martes, 15 de junio de 2010

Crítica: Detrás de la Máscara

El debutante Scott Glosserman, dirige este peculiar homenaje al cine "slasher", donde partiendo de la premisa de que algunos de los asesinos mas famosos del celuloide, véase Freddy Krueger, Jason Voorhess o Michael Myers, existieron realmente como personas de carne y hueso que forjaron su leyenda negra a base de esfuerzo y dedicación, nos pone en la piel de un trío de reporteros que deciden filmar un documental sobre un tal Leslie Vernom, un hombre decidido a convertirse en un nuevo asesino de leyenda.

A modo de falso documental, muy en la línea de "The Blair Witch project", acompañamos a Taylor Gentry (interpretada a la perfección por la actriz Angela Goethals), una joven reportera y a sus dos compañeros de equipo, (a los que no veremos en ningún momento mientras dura el documental, tan sólo escucharemos sus voces para que seamos conscientes de su presencia en todo momento) en su curiosa relación con el futuro asesino Leslie Vernon, a quien da vida el actor Nathan Baesel, que consigue construir un personaje de lo mas ambiguo, capaz de hacernos reír en un momento y atemorizarnos en cuestión de segundos, y es que la película se mueve a la perfección entre la comedia y el terror. Vernom nos explicará paso a paso todo lo necesario para convertirse en un asesino legendario, elegir las víctimas, preparar el terreno, crear una leyenda a su alrededor, etc... Todos esos detalles que siempre han caracterizado a los grandes "slashers" y que nosotros, como espectadores, siempre hemos atribuido al destino, azar o a fuerzas malignas superiores, Vernon nos demostrará lo contrario.

Esta primera parte de la cinta juega con todos los tópicos del género, en lo que incluso se podría considerar una parodia, aunque siempre respetuosa eso si, se nota que Glosserman es un gran seguidor de este tipo de películas, no en vano la cinta contiene un montón de guiños a los grandes del género, como entrevistas a los vecinos de Elm Street o a las gentes de Cristal Lake, la aparición en escena del clásico archienemigo de todo villano que se precie, que en esta ocasión y en otro claro ejemplo de complicidad con el género, no es otro que el siempre efectivo Robert Englund, que interpreta al Dr. Halloran, antiguo psiquiatra de Vernon, incluso se llega a mencionar en alguna ocasión a Chucky, el muñeco diabólico...

"Detrás de la máscara" tiene algunos momentos realmente logrados, como la relación de Vernon con un antiguo asesino ya retirado y convertido en su mentor, con el cual se reúne junto a la esposa de este para pedirles consejo y escuchar sus antiguas hazañas ante los ojos atónitos de Taylor y sus compañeros, que a medida que avanza la cinta se van dando cuenta de la seriedad del asunto y de que Vernon no es ese joven fantasioso que creían en un principio.

Pero las sorpresas nos aguardan hasta el final, pues en los últimos veinte minutos de metraje, se abandona totalmente el formato documental y se nos ofrece una película de terror en toda regla, donde siguiendo las pautas marcadas por Glosserman a lo largo del filme, asistiremos al bautizo de sangre de Leslie Vernon, con los reporteros ahora si, integrados de pleno en la historia, delante y no como hasta entonces, detrás de las cámaras.

Conclusión, "Detrás de la máscara" es una original y divertida propuesta llena de referencias a las grandes películas del género "Slasher", un soplo de aire fresco dentro de esta manida vertiente del cine de terror, y que tiene como principal característica su capacidad, a partes iguales, para atemorizarnos y hacernos reír. Una parte documental muy lograda y creíble (teniendo en cuenta la propia inverosimilidad de la situación) y una parte final, que por desgracia, aunque sorprendente, resulta un tanto descafeinada, simplona y rácana en sangre, dando la sensación de haber sido filmada con prisas, por lo que no consigue cubrir las expectativas creadas durante la película, cuidada al detalle hasta ese momento, aunque la sola idea de poner a los protagonistas en el "otro lado" de la acción, es de lo mas interesante y efectiva, manteniendo intacta la capacidad de sorprender hasta el último segundo, incluso durante los créditos finales. He dicho.



0 comentarios:

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.