viernes, 29 de enero de 2016

"Jessica Jones", la mente sobre la materia

Mientras muchos subgéneros del fantástico están estancados o incluso involucionan, hay uno, el de los super héroes, que no deja de darnos alegrías. Atrás han quedado los tiempos en que los héroes del papel maché eran maltratados en la gran y pequeña pantalla con títulos o bien mediocres, o bien enfocados a un público poco más que post-pubertoso. Marvel, es a día de hoy, todo un sello de calidad a la hora de enfrentarse a alguna de las muchas adaptaciones que se están llevando al medio cinematográfico y por supuesto también, derivado de ese éxito, a la televisión. Y es en esa pequeña (el tamaño ya es cosa de cada uno y en este caso, sí importa) ventana al paraíso (o a las entrañas del mismísimo averno, según la ocasión), a la que hoy nos asomamos para ver que ha dado de sí, la nueva apuesta del ambicioso proyecto creado por el canal de televisión online Netflix. Su título: Jessica Jones.

No es "Jessica Jones" la primera producción propia de Netflix. El año pasado, la cadena sorprendió a propios y extraños, incluso a los más escépticos, con la que a día de hoy sea con casi total seguridad, la mejor serie de televisión sobre super héroes que se haya rodado hasta la fecha: “Daredevil”. El diablo rojo de Netflix, desmarcándose de otros productos superheroicos engendrados para televisión, enfocados meramente a un público juvenil (en el mejor de los casos) como hayan podido ser “Smallville”, “Agents of SHIELD”, “Flash”, etc..., demostró que se puede hacer también un show televisivo concebido para un público adulto, siguiendo muy mucho, las pautas marcadas por ese genio llamado Christopher Nolan con su trilogía del murcielago, obra que sin duda, ha marcado un antes y un después dentro del subgénero.

“Daredevil” fue la primera capa de la tarta. “Jessica Jones” ha sido la segunda y en el futuro, otros salvadores del cómic tendrán su repostera oportunidad de la mano de Netflix, para ser concretos: “Iron Fist” y “Luke Cage” (a quien ya hemos podido ver haciendo sus pinitos y clavándolos, permítaseme el chiste sexual fácil) en “Jessica Jones”. Todo ello, para poner la guinda con un ambicioso crossover de todos ellos de título “Los Defensores”. Proyecto, que después de muchas especulaciones, finalmente, parece que llegará a buen puerto, más, viendo el gran éxito de crítica y público que han tenido estas dos primeras andaduras de los héroes de la cocina del infierno, tanto, que ya se ha rodado una segunda temporada para el diablo rojo y confirmado lo propio, para una segunda de la anti heroína malhumorada, cuando en un principio, ambos shows fueron ideados como una única temporada.

“Jessica Jones” sigue la estela marcada por “Daredevil”, es decir, un enfoque serio, adulto, oscuro y mucho más centrado en enseñarnos a los super héroes por dentro, que por fuera. Poco o nada encontraremos aquí de ese cine bombástico y claramente orientado a la acción al que nos tiene acostumbrados Marvel en la gran pantalla. Esto va de otra cosa, esto va de mostrarnos el lado más humano del personaje, todo aquello que hay debajo de la máscara. Si “Daredevil” ya abogaba por esto, pese a sus fantásticas dosis de acción (coreografías de peleas, muy superiores a lo visto en la saga de Nolan), en “Jessica Jones” aun se va un paso más adelante y, flirteando con el cine detectivesco de acentuado color negro, el show está mucho más cercano a lo dramático, que a lo fantástico y, si “Daredevil” nos mostraba el lado más violento del cómic, “Jessica Jones” nos muestra el más sádico.

Melissa Rosenberg escribe la totalidad de episodios de esta primera temporada, y sus libretos, poco o nada tienen que ver con los realizados para la saga teenager de “Crepúsculo”. E aquí un giro de 180º que pone sobre la mesa la verdad inamovible de que el mundo del cómic no solo es cosa de niños. Cada episodio de los trece que componen esta primera temporada, significa un oscuro viaje hacia infinidad de inciertos destinos: la culpa, la redención, el deseo, la avaricia, la venganza... la muerte. Y tras cada uno de ellos, nos iremos adentrando en los entresijos que componen el particular universo de esta poco conocida super heroína a la que muchos conocerán por el apodo de “Safira” o “Knightress” y que alcanzó popularidad gracias al cómic “Alias” de Brian Michael Bendis y Michael Gaydos, en el cual, está basada la serie.

La serie, como tiene que ser, va claramente de menos a más. En un principio, resulta difícil conectar con el show, precisamente por ese tono cercano al cine negro que comentaba, y por el especial énfasis puesto por parte de los responsables en que penetremos en las carnes de la srta.Joness (interpretada por Krysten Ritter, a quien sin duda muchos recordarán de su paso por “Breaking Bad”) una detective de tres al cuarto de oscuro pasado que intenta ganarse en la vida en Hell´s Kitchen, una de las zonas más azotadas por el crimen de la ciudad (como ya pudo verse en “Daredevil”). Todo está centrado en el personaje de Jessica, quien mueve el culo de aquí para allá intentando resolver casos a priori, poco seductores para el aficionado a los cómics, hecho al cual, hay que sumar la poca simpatía inicial que despierta el personaje, una apática y grosera treintañera a quien todo parece importarle una mierda. Por suerte, el poco interés de los primeros capítulos, irá mutando en adicción cuando estos casos de pacotilla nos vayan acercando hacia el eje del mal y a la postre, auténtica alma del show: “Kilgrave”.

También conocido como “Purpple Man”, el personaje al que encarna ese mago del medio llamado David Tennant, es quien termina moviendo todos lo hilos de la serie para engullirlo absolutamente todo y luego, escupírnoslo a la cara. El británico, ex-señor del tiempo (véase ese hito de la ciencia ficción llamado “Doctor Who”), se sale de los papeles de bonachón a los que nos tiene acostumbrados para, manteniendo su delicioso histrionismo habitual, dar forma a uno de los villanos más sádicos y malnacidos, que se haya visto en una adaptación del cómic para volver a poner de manifiesto, la excelente salud y gran peso específico de los ídem en el universo Netflix, como ya dejara bien patente un descomunal Vincent D´Onofrio en “Daredevil” dando vida a Wilson Fisk (“Kingpin”). Tennant es adictivo, y su hombre púrpura supura sadismo por cada poro de la piel, acercándolo en ocasiones más, a un psycokiller del cinede terror, que a un personaje de cómic, lo que le da al show un tono de oscuridad y mala leche que no se había visto hasta la fecha, tratando con heladora naturalidad, temas como las adicciones, el adulterio, el sexo, la violación o el asesinato, desde una perspectiva absolutamente perversa y retorcida si lo comparamos con lo que suele verse en este tipo de productos, si bien, los que hayan degustado el fabuloso cómic de Bendis y Gaydos, pueden echar en falta algo más de erotismo.

Pese a esta oligarquía ejercida por el tándem Kilgrave/Jessica (en ese orden), la serie nos da la oportunidad de conocer con bastante profundidad y lujo de detalles a otros personajes del ecosistema Jones y que sin duda serán reconocibles para los seguidores de los cómics originales. Trish Walker (Rachel Taylor), Malcolm Ducasse (Eka Darville), Jeri Hogarth (Carrie-Anne Moss), Will Simpson (Will Traval) o Luke Cage (Mike Colter), tienen todos ellos su momento de gloria en la función y como los más puestos en la materia sabrán, pueden tener bastante recorrido en el futuro.

Destacar en positivo, la absoluta falta de pudor a la hora de mostrar el lado más siniestro de la serie. Violencia extrema y enferma, que nos salpicará la cara siempre que sea necesario y por supuesto, alguna que otra trama truculenta que nos recuerda que lo que estamos viendo, no podría (debería) ser emitido a las seis de la tarde y, en negativo, el hecho de que algunas subtramas carecen de excesivo interés (en especial en la primera mitad de la temporada) y no están desarrolladas con toda la agilidad que hubiera sido deseable, lo cual deja en el espectador la sensación de estar tragando más relleno de la cuenta en determinados tramos del viaje. Y es que existe una realidad, que es el hecho de que todos estos momentos, digamos, de menor “inspiración”, coinciden con la no presencia del hombre púrpura en primera linea de acción, por lo cual, la dependencia del show, de la figura de Kilgrave, resulta asfixiante.

Sin duda, esta “Jessica Jones” es la confirmación de que Netflix va en serio, que lo de “Daredevil” no fue ninguna casualidad y que este proyecto marveliano para la televisión, es tan o más ambicioso que el iniciado para la gran pantalla. En una óptica distinta de aquel, Netflix ha creado una serie con fuerte personalidad propia que sigue evolucionando el género de los super héroes de una forma que no podríamos haber ni imaginado hace uno cuantos años atrás. Reconozco que soy fan absoluto de “Los Vengadores”, de “X-Men” y demás franquicias millonarias, pero no puedo negar que agradezco el hecho de que existan alternativas como “Jessica Jones” que se alejen de los fuegos artificiales y de los cascarrillos cómicos, para ofrecer un show sobrio, elegante y siniestro como la vida misma. Aquellos que disfrutaron con “Daredevil”, sin duda sabrán encontrarle el gusto a una serie, “Jessica Jones”, que pese a que puede que no sea del gusto de todos, por sus muchas peculiaridades, tiene mucho, pero mucho que ofrecer.

Lo mejor: Kilgrave, un villano de órdago, que resume a la perfección el espíritu adulto de la serie.

Lo peor: Cuesta cogerle el pulso al personaje de Jessica, cierta irregularidad entre los distintos episodios (algunos memorables y otros olvidables) y el fin de fiesta, bastante menos excitante de lo esperado, dada la gran tensión sexual acumulada.


12 comentarios:

Missterror dijo...

Muy de acuerdo con tu magnífico análisis con una serie sorprendente y con todo lo que comentas sobre el universo Marvel y el superior tratamiento en las series actuales. A mi ese trato serio, pesimista y oscuro que hay tanto en "Daredevil" como en "Jessica Jones", me ha enganchado por completo y tengo ansia viva por ver la segunda temporada de ambas, en especial de "Daredevil".
Como te pasó a ti, a mi "Jessica Jones" se me atragantó bastante al principio. NO me enganchó para nada porque realmente Jesica Jones, como heroína no me importa, ni me cae bien, ni empatizo, ni nada que tenga que ver con ella sola me interesa, hasta que aparece Kilgrave y la cosa cambia por completo, la serie debería ser sólo para Kilgrave, el mejor villano de todos los tiempos!!! Qué gozada cada intervención de este hombre!!! Qué grande David Tenant!! Qué crueles los guiones y qué sadismo en cada pensamiento....Hablo desde la envidia absoluta porque yo quiero tener ese poder :)
Jessica Jones es la antiheroína perfecta, pues cada decisión que toma es visceral, anticipada y siempre errónea. Kilgrave se aprovecha de las debilidades, las potencia, y no es sólo por su poder, sino porque es inteligente y con una simple mirada conoce el punto débil del contrario, Jessica es como un elefante en una cacharrería...
Mención especial para el agente Will Simpson, que también te deja picuet y para la mezquindad absoluta de la abogada Jeri, que podría ser la perfecta villana sin necesidad de super poderes.
A mitad de serie, se había venido todo tan arriba, que los tres últimos capítulos para mi fueron decepcionantes porque no creo que supieran mantener el nivel. Aun así, te dejaban pegado a la silla, y pese a que la explicación obsesiva de Kilgrage Y Jessica no me gustó y el final me pareció muy flojo, aplaudo ese 7,5 que le das, Rector.

A ver qué se sigue cociendo en Hell's Kitchen, aunque sin Kilgrave está complicada la cosa. Espero que haya un as en la manga.

Saludos

El Rector dijo...

Missterror, el personaje de Jessica Jones tiene bastante recorrido en el universo Marvel, así que no te preocupes, que hay material de sobra para hacer una segunda temporada con garantías... de momento, nos podemos ir preparando ya para la segunda de "Daredevil", para ver que da de sí "The Punisher", sobre el cual, por cierto, también se rumorea la posibilidad de darle su propia serie, supongo que mucho dependerá de lo grande que sea su participación en "Daredevil".

¿Quién te iba a decir a ti, que te iban a enganchar tanto los hijos de Marvel? Si es que no puede uno escupir hacia arriba... :)

Saludos.

Anónimo dijo...

Bueno Rector, no te dije que Tennant es un monstruo en la interpretación de killgrave?. Son como una y mugre xD . saludos
Atte. Aldo

El Rector dijo...

Aldo, sí, lo hiciste, y por eso seguí confiando en la serie a pesar de que los primeros capítulos me dijeron bien poca cosa, lo cual te agradezco ya que al final, la he disfrutado bastante. Apostar a favor de Tennant es apostar sobre seguro, esa es una realidad inamovible.

¿Más allá de esto, Compartes mis opiniones generales sobre la serie?

Saludos.

Anónimo dijo...

La verdad no sabía que esperar de Tennant ya que no lo había visto fuera de doctor who, y ahora estoy más que convencido que es un excelente actor.

En cuanto a mi opinión general se podría decir que si. Fue una refrescante experiencia aunque debo decir que jessica jones fue un personaje que me enganchó de inmediato y el final me pareció excelente. No es perfecta. Pero se acerca para mi.

Saludos

El Rector dijo...

Aldo, el escocés tiene otra serie policiaca de gran éxito en tierras británicas: "Broadchurch", muy interesante si te gusta el cine policiaco y de suspense. Tennant fantástico, aunque en una tesitura bastante más comedida de la habitual. A mí personalmente, me fascinó en el remake de "Noche de Miedo". Solo te diré que tanto, que incluso llegué a gastarme los cuartos para llevármelo a casa en bluray, pese a la presencia del horrendo sr.Farrell :)

Tennant, es un gentlemen de la interpretación y no tengo la menor duda de que con los años, alcanzará un status similar al de sus compatriotas Patrick Stewart o Ian McKellen.

Sobre el personaje de Jessica, pues es algo atípico dentro del universo marvel, pues escapa un poco de esa idealización popular del super héroe... en mi caso, nunca ha sido de mis favoritos, pero ahí ya entramos en el terreno de las filias personales. Lo que no cabe duda, es que en la serie se plasma a la perfección la esencia del mismo.

Saludos.

JuanCar dijo...

Estáis a puntito de convencerme...solo necesito saber una cosa, ¿quien es realmente Jessica Jones?, una periodista, una superheroe, un agente de algo (CIA, KGB...).
Es que ese desconocimiento es lo que me hace no llegar a congeniar con la serie. Si alguien es tan amable de darme una pequeña explicación, lo agradeceré.

Saludos a todos

El Rector dijo...

Juancar, es una chica con super poderes y un pasado turbio que de momento, ejerce de detective privado en Hell´s Kitchen. En el futuro, tiene bastantes movidas en variopintos frentes e incluso se ha rumoreado que puede aparecer en la última entrega de los vengadores.

Saludos.

JuanCar dijo...

Gracias Rector,

De sobra sabes que en aras de ésta sociedad de la información en la que nos toca vivir, bien podría haberlo averiguado por mi mismo.
Pero necesito que alguien me venda la moto.
No soy fan del universo Marvel y de este semidesconocido (para mi) personaje, menos.
Pero todo lo que habláis de David Tennant me atrae bastante. Soy de los que piensan que un buen actor, puede levantar cualquier film por pésimo que éste sea.
De momento voy a echarle un ojo a la nueva versión de "Noche de miedo", a ver cómo resulta.

Gracias y saludos

El Rector dijo...

Juancar, yo te la vendo encantado y, aunque no seas fan de Marvel, creo que le puedes sacar bastante jugo a esta "Jessica Jones", pues precisamente, es una serie de Marvel bastante atípica, al igual que el personaje. Por no decir que el encanto reside en un villano más cercano al terror, que al cómic.

El remake de "Noche de Miedo" lo tenía todo para ser otra de esas faltas de respeto antológicas a la que la industria de hollywood no tiene acostumbrados en los últimos años, pero ahí estaba Tennant para contrarrestar todas sus vergüenzas con un anti-héroe también antológico. El resultado me pareció una película la mar de disfrutable.

Saludos.

Missterror dijo...

Rector- el remake de "Noche de miedo" es horriiiible...ni Tennant lo salva!!

El Rector dijo...

Missterror, a mi no me parece horrible en absoluto y eso, que como ya comenté, la sola presencia de Colin Farrell (uno de los peores actores que hay en la actualidad en Hollywood, solo igualado, por Cuba Gooding Jr), desaconsejaba el menor acercamiento a la película, más tratándose de uno de esos remakes absurdos que nos intentan colar de vez en cuando de películas clásicas. Pese a todo eso, entre lo de Tennant, que está sublime, el buen hacer a la hora de elegir el resto del casting, el dinamismo de una historia conocida, pero ágilmente narrada y el feeling ochentero que se gasta, a mi el remake me sorprendió para bien. Igual las pocas expectativas ayudaron, que se yo... pero desde luego, me dio bastantes más alegrías que la media... incluída la versión teenager de Nispel de "La matanza de Texas" ;)

Saludos.

Publicar un comentario en la entrada

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.