miércoles, 7 de septiembre de 2011

Crítica: Attack the Block

“Attack the Block” supone el debut en el largometraje de Joe Cornish, colaborador habitual de uno de los mayores talentos actuales de la comedia inglesa, Edward Wright (“Shawn of the Dead”, "Scott Pilgrim vs the World”), al que pudimos ver actuando por ejemplo, en la susodicha epopeya zombie o en la genial “Hot Fuzz” y quien junto al propio Wright, ha sido el responsable de escribir el guión de la nueva película de animación de Steven Spielberg, “Las Aventuras de Tintín: El Secreto del Unicornio”. Cornish nos propone un historia de invasiones alienígenas (malos tiempos también para invadir la tierra si tenemos que hacer caso de recientes experiencias tan desalentadoras como “Invasión a la Tierra” o “Skyline”) a medio camino entre la serie B y la comedia de corte británico que además tiene (de forma casual) un triste valor añadido, pues caprichos del destino, el estreno de la cinta ha coincidido con los lamentables acontecimientos que se han estado dando estos últimos tiempos en Inglaterra, por supuesto me estoy refiriendo a los terrible ola de violencia, disturbios y actos delictivos perpetuados en las calles de aquellas grises tierras.

“Attack the Block” nos sitúa en un suburbio de Londres, uno de esos barrios marginales donde la delincuencia está a la orden del día. En él, una pandilla de jóvenes delincuentes, matan el tiempo dedicándose a sus cuestionables actividades extraescolares. Una noche donde la ciudad está de celebración y bajo el telón de los fuegos artificiales, el grupo, después de robarle hasta las bragas a una indefensa muchacha, es sorprendido por la caída de un meteorito. De su interior sale una extraña criatura que les ataca y ellos, pues hacen lo que mejor saben hacer, machacarla para posteriormente llevársela al edificio donde viven, pues piensan que se trata de una nueva especie de la cual pueden sacar tajada económica. Pero la criatura no ha viajado sola y el resto de sus congéneres no se hacen esperar… y no solo quieren invadir la tierra, también quieren venganza. El problema, es que no tienen ni puta idea de que no han elegido precisamente el mejor barrio por el cual comenzar la invasión.

La premisa fundamental (y supuestamente diferencial) de la que parte “Attack the Block” no es nueva. De hecho, en los dos ejemplos que me vienen a la cabeza ahora mismo, el resultado ha sido igual de satisfactorio. El primero, bueno, que decir del primero, uno de los grandes títulos que ha dado el fantástico en años y auténtica pieza de culto, “Abierto Hasta el Amanecer”, en ella, recordemos por si alguno no fue a clase ese día, dos criminales hermanos de sangre, y demás gente de “buena vida” tenían que vérselas con un ejército de vampiros en un bar de carretera allá por la frontera de México. El segundo, mucho mas reciente, “La Horde”, la sensacional aportación francesa al cine zombie, donde eran esta vez, un grupo de sanguinarios gangsters los que tenían que aliarse con la policía para intentar salvar el culo. Dicen que a la tercera va a la vencida, pero no es el caso. “Attack the Block” vuelve a utilizar la fórmula de poner a los “malos” al frente de la función, pero maldita sea que esta vez no funciona. Y no lo hace por una razón muy sencilla, ¿Quién diablos se puede identificar con un grupo de delincuentes marginales de quince años? Joder, una cosa es Set con su tatuaje en el cuello, con su impoluto traje de armani, su palabrería fácil y carisma para regalar y otra muy distinta, una panda de parásitos de la sociedad como la que aquí nos ocupa.

Así que partiendo de la base que es prácticamente imposible sentir empatía por los protagonistas (yo me posicioné del lado alienígena a los pocos minutos de metraje), queda disipada una de las bazas fundamentales del filme. Y eso que tampoco el otro bando es para tocar castañuelas (actividad que practican allá por tierras españolas), pues personalmente, el diseño artístico de los invasores (resultado de mezclar con el photoshop a un Critter, packman y un gorila) no acaba de producirme ese chispeo en el bajo vientre de las grandes ocasiones. De acuerdo que el aspecto final es simpático e incluso adiente (y acabo de descubrir que esta palabra tampoco existe en el diccionario) si estuviéramos hablando de una comedia de pura cepa, pero es que para colmo, no es el caso. Y aquí reside en mi opinión, la gran sorpresa del filme, su escasa naturaleza cómica (mas allá de momentos y personajes puntuales), yo me esperaba algo al estilo “Doghouse” y similares, pero nada mas lejos de la realidad, “Attack the Block” es una propuesta mucho mas seria de lo que puede parecer vista desde fuera y es por eso, que el aspecto “simpático” de los aliens, me pega menos que El Rector en una reunión de antiguos compañeros de clase.

En cualquier caso, si somos capaces de sobrellevar el handicap de los odiosos protagonistas (y eso que se nota un claro esfuerzo por parte de Cornish para que terminemos cogiéndoles cariño) y la curiosa naturaleza de los visitantes, vamos a poder disfrutar de un título (valga la redundancia), la mar de disfrutable, con muchas secuencias de acción, no exento de sus dosis de sangre (que no gore), algunos momentos de cierta tensión e incluso algún que otro chiste mas o menos acertado (ya digo, pocos).

Conclusión, “Attack the Block” no es ni mucho menos la comedia desternillante que algunos esperábamos amén de la presencia implícita de Edgar Wright (mas allá de tareas de producción) en el proyecto y de por ejemplo, un habitual y piedra angular de su cine, el actor Nick Frost, a quien se ve totalmente desdibujado sin su pareja de baile habitual (Simon Pegg), además de estar mas desaprovechado que Cristopher Lee en “The Resident” (que ya es decir) y lo que en principio tenía que ser una aparición estelar, ha acabado siendo un triste cameo. Tampoco la idea de “malos contra malos” termina de funcionar debido a la clara falta de chispa a la hora de construir a los personajes, igual de odiosos en el primer minuto que en el último, por mucho que se nos intente convencer de lo contrario, por no volver a repetir, lo del inapropiado aspecto de los extraterrestres si como a mi me ha parecido, el filme aboga mucho mas por la serie B que por la comedia.

Lo mejor, pues que en realidad y aunque estamos delante de uno de esos trabajos que no pasaran precisamente a la historia ni quedarán en el recuerdo de nadie, no se puede negar que los 85 minutos de metraje pasan la mar de bien, el apartado visual es mas que correcto, sobretodo teniendo en cuenta su limitado presupuesto y que viendo lo que corre por ahí últimamente, en lo que a temática alien se refiere, el balance puede resultar incluso positivo. Tan olvidable como disfrutable.

11 comentarios:

Lordcz dijo...

Me gusto la reseña... Igual la voy a buscar y la vere... Por cierto es Nick Frost no Jack Frost.

El Rector dijo...

Gracias por el dato Lordcz, es lo que tiene escribir cuando la sensatez dicta que uno ya debería estar durmiendo. Ya está editado.

José L. Vicedo dijo...

Yo la vi hace unas semanas y me gustó bastante. Yo la recomendaría a los aficionados al género fantástico.
Saludos.

CINEFALOS dijo...

Esta película se podrá visionar en Sitges 2011. Seria una pasada que viniera alguien del equipo técnico o artístico.

Ted.

Anónimo dijo...

Ami la pelicula me ha gustado mucho.Es seria pero con momentos divertidos.Los aliens para mi estan muy currados,igual de estructura simpatica, pero por lo menos no son un bicho a pc cantoso.Yo la recomiendo xD

Darkotica dijo...

Pues yo creo que le podían haber sacado más jugo a la historia, no discuto que sea entretenida y pase bien, pero como bien dice el Rector...los protagonistas eran como para matarlos a todos, y encima el Nick Frost casi hace un simple cameo y eso amigos míos no es nada bueno... Otra cosa, quitando al pequeño alien los demás me parecieron de pena (para hacer eso con el ordenador mejor echar mano a unos buenos disfraces que den el pego), no sé...me esperaba bastante más de la peli. Aún a riesgo de que me caigan todo tipo de objetos contundentes, diré que yo me quedo de lejos con la tan injustamente criticada La Horde.

Un saludo a tod@s.

Missterror dijo...

Que La fórmula de mezclar a los malos con una situación límite para que te posiciones del lado de los violentos,en Atttack de Block no funciona???No solo es que FUNCIONA,sino que es uno de los títulos mas divertidos (que no cómicos) y disfrutables desde hace mucho tiempo.

Es cierto que al principio,odias con todas tus fuerzas a los niños,incluso acojonan mucho (es ver a estos chavales encapuchados hablando su fuerte inglés y mirando fijamente y ya empiezo a temblar-"F" me marcó,me marcó muuuucho),por no hablar de HI-Hatz (Eden Lake y Cherry Tree Lane),que haga lo que haga,siempre resulta amenazador,pero la victoria de Attack de block,precisamente reside en que en cuanto empiezan los ataques,ya estás de parte de los "malos",quieres que salgan ilesos de la situación,incluso llegas a comprenderles(sin justificarles en ningún momento).Éso es lo verdaderamente importante en este fantástico debut.Glorioso.

En cuanto al diseño de los aliens,aparte de resultar simpático (y qué raro definir con este término a lo que representa la amenaza en una propuesta seria...pero así es,otro acierto...),creo que está hecho con el fin de que no tengan mas protagonismo del que deben,aquí lo que importa son los chicos,si los aliens son manchas negras con dientes fluorescentes es lo de menos,los aliens bajo ningún concepto debían sobresalir.

En resumen,entretenida,divertida con toda la seriedad que yo pido y muy recomendable.Yo,de momento,no la olvidaré en mucho tiempo (y tiene frases realmente brillantes!)
La horde estuvo bien,pero para mí (siempre es mi opinión),Attack the block la deja unos cuantos peldaños por detrás.

saludos

Darkotica dijo...

Debo de ser muuuy mala persona, porque cuando empezaron los ataques en ningún momento fuí capaz de ponerme del lado de los protagonistas y solo deseaba verlos morir uno por uno de forma terrible, desagradable...muy sangrienta (y para mi disfrute alguno cayó...yupii!).

Pero, ¿como voy a comprender o a sentir simpatía por un grupo de niñatos criminales que se dedican a atracar a chicas que van solas por la calle y que no dudan en asesinar a palos a una criatura asustada e indefensa que se cruza en su camino?...Y mira que habitualmente me siento "identificada" con los "malos" de las películas, pero en éste caso no, un no rotundo.

Attack of the Block es como la hermana bastarda y criminal de Super 8, en ambos casos el alien es lo de menos, y lo realmente importante son los protagonistas y su historia, ¿pero que quieres que te diga? a unos los mataría y a otros los adoptaría...jajaja!!

unavidadecine dijo...

Pues yo si empaticé con los protas. Realmente el bicho en sí no me parece que esté muy currado pero para mi es lo de menos. Me gusta el humor negro con el que dicen verdades como puños y el trasfondo que nos cuelan de una manera más o menos forzada. Yo disfruté bastante en el cine además de sorprenderme porque no me esperaba una peli así. Si os apetece echar un vistazo a mi crítica aquí la tenéis Os doy las razones por las que Attack the block se convirtió en la triunfadora del último Festival de Sitges. No os dejéis llevar por las primeras impresiones, la sensación final es de haber pasado un rato increíble en el cine, probad y comentad :)) http://unavidadecine.wordpress.com/2011/12/01/attack-the-block-triunfa-a-ritmo-de-rap/

Croto dijo...

Con Nick Frost metido en el proyecto pense que iba a ser una pelicula pasable, pero lamentablemente ni me divirtio ni me asusto. Que sustancia tomo el jurado y el público en Stiges para votar esta cinta aún es un misterio.

El Rector dijo...

Croto, yo también esperaba muchísimo más de ella, pero vamos, pasable está, eso si, lo justito para entretener un rato y fuera. Intentando dar algo de luz a ese misterio tuyo (y mío), creo que la única explicación lógica a que el publico la premiase en Sitges con títulos sobre la mesa, mucho mas interesantes y de mayor calidad que se fueron de vacio, fue la propia naturaleza del festival, pues esta es una de esas pelis que se prestan mucho al cachondeo y a las risas con los colegas (aunque yo al igual que tu, no la encontré lo que se dice MUY divertida) y lamentablemente, muchas veces, ver una peli en Sitges, es una experiencia similar a ir al circo. Aunque para drogas el jurado, con esa "joya" llamada Red State.

Me alegra que te guste la web.

Un saludo.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.