miércoles, 3 de febrero de 2010

Crítica: My Bloody Valentine (San Valentín Sangriento 3D)

Han pasado casi treinta años desde que el director George Mihalka realizase aquella discreta pieza de culto titulada "My Bloody Valentine", otra película más de la época que se centraba en los asesinatos cometidos por algún psicópata enmascarado, en esta ocasión un minero perturbado, aunque la película no fue tan exitosa como otras de sus "hermanas", como podrían ser "Viernes 13" o "Halloween". Pero, como era de esperar y siendo una película "slasher" (el género favorito de Hollywood para realizar remakes), "My Bloody Valentine" ha entrado ha formar parte de las películas versionadas en la nueva fiebre de América después de la fiebre del oro.

Patrick Lussier ("Drácula 2000", "The Eye"), un director que cuenta con una filmografía de dudosa calidad, ha sido el director elegido para versionar la película de 1981, y sorprendentemente, no lo ha hecho nada mal. Como buena película slasher, básicamente todo el peso de la cinta recae en las muertes, y "My Bloody Valentine 3D" ofrece cantidad y calidad en derramamientos de sangre, tal vez mucho más violentos y trabajados que la media, entrando incluso en terreno "goreniano". En esta ocasión tenemos como asesino a un minero con todos sus accesorios incluidos: máscara de gas, casco linterna, mono y pico en mano. Un slasher no tan carismático como Jason Voorhees, pero eso si, un alumno muy aventajado en lo que a oficio se refiere.


En "My Bloody Valentine 3D" no faltan los momentos de humor negro, y aquí es donde tengo que hacer especial mención a una rubia que me atrevería ha decir que protagoniza el desnudo integral más extenso y divertido que se haya visto jamás en una película del género, algo que se agradece por el realismo de la situación, ya que evitan la típica chorrada de la mujer desnuda que siendo atacada, se intenta tapar con una toalla o algo similar. La creatividad en los asesinatos cometidos por el minero psicópata (y no me estoy refiriendo a Antonio Molina, aunque seguramente el malagueño de más miedo), son dignos de destacar, a cada cual mas sangriento y original, que a bien seguro ganarán en espectacularidad gracias al elemento 3D, yo no he tenido el placer de verla en dicho formato, aunque los momentos en los que se utilizan las tres dimensiones resalten claramente en la versión doméstica.

Pero en "My Bloody Valentine 3D" no todo son asesinatos con el pico en mano, la película mantiene cierta intriga respecto a la identidad del asesino, algo que despistará a más de uno. Por otra parte, e intentándonos ofrecer algo más sustancioso en su argumento que otras películas de su especie, veremos una historia de amor, celos e infidelidades que aumentarán el suspense y el interés que acompaña a esta historia de muertes y escabechinas sangrientas. En el elenco de actores tenemos al conocido Jensen Ackles ("Supernatural", "Smallville") y a una casi irreconocible Jaime King ("Sin City", "The Spirit"), e incluso tendremos el placer de ver al actor Tom Atkins ("La Niebla", "Rescate en Nueva York").

En definitiva, un remake muy entretenido y divertido de una película injustamente olvidada que ofrece grandes dosis de sangre y vísceras y que además se permite el lujo de ofrecernos una trama de intriga que termina de redondear el producto. Muy recomendada a todos los enamorados del cine slasher o de Jensen Ackles .


0 comentarios:

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.