se consigue crear una conexión creíble entre lo que ocurre en el interior de la casa y el supuesto apocálipsis que se está desarrollando en el exterior (todo lo contrario, por ejemplo, de lo que ocurría en la genial Pontypool). Si uno no se cree lo que ocurre fuera, lo de dentro no tiene mucho sentido.

Me quedo con sus dosis de violencia, que aunque no sean tantas como se podían esperar, si son bastante punzantes.

Lo realmente TERRORÍFICO, es la dependencia que tienen algunas personas de las redes sociales. Y ríete de Antisocial...

Saludos.

Damien Thorn dijo...

Pues nada, yo sigo intentándolo, aunque se la encasqueté a mis colegas y no le gustó a ni uno solo...
A mí me gusta mucho, pero mucho, mucho!!!!
;)

Bieitols dijo...

He visto películas con peor guión, peores actuaciones y peor calidad técnica. Pero pocas con tan poco gancho. No capta tu atención, a los 20 minutos estás pensando en qué harás mañana de comer o en qué bueno sería tener a tu pareja al lado en el sofá para darle así mejor uso a esta hora muerta.
Pero bueno, para gustos...

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.