miércoles, 31 de julio de 2019

Crítica: Darlin'

Recuerdo que cuando escuchaba que alguien había perdido el norte, siempre pensaba en alguien que había olvidado la sensación de frío en su cuerpo. Extrañamente, para mí eso era lo más parecido a estar muerto. El norte deja un poso que no se entiende si no congela el alma y que obliga a estar en constante movimiento. Asociar el frío al norte es esencial en mi vida, forma parte de mí, por eso cuando pienso en alguien que ha perdido el norte, no pienso en alguien que ha perdido la cabeza, pienso en alguien que ha dejado de moverse para encontrar el sentido adecuado de la vida. En la búsqueda del norte, hay que experimentar y pasar por diferentes fases. No importa cómo sea cada una de esas fases, el resultado final siempre debe ser el mismo: ordenar ideas para controlar el frío en las entrañas. Poco a poco, aún estando en el norte, llega el calor y cuando lo hace abrasa intensamente para recordar que tenemos que seguir buscando. Cada uno buscaremos nuestro propio norte y , os aseguro que no es tarea fácil esto del norte. Si no me creéis, preguntadle a Pollyanna McIntosh. Después de escribir y dirigir “Darlin’”, ella sigue buscándolo.


“Todo lo que ocurre desde que conocemos a Darlin, la adolescente acompañante de la mujer, es de un surrealismo tan desorbitado que es imposible empatizar con las situaciones”


Es curioso e inquietante cómo Pollyanna McIntosh convierte a “Darlin’” en una de las peores secuelas que recuerdo. Digo que es curioso, porque ella me pareció tan asombrosa en “The Woman” (Lucky McKee, 2011) que estaba absolutamente convencida de que solo alguien que hubiera interiorizado tanto lo que significaba su papel en aquella película, era capaz de entender su responsabilidad con la secuela. Claramente, yo estaba equivocada y la interpretación de McIntosh iba por un camino totalmente distinto. Su lectura de “The Woman” se debió circunscribir únicamente al grueso del asunto, no a cada pequeño matiz que convertía a la película en un ejercicio psicológico casi insoportable. Mucho me temo que una de las películas más esperada del año, se convierte de esta manera en uno de los grandes fiascos del 2019.

“Darlin” comienza unos cuantos años después de todo lo acontecido en “The Woman”. Lamentablemente, la apertura de la película es lo único prometedor en ella. Pronto empiezan a verse las costuras y antes de llegar a la mitad, todo se desgarra sin posibilidad de volver a recomponerse. El gran mal en “Darlin” es asumir que el espectador vaya a tragar con tanta fantasía y sí, estoy diciendo fantasía pese a que la película poco tenga que ver con este género. Es muy complicado pasar de largo ante cada nuevo paso que la protagonista da. Es muy complicado mirar para otro lado ante la extraordinaria capacidad para desenvolverse perfectamente en una vida que nada tiene que ver con su background. Todo lo que ocurre desde que conocemos a Darlin, la adolescente acompañante de la mujer (tranquilos, no es spoiler, Darlin aparece ya en los primeros segundos de metraje), es de un surrealismo tan desorbitado que es imposible empatizar con las situaciones. El guión se precipita de tal manera que no hay espacio para que se entienda la denuncia social que acompaña a “Darlin’”, al menos no en la manera en la que deberíamos hacerlo.


“Está claro que hay una crítica directa a la iglesia católica (herencia de The Woman), pero todo es tan evidente y, en parte, tan anacrónico que resulta totalmente impostado”


La indignación, constantemente presente en “The Woman”, se convierte en caricatura en “Darlin”, no solo por el hecho de que el coming of age de Darlin sea increíble a todas luces y que se presupongan una capacidades que son imposibles de adquirir en un espacio tan breve de tiempo, sino también por el hecho de utilizar el calzador sin parar en casi todas las secuencias para cumplir los objetivos que el guión se marca. ¿Cuáles son esos objetivos? Me, no entender. Está claro que hay una crítica directa a la iglesia católica (herencia de “The Woman”), pero todo es tan evidente y, en parte, tan anacrónico que resulta totalmente impostado y la artificialidad impregna toda la historia enrareciendo un resultado que hace aguas y se ahoga dentro de su falta de lógica.

Tampoco ayuda la doble narración de la que nos hace partícipe la película. La historia de la mujer, que precisamente es el principal reclamo de la película, entorpece en lugar de ayudar. Su pedacito de historia es aún más estrambótico que el de la joven Darlin, si cabe. Y para completar el desastre, Pollyanna McIntosh está tan sobreactuada en su interpretación de la mujer, que remata la sensación de que todo se le ha ido de las manos. No tengo claro lo que puede pensar Lucky McKee de esta secuela de “The Woman”. Desafortunadamente ya nunca sabremos lo que hubiera pensado Jack Ketchum con esta interpretación tan libre de los personajes que él imaginó, pero sí tengo claro que para mí ha sido un despropósito.


“Pollyanna McIntosh está tan sobreactuada en su interpretación de la mujer, que remata la sensación de que todo se le ha ido de las manos”


No encuentro puntos que me conecten en una posible reconciliación: el atolondrado guión, el manejo de los tiempos, la escenografía, el montaje, la horrible banda sonora, las interpretaciones, la escasez de efectos especiales, las inocuidad de la denuncia, el humor tontorrón que no tiene cabida en ninguna parte de la película y que McIntosh se empeña en encajar hasta atragantar… casi todo lo que rodea a “Darlin’” dista mucho de hacerla interesante. Es una lástima porque había elementos de sobra para haber levantado el vuelo en cualquier momento de la narración.

Entiendo que no siempre se tiene que acertar a la primera. Comprendo que la serie B tiene su propia medida y que quizá estoy siendo muy dura, pero si hay algo imperdonable en la serie B, por encima de la incoherencia, por encima del absurdo, incluso por encima de la desgana, es que no entretenga. Mucho me temo que a mitad de “Darlin’” el entretenimiento se hace bastante cuesta arriba y cuando ya ves que el norte está perdido por completo, solo deseas que el tiempo sea lo suficientemente leve para demostrar que no siempre hay rey en ese norte y que el frío, en ocasiones, solo te muestra el vacío de lo salvaje.


4 comentarios:

Tracy Kong dijo...

Muy inferior a The Woman, pero era una apuesta dificil de igualar. Curiosa esta "trilogìa" formada por The offspring, The Woman y Darlin, irregular y cada una de su padre y su madre. Y aun asì, pienso que recomendable. Saludos!

Art0rius dijo...

Tremendismo fiasco que por desgracia se veía venir. Ya con The woman me quedé un poco frío y The offspring no me pareció un peliculón precisamente. Pero es que está Darlin ya no es aceptable ni en los parámetros de la serie b. Aburrida y mal en todos sus aspectos, merecido suspendo.

El Rector dijo...

Viendo "Darlin'" uno se da cuenta de la importancia que tiene la dirección de actores, no basta solo con contar con buenos (o malos) intérpretes, hay que saber dirigirlos. Este ejemplo es sangrante, ya que cuesta entender el cómo es posible que Pollyanna McIntosh diera vida a The Woman como lo hizo en la película de McKee y que aquí haga... bueno, lo que hace, lo que entre otros muchos, entiendo como uno de los factores lapidarios de esta sorprendentemente bochornosa continuación.

Entre eso y un guion sin sentido alguno, que de nuevo se aleja por completo de la solidez de la anterior película para centrarse en una historia principal rocambolesca y una sucesión de gags circenses con la McIntosh como inesperada monologuista del club de la comedia.

Está claro, en la comparación con "The Woman" que esta es una producción menor (en todos los sentidos) que tiene más que ver con "The Offspring" en cuanto a sus pretensiones, que con la película de McKee, pero de ahí a parir semejante esperpento hay un trecho, desde luego, una ópera prima poco esperanzadora en lo que concierne a esta nueva faceta como directora de la hasta ahora actriz.

Mucho tiene que cambiar el panorama para que "Darlin'" no sea la gran decepción del año a nivel personal después de lo mucho que me sorprendió para bien "The Woman" (no siendo para nada fan de Lucky McKee). En este sentido, los méritos de "Darlin'" son incuestionables y me atrevería a decir, que insuperables.

Missterror, secundo todo lo que comentas en el análisis... pro desgracia :(

Saludos.

Missterror dijo...

Ante todo, disculpad la tardanza en contestar. Me ha pillado en momentos vacacionales donde estaba desconectada por completo :)
Tracy- De acuerdo en todo lo que comentas, excepto en la recomendación, jejeje. No puedo recomendar una película que me ha parecido poco menos que bochornosa. Como dices, cada parte de esta trilogía es de un pelaje diferente y no creo que se haya trabajado para conseguir que la línea argumental no chirríe como ya lo hice de "The Offspring" a "The Woman". Más bien parece que su utiliza el reclamo de la trilogía para que cada uno venga a vender su libro.

Art0rius- Yo no soy una fan a muerte de "The Woman" pero sí me pareció una buena película que sabía jugar muy bien con la psicología y el asco del espectador. Alñ lado de "Darlin", es una masterpiece en toda regla.

Rector- Creo que nadie en su sano juicio es capaz de entender lo que hace Pollyanna McIntosh en "Darlin", tanto delante como detrás de las cámaras.
Sobre las diferencias de guión entre "The Woman" y "Darlin" que comentas, es aterrador ver cómo se ha pasado de la firmeza al tambaleo más vergonzoso. El principal ejercicio que todo guionista tiene que hacer es no subestimar la inteligencia del espectador. Todo lo contrario, cualquier historia debería estimular nuestra mente en diferentes direcciones, máxime cuando el punto de partida con "The Woman" fue tan incómodo. Ya no es solo que "Darlin" aprenda a hablar en cuestión de días, para mí lo que es imperdonable es que tenga tan claro conceptos como el bien y el mal con solo un chasquido de dedos y unos cuantos pasajes de la Biblia. Por ahí no paso, no debemos perdonar un guión que infravalora al espectador y lo disfraza todo de denuncia social cutre.
Espero que la broma de mal gusto de estos "salvajes" termine aquí.

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.