miércoles, 21 de mayo de 2014

Crítica: The Sacrament

A pesar de no ser un director demasiado famoso, Ti West es desde el 2005 uno de esos directores que cada año nos regala a los fans una peli de terror más o menos decente. La cosa empezó con The Roost y Trigger Man en el 2007, a las que siguieron La casa del diablo, Cabin Fever 2, secuela regulera, The Innkeepers, la magistral V/H/S, uno de los episodios de The ABCs of Death y ahora The Sacrament, su nuevo largometraje, una vuelta de tuerca al found footage cansino, que yo esperaba como agua de mayo y tuve el gusto de ver en Sitges en la última edición del festival, donde su acogida tuvo un poco de polémica, algunos fans acérrimos y unos pocos detractores. 

En esta ocasión la cosa trata de unos periodistas , Sam y Jake, especializados en adentrarse en asuntos chungos en lugares remotos, algo así como una versión extrema de nuestro Callejeros viajeros, llamada VICE, que acompañan a Patrick, uno de sus colegas en su viaje a Centroamérica para reunirse con su hermana Caroline, que lleva un tiempo metida en una extraña secta-comuna cuya localización exacta desconoce y con la que no ha tenido ningún contacto en dos años. Como la ocasión la pintan calva, los avezados periodistas ven el Pullitzer a la vuelta de la esquina y deciden meterse en pleno meollo, entrevistar a algunos de los habitantes del lugar y poner la secta patas arriba. La llegada al lugar ya es de por sí bastante raruna, con una escala en mitad de la nada, un recibimiento hostil con guerrilleros armados, pero enseguida aparece la hermana pródiga y todo parece ir sobre ruedas. 

Trata de venderles el ideario de la comuna Eden Parish como un Edén en la Tierra, en la que prescinden de lo prescindible y se centran en las relaciones personales, la integración, el trabajo en común y demás rollos que huelen a secta siniestra para cualquiera menos para ellos, americanos paletillos de pro, cómo no, que aunque ven las barbas de sus vecinos cortar no ponen nunca las suyas a remojar y tardan un ratejo en darse cuenta de que el sitio en el que están, lejos de ser la típica comuna hippy setentera donde fumar hierba y vivir a lo perroflauta sin normas es poco menos que un campo de concentración, sin libertad ninguna y sometimiento total a su creador. 

Con el reciente tema de la Colonia Dignidad finalmente desclasificado por completo (ojo al thriller francés “La marque des anges, Miserere”) el director, inteligentemente nos adentra en un relato escalofriante, que no terrorífico, y sale airoso del proyecto. 

West apuesta por el metraje encontrado con la intención de imprimir mayor veracidad a un documento inspirado en varios casos reales, fundamentalmente en el de Jonestown, Guyana, en 1978. En el reparto cuenta con buenos actores que se meten en el papel y nos hacen bastante fácil meternos a nosotros en la peli, como Amy Seimetz, Joe Swanberg, Kate Lyn Sheil, AJ Bowen (You are the next), Kentucker Audley y Gene Jones, y con Eric Robbins, con quien ya trabajó en The Roost, al cargo de la fotografía, lo mejor sin duda de la cinta, de un riguroso documentalismo y bastante equilibrada. 

Lo que no puede negarse es que West es un director interesante, que ha sabido encontrar y realizar un cine de género muy particular que hace suyo y que es muy fácil de odiar y de despreciar por igual. Yo me encuentro entre los primeros, y sus influencias al cine ochentero, a la baja producción y al cine más clásico suelen gustarme bastante. Es cierto que de The Roost, un desfase absoluto y maravilloso hasta The Sacrament hay un cambio tremendo, pero sin perder la coherencia interna de su cine. The Sacrament, vendida como cine de terror, cuando no lo es tánto en el sentido clásico del término, puede que sea su trabajo más redondo hasta la fecha, un mockumentary camuflado perfectamente, con un trabajo de cámara en mano realmente destacable y una atmósfera absolutamente lograda, insana, escalofriante e inquietante en la que el reparto logra hacer un buen trabajo, a destacar el del cabronazo líder inspirado en Jim Jones y su matanza en la secta de El Templo del Pueblo, un personaje magnético y vulnerable a la vez, fascinante pero retorcido. 

El mayor problema que se puede achacar a la cinta es precisamente estar basada en hechos demasiado conocidos, por lo que el factor sorpresa del final uno se lo huele desde el mismísimo minuto uno y casi coincidir en el tiempo con la superior Red State, de Kevin Smith, donde todo era más pequeño pero, con un ritmo narrativo mucho más del gusto popular. También coincide en temática y recursos con “Safe Heaven”, uno de los segmentos de la estupenda V/H/S 2 dirigido por Timo Tjahjanto y Gareth Huw Evans, que cuenta cómo un equipo de periodistas se introducen en una peligrosa secta en Indonesia, Paradise Gates, donde su líder, además de promover la poligamia y las relaciones pedófilas como medio de purificación acaba siendo mucho más demoniaco aún. 

Aún así, tras un prólogo introductorio que nos pone en antecedentes, desde el mismo momento en que cámara en mano, los tres aventureros se sumergen en el misterioso recinto protegido la tensión es palpable, la sensación de veracidad es muy interesante y la atención del espectador está más que asegurada, porque si algo sabe hacer bien Ti West es precisamente eso, cautivar y atrapar al espectador. Así, en la primera hora de la cinta, sus dos primeros actos, West logra el objetivo pretendido, hacer un mockumentary creíble, correcto, bien rodado y con la sensación de “casual”. Sin embargo el desenlace de la cinta incurre en defectos imperdonables a estas alturas en este subgénero. Fundamentalmente el hecho de abandonar sin justificación ni explicación coherente en algunos momentos el formato que nos ha vendido desde el principio y que tán buen resultado le estaba dando, dejando claro que la planificación del rodaje no fué del todo exhaustiva y haciendo que el espectador pejiguero y tiquismiquis, vamos, yo, le saquemos punta a todo. Por otro lado, el director, trata innecesariamente de hacer un tour de force en esa media hora final recreándose demasiado en determinadas cuestiones que pueden resultar francamente incómodas, pero que a mí, personalmente me ha encantado y provocado un tren de emociones perturbadoras que me han sorprendido.

El ritmo pausado, sosegado y detenido en detalles, marca de la casa de West, no decae en ningún momento, si bien puede resultar un poco plomizo al principio, sobre todo si lo que se espera es una cinta de terror al uso. Y es que The Sacrament no lo es, es una historia interesante, profunda, un relato moral inquietante que se puede encuadrar más en el drama que en el terror. 

En definitiva, The Sacrament aprueba y con nota, gracias a un guión sólido y unas interpretaciones más que correctas, y de seguro que hará las delicias de los fans del director pero no tánto de aquellos no acostumbrados a ese ritmo pausado, casi huevón, del que ha hecho gala en casi todas sus obras. En mi opinión, este es su mejor trabajo y bien merece un visionado, eso sí, sabiendo que no va a ser una peli de las que nos quite el sueño ni nos acojone de mala manera. 

Lo mejor: Su bienintencionado ideario.

Lo peor: Con siete sustos metidos con calzador podría haber sido casi un bombazo. Pero es muy de respetar el ejercicio de la autoría y las decisiones convencidas.


21 comentarios:

May Dove dijo...

Esta me la fui a coger yo y ya la tenías tu. Y ya la tenemos aquí. Eres un portento! Madre mía!
Bueno, yo le tengo muchas ganas, desde luego! Me alegra que además de inspirarte una tremenda crítica, ha aprobado con nota; lo cual me quito el sombrero por Ti!

Cuéntame un poco de la Colonia Dignidad, que me interesa mucho todo esto.

Max Cady dijo...

Estupenda crítica Damien Thorn. Estoy bastante de acuerdo con lo que comentas aunque con ligeras matizaciones.

Reconozco que es de las mejores propuestas de metraje encontrado que he visto, junto a Europa One, Chronicle, Frankenstein’s Army y la muy buena, para mí la mejor, sin llegar a ser ninguna obra maestra, The Conspiracy (si metiera las estupendas dos primeras partes de [Rec] dentro de este género, estas estarían en el top).

The Sacrament tiene una historia potente, que además me engancha desde el minuto uno (no tengo que soportar 40 o 60 minutos de tedio hasta llegar a lo bueno), creando malestar y mal rollo desde el principio. Los personajes están bien definidos y las situaciones son muy autenticas. Y a pesar que es previsible parte de lo que acontecerá no por ello deja de impactar y ser verdaderamente terrorífico lo que se muestra. Es una gran película sobre los desvaríos mesiánicos y la manipulación de la voluntad de la gente.

Evidentemente una de las grandes pegas es la falta de coherencia narrativa en el tramo final (cuando se darán cuenta que esto del metraje encontrado o falso documental da para lo que da y lo suyo es insertar las dos formas narrativas la convencional y la de cámara que llevan los protagonistas) que puede sacarte de la historia. Otro gran inconveniente es que al final es menos visceral, sangrienta y malsana de lo que uno desearía (al menos en mi caso).

No obstante, una muy entretenida, malsana y buena cinta sobre sectas que sin ser ninguna obra magna si es un producto muy digno, aceptable, recomendable y disfrutable. Una muy grata sorpresa, pues no albergaba muchas esperanzas.

Saludos!!!!!!!!!!!!!

P.D. Infinitamente mejor que Red State, aquel delirio aburrido y demencial del señor Smith (ya podría hacernos un favor y cumplir su palabra de no volver a rodar ninguna película), pero para nada comparable con esa oda hipersangrienta y pseudo-lovecraftiana que era la maravillosa Safe Haven.

Marco ESTÉBANEZ VALLINA dijo...

FELICIDADES POR TUS CRÍTICAS!!! YES UN CRACK TOTAL!!! ESTA PELI ME HA DEJADO EL CUERPO DEL REVÉS... YES PURO ORO, CHATO!!!

Angelica dijo...

Offtopic: En YouTube hace un mes ya está Cabin Fever Patient Zero, está buenaza.

Damien Thorn dijo...

Querida May, siento haberte arrebatado esta peli!!!! Voy a dedicarme a hacer críticas un poco vintage de pelis que me gustaron en su momento y así no pasa esto, que soy un "ansias"... ;)
Colonia Dignidad fue una especie de comuna fundada en Chile por un enfermero nazi que trató de trasladar algunas de las idas de olla del régimen en nuevas tierras, huyendo de la justicia. A todas luces era una entidad benéfica, que ayudaba a la gente pobre pero gracias a la huida de uno de sus miembros, que escribió un bestseller contándolo todo, la opinión pública se enteró de que no sólo colaboraban con Pinochet y demás sinvergüenzas como lugar de torturas y fabricación de armas por piezas (experimentaron con el gas sarín que años después se haría tétricamente famoso), sino que su estructura era absolutamente sectaria. Pedofilia, orgías y torturas reiteradas, separación de familias y deshumanización del individuo es, para que te hagas una idea, el día a día de aquel precioso lugar, hoy reconvertido en hotelazo resort de comida alemana(muy fuerte). El caso es que como colonia además estaban exentos de obligaciones y tenían cierta autonomía, por lo que la idea de los nietos del Reich no iba tan desencaminada. Como esta colonia ha habido otras muchas, no sólo en Sudamérica, sino en Europa, pero el tema, candente hace unos años, fue perdiendo fuelle y no se supo más.
Recientemente el cine francés ha recreado una de estas colonias en una peli con Depardieu, Le marque des anges, Miserere, todo un fenómeno en Francia que por aquí ni ha pasado y que si te interesa el tema te recomiendo encarecidamente!
Muchísimas gracias por tus palabras!

Damien Thorn dijo...

Max, no puedo estar más de acuerdo con tus matices. Es cierto que el final peca, a mi juicio, de un poco cobarde, pidiendo a gritos una resolución mucho más salvaje e impactante.
No sé si me lo habéis notado pero AMO Rec 1 y 2 y no me gusta NADA la 3 desde que se pasa del rollo subjetivo (magistral, quién nos lo iba a decir) degenerando por completo y cagando una saga fabulosa. Dicho sea de paso, Balagueró, sin el lastre de Paco Plaza nos regalará este año una 4 de fliparlo, con Manuela Velasco haciéndonoslas pasar putas y (ojalá) mi querida niña Medeiros (qué grande, eres, Botet, amigo).
Red State en su momento tuvo cosas que me gustaron y mucho, pero revisitada no os podéis imaginar cómo pierde... Así que si ya te decepcionó una vez, no es de las que acabas amando con eso de la letra con sangre entra...
Yo, he aprendido a valorar el found footage cuando me he puesto a hacer uno y he visto lo dificilísimo que es resultar original al menos.
Y me estoy tragando todossss, todo sea dicho, así que alguna buena sorpresilla me he llevado.
Muchas gracias, Max, como siempre, por tus generosas palabras!
Saludete!

Damien Thorn dijo...

Marco, muchísimas gracias, jejejeje!
Pero eso no vale!
Un saludo!

Damien Thorn dijo...

Y Angélica, después de la decepción de Cabin Fever 2, precisamente de West, la 3 a mi me ha gustado bastante. Pero tienes una estupenda crítica, creo que de The Wrong Girl desde el mismo día que se estrenó!!!
Un saludo y gracias por leernos!

Anónimo dijo...

Hasta donde yo he entendido no hay narración "convencional" en ningún momento, la segunda cámara es la fotográfica, que sigue encendida...

May Dove dijo...

Me interesa mucho el tema, le voy a echar un ojo a esa peli francesa. Muchas gracias por explicarme lo de la Colonia, todos estos temas me apasionan mogollón.

:)
Te diré cosas en cuanto haya visto las dos!

Damien Thorn dijo...

Anónimo, creo que no, que la segunda cámara, que llega a grabar el helicóptero en plan Memorias de África no es la fotográfica. A mí desde luego me sacó un poco de la peli, pero volveré a verla, porque me dejaste intrigado!
Muchas gracias, un saludo!

Damien Thorn dijo...

May, la peli francesa, más que entretenida, y valiente contando algo que se nos ha ocultado vergonzosamente. Un amigo chileno me explicó que allí había sido poco menos que un escándalo Watergate, y aquí ni nos enteramos...
Ya me contarás cuando la veas...
Un saludo!

Anónimo dijo...

No me refería a esa escena, hablaba de la que hay dentro de las oficinas casi al final, donde la cámara está sobre la mesa y por eso no parece found footage. La escena del helicóptero no la recuerdo, pero supongo q es probable que tengas razón. A mí desde luego no me chirrió un fallo así viendo la película, pero es probable que se me pasara por el sopor...

Missterror dijo...

Vista al fin!!! Me ha pasado como a Max, que me daba un poco de pereza ponerme con "the Sacrament" y al final, ha resultado una experiencia que he disfrutado.
A mi Ti West nunca me ha dicho nada: "La casa del Diablo" está bien, pero para mi no es el peliculón que me vendieron (quizá porque a mi esas reminiscencias al cine de terror ochentero no me ponían los pelos de punta...), "Cabin Fever 2" no me gusta (y lo digo aún sin haberla terminado de ver), "The Inkeepers" me parece una de las películas más aburridas de su año, y su representación en "The ABC´s of death" me pareció bochornosa, y de lejos, el peor mini corto de todos. Imagina lo que podía pensar de otra película suya y encima con el odiado formato found footage... Pero me equivoqué. Lo que me he encontrado en "The sacrament" es una cinta sobria y bien explicada, que crea una atmósfera fanática y adictiva de la que sabes que es tóxica, pero que no puedes escapar. Las actuaciones del trío protagonista habitual en sus películas (y las de Adam Wingard), me parecen, como siempre muy bien ejecutadas, pero lo de Gene Jones me ha parecido maravilloso. Daban ganas de irse a Eden Parish a vivir de la tierra!!!
Es cierto que el desenlace no constituye ningún giro, ya que se ve venir desde el primer paso que dan en ese particular Edén, pero para nada es un problema a la hora de encarar una realidad muy peliaguda, como es el lavado de cerebro que algunas personas sufren a manos de otras mucho más hábiles (casi siempre en el curioso nombre de Dios).

Me sumo a las pegas de la parte final y esa cámara invisible que filma lo que ocurre sin que nadie la esté sujetando, moviéndose a su antojo, pero bueno...se lo perdonamos.

Recomendable y desde ya, para mi, lo mejor del sr. West.

Saludos

P.D- "Red State" es una broma de mal gusto del Kevin Smith, de la que yo ya he expresado mi opinión en varias entradas de este blog, pero es que no me canso de preguntarme cómo algo como aquello puedo ganar el Festival de Cine de terror de Sitges en 2011. Sigo con la boca abierta...

Damien Thorn dijo...

Gracias por tu comentario, MissT.
A mí el señor West me da puntito, pero sí, diría que es lo mejor que ha hecho sin duda.
Y Red State en su momento tuvo de todo, alabanzas y criticazas... Pero no es una peli para ganar un Sitges, porque aunque tenía muy buenos aciertos, los fallos eran inconmensurables!!!!
Un saludete!

El Rector dijo...

Vista por fin y en general, coincido mucho con tu concienzudo análisis Damien, incluso suscribo esas siete estrellitas y media que le has cascado.

Para mi The Sacrament, ha resultado una grata sorpresa, y siempre detrás de la fabulosa House of the Devil, sería sin duda lo mejor de este regulero director, algo tampoco muy complicado, pues el tipo venía de varios ridículos sonados, con la mediocre The Innkeepers y sus chirriantes contribuciones tanto a CHS como a The ABCs of Death... eso si, no estaría a la altura de "Safe Heaven", la cual vuelvo a reivindicar una vez más desde aquí y si muy por encima de ese bodriazo que es Red State, que creo que solo gustó a la familia del director y al jurado de Sitges, jeje.

Yo si pienso por eso, que The Sacrament es una película de terror puro y duro (parece que no nos ponemos de acuerdo últimamente en cuanto a etiquetas cinematográficas), con gran carga dramática, eso si, algo que para mi, siempre es necesario dentro del género. Es cierto que no es una cinta que genere miedo (tampoco creo que sea su intención), pero lo que si produce, es una gran incomodidad en el espectador y eso a estas alturas, es todo un lujazo... valor añadido si tenemos en cuenta lo previsible del relato.

Insana, cruda, fría, triste... The Sacrament, de lo poco creíble de la filmografía de este señor. Muy recomendable para cualquier aficionado al falso documental (pese a que como todos ellos, pincha como formato en algún momento) y al cine malsano.

Eso si, la pedofilia no la he visto por ninguna parte ¿?

Excelente crítica.

Saludos.

Damien Thorn dijo...

Jejejeje!
Es cierto, Rector, esas etiquetas...aghhh!
Me alegro enormemente de que le dieras al final la oportunidad y te haya gustado, porque la resumes a la perfección. Insana, triste, fría y cruda.
Y con diferencia, de lo mejorcito que nos deja el found footage (a pesar de esas fallas) en los últimos tiempos!
Un saludete y gracias!

Bieitols dijo...

Me sumo a esas palabras: insana, triste, fría y cruda.
Alguien también dijo sólida. Pues también.

Me ha gustado mucho. Y yo no le metería ningún susto. No va de eso. Es un documental! Lo que cuenta es lo terrible. Y su mérito es colarnos dentro y que nos quede la sensación de tener asistido realmente a qué ocurre tras los muros de esas sectas suicidas que luego vemos en el telediario cuando ya todo ha sucedido.

Tampoco veo ese tono crítico con la comunidad, realmente veo un documento bastante objetivo sobre un intento de escapar de nuestro mundo infecto que evidentemente no es perfecto. Pero todos los participantes creen en lo que hacen. Hasta el Padre se suicida. No hay impostura. Lo que sí hay es un planteamiento radical con el que es normal no estar de acuerdo. Pero no siento que los juzguen con el film. Lo que me gusta. Y me parece honesto.

Esa cámara cinematográfica de la que habláis, en el plano recorriendo las mesas de los muertos con planos cortos y movimientos precisos, o el contramano de los periodistas mientras el Padre habla con ellos momentos antes de volar se la tapa de los sesos. Es la cámara del hermano de la chica. Que empieza a usarse en modo video desde la entrevista prefestiva. Cámara que luego lleva la hermana por orden del Padre. Y finalmente acaba en manos de éste para grabar su desenlace.
Su grabación queda demasiado rara porque parece muy profesional? Cierto! Pero no veo yo el cambio de género que indicas.
O habláis de otras secuencias?

Buen film. Y otro buen Found Footage. Y van unos cuántos!
Creo que suficientes como para que le quiteis el sambenito ya. Porque con travellings y grúas mira que no se han grabado pelis malas ni nada y no por ello nos quejamos en general de su uso. No?
;)

damien thorn dijo...

Amigo Bieitols, como ves yo soy foundfootagéfilo, y eso que era recio al principio... Esta es una clara muestra de los escalfríos que se pueden llegar a generar sin efectos ningunos y de manera lo más sincera posible.
El cambio de FF a experiencia documental no sólo es una sensación que tenga en esta más que aplaudible peli, sino en muchas de ellas que de golpe meten banda sonora, grúa, planos imposibles, picados y contrapicados de quince metros...
The sacrament sigue en mi lista de metrajes encontrados favoritos, me flipa, me inquieta y me sigue dando muy, muy muy mal rollo.
........................................................................................
Y ahora,
da la casualidad de que he vuelto a verla hace poco porque fuchikando por youtube encontré imágenes de un suicidio en masa CLAVADO que hace que el mal rollo sea ya no ligerito, sino tela marineraaaa!!!!!
Y por cierto, novedades en el mundo del cine cojonudo y censurado, vamos,de Eli Roth, al que la industria parece tener pelín de tirria... Productora confirma lanzamiento en DVD en enero de The green inferno, pese a que la secuela de Nico López. Las esperadas High Top Releasing, Open Road Films y Universal se rilaron, pero al parecer Blumhouse sigue dale que te pego. Grandes nuevas para los fricazos que aún no la han visto y disfrutarán a sacoooooo!
Un saludete Bieitols, es siempre un gusto encontrarte por aquí!!!

damien thorn dijo...

(perdón: pese a que la secuela de Nico López se cancela definitivamente)

Bieitols dijo...

No vi Green Inferno, me sonó a remate fácil ós y me dió pereza. Tampoco es que sea muy fan de El Roth...
Merece la pena?

El placer es siempre mío. Muchos y muy buenos ratos me he pasado leyendoos y siguiendo vuestras recomendaciones. Hace ya mucho que os sigo. Y desde que dí el paso de opinar, hace poco. Un gustazo hablar de cine en este blog.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.