martes, 20 de diciembre de 2016

Crítica: Incarnate

Brad Peyton, el director de San Andrés, film apocalíptico medioambiental, se atreve con una película de exorcismos. ¿Otra?, pues sí. Esto es casi como los zombies, cuando se pone de moda no hay quien pare a la industria.

Lo cierto es que Peyton le da una vuelta de tuerca a las películas de exorcismos propiamente dichas. Esto no significa que Incarnate sea original. Peyton ha creado un collage de referencias a modo de galimatías, que el espectador acaba por morder cual anzuelo de pescador.

El guión escrito por Ronnie Christensen, responsable de los libretos de Passengers y Marea letal, utiliza muchas influencias distintas de grandes clásicos del terror. Pero mejor fusionadas de lo que parece tras el absurdo y nefasto prólogo (momento en que hubiese pulsado el stop) antes de ‘calzarse’ en pantalla Incarnate en letras bien grandes y con un estilo muy similar a los créditos de Stranger Things, la serie ochentera de moda. Dando paso seguidamente a una secuencia discotequera a ritmo del Sail de Awolnation, tema que también cierra la película. Fuera de mi estilo musical habitual, no me desagrada en absoluto. Creo que queda bastante bien en el contexto que lo han aplicado en el film.

Un exorcista poco convencional tiene la capacidad de introducirse en el subconsciente de los poseídos, pero tropieza con serias dificultades cuando tiene que ocuparse de un niño dominado por un demonio al que ya se enfrentó en otra ocasión.

Como se puede leer en la sinopsis, esto parece un remake encubierto de El Exorcista de William Friedkin, de la que Peyton no duda en copiar algunas secuencias. Pero que tampoco se esconde agazapado tras un container para que no le tiren piedras. Incluso, algún diálogo hace clara referencia al clásico del padre Karras. Además se atreve con otras referencias a El día de los muertos, El terror llama a su puerta y no te lo pierdas, un título de ciencia ficción moderno tan excepcional para un servidor, el Inception (Origen) de Nolan. Dicho así, e imaginando la mezcla puede parecer un mojón, pero la verdad, me ha sorprendido para bien.

Tampoco quiero dar lugar a falsas expectativas. No voy a negar que el producto, a pesar de contar entre el reparto con Aaron Eckhart, el dos caras de Nolan en El caballero oscuro, se encuentra más cerca del producto direct to DVD que del estreno en salas comerciales. Aunque vete a saber, la industria cada día está más loca. A veces pienso que seleccionan los títulos con el gato del brazo articulado.

Para mí, el mayor acierto es que mezcla lo espiritual con una base científica, poco habitual en el subgénero de exorcismos, haciendo mínimamente distinta la propuesta. Y lo que parecía una película de terror mediocre en los primeros minutos del film con algún susto de postín, se aleja poco a poco del terror (sin llegar a abandonarlo del todo) para entrar en el suspense y la ciencia ficción, que por el contrario, es lo que acaba sacando al film del hundimiento.

El director nos presenta un mundo en el que viven entidades sobrenaturales de las que no se revelan demasiados detalles desde un principio. Gracias a ello, se aprovecha la historia para ir revelando más detalles en la medida justa y correcta. Una treta que despierta la curiosidad del espectador manteniéndolo interesado. Aun teniendo en cuenta que la historia cumple con todos los tópicos y estereotipos de las familias disfuncionales clásicas del melodrama con traumas del pasado, han sabido racionar bastante bien la evolución de la historia y los ‘tecnicismos’ personales de cada personaje. Aunque algunos de esos secretos que guardan son bastante obvios, otros acaban por sorprender, sobre todo a puertas del desenlace.

Los efectos especiales minimalistas son resultones, aunque en el tramo final hay un par de detalles tremendamente digitales que empañan mínimamente toda buena labor restante en tareas algo más artesanales, entre ellas el maquillaje. Empeñarse en insertar elementos digitales sin demasiado presupuesto, no es buena idea. Por ejemplo, el fuego digital y el aspecto real de Maggie, el ente principal, al que terminan intentando ocultar con desenfoques de cámara y planos cerrados. En el segundo caso, yo me pregunto ¿qué necesidad de hacer un ser digital para luego ocultar lo cutre que ha quedado? A pesar de estos desequilibrios técnicos, la película tiene mi aprobado, aunque desde luego, no pasará a formar parte de mi videoteca privada.

La película se centra en Eckhart por encima del reparto restante, que queda en un plano secundario. Quizás el actor estadounidense no ofrece sus mejores cartas en Incarnate, pero se hace con las riendas de su personaje bastante mejor de lo esperado en un producto tan ‘casero’.

Carice van Houten, Melisandre en Juego de Tronos, da vida a Lindsey, la madre de Cameron, en este caso, la principal víctima poseída. Lindsey es un personaje en el que no se puede profundizar demasiado, ya que sus secuencias son de lo más escuetas. Digamos que cumple su hueco en la historia. Su talento y (sobre todo) su belleza, ya lo conocemos, sobradamente, por Juego de Tronos.

Cameron está interpretado con muy poco acierto (si hablamos de causar terror) por David Mazouz, al que desconozco completamente. Soy bastante anti-series, pero por lo que leo, hace de Bruce Wayne en la serie Gotham. No sé cómo será haciendo de joven Wayne, pero en Incarnate no me parece que cumpla debidamente su papel, se supone que tiene que aterrorizar, para mí, no lo consigue. Pero es un mal menor, ya que no tiene ni la mitad del protagonismo que tenía Regan en El Exorcista.

Y por último el padre de Cameron entra en acción para terminar de completar la segunda familia disfuncional de la película, interpretado por Matt Nable (Riddick) sin presumible talento artístico. Del elenco principal, me parece el más flojo de todos, incluso, por encima de su propio hijo en la película, que ya es decir.

En cuanto a la banda sonora compuesta por Andrew Lockington, el cual ya ha trabajado con Peyton en San Andrés, localiza bien cada pasaje del film. Para mí la parte más interesante que destaca por encima del resto de partitura, se encuentra en el tramo final cuando la ciencia ficción predomina sobre el terror. En algún momento aislado me ha recordado a la partitura de Hans Zimmer para Inception, salvando distancias y calidad técnica, claro. Bueno, pues creo no olvidar nada más. Incarnate goza de un poster molón, lo cual suele ser sinónimo de castaña, pero en este caso, la mezcolanza de referencias la hacen suficientemente interesante, al menos para ver una vez.

Lo mejor: La forma en que mezcla las distintas referencias de otras películas, te mantienen expectante.

Lo peor: El prólogo y la cabezonería de incluir efectos digitales cutres, suerte que se cuentan con una sola mano.


19 comentarios:

Missterror dijo...

Patrick, me paso por tu entrada para darte la bienvenida al nido!! Espero que te guste ser un cuervo y que disfrutes con esto tanto como lo hacemos el resto :)
Eres ya un gran conocido de este lugar así que espero que te sientas como en casa desde el primer día.

Respecto a la película, me reservo la lectura de tu crítica para dentro de unos días, cuando ya pueda opinar. Esta cae muy pronto, así que nos vemos en unos días de nuevo :)

Saludos

Patrick Bateman dijo...

Gracias. Seguro que sí.
Pues sí, conozco vuestra 'parada' desde que abristéis, imaginate.

Haces bien, así no te condicionas. Ya debatiremos en unos días.

Saludos.

El Rector dijo...

Patrick, la verdad es que uno ve este tipo de portadas y lo último que le apetece es dedicarle hora y media de su tiempo, pero reconozco que me has picado el gusanillo, que esa mezcla entre terror y ciencia ficción, a mi ha conseguido engatusarme (recuerdo algún experimento similar como "The Atticus Institute" o una que comenté yo mismo por aquí y que no recuerdo el título, sobre una familia a quien se le aparecía el espíritu del difunto patriarca que al final derivaba en otros derroteros científicos, que me gustaron bastante, en especial la primera). Así que esta me la apunto para este finde.

Aprovecho también para darte la bienvenida a Nido, como ilustre lector y habitual comentarista, no podía ser de otra forma que terminaras entrando en nómina... aunque quiero dejar claro que aquí no se paga en dinero (lo digo para no recibir más emails al respecto, jeje), sino en fama y buenos ratos cinéfilos, jaja!

Un placer tenerte entre nosotros.

Saludos.

P.D: ¿A alguien en su sano juicio le puede no parecer "Inception" una obra maestra? Hago extensible la pregunta a la propia figura de Nolan.

Anónimo dijo...

Otro pájaro por el nido, y encima es uno de mis psicópatas favoritos. No dais más que buenas razones para que algunos estemos enganchados como lapas a nido de cuervos. La madre que os matriculó!!!!
Esta no la conocía pero no pinta mal, me la apunto.
Sobre Nolan que nadie os diga lo contrario, es un puto genio y quien lo haga, no tiene ni repajolera idea de que va esto.
Diego.

Patrick Bateman dijo...

Hola Rector

Pues la portada no me desagradado del todo, a pesar de ese regusto más cerca de la serie B.
Pues no la he visto, y la que no tiene título ni siquiera me suena el argumento. Pero si dices que la primera está bien, intentaré encontrar un hueco...

Cosas del destino...
¿En serio alguien pretende cobrar por ello? Como está el mundo...

Y yo de estár.

La verdad es que Nolan, con sus más y sus menos, mantiene una filmografía intacta.

Saludos.

Patrick Bateman dijo...

Hola Diego

Tampoco te esperes una gran película, que ya sabemos que las expectativas son muy traicioneras.

El mío también lo es, aunque ya queda claro con el nombre ¿no?

Saludos.

El Rector dijo...

Patrick, "The Atticus Institute" es una película muy sorprendente, creo, por lo que comentas, que en un sentido inverso a "Incarnate". La otra que comentaba (he tenido que revisar la hemeroteca cuervil) es "The Diabolical", película curiosa que también juega a caballo con ambos géneros, terror y ciencia ficción, aunque con resultados bastante más pobres que "The Atticus Institute". Puede verse en Netflix.

Saludos.

P.D: Muy fan de "American Psycho", por más que se diga por ahí que es una pésima adaptación de la novela de Easton Ellis.

Patrick Bateman dijo...

Lo dicho, lo tendré en cuenta.

Bueno, mi poca pasión por la lectura me pone en jaque ante semejante afirmación. Amo el film.

Saludos.

Javier Montalbán Massotti dijo...

Menudo fichaje habéis conseguido ;)

Sobre la peli, no le dedicaría tiempo, jajajaja.... suerte que conozco a Patrick y aunque en ocasiones diferimos, puedo fiarme de sus indicaciones.

Por cierto Patrick, ¿ya tienes reserva en el Dorsia?

Missterror dijo...

Chicos, El Dorsia no admite reservas hasta el 2018. Os lo digo yo que lo llevo intentando desde soy mayor de edad :)

Patrick Bateman dijo...

Hola Javi.

Gracias por el cumplido. Tantos años pasandome por este Nido he acabado siendo reclutado, quien lo iba a decir. :)

Lo sé, eres menos paciente que yo. Pero es bastante entretenida a pesar de algunas leves carencias. Coincidir siempre sería muy aburrido. Aunque ya sabes que tenemos muchas películas en común puestas en un pedestal.

Cada vez que llamo oigo risas.

Saludos

Patrick Bateman dijo...

Misterror,

Hay que conseguirla como sea. XD

Saludos.

El Rector dijo...

Pues muy de acuerdo con todo lo expuesto en la crítica. En lo positivo, ese intento de darle un soplo de aire fresco al manido tema de los exorcismos, aunque sea a costa de Nolan y las hermanas Wachowski (la parte de la discoteca me parece de largo lo mejor de la película). Y en lo negativo, pues los tópicos y lo previsible del guion, todo resulta tan obvio que cuesta dejarse "engañar" por la historia.

Tenía una pinta horrible y a la postre, pues ha resultado entretenida y todo.

Saludos.

P.D: "Gotham" es un insulto para cualquier amante del universo del murciélago. Sabía yo que el niño me sonaba de algo...

Patrick Bateman dijo...

Rector

Pues sí, esa parte está guapa. Peor hubiese sido que además de previsible, hubiese sido un calco de otras tantas.

Pues como será la serie para que un aficionado a las series diga eso. XD

Saludos.

Missterror dijo...

Patrick- Siento decirte que no me ha convencido nada esta "Incarnation" y eso que la idea que maneja me parece muy interesante. Justo es esa idea de un exorcismo desde los dos puntos de vista: exorcista-poseído la que debería haber traído la gloria a esta película, como ha ocurrido con la serie "El Exorcista", pero la manejan tan mal por complacer al gran público, que se queda en una película del montón, algo más sangrante que en otras propuestas que, como dices, se limitan a copiar las viejas fórmulas. Cuando esto pasa, a uno le da más rabia.

Yo soy una fan total de las películas de exorcismos, y si puedo me las trago todas, pero con esta patiné. Eso sí, debo confesar que pegué alguna cabezada que otra y cuando estás calentita en el sofá, debajo de la manta, y fuera en la calle hace tanto frío, esas cabezaditas son gloria bendita...

A seguir esperando en tema de exorcismos toca!

Saludos

Missterror dijo...

Me refería a "Incarnate", que he puesto mal hasta el título, jajajajaja

Patrick Bateman dijo...

Hola Missterror

No recuerdo haber dicho que no fuese convencional. En cuanto a recurrir a las viejas fórmulas, es cierto que puede dar rabia, pero no me parece que toque el desastre en ningún momento.

Las cabezaditas son traicioneras, y creo que influyen en la valoración, a mí me ha pasado alguna vez.

Saludos.

Pd. Bueno, el comentario está donde debe estár, ya lo he asociado. ;)

STELLA MARIS dijo...

Gracias. Intentaré ver la película. Me fascinan todo tipo de fenómenos paranormales...

Patrick Bateman dijo...

Pues espero que la disfrutes y te pases por aquí a debatir.

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.