miércoles, 13 de mayo de 2015

Crítica: Dans Ma Peau

El hambre, si es voraz, es uno de los mayores impulsos que el ser humano se ve incapaz de controlar. Cuando tienes hambre, un hambre de muerte, obviamente sólo puedes pensar en comer, comer cualquier cosa, comer, comer lo que sea. Esa sensación de que el estómago tiene el control absoluto de la voluntad es terrible porque anula cualquier sentido, sólo existe el hambre y la saliva que se acumula en la boca cual veneno pidiendo su antídoto. El hambre es implacable, pero la ansiedad lo es mucho más, por eso, cuando inicias una dieta, la sensación de que los dientes se afilan porque serías capaz de devorar lo que se te ponga por delante, es tan sumanente poderosa, y queridos, en una buena dieta no hay por qué pasar hambre, pero la ansiedad de los primeros días por comer cualquier cosa, no hay quien te la quite.

Esa capacidad compulsiva de tener hambre a todas horas es algo jodido, son etapas incontroladas en las que no eres capaz de sujetar la mandíbula y pobre de ti como se te antoje alguna comida en concreto!! Ahí si que estás perdido, porque el mundo se centra en comer eso que se te ha antojado. No existe nada más. El universo se detiene  para girar sobre el antojo. Pues bien, sobre esa pulsión es de la que nos habla al oído "Dans ma peau", aunque lo curioso, lo demoledor, es lo que aquí se come.

Dicen que somos lo que comemos, y sobre esa idea gira sin parar esta película del 2002 que nos ocupa, porque no hay mejor manera de explicar con imágenes un dicho que estar dentro de la piel de Esther, la protagonista de "Dans ma Peau", y es que el acto de comerse a sí mismo es el "somos lo que comemos" llevado al límite. En esta película se abordan varios puntos escabrosos como son la automutilación y la autoantropofagia, en una idea absolutamente brutal y brutalmente desaprovechada. 

Lo que se nos viene a explicar es la historia de Esther (Marina de Van), una ambiciosa a mujer que intenta medrar en su carrera profesional, y que es incapaz de manejar ciertas situaciones de stress y necesidad de control. Tras una caída en la que se hace un corte feísimo en la pierna, sin apenas notarlo, empieza a sentir la necesidad de hacerse daño, de automutilarse y confundir un mundo de piel, carne, sangre y tejidos, con el mundo en el que realmente vive, llegando a extremos totalmente perturbadores y angustiosos que hacen que se te encoja el estómago. Está claro que Esther quiere llegar a conocerse a sí misma mejor que nadie. 

Como digo, la idea suena muy bien, el concepto es brillante porque la sensación mientras se experimentan esas vivencias con Esther, es para apretar los dientes unas cuantas veces mientras te miras los antebrazos sin parar. El problema, el pero, es que toda la película se centra en un sólo hecho y todo termina por desvirtuarse en pos de una sola acción, lo que no beneficia para nada el buen transcurso del metraje. Todos los personajes, excepto la protagonista, resultan intrascendentes, todas las acciones fútiles y al final sólo cuenta la repetición, y la repetición termina por no aportar nada. 

Es complicado no pensar en Cronenberg cuando miramos "Dans Ma peau", es complicado no ver también un ejercicio de voyeurismo de la propia directora (Marina de Van), que lejos de provocar una reflexión sobre el control de tu propio cuerpo y el descontrol mental asociado al físico, lo que origina es una sensación inmensa de necesitar algo que complete la película que estás viendo, pues en su intención de resultar cruda, desnuda e incómoda, acierta completamente, pero en su intención de ser una película con cara y ojos, se queda lejos. 

A veces, "Dans ma peau" intenta desesperadamente mostrarse contemplativa, partir la imagen para enseñar las dos partes de Esther, pero no lo consigue, de Esther no entendemos nada, sólo que necesita desesperadamente arrancarse la piel y saborearla, del resto de personajes, no se nos da la oportunidad de saber qué pueden aportar a la trama, pues directamente se les presenta y se les excluye, algo imperdonable contando con el potencial de un personaje como Vincent (Laurent Lucas "Calvaire", "Alleluia") o su compañera Sandrine. 

A su favor, la ausencia total de música ambiental en las escenas más desagradables, donde se intuye mucho más que lo que se ve, provocando una sensación de desazón increíble y una fragilidad cuerpo-mente que traspasa la pantalla. Marina De Van está sobresaliente en su interpretación de Esther y eso juega muy a favor de una película que puede pecar de aburrida en muchos de sus tramos y de irregular en su conjunto, por mucho que se quiera ver como metáfora de la incapacidad de comunicación, de la autoexigencia, de la presión social o de la soledad. Aun así, curiosa, muy curiosa. 

"Dans ma Peau" es una película sobre el hambre, el hambre de su directora- guionista-actriz por contar algo diferente, y el vacío en el estómago de pensar que contado de otra forma, con un guión contundente, con algo más que el propio canibalismo de por medio, hubiera sido una de las películas más potentes de los últimos tiempos, y teniendo en cuenta su procedencia francesa, y sabiendo cómo se las gastan allí en estas lides, cerrar el guión hubiera sido definitivo. Y con todo y con eso, me posiciono a su favor y la tengo dentro de esas películas que ganan más cuando piensas en ellas, que cuando las estás viendo. Sí, esas cosas pasan.


12 comentarios:

El Rector dijo...

Desconocía por completo esta película. Algo especialmente sangrante si tenemos en cuenta su sugerente premisa y sobretodo, su denominación de origen.

Una vez vista, debo decir que coincido muy mucho con tu crítica, Missterror. Y es que "Dans Ma Peau" es otro buen ejemplo de como desperdiciar una gran idea por culpa de la incapacidad de escribir un buen guión. Viendo el resultado, la cosa habría funcionado mucho mejor como un mediometraje para una de esas antologías de terror para la televisión, porque en mi opinión, la segunda mitad del filme, no ofrece absolutamente nada interesante, limitándose a dar vueltas una y otra vez sobre lo mismo.

Algo más de interacción entre la protagonista y todos esos secundarios de gran potencial, una historia minimamente cohesionada y con sentido, algo más de ritmo y unas dosis de gore a la francesa, y podríamos estar hablando de otro de esos clasicazos del terror moderno que ha dado el cine galo.

Por contra, "Dans Ma Peau", se queda en un ejercicio curioso de ver, incómodo en muchos de sus pasajes (la prota lo hace realmente bien, desde luego, mucho mejor como intérprete que como directora) y técnicamente brillante en otros con reminiscencias al mejor Cronenberg que por desgracia, termina haciéndose extremadamente pesada y aburrida.

Le daría el aprobado justito, pero lejos me quedaría de ese generoso seis y medio... por cierto, tu crítica, Missterror, me ha dejado mucho más saciado que la propia película ;)

Saludos.

Missterror dijo...

Rector- Lo mismo me pasó a mi, que esta película me ha llegado ya mayor ;) Por lo que comentas, estamos bastante de acuerdo, a excepción de la valoración en conjunto. A mi el intento de hacer algo tan potente como lo que se pretendía, al menos le hace sumar ese punto y medio más sobre el que discrepamos.
La segunda parte es repetitiva, pero curiosa, malsana, incómoda, aunque cierto, desaprovechada. Suerte del papelón de Marina De Van, que salva con mucho, esa parte.
De todas formas, la recomiendo. Creo que es una película que arriesga, y que aunque no termina por definirse bien y redondearse, debe ser explorada.

Saludos.

P.D- Tu especial del Rector sí que te deja saciado, ummmhhhhh!!!

Damien Thorn dijo...

Me quito de nuevo el sombrero cartoniano ante un criticón, que como al Rector, me ha satisfecho mucho más que la propia peli...Y eso que me vuelve literalmente loco Marina de Van, pero me parece algo bien planteado, con potencial pero estirado y mal resuelto, aunque coincido contigo, MissT en recomendarla, todo lo que sea medianamente diferente merece una oportunidad, no?
Saludetes!!

Missterror dijo...

Damien- Si te digo al verdad, desconocía por completo a Marina de Van hasta que la vi en esta película y he visto que esta mujer toca casi todos los palos artísticos, y para mi esa inquietud siempre es de agradecer.
Coincidimos todos en que la idea es asombrosa y la resolución más torpe que lo que debería haber sido.
Todo lo diferente, al menos, merece una oportunidad ;)

Saludos!!

Shivers dijo...

Pelicula muy atendible y original. Una mujer en lucha con su propio cuerpo. Logra espanto sin exteriorizar el terror ni meter elementos sobrenaturales. Es ella contra ella misma No son muchas la que logran ofrecer tal cosa. La típica que queda a la sombra de otros productos más comerciales y de menor calidad.

Missterror dijo...

Shivers- Cierto es que la película es muy original, pero yo no la veo como una mujer luchando contra su propio cuerpo, sino contra su propia voluntad, contra su ansiedad.
Logra resultar muy incómoda, como comentas, sin necesidad de meter elementos sobrenaturales, pero para mi, son estas películas que evitajn esos elementos, las que más me incomodan, porque para mi son más accesibles, siendo "terrenales" nos ponemos más en el lugar del o la protagonista y vivimos con ellos todas las experiencias tortuosas por las que pasan.
También tienes razón en que quedó a la sombra, porque no es una película demasiado conocida, pero sí que creo que en parte fue porque, como he comentado, la idea es brillante, pero el desarrollo de la misma fue torpe y en exceso repetitivo, lo que le restó muchos puntos al resultado final. Creo que cuando ya se ha puesto toda la carne en el asador demasiado pronto, siendo la carne lo único que se nos va a dar de comer,no tiene sentido darle vueltas y vueltas en el fuego hasta que se quema por completo.

Saludos

May Dove dijo...

Yo me declaro fan de Marina de Van que lo mismo sirve para un corte que para un descosido. Lo da todo por el arte y la verdad que es de agradecer. Esta película la vi en su momento y me dejó un poco de mal cuerpo, aunque no la recuerdo como una cinta excepcional, si que es verdad que hace 13 años, yo tenía 17 añitos y seguramente me conmocionó más que si la viera ahora.
Aun así, creo que debería echarle un ojo de nuevo para ver que tal ha envejecido!

Donnie Darko dijo...

No he visto esta película pero si "Dark touch" y aunque la disfruté y me gustó parece que las dos tienen el mismo problema: Una buena idea mal aprovechada por, como decís, no desarrollar correctamente la historia y no sacar el máximo partido de ella. Es una lastima que un tipo de cine que podía ganarse un hueco en la memoria de los cinéfilos acabe resultando un quiero y no puedo, dejando a muchos espectadores en el mejor de casos en la mas absoluta indiferencia. y lo que es peor que siendo que "Dans ma peau" fue rodada en el 2002 y "Dark Touch" en el 2013, Marina de Van no haya aprendido de los errores y sacrifique considere mas importante la estetica (al menos en "Dark touch") que la historia.


Missterror dijo...

May- Totalmente de acuerdo respecto a Marina o las personas que lo dan todo por el arte, a mi me suelen fascinar.
Yo es que hace 13 años tenía unos cuantos años más que tú, pero te confieso que "Dans ma Peau" la he visto con taitantos, y aún así soy muy impresionable. El problema de la película es que cae en bucle y la impresión termina por convertirse en monotonía.

Donnie Darko- Comparto tu opinión sobre "Dark Touch", que era una cinta con elementos góticos muy visuales y tremendamente desaprovechada, porque para mi, fue un drama más que otra cosa que no supo hacer fuerte lo que dejaba entrever (me refiero a toda la parte de la terrible vida anterior de la niña) y se dejó conquistar por la parte fácil del elemento sobrenatural.
Yo no creo que a Marina de Van lo que le pase es que considere más importante la estética que la historia, sino que abarca mucho y aprieta poco, y debería dejar en manos de otros los guiones, ya que todas las buenas ideas (que las tiene), se le escurren como arena entre las manos.

Saludos

Bieitols dijo...

Pues a mi me encantó!
Solo Martyrs me gustó más, de la nueva ola de cine francés de terror.
Fue así desde el primer visionado. Y al fin y al cabo el tiempo me ha dado la razón, pues es de las dos que tras pasar los años más imágenes recuerdo. Y por ese orden.
Pretende ser angustiosa y lo consigue. No conozco a nadie que no apretada los dientes al verla.
Es original.
Y pretende contarnos la espiral de aislamiento y obsesión en el que entra su protagonista. Espléndida como siempre la Marina! De ahí que los secundarios apenas cuenten, es que ella se va aislando de todo. Y es repetitiva in crescendo porque ella se obsesiona cada vez más.
De eso va la película. De como su obsesión por sí misma, como metáfora de como en pro de nuestras carreras profesionales vamos renunciando a lo que somos, devorandonos a nosotros mismos. Matando nuestra esencia. Y aislandonos de los que nos rodea en esa suerte de egocentrismo destruyer que es la ambición por crecer económica y socialmente.
La película además es fría. Como la vida de un urbanista ambicioso y frívolo de clase media alta.
Vamos, yo sólo veo un montón de aciertos en todo aquello que señalais como errores.
Aunque sí, no es perfecta. Pero sí muy notable.

Missterror dijo...

Bieitols- Desde luego entre las grandes películas que todos recordamos de esa maravillosa corriente de cine extremos francés, de la que soy absoluta fan, "Dans ma peau" para mi estaría muy por debajo de "A L´interieur", la mencionada"Martyrs" o "Haute Tension" o la belga "Calvaire" (que yo la meto en el mismo saco) , y tendría que pensarme muy mucho la posición respecto a "Frontieres", "La Horde" o "Ills", pero son gustos.

Desde luego, "Dans ma peau" es una película angustioso, pero también monótona, e insisto en lo de desaprovechada en ese relato de autodestrucción físico, social y psicológico. Es una película que no termina de explotar nunca.
Yo veo las mismas metáforas que tú, pero las veo porque las quiero ver, no porque esté bien narrado, el ritmo de esta película parte en dos constantemente todas las metáforas y eso pesa. Y me disgusta que eso pese porque creo que "Dans ma peau" podría haber sido una obra maestra de haber puesto más atención en un buen guión.
Puedo llegar a entender tu entusiasmo y me alegra que veas aciertos donde yo encuentro los fallos, puede que la película me pillara mayor, no sé, pero aún habiéndome gustado y aun agradeciendo la originalidad y el trabajo de Marina, me "molesta"que no terminara de ser una película redonda, porque lo tenía todo para haberlo sido.

Saludos

Bieitols dijo...

Como loa a la autodestrucción prefiero Tanatomorphose, esa me gustó más que ésta.
Y no insistiré más sobre el orden ponderado de los filas franceses. Nunca me gustaron las listas de Las mejores... Tipo Rolling Stones margazine, pues en el fondo depende más de gustos que de otra cosa. Pues la calidad artística no es medible.
Y en el fondo, todas las que nombras son películas muy por encima de la media a la que estamos acostumbrados. Así que lo que se tercia es disfrutarlas, compartirlas y desear que hagan más.
;)

Publicar un comentario en la entrada

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.