miércoles, 24 de agosto de 2011

Crítica: Lake Mungo

Posiblemente, la noche mas calurosa de este maldito verano. Aun y así, me quedan las fuerzas justas y necesarias para guiar mis dedos sudorosos por el teclado del ordenador y traeros el debut "cuervil" de nuestro nuevo compañero de viaje, el señor "Ash Williams", quien de aquí en adelante nos deleitará con sus bastos conocimientos sobre la materia. Para comenzar, rescatando uno de los títulos del Afterdark de hace un par de años, "Lake Mungo". Que ustedes lo disfruten.

Seguramente, una de las cosas mas destacables de “Lake Mungo” es que lograr unir dos, llamemosles “subgéneros”, del cine fantástico y de terror mas sobados en los últimos tiempos (sobre todo uno de ellos) y aun así acabar conformando una película bastante interesante y sobretodo diferente y peculiar en su acabado general. Y es que “Lake Mungo” es un drama sobrenatural rodado a modo de falso documental. Sí amigos, otro “mockumentary” mas (sí, otro mas!) al estilo de “Paranormal activity” o “The Last Exorcism”, por citar dos, y tantos otros títulos que nos han ido llegando en estos últimos tiempos, aunque en realidad “Lake Mungo” no tenga demasiado que ver con ninguno de ellos. Esta película australiana se estreno el año 2008, aunque fue su inclusión en la edición del año pasado (2010) del Horrofest de AfterDark Films lo que la llevo a darse a conocer al “gran publico”. Se trata por lo tanto de una película de presupuesto bastante reducido, cosa de la que no se resiente en absoluto.

Supongo que para un proyecto de película con presupuesto limitado, plantear el guión como un documental es un caramelo demasiado tentador: crea una atmósfera de realismo crudo sin necesidad de gastar demasiado dinero en efectos, lo cual le viene que ni pintado al cine de terror. Es lógico que haya sido la opción elegida para muchas películas del genero. El problema es que o eres muy bueno o tienes un guión cojonudo para que una hora y pico de grabación con videocámara no acabe siendo un coñazo para el espectador. Este segundo punto, el del guión, es seguramente el aspecto que mas flojea en “Lake Mungo”.

Este nos empieza contando el incidente que sufre una familia media australiana durante un día en el campo. La hija de la pareja, Alice, desaparece extrañamente mientras esta bañandose en el lago (un lago que no es el lago Mungo). Pocas horas después, y tras una intensa búsqueda en dicho lago, la policía encuentra un cadáver en él y el padre confirma que se trata de su hija Alice.

En este punto el documental nos presenta el sufrimiento y sentimiento de vacío que este acontecimiento provoca en la familia. Es este desasosiego, junto con algunos descubrimientos extraños y ciertos ruidos en la casa, lo que empuja al hermano de Alice a realizar grabaciones nocturnas en la vivienda, convencido de que Alice aun no se ha marchado del todo. El resultado de estas grabaciones (lo que desvelan estas grabaciones, mas bien) llevan a la familia a ir tirando del hilo de la breve historia de Alice y de los motivos de su muerte, para acabar descubriendo que Alice tenia algunos secretos un tanto truculentos.

El documental sigue a partir de aquí por dos vertientes: la mas puramente paranormal y la de los acontecimientos mas personales de Alice, sus secretos, y de como estos afectan a su familia, sumida en el drama, conforme los van descubriendo.

El ritmo es quizás excesivamente calmo en esta parte, y el guión, después de varios giros argumentales, que son los que logran mantener la intriga, nos lleva hasta la parte final de la película, desenlace que traslada a la familia al (ahora sí) lago Mungo; un extraño y enigmático lugar donde hallaran el “origen” de la muerte de Alice y el por que de ese halo de melancolía y misterio que envolvía a la joven en sus ultimas semanas en vida. Es este punto del film el que alberga la guinda terrorífica de la película, una escena grabada por Alice con su teléfono móvil que queda bastante resultona, y que acabara siendo el (casi único) punto álgido en este sentido, por que “Lake Mungo” es sobre todo un drama. Un drama sobrenatural, sí, pero el terror que transmite es totalmente “estático”, mundano y lleno de carga emocional: fotografías, grabaciones de videocámara de habitaciones, entrevistas, etc. revelándonos un terror muy cercano.

Que nadie espere aquí escenas de acción a todo trapo al estilo “REC”, el ritmo es pausado y, poco a poco, nos va impregnando de una sensación de tristeza y melancolía bastante extraña, como la que envuelve la figura de la propia Alice, con un realismo muy logrado, fuera de lo común en este tipo de películas y supongo que parte de la culpa la tiene el hecho de no abusar de esas escenas “de susto” facilonas, de las cuales ya he comentado que prácticamente carece, excepto esa exquisita escena final y alguna que otra mas.

Esto ultimo hará que a un gran porcentaje de los aficionados al genero, sobre todo a los mas hardcore, les parezca aburrida y sin interés... y nos les faltara una pequeña una parte de razón, ya que la parte mas negativa de la película, como ya he revelado al principio, es el guión. Si bien es cierto que tiene un par de giros que mantienen la tensión, al final deja un sensación de falta de profundidad y acaba siendo un pelin simplista. Hay momentos en el que a duras penas mantiene el interés y la parte del mismo que nos muestra los sórdidos secretos de Alice (que al final no lo son tanto, la verdad) no tienen prácticamente ninguna relación con la parte paranormal de la película, lo que acaba siendo algo descafeinado para lo que podría haber dado de sí por la muy lograda atmósfera que recrea y, sobre todo, por que uno espera que al final todo tenga algún tipo de conexión y acabe por dejarnos una película con un final mas redondo, pero no es así.

Las interpretaciones de los integrantes de la familia merecen un comentario aparte, ya que son de lo mejor la película, especial mención a la actuación de la madre, June, interpretada por Rosie Traynor. Interpretaciones muy creíbles que aportan la puntilla de realismo al falso documental.

Lo mejor:
- La extraña sensación de tristeza y melancolía que acaba dejando la película.
- Que a pesar de ser otro falso documental, tiene un planteamiento diferente y original a la mayoría de estos.
- Las interpretaciones de los actores.
- La escena final.

Lo peor:
- Guión algo simplista y poco profundo, que además no acaba encajando demasiado bien.
- Ritmo algo lento.
- Que se trata de otro, ya trilladisimo, falso documental...

8 comentarios:

Ash Williams dijo...

Gracias por tan generosa presentación y por darme la oportunidad de escribir mis barrabasadas cinefilas.
Intentare hacerle justicia a eso de los "bastos conocimientos" con mis colaboraciones por aqui, que espero que sean muchas, variadas, y sobre todo que os gusten y las disfrutéis.

Un saludo a todos.

Darkotica dijo...

Bienvenido Ash!
Tu tranquilo que ya sabes que en esta casa puedes escribir las barrabasadas que quieras y expandirte tooodo lo que sea necesario ;D. Por cierto, comparto tu opinión respecto a Lake Mungo. Un abrazo y nos seguimos leyendo!

CINEFALOS dijo...

Ash, me ha parecido un artículo estupendo, tu avatar también es interesante y solo puedo decir que me alegro de que cada vez seamos más en esta magnífica web.

Ted Bundy. Jesús.

Ash Williams dijo...

Muchas gracias a ambos

Un saludo!

El Rector dijo...

Totalmente de acuerdo, punto por punto. Me sorprendió mucho la sensación de tristeza que me quedó después del visionado, algo que no me suele ocurrir muy a menudo. Sin duda, Lake Mungo es una máquina de generar emociones, lástima de ese ritmo extremadamente lento en ocasiones y de que no se trabajase un poco mas el guión. En cualquier caso, me parece uno de los mockumentarys mas recomendables que se han hecho. Una peli de terror, diferente.

Benvingut Ash!!!

Anónimo dijo...

oli

Anónimo dijo...

No me parece que deba atacarse el hecho de que fuera un falso documental, ya que para ese año no era un subgenero tan reciclado como lo es ahora. Fuera de eso, muy buena critica.

Damien Thorn dijo...

Hay falsos documentales, documentales falsos y falsos documentales falsos.... En los últimos meses me he convertido al found footagismo... A mi edad, pero hay un puñado nada desdeñable de pelis del subgénero!!!
Saludetessssss

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.