Crítica: Un Lugar Tranquilo (John Krasinski, 2018) Crítica: Hidden: Terror en Kingsville (The Duffer Brothers, 2015) Crítica: Repo Man (Alex Cox, 1984) Crítica: Wildling (Fritz Böhm, 2018) Crítica: Reeker (Dave Payne, 2005)

domingo, 15 de abril de 2018

Crítica: Wildling

Crecer implica un acto de descubrimiento no apto para todos. Las huellas que esta exploración continua nos deja, a menudo se desdibujan y se pierden en algún rincón de la memoria que caprichosa las recupera y las reinterpreta a su manera en una eterna conversación con alguien que se esconde tras una careta y al que no vemos nunca la cara. A veces este descubrimiento de nuestro propio ser nos intimida, a veces nos avergüenza, en ocasiones nos hace replantearnos incluso nuestros propios pensamientos, pero siempre nos demuestra que los impulsos no se pueden controlar, que sólo los podemos sedar si somos hábiles mentirosos, porque no nos engañemos, el instinto nos recuerda una y otra vez que simplemente somos animales que pensamos.

“Wildling” llega a nuestras vida para sumarse al creciente movimiento de las película que versan sobre una historia coming of age fantástica con protagonista femenina. Esta vez es Anna quien se expondrá ante el espectador para mostrar su crecimiento a todos los niveles. Si pensáis en películas como “Raw” (Julia Ducournau, 2016), “When animals dream” (Jonas Alexander Arnby, 2014), “Thelma” (Joachim Trier, 2017) o “Ginger Snaps” (Jhon Fawcet, 2000) os pondréis sobre la pista de la película sobre la que hoy os hablo. ¿Es esto un spoiler? Realmente no, “Wildling” se autospoilea en su póster, en su tráiler y en su frase promocional porque aunque en los primeros quince minutos parezca que va a jugar a la ruleta del giro argumental, no van por ahí los tiros y muestra una previsibilidad muy precoz porque en realidad lo que se pretende es mostrar una evolución y no jugar con la mayor o menor habilidad del espectador para atar cabos.


“El espectador tendrá como aliciente principal el construir la historia torpemente narrada de los Wildlings, al mismo tiempo que la protagonista”


Lo que comienza como un amago de “Room” (Lenny Abrahamson, 2015) rápidamente se engancha a la autoexploración juvenil y a las monster movies, lo que resta punch al resultado final, pues todo se hace de manera tan temprana que no ha habido tiempo suficiente para generar la tensión de la que “Wildling” carece en la mayor parte del metraje. La apuesta fuerte, como decía, viene dada por la empatía que genere la protagonista y por supuesto, esta nos tendrá desde el principio de su parte por la rebeldía contra las reglas de la que hace constante gala al saberse libre al fin. El espectador tendrá como aliciente principal el construir la historia torpemente narrada de los Wildlings, al mismo tiempo que la protagonista.

No será tarea fácil el entender a los personajes, pues su dibujo es escaso y en elementos que actúan como eje principal de la historia, como Daddy (Brad Douriff), la psicología que se nos muestra va dando tantos bandazos que es complicado entender cierto tipo de motivaciones argumentales. Al guión le falta gancho para convertir una historia ya vista muchas veces en algo fresco. Esto ocurre porque a medida que Anna crece y se va descubriendo, el impacto que debería tener el guión y la dirección de la historia decrece al mismo tiempo y tiende a suavizarse en lugar de dejarse llevar por la visceralidad, que es lo que algo como “Wildling” pide a gritos. Queda clara la intención de los productores de hacer accesible para todos los públicos una historia que debidamente descuartizada, podría haber sido del tipo de películas que tan bien funcionan a su paso por los festivales de género.

Otro de los puntos flacos de la película es el relleno que suponen ciertos personajes que tenemos que soportar y que no aportan absolutamente nada a la trama. Por una parte, el anodino personaje de Liv Tayler ( Ellen), no sólo está puesto por el ayuntamiento, sino que estorba. Obviamente esto va ligado al párrafo anterior, pero no se entiende que un reclamo como Tayler tenga un papel tan flojo, casi tanto como su voz, que se quedó en Rivendale para siempre. Yo en estos casos siempre me he preguntado por qué los directores se empeñan en llenar sus películas de personajes intrascendentes y he llegado a la conclusión de que es un método para desviar la atención e intentar ocultar lo mejor posible las carencias. Por otra parte, tenemos una serie de paletos que de repente salen de todas partes, que no tienen sentido como manada cazadora y que acusan la debilidad del guión en todo su esplendor. En “Wildling” es Anna ( muy bien interpretada por Bel Powely) la única que realmente tiene peso y una carga así es complicada de llevar cuando todo es tan previsible.


“Queda clara la intención de los productores de hacer accesible para todos los públicos una historia que debidamente descuartizada, podría haber sido del tipo de películas que tan bien funcionan a su paso por los festivales de género”


Tengo claro que “Wildling” entretiene, que se deja ver con mucha facilidad, que es una película que no molesta para nada, pero no arriesga en absoluto y edulcora una historia salvaje hasta el punto de dejar que el salvajismo no venga dado por las acciones, sino simplemente por el escenario escogido, que una vez más salva la mayoría de las escenas. Otra vez debemos dar las gracias al bosque y a una buena elección de exteriores, porque sin duda actúan como baza a la hora de definir una situación tan especial como la que se da. Por supuesto, ayudados de una buena fotografía, quizá demasiado oscura para algunos, pero que considero un acierto para determinadas escenas donde los efectos especiales no destacan precisamente.

Pese a que “Wildling” ha contado con un presupuesto de un poco más de dos millones de dólares, no ha sido suficiente para conseguir que los efectos especiales destaquen, algo en lo que creo que se ha fallado, pues debería haber sido una de las máximas inversiones. Teniendo en cuenta que no vamos a asistir a un número elevado de escenas que requieran de estos fx, no se entiende bien que la parte digital sea tan sumamente floja. Para ser honesta, tengo que decir que sólo hay un par de escenas así, pero me parecieron tan cutres que es remarcable. El resto de efectos son totalmente artesanos y se les ve las costuras en demasiadas ocasiones. Yo soy una romántica y me gusta todo lo artesanal y por eso lo perdono, pero los efectos de “Wildling” , sin duda, se han quedado desfasados.


“Wildling entretiene, se deja ver con mucha facilidad, es una película que no molesta para nada, pero no arriesga en absoluto y edulcora una historia salvaje hasta el punto de dejar que el salvajismo no venga dado por las acciones, sino simplemente por el escenario escogido”


Para resumir, “Wildling” es una película que no aburre y que en ciertos momentos es agradecida aunque las ganas de alejarse de la visceralidad o de la animalidad le resta muchos de los puntos que podría haber obtenido en un mundo ideal donde el director de la película, Fritz Böhm, hubiera indagado más en la naturaleza salvaje de los Wildlings, en su interacción con los hombres y sobre todo en una historia donde algunos flashbacks bien escogidos le hubieran dado la vida que necesitaba para que habláramos de ella en otros términos. Sin duda, esta película tenía que haber sido un canto a la libertad más seductor y feroz, pero me temo que se ha cantado bajito. Al final, las monster movies siempre tienen un gancho especial y por desgracia, en este aspecto nos va a tocar seguir esperando.

Puede que hubiéramos preferido no haber crecido como lo hemos hecho o puede que estemos completamente satisfechos con la manera en la que hemos gestionado la juventud, pero estoy casi segura de que con la experiencia presente, lo más probable es que el descubrimiento de nuestro yo en la adolescencia hubiera domado a la bestia que todo llevamos dentro. Cada instinto, como cada casa, con sus propias normas y su propio caos. Todo descubrimiento, todo hallazgo en esa oscuridad que desde la inocencia entiende y acepta la novedad, implica una transformación que actúa como una aurora boreal iluminando nuestra vida con diferentes luces y colores. Dejemos las sombras para los Wildlings, nosotros sigamos existiendo en esta rara escala cromática.


9 comentarios:

andres pavone dijo...

Sabia que alguien de ustedes le iba a clavar los dientes a esta pelicula. A mi personalmente me encanto. Ante todo las locaciones MARAVILLOSAS!!!!. Reconozco que no arriesgo mucho pero eso no hace que sea una mala pelicula. Entretiene se dela ver, tiene un interesante reparto. Bel esplendida en su papel de Ana.Liv bella y tan buena actriz, ver a Dourif otra vez me causo simpatía.Repito particularmente me gusto mucho. Felicitaciones por tu impecable reseña Missterror. Saludos.

victor dijo...

Casualidad que la vi anoche mismo (los domingos por la noche es el día de la semana que dedico a ver cine de terror, casi siempre en sesión doble).
A mi me gustó, raro en películas actuales del género,,,,Cierto, no es nada novedosa, y es torpe en la narración...pero yo solo pido al cine actual que no me aburra. Y esta no lo ha echo. Entretenida, con la duración justa...y a otra cosa. Estuvo mejor la que me vi después. pero eso es otra historia.
Un saludo

Missterror dijo...

Andrés Pavone-¿Quién se puede resistir clavar las garras en una película con esta premisa? Es cierto que se le podría sacar mucho mas partido, pero entretiene y no aburre en ningún momento. Respecto al reparto, a mi Liv Tayler no me gustó demasiado, me pareció muy plana, pero Bel Powely hace que todo se centre en ella y por supuesto, siempre es un gusto ver a Brad Dourif.
Creo que te ha gustado un poco más que a mi y eso me hace feliz. Me encanta el entusiasmo que demuestras cuando las películas te gustan ;)

Victor- Los domingos de cine siempre nos dan grandes momentos. No se entiende un domingo sin sesiones dobles o triples de pelis.
La verdad es que solemos leerte cosas negativas sobre el cine de género actual así que es una sorpresa ese positivismo, jajajaja. La verdad es que la película no aburre y aunque tiene fallos, entretiene. Eso es lo mínimo que tenemos que pedir, así que todos contentos.
Por curiosidad, ¿cual fue tu segunda película elegida?

Saludos.

andres pavone dijo...

La pasión por el cine me excede y mas aun cuando algo me gusta o me sorprende mas en estos tiempos donde todo es tan pero tan cuadrado. Esa sensación de ir a ver una película al cine o en casa como si fuera un adolescente todavía la tengo presente y creo que nunca se me va a ir je je. Saludos otra vez mi querida Missterror.

El Rector dijo...

Coincido con el análisis de Missterror y con el resto de opiniones. Una película poco o nada original que por contra, resulta de lo más entretenida (en mi caso, desde luego mucho más que la aplaudida "Thelma"), donde destaca su joven protagonista y un Douriff que como siempre, se come la pantalla.

Pese a tratarse de un producto con aires de mainstream (el filme está producido por la propia Liv Tyler), se nota ese puntito tan escandinavo que le otorga la dirección de Fritz Böhm y que le otorga a la experiencia ese toque dramático tan genuino del cine nórdico, haciendo de este un mainstream algo atípico en ese sentido.

Por supuesto, una lástima el exceso de contención en algunos pasajes, pues aquí algo más de visceralidad y de sangre, no habría venido nada mal, lo cual me parece compatible con el drama adolescente que se nos cuenta (acordémonos de la estupenda "Raw").

Saludos.

victor dijo...

Missterror, es que hay que reconocer que hoy día la cantidad de cine de terror que se hace es brutal, pero que se salven muy pocas. Yeso que no soy muy exigente, pero es que hay cada film que déjalo correr, jeje.
Pues la segunda fue "Pasillos de sangre" Film de 1958 bastante buena. Tira al gótico, con Boris Karloff haciendo de médico empeñado en inventar un sedante para que los pacientes no sufran en las operaciones. Muy recomendable.
Un saludo

Missterror dijo...

Andrés- Y ojalá nunca pierdas esa pasión!! Esa sensación de la que hablas es una de las cosas que hacen que la vida merezca tanto la pena.

Rector- Yo no tengo claro si me gustó más "Wildling" que "Thelma" en su conjunto, pero sí me entretuvo más, eso lo tengo claro.
Es cierto que ese puntito escandinavo que comentas sí lo tiene, hay algo frío en ese bosque y en la manera de contar la conversión. En este caso y sin que sirva de precedente, creo que esa frialdad no le favorece demasiado.
La contención no tiene demasiado sentido cinematográfico aquí teniendo en cuenta lo que se nos está intentando explicar. El sentido es meramente comercial.

Victor- Lo que comentas es aplicable a todos los géneros cinematográficos y a todas las épocas. Mucho producto mediocre y pocos que realmente destaquen, pero eso es parte del juego. El hecho de poder elegir entre tantas propuestas, aparte de la cantidad de opciones que se nos ofrece y la alegría que eso supone, es el ver cómo nos equivocamos una y otra vez con propuesta que intuimos que no nos van a gustar y que elegimos entre otras que tienen mejor pinta. Esto debe ocurrir porque en el fondo nos gusta el dolor.
Reconozco que no he visto "Pasillos de sangre"...

Saludos.

Pau Kuri dijo...

Thelma hay que bajarla con agua, me quedo con Wildling sin pestañear. En líneas generales estoy de acuerdo con lo que comenta la crítica. La película no aburre, está bien interpretada y mantiene buena intriga en su parte inicial. Me atrevo a decir que es de lo mejor en terror de lo que he visto este año (y tengo algunas de vuestras recomendaciones aun pendientes).

Como siempre, agradeceros y felicitaros por el gran trabajo que siempre hacéis en esta web.

saludos a todos/as

Missterror dijo...

Pau Kuri- No creo que "Thelma" sea una mala película, tiene una elegancia magnética pero reconozco que no me uno a la corriente que la considera una obra maestra y uno de los grandes títulos del año pasado. Yo la vi en el festival del Sitges y puede ser que estuviera cansada, que esperara otra cosa o que me fuera imposible empatizar con toda esa frialdad, pero no terminé de conectar con la historia ni la manera de contarla, pese a que reconozco las virtudes de la película.
Respecto a "Wildling", veo que más o menos todos estamos bastante de acuerdo en que la película no aburre y que engancha desde el principio. Yo no puedo meterla en el saco de lo mejor del año porque creo que necesitaba ser mucho más explícita y por todo lo que comenté en la crítica.

Muchas gracias a ti por seguirnos y leernos.

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.