sábado, 23 de abril de 2016

Crítica: Hardcore Henry

En un episodio de ‘Los Simpsons’, Homer, para escaquearse del trabajo, pone en el circuito de vigilancia un vídeo en bucle para que el jefe crea que está trabajando. Preguntado este por tan genial idea, Homer reconoce que lo vio en una película cuyo título cree que es: ‘El autobús que no podía ir mas despacio’, en clara referencia a la película ‘Speed’ de Jan De Bont. En el año 2006, Mark Neveldine y Brian Taylor dirigieron la excesiva y adrenalitica ‘Crank: Veneno en la sangre’ que siguiendo la lógica de Homer Simpson bien podría haberse titulado ‘El hombre que no podía ir mas despacio’.

La cinta que tres años mas tarde tuvo una secuela titulada ‘Crank: Alto Voltaje’, contaba la historia de Chev Chelios, un asesino a sueldo al que se le había inyectado una extraña sustancia que lo iba matando poco a poco. Aunque no existía antídoto conocido, Chelios descubría que la adrenalina frenaba el efecto de la droga lo que hacía que sus últimas horas se convirtieran en un alocado cóctel de persecuciones, sexo en la calle (Que nos dejaba una de las escenas mas recordadas de la película junto a la de los subtítulos vistos desde detrás), sprays nasales y la ingesta de todo tipo de pastillas, drogas y bebidas energéticas con tal de seguir con vida y dar con la persona que le había inyectado la droga y poder así vengarse de él.

‘Crank: Veneno en la sangre’ es una de esas cintas total y absolutamente excesivas, en la que se entra en el juego que los directores proponen y se disfruta o acaba cansado por culpa del ‘virtuosismo visual’ del que estos hacen gala (Y que se ha mantenido en mayor o menor medida en el resto de sus películas) y porque estamos ante una cinta donde la acción empieza casi desde el comienzo de la misma película (Algo que deriva en que durante casi todo el metraje veamos al protagonista correr, disparar, pelearse o conducir frenéticamente. Es cierto que hay algún momento donde la película tiene sus ‘momentos de relax’ pero son más bien escasos).

¿Sería posible rodar hoy en día un ‘Crank: Veneno en la sangre’ a ritmo de Devendra Banhart y Queen? La respuesta es que si, y esa respuesta lleva por título ‘Hardcore Henry’. La cinta de Ilya Naishuller juega en la misma liga que la de Neveldine y Taylor tanto por la historia que el director tiene entre manos (Si en ‘Crank: Veneno en la sangre’ estábamos ante la frenética búsqueda de la persona que envenenó a Chelios, en ‘Hardcore Henry’ nos encontramos ante la constante huida de Henry, convertido en un peón en una lucha que no acaba de entender) como por la forma elegida para hacerlo: Tanto la cinta de Neveldine y Taylor como la de Naishuller comienzan con sus protagonistas despertándose sin saber que ha ocurrido, y en ambos casos estas escenas están rodadas en primera persona, algo que en ‘Crank: Veneno en la sangre’ solo se usará en ese momento pero que en ‘Hardcore Henry’ se mantendrá durante el resto de la película (Son muchos los ejemplos recientes de cintas donde se usa ‘la primera persona’ para reflejar algunos momentos puntuales de la acción o bien toda la película. Dos de los ejemplos recientes mas claros son el de la entretenida pero irregular ‘Pandemic’ de John Suits y ‘FPS: First Person Shooter’ de Andreas Luetzelschwab.

Esta idea que puede resultar a priori muy llamativa hay que manejarla con solvencia y pulso ya que es, desde mi punto de vista, tremendamente arriesgada. Si, es cierto que muchas escenas rodadas de esta manera pueden conseguir que el sentido del espectáculo de los videojuegos se traslade a la gran pantalla pero por desgracia en algunos momentos espectador puede mostrarse incapaz de saber que esta sucediendo exactamente o donde situar la acción y al protagonista. Este fenómeno que suele ocurrir en muchas cintas del género found footage se vuelve a notar en algunos momentos en ‘Hardcore Henry’ con la consiguiente perdida de interés sobre aquello que nos están contando. En el cine a diferencia de los videojuegos, es la película la que lleva al espectador y no al revés ya que en el cine perdemos la capacidad de mover el punto de vista del personaje ‘al que llevamos’ lo que nos impide centrarnos en ciertos detalles que se nos han pasado por alto o sobre los que no hemos podido fijarnos bien). Pero los paralelismos no se quedan en la manera en la que los directores nos presentan a sus protagonistas. En ambas películas el montaje es frenético y el uso de la música por momentos bastante similar. Hay mucho tema cañero y presencia de canciones que en principio no pegarían en películas como estas.

Si en ‘Crank: Veneno en la sangre’ podíamos escuchar a Jarred and Long y su ‘Achy Breaky Heart’ o a Harry Nilsson y el famoso ‘Everybody’s talkin’’, en ‘Hardcore Henry’ tenemos al ídolo indie Devendra Banhart con nada mas y nada menos que dos canciones (‘Für Hildegard Von Bingen’ y ‘Won’t you come over.’, ambas de su disco ‘Mala’), The temptations (‘My girl’) y a Queen (‘Don’t stop me now’), sin olvidarnos de Biting Elbows grupo del que forma parte el director Ilya Naishuller y que tiene en la banda sonora nada mas y nada menos que tres temas. Cualquier espectador podrá seguir encontrando similitudes entre ‘Hardcore Henry’ y ‘Crank: Veneno en la sangre’; Si en la cinta de Naishuller el protagonista usa los mapas vía móvil para que este sepa donde esta o hacia donde debe dirigirse, en la de Neveldine y Taylor eran los planos de google maps los que nos iban situando por las diversas zonas de la ciudad. Tampoco debemos dejar de pasar por alto que ambas películas sitúan algunas escenas en garitos de dudosa reputación, aunque esto pueda resultar algo meramente anecdótico.

Pero hay algo que falla en la cinta de Naishuller y que apreciamos en varias escenas de la película. El humor y la ironía que desprendía casi cada fotograma de ‘Crank: Veneno en la sangre’, aquí no acaba por funcionar (Salvo en ciertos y muy puntuales momentos). Si algo tenia a favor la cinta protagonizada por Jason Statham era su falta de pretensiones y el hecho de que esta no se tomara en serio a si misma consiguiendo que la película se ganara la simpatía del espectador. Pero ‘Hardcore Henry’ trasmite demasiada autosuficiencia, se cree demasiado grande como si el director pensara que estaba rodando la película mas entretenida de la historia. A pesar de su exceso, a pesar del histrionismo del que hace gala Sharlto Copley en cada una de sus apariciones (Personaje que nos hace pensar tanto en la excesivamente infantil ‘Chappie’ como en la segunda parte de la película de Neveldine y Taylor: ‘Crank: Alto Voltaje’, tanto por la idea de la batería que mantiene con vida al protagonista como por la necesidad de tener que recargarla), de la gran cantidad de escenas de acción que tiene la película, como espectadores tenemos la sensación de que ‘Harcore Henry’ no es la gran película que muchos esperábamos. (La idea de coger ‘Crank: Veneno en la sangre’ y mejorarla esta muy presente en muchos de los fotogramas de esta película. Esas dos motoristas y la persecución en la que se ven involucradas podrían formar parte de la película dirigida por estos y a nadie nos resultaría extraño, e incluso podrían ser personajes de ‘Ghostrider: Espíritu de venganza’. Ocurre lo mismo por ejemplo con ‘Afflicted’. La cinta de Derek Lee y Clif Prowse sorprendía por sus escenas de acción algo que también parece querer emular Naishuller en su cinta).

Muchos espectadores sentimos que ‘Hardcore Henry’ muestre esa torpeza para reírse de si misma (Por mucho que Copley ponga el toque de humor, ‘Hardcore Henry’ con acaba de funcionar en ese aspecto, o al menos un servidor no consiguió encontrarle la gracia al chiste) y veamos esta película, por desgracia, con decreciente interés. (He de ser honrado. La escena inicial de la película consiguió no solo engancharme si no predisponerme a que esta cinta me gustara y mucho, pero el cansancio y el sopor acabó apoderándose de mi. A pesar de los claros guiños a ‘Star Wars’ y a ese malo que parece el hermano bastardo del Príncipe Nuada –‘Hellboy 2: El ejercito dorado’-, no conseguí ver esta película con un interés constante durante todo el metraje, pero su escena final me entretuvo bastante y me arrancó varias sonrisas, lo que hizo que de alguna manera me reconciliara con la cinta de Naishuller).

Aunque ‘Hardcore Henry’ tenía muchos elementos para ser una gran cinta de acción parece que su director no sabe aprovecharlos para conseguirlo. Un excesivo Shartlo Copley (Que se lo debió pasar de maravilla rodando esta película) y la breve presencia de Tim Roth no consiguen dejar actuaciones que perduren en nuestro recuerdo (Y tampoco creemos que esa fuera su intención). En definitiva, ‘Hardcore Henry’ es una película que posee buenos momentos pero que se muestra incapaz de mantener el ritmo. Su exceso (Que Timur Bekmambetov sea el productor de esta película en algo se tenía que notar), igual que ocurría con la película de de Neveldine y Taylor puede jugar en su contra (Y por momentos lo hace). Por desgracia el recuerdo de ‘Crank: Veneno en la sangre’ esta demasiado reciente y personalmente a mi esa película me entretuvo mucho mas.. pero para gustos los colores y ya se sabe.. Don’t stop me now…


2 comentarios:

El Rector dijo...

Pereza extrema a priori, la que me daba acercarme a este nuevo despiporre en primera persona, después de haber sufrido recientemente cosas como "Hotel Inferno" o "FPS". Ahora bien, Donnie, si me hablas de un Shartlo excesivo, de "Afflicted" (que me pareció brutal) y de la deliciosa y disparatada franquicia de "Crank" (disfruté como un cochino con ambas entregas, en especial con la segunda), pues oye, que quieres que te diga, que igual me animo y todo.

Saludos.

Donnie Darko dijo...

Yo me quedo con la saga de 'Crank' y reconozco que esperaba mas de 'Hardcore Henry' pero si te que animo a ver esta película y si es con gente mejor.. así vemos si coincidimos en la opinión que nos merece esta cinta..

'Afflicted' me sorprendió muy gratamente, y mas teniendo en cuenta el hartazgo que me producen este tipo de películas (Creo que estamos mas que saturados de cintas mediocres que explotan el falso documental o el found footage) y creo que es una de esas cintas a descubrir.. muy recomendable..

De la saga 'Crank' me quedo con la primera película porque me sorprendió y mucho, y lo mas importante: Cada vez que la veo me sigue entreteniendo cosa muchas veces es difícil conseguir ya que tras el impacto inicial muchas películas no consiguen volver a engancharnos.. No guardo buen recuerdo de su versión de 'Ghost Rider' pero en este caso reconozco que no soy objetivo porque no la vi con el humor adecuado.. así que si tengo valor (Ultimamente Cage me frena mucho) tendré que recuperarla..

Un ultimo apunte sobre 'Hardcore Henry'. Reconozco que me he enganchado a la banda sonora.. y que he vuelto a recuperar mi cd de Banhart.. grande, muy grande..

Un abrazo

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.