domingo, 6 de julio de 2014

Crítica: Transcendence

Si hay alguna necesidad común en el ser humano, esa es la de influir, la de entender nuestra necesidad en el universo y querer dejar constancia de ella. Cada persona tiene sus propias características, su propia forma de entender el mundo y actuar en consecuencia. Cada ser humano, en su individualidad, puede intentar transgredir o dejarse arrastrar por la corriente que más le interese, y a no ser que te encuentres en una situación de privación forzada de esa individualidad, cada uno de nosotros podemos decidir, y precisamente cada una de esas decisiones es lo que nos diferencia del resto. Como dije al principio, lo que nos asemeja entre nosotros, la característica que nos acerca, que nos iguala, que nos identifica, es la necesidad de influir en nuestro entorno, la necesidad de sentir nuestra propia importancia individual en el colectivo. Si este pensamiento lo trasladamos a la tecnología, a la vorágine virtual y sus elementos, eso sería la trascendencia. 

"Transcendence" es la idea de un mundo mejorado por la inteligencia artificial, llevada al extremo. En ese extremo se encuentra el ser humano y su capacidad para sentir, barrera, hasta ahora, infranqueable para todos los programadores y científicos informáticos, hasta que Wally Pfister encontrara al sr. Jhonny Depp para romper esquemas, pues los anteriores intentos de dotar de sentimientos a nuestras amigas las máquinas, como fue el caso de "Inteligencia Artificial" (Steven Spielberg) y "Yo, Robot" (Alex Proyas), pese a ser infinitamente superiores en calidad, no habían pasado de la individualidad sentimental de cada uno de los robots, para desmarcarse con la inteligencia colectiva y la visión de un futuro común que nos presentan en "Transcendence". 

La idea resulta potente y ese es el salvavidas de una película que peca del imperdonable mal del aburrimiento, y no es la idea de una inteligencia artificial completa lo que nos mueve en el visionado, sino algo por lo que, precisamente, "Transcendence" pasa casi de puntillas y en silencio, que es la amenaza que siente el ser humano, que es muy dado a cometer fallos, de que algo que se escapa a nuestra lógica destructiva, intente reparar los daños cometidos por el hombre, sin que tengamos la potestad de ser nosotros quienes decidamos si ese bien que se busca, se permite o no. Una vez más, la amenaza de no poder influir. 

El hecho es que todas estas buenas ideas, quedan subyugadas ante una falta alarmante de ritmo en cada una de las secuencias y la inexistencia de cualquier personaje carismático en la trama, lo que termina por derribar cualquier esperanza de que la película que tenemos entre manos, pueda entretener, o permanecer en la memoria. Obviamente, para un director con una trayectoria en el mundo de la fotografía cinematográfica, como es Pfister (encargado de dar luces y sombras al nuevo Batman en sus tres últimas incursiones en la gran pantalla, y de llevar los sueños a la realidad en la maravillosa "Origen"), las imágenes que pasan por la pantalla, consiguen el punto de comodidad ante lo que vemos y lo que intentamos comprender que hace de muleta a un guión, en ocasiones, caótico, que cojea ante las explicaciones y la rapidez de los pequeños giros que se van produciendo. 

De esta manera, una trama en la que no hay héroes ni antihéroes, pues de alguna manera, todos se equivocan, las conclusiones se hacen "fáciles" y no terminan invitando a la reflexión. En esta trama, hay una parte que aboga por un desarrollo tecnológico y que entiende que el ser humano no es capaz de salvarse a sí mismo (personalizado por Will Y Evelyn Caster), y otra, a la que podemos llamar "resistencia" ( dada vida por la organización de Bree y Max Waters), que quiere evitar que cualquier máquina termine anteponiéndose a las decisiones humanas, entendiendo que estas tienen una inteligencia programada y no sentimental y que pueden tomar decisiones que puedan poner en peligro la integridad física. En medio de esta lucha, que nunca llega a tener sentido y a dejar claras sus posiciones, están el agente Buchanan (Cilian Murphy), y el investigador informático Joseph Tagger ( Morgan Freeman), que son personajes prescindibles, que no aportan nada a la historia. 

Teniendo en cuenta que la película dura dos horas, y que es puro diálogo, puede costar entender por qué afirmo que la resolución en las ideas centrales se produce de una forma rápida y sin control, pero no debería resultaros extraños, si os digo que "Transcendence" lo único que hace es dar vueltas y vueltas sobre lo mismo, y las escenas pasan y pasan dándole más vueltas a lo mismo, y tirando por una línea recta a trescientos kilómetros por hora, cuando se debería detener a explicarnos lo realmente jugoso de esta trascendencia. Así, el hecho de utilizar los nanobots para explicar con imágenes toda la revolución que se intenta, no funciona y la película nunca despega, por lo que nunca llega a su destino. 

Si a todo esto, le unimos que la carga de las interpretaciones, se deja en manos de un virtual Johnny Depp, que cuando deja aparte sus ademanes de Jack Sparrow (que odio profundamente), pierde toda su fuerza interpretativa, y el nulo encanto para la pantalla que tiene la sosísima Rebecca Hall, el resultado es tedioso, y ni Morgan Freeman puede sacar un as en la manga. Al final, una gran producción, se convierte en una propuesta que ni sí ni no, que aprueba raspado y que no deja ningún tipo de huella, ni de bigfoot, ni de delicada princesita con su zapato de cristal, vamos, una propuesta anodina que intenta tocar un tema profundo sin excavar lo más mínimo, y que nos regala un final que aboga más por la ñoñería que por terminar de abrirnos los ojos. 

Esta vez, ni se trasciende, ni se influye, seguimos con nuestra vida, y buscamos a nuestro alrededor la manera de encontrar nuevos alicientes, que para algo somos humanos y tenemos esa gran capacidad de equivocarnos.


16 comentarios:

Romasanta Macias dijo...

Genial crítica Missterror! La verdad que desde que vi el trailer me atrajo bien poco, ya que el sr.Deep se me ha hecho cansino de tanto histrionismo!!! La verdad que su Jack Sparrow me gusta, pero después de ese papel se marca un punto de inflexión en que sus personajes raros todos parecen iguales y con un puñado de tics que ya están tan masticados que dan nauseas. La verdad que encuentro a faltar al Deep de "Sleepy Hollow". Y bueno...ver que una pelo de 100 millones se estrella en USA da mucho miedo cuando se supone que debería entretener y nada más, así que gracias a Missterror por esta grata crítica y mi salvación para no ver al sr.Deep haciendo de él mismo sin gracia.

Max Cady dijo...

Una critica sensacional Missterror donde se nota, como siempre, tu estupendo hacer con las palabras. Una delicia leerte.

Sobre el film, confirmas mi indiferencia ante este proyecto que a pesar de su interesantisimo planteamiento no terminaba por convencerme. Ahora, que resultara tan repetitiva y aburrida como mencionas no lo esperaba. Si le sumas encima que la estrella de la funcion es el amigo Deep que no es santo de mi devocion esta destinada a ser vista algun fin de semana que no tenga nada mejor que hacer que macrame o ver crecer la hierba.

Saludos y gracias por ahorrarme dos horas de intrascendencia.

May Dove dijo...

No la leo porque la veo el miércoles. Entonces comentaré.
Si, soy así. Ya lo sabéis.

El Rector dijo...

Missterror, aunque a mi me ha gustado un poquito más que a ti, es evidente que el resultado final de Transcendence, queda muy por debajo de las expectativas.

Se nota el sello Pfinder desde el primer fotograma, eso es innegable y creo que como director de fotografía, ahora mismo, es uno de los grandes. Otro cantar es como cineasta y esta ópera prima, deja buena constancia de ello, pues con un punto de partida tan jugoso y con tantas posibilidades, como son las nuevas tecnologías en general (a la postre yo entiendo el filme como una crítica hacia estas y hacia el impacto cuestionable que están teniendo en las sociedades modernas), la perdida de la individualidad a favor del colectivo (si bien esto también sería debatible aplicado al filme), la inteligencia artificial, la nanotecnología o la perdida de aquello que nos define como seres humanos: la imperfección, es decepcionante (aunque entendible), el descafeinado resultado final.

Queda claro que como narrador, Pfinder aun tiene un largo camino por recorrer (no cabe duda de que tiene en Nolan, al mejor mentor posible), pues el principal hándicap de Transcendence, es su brusca narración, no así su tempo, que a mi si me parece el apropiado para un filme de estas características. Se pasa de cero a cien en un segundo y entre medio nos perdemos todo el paisaje, al menos el que necesitamos para asimilar el viaje, no solo la trama, sino también la evolución de los personajes, mas cuando esto es algo FUNDAMENTAL para el buen funcionamiento de la historia. En ningún momento experimentamos la evolución, el cambio emocional de la srta.Hall (algo paradójico cuando la cinta, precisamente, trata sobre las emociones humanas), con respecto a sus sentimientos hacia su (supuesto) amor virtual.

Sin esas transiciones necesarias, la trama en muchas ocasiones (demasiadas) necesita de un constante salto de fe por parte del espectador, así como buenas dosis de imaginación. Tenemos el boceto de la historia, pero no está pulido y eso, si termina desgastando y mucho, el resultado final, siendo aplicable a otros muchos elementos del filme, igualmente mal explicados.

De todas formas no estoy de acuerdo en que es una película aburrida, creo que pese a sus deficiencias estructurales, contiene los suficientes elementos, como para mantener el interés del espectador en todo momento. Intimista, visualmente hipnótica, con una fantástica banda sonora y algunos apuntes existencialistas interesantes sobre los que pensar e incluso se permite el lujo de hacer concesiones al gran público en su bombástico tramo final. De acuerdo, no es la gran película que algunos esperábamos, pero yo algo más del cinco raspadillo, si le daría. Por más raro que se me haga el hecho de ver a Johnny Depp haciendo de persona normal :)

La secuencia inicial con el joven utilizando el teclado del ordenador, para sujetar la puerta, me parece de una poesía brutal, así como toda una declaración de intenciones de hacia donde quiere ir el filme.

Saludos.

Missterror dijo...

Romasanta- Muchas gracias, amigo! Lo cierto es que el trailer muy atractivo no fue, sólo la mención de Christopher Nolan llamaba la atención.
A mi Depp nunca me ha parecido el gran actor que se le consideraba, y después del esperpéntico Jack Sparrow, este hombre ya nunca supo salir de ese personaje (al menos si quiere llamar la atención). En "Transcendence" se le ha "fabricado" un papel donde poco podía lucirse, ya que es de esos en los que con una simple mirada tienes que comerte la pantalla, y el bueno de Johnny, si no levanta la ceja y abre los ojos como platos, eso ya no lo sabe hacer.
Respecto a la película, si algún día de tu vida tienes un rato libre, puedes darle una oportunidad, pero si no te ha atraído nunca, bufff, lo tienes complicado.

Max- Gracias, una vez más por tus animosas palabras.
A mi la película me resultó aburrida porque creo que ni se casa el partido que debería, y lo que es peor, que no se intenta. Para mi significa la espera de algo que va a romper y que nunca rompe, como cuando estás a punto de estornudar y se te va el estornudo, o mejor dicho cuando te quedas casi con el estornudo a medias...esa sensación horrible de que algo tenía que haber pasado y no ha pasado, o ha pasado mal.
Yo nunca he hecho macramé, pero supongo que tenga su punto, ahora, plantéate que "Transcendence" es mucho mejor que ver crecer la hierba...

May- Te espero entonces!!!

Rector-La mano de Pfister, en la fotografía se nota, y se agradece. Ahora como comentas, como director de orquesta, la cosa ya adquiere otros matices más oscuros.
La narración es su punto flaco, porque si piensas en ella como conjunto está cogidísima por pinzas, pero el tempo para mi tampoco es el adecuado, ya que en realidad estamos ante una película contemplativa en la mayor parte de su metraje, con dos o tres giros bruscos sin control, que te tienes que tragar porque sí, y que desembocan otra vez en un ritmo contemplativo que en lugar de arrojar luz sobre la materia que trata, baja la persiana del todo para que podamos dormir en paz.
Me gusta que hayas comentado el cambio emocional y tremendamente sorprendente, a tenor de los que se nos había mostrado desde el principio, que da Evelyn, ya que es otra de esas cosas que hay que tragarse porque sí, y que terminan por dar al traste con cualquier indicio de enseñanza moral...

Respecto a la crítica sobre el impacto de las nuevas tecnologías sobre la sociedad y la pérdida de individualidad, yo lo entendí justamente al contrario, como una oda a la necesidad de una nueva inteligencia que abogue por un bien común y no uno individual, y como está claro que los seres humanos eso no lo sabemos hacer, hay que tirar de tecnología para que "limpie" lo que nosotros ensuciamos, eso sí, con todos los componentes sentimentales que definen a un ser humano.
El tema es muy rico, y de haber estado bien desarrollado hubiera dado un peliculón, porque al final todo se iba a reducir en la confianza en que alguien que no eres tú pueda hacer las cosas mejor que tú, y eso, amigo mío, es lo complicado de entender para el ser humano, que dejaría de influir para dejarse influir, aunque fuera por un bien mayor.

La secuencia que comentas, es muy simbólica, pero es precisamente ese simbolismo el que no se deja ver a lo largo de la película. Creo que el filme nos habla e la necesidad de apoyo en la tecnología. SPOILER- al final queda claro que Will Caster tenía razón y que los que desconfiaban de la máquina eran los que estaba equivocados. De la misma manera el mundo sin tecnología era un mundo mudo y gris. Ahí está la verdadera naturaleza de "Transcendence"

Saludos

El Rector dijo...

Missterror, respeto tu punto de vista con respecto lo que la película quiere transmitir, pero desde luego no lo comparto. No se de donde sacas que el mundo sin tecnología es un mundo gris, pues nada más lejos de la realidad, la película nos muestra un mundo idílico, apacible y confortable una vez abolida la tecnología, como muy bien ilustra la secuencia final del tulipán, por no hablar de la que te he comentado del teclado como tope de la puerta. Si te fijas, Will, jamás estuvo a favor de la tecnología, todo lo contrario.

Los motivos para desconfiar de la máquina por parte de los detractores de la IA, eran legítimos, el tema, precisamente, SPOILER es que la máquina no era tal cosa, sino la consciencia humana de Will, que es la disyuntiva que maneja el filme en todo momento y su principal foco de interés.

Quien aboga por un bien común, es Will, que es lo que siempre quiso, aunque curiosamente, termine haciéndolo mediante las herramientas de las que precisamente, siempre había intentado alejarse, la tecnología. Por ello quise poner entre comillas aquello de la perdida de la individualidad a favor del colectivo, pues en realidad, aunque la IA funcione aparentemente como tal, como un todo, no deja de ser la consciencia de un individuo, con alma y sentimiento, es decir, un HUMANO, quien maneja todo el tinglado.

Saludos.

Missterror dijo...

Rector- SPOILERS - yo saco lo de que el mundo que queda tras la desaparición de la gran inteligencia artificial Will, de mi interpretación de las imágenes,obviamente. En ese mundo que queda, paradojicamente nadie interactúa con los que están a a su lado (y eso que lo que supuestamente nos aisla es el exceso tecnológico), y parece que sin las comodidades que antes tenían (hablo de algo tan útil como la electricidad, por ejemplo), han dado un paso atrás y no un paso adelante, como debería ser el progreso.
Yo opino que la máquina no es Will reencarnado, sino que es una máquina con la memoria y la consciencia de Will, pero que no es él, sino un paso por encima a lo que él era, con una amplitud de miras, que quizás el propio Will en vida no tenía.
En realidad, el bien común, lo quería Evelyn, que era la que quería curar el planeta. y Will lo que hace al final, cuando finalmente la conecta, es enseñarla que lo había conseguido, e imagino que ese era el mejor regalo que le podía hacer a su mujer. No creo que Will quisiera alejarse de la tecnología ni mucho menos. El santuario era simplemente un respiro, como todos necesitamos, de nuestra rutina, pero no estaba concebido como refugio.
Para mi no es el humano el que maneja el tinglado, sino la máquina provista de una inteligencia que escapa al entendimiento humano (ya que es una mezcla perfecta de ambos mundos), la que lo hace.

Saludos

El Rector dijo...

Missterror, SPOILERS lo de que nadie interactúa con el que tiene a su lado, ¿lo deduces de los escasos 30 segundos de plano de las calles que nos enseñan? Desde luego imaginación no te falta... yo no se si el mundo post-Will es mejor o peor, yo se que es un mundo libre de tecnología, que es lo que persigue desde el principio el grupo "terrorista" o resistencia, quienes están claramente en contra de la tecnología pues creen, que ha llegado a un extremo en el que se ha convertido nociva para la humanidad y la IA, incluso peligrosa. Tengo claro que desde esa perspectiva, el desenlace, es un happy ending con todas las de la ley. Un reinicio para una sociedad, esclava de la tecnología, que tiene la oportunidad de crear un mundo diferente (no se si mejor) desde cero, algo parecido a lo que ocurría en el fantástico anime de Kazuo Yamazaki, "El Viento de Amnesia" (aunque el germen que da pie a dicho reinicio sea distinto).

De la misma forma, es un final FELIZ con mayúsculas para la pareja protagonista, quienes terminan juntos para siempre, si, Evelyn y Will, pues yo si tengo muy claro, que lo que hay dentro de esa gran computadora, es la consciencia plena del humano, su alma si quieres y creo que en el tramo final del filme, esto se explica de manera muy evidente.

¿Qué el mundo habría sido mejor si no ´hubieran intentado detener a Will? Pues desde luego que hubiera sido una nueva era para la raza humana, una era sin enfermedades, sin muertes, con un hábitat ideal... mejor sin duda, ¿un mundo humano? ahí ya tengo mis reticencias.

Queda claro que tenemos dos ideas muy distintas de lo que el filme propone y de entender o interpretar sus entresijos, paro ambas respetables, por supuesto. Lo que también queda claro esa que esta vez, no nos vamos a poner de acuerdo, jeje. No deja de ser curioso que tu, que eres la optimista y yo, que soy el pesimista (o realista) con respecto al ser humano y su naturaleza, interpretes el final del filme en tonos grises mientras yo lo hago en rosados pastel.

Saludos.

Missterror dijo...

Rector- ya sabes que la imaginación es lo mío, así que sí, deduzco eso en 30 segundos, porque son 30 segundos lo que nos muestran y si quisieran mostrarnos ese happy ending que tú interpretas, digo yo que deberían haber sido más explícitos en cuento a la felicidad reinante, no crees?? no ese mutismo zombie que había...
Yo es que creo que la perspectiva de la película no es la de la resistencia, sino la de la inteligencia artificial, por tanto, insisto en que ese reinicio es un retroceso y no una forma de renacimiento, por otra parte impuesta de una forma dictatorial por un grupo que no parecía tener mucho apoyo entre la población, no olvides que eran 4 gatos, y encima asesinos, que pasamos eso por alto y creo que tiene bastante peso. La resistencia eran terroristas, y si todo queda en manos de ellos...menudo final feliz!!!
Que la pareja protagonista tenga un final feliz nunca lo he puesto en duda, de ahí mi comentario para la ñoñería final de la película.

El mundo que proponía Will, por supuesto que era humano, porque era para que los humanos lo disfrutaran, su beneficio era el fin, más humano que ayudar a otro humano, no se me ocurre (bueno sí, los perros)

Cierto que yo soy mucho más optimista que tú respecto al ser humano, pero para mi la película mostraba otra cosa y eso es de lo que tengo que hablar.

Saludos en color pastel :)

El Rector dijo...

Missterror, no voy a seguir con el debate, porque creo que mi punto de vista ya ha quedado claro, solo una cuestión, ¿Eran John Connor y los suyos, asesinos?

Saludos.

Missterror dijo...

Rector- no compares!!!! John Connor y los suyos luchaban contra amenazas muy reales para el ser humano. La resistencia de "Transcendence" lucha contra suposiciones de lo que creen que hará la inteligencia artificial avanzada, ya que en ningún momento de la película se ve ningún acto violento por parte de Will Caster, que no sea de defensa, contra un humano. Pero sí se ven varios atentados con bastantes muertos por parte de la resistencia...

Saludos.

El Rector dijo...

Missterror, John Connor y los suyos, luchaban contra amenazas muy reales a posteriori. Si hubieran podido evitar todo aquello antes ¿Crees que habrían dudado en matar para conseguirlo? (De hecho ya lo intentan en Terminator 2). Quiero decir con esto, que a veces, para hacer una tortilla, hay que romper algunos huevos y si la muerte de unos pocos, sirve para salvar a la raza humana, pues igual hay que ver las cosas desde otra perspectiva.

¿Sabes cual es diferencia entre la IA que propone "Transcende" y Skynet? que la primera contiene una consciencia humana y además, de una buena persona, sin Will, la IA de la película es una Skynet en potencia, normal que el ser humano la tema y quiera destruirla a toda costa. Pero claro, esto los "terroristas" no lo saben, desconocen que Will es quien maneja el tinglado y lo que ven por parte de la IA, es como está convirtiendo en "zombies" a todos los habitantes de una población. Creo que el miedo a que ese control se extienda al resto de la población, es un indicio de amenaza para la raza humana más que justificado.

Saludos.

Max Cady dijo...

Después de verla tengo la sensación de que en el fondo subsisten algunas ideas interesantes, pero el guión está tan repleto de sinsentidos, cosas sin explicación, mal resueltas o ridículas que esta enésima versión de la naturaleza del hombre y los peligros de la tecnología se queda en una anodina, fría y por momentos insufrible película.

Saludos!!!!!!!!!

P.D. ¿Una de las candidatas a castañazo del año?

Missterror dijo...

Max- Ese es el problema, que el guión lo tenemos que ordenar los espectadores, y que la interpretación es libre, pero no por un acto voluntario del director, sino porque, en ese sentido, está torpemente resuelta. El fruto de todo esto es que resulta sosa y aburrida.
Lo bueno es que hemos sacado un interesante debate sobre el sentido que cada uno le quiere dar a la película, y es algo que agradezco, porque si no...

¿Candidata a castañazo del año? Después de ver "Sabotage", creo que no, querido ;)

Saludos

Carlos Verdes dijo...

Buenas... No he leído todos los comentarios así que perdón si digo algo fuera de lugar. Permiteme decir que quizás no se ha entendido las película que a mi si me gustó y mucho. Lo primero quizás es entender que no es una inteligencia artificial... Es un humano que "transciende" dentro de una máquina... Es decir, escapa a la muerte gracias a la tecnología y
... Gracias a la capacidad de la misma... Se convierte en un ser "superior".

Es igual que gente que tiene prótesis robotizadas... Que mueve sus piernas robot con su mente... Esa gente ya existe y tiene mejor "performance" que una persona normal con piernas de carne y hueso.... Y sino lo puedes creer mira este vídeo de Hugh Herr
https://youtu.be/CDsNZJTWw0w


Permiteme que presente, por si no se ha presentado ya... Al señor ray kurzweil y su teoría de la singularidad (buscar en wikipedia y en Ted si no lo conocéis ya)... Teoría que viene a decir "imagina si no pudiéramos diferenciar entre máquina y persona".... Imaginar si en lugar de buscar en Google con tu teléfono cuando no sabes algo tuvieras acceso a internet desde tu cerebro gracias a la nanotecnología... Que pasaría entonces? Preguntátelo? Y entonces... Después de leer a kurzweil, ver algunas de sus charlas y preguntarte como sería un mundo así... Vuelve a ver la película por favor y dime si cambia algo tu opinión... Aunque sólo sea un poco.


El mensaje de la película es brutal... Un científico sin limitaciones humanas transciende para hacerse uno con la naturaleza... Piensalo... Una mente como la de einstein con toda la información de la historia a su alcance... Con la capacidad de cálculo ilimitada... Que sería capaz de hacer???

Y por último... Por si quieres saber en que se inspira la película y sólo por si quizás no lo conocías... Mira este vídeo sobre la transcendencia y kurzweil:

Raymond Kurzweil - El Hombre Trascendente. Subtitulado en español: https://youtu.be/X_z9FMVSiOE

Missterror dijo...

Carlos Verdes- No has dicho nada fuera de lugar, ni mucho menos. Que es un humano que trasciende, lo entiendo, que por ello se convierte en un ser superior también , que la idea es buena y que podría haber dado una muy buena película, también. El problema no viene por la inverosimilitud del guión, el problema de "Trascendence" es que es aburrida.
Al sr. Ray Kurzweil no le conocía, así que : encantada, pero mucho me temo que no tengo el menor interés en volver a ver "Trascendence", y menos con el poco tiempo del que normalmente dispongo. Seguro que cualquiera de las charlas de Kurzweil son infinitamente más apasionantes que la película que nos ocupa, pero de verdad, que con esta transcendencia ya tuve bastante.

Eso sí, muchísimas gracias por tu interesante aportación´.

Saludos

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.