domingo, 25 de abril de 2010

Crítica: Doghouse

El otro día hablando con un amigo y comentando las miserias de la adolescencia, salio en la conversación uno de aquellos momentos que uno intenta borrar de su memoria, aquel instante crucial en el porvenir de su futuro cuando después de armarse de valor se le declaró a la fémina que lo había llevado de cabeza durante dos largos cursos de secundaria, a lo que ella contestó con una de las frases mas temidas en este tipo de empresas, soltándole aquello de "eres un tío muy simpático pero...", ya os podéis imaginar como se quedó el pobre hombre, traumatizado de por vida, solo os diré que lee nuestra Web asiduamente, así que imaginaos cual graves fueron las secuelas psicológicas de aquella experiencia.

Os preguntareis por que coño os cuento semejante gilipollez, pues lo hago por que lo que sintió este pobre diablo tiene que ser bastante parecido a lo que ha sentido servidor después de ver la nueva película del inglés Jake West y que ahora nos ocupa, "Doghouse". Una propuesta simpática pero... ¿realmente divertida? tengo mis dudas.


"Doghouse" es una comedia de terror inglesa que sigue las pautas marcadas por filmes como la exitosa "Shawn of the dead" o la reciente "Lesbian Vampìre Killers", en la primera eran zombies, en la segunda vampiras y ahora le toca el turno a un grupo de mujeres infectadas por un virus experimental del ejercito que las ha convertido en maquinas de matar... hombres.

Si que es cierto que "Doghouse" es una película simpática, muy agradable para la vista gracias a unos muy buenos efectos especiales donde destacan las excelentes caracterizaciones de las infectadas, muy variadas y pintorescas todas ellas, y que además contiene la dosis de sangre que le faltó a "Lesbian Vampire Killers", película que por otro lado guarda muchísimas similitudes con la cinta de West, como la utilización de elementos de comic mezclados con la imagen real (aquí lo veremos en la presentación de los personajes), los juegos de cámara o el casi clónico desarrollo. Pero pese a todos estos parecidos razonables y siendo claramente "Doghouse" bastante mas sangrienta y violenta que la película de Phil Claydon, la sensación general es de que algo no funciona, y ese algo se llama "humor".

Y es que cuando una comedia no te hace reír, mal asunto, algo parecido me pasó no hace mucho con "Undead or Alive" comedia de zombies en el oeste que padecía la misma dolencia que "Doghouse", no hacía ni puñetera gracia, y no lo digo por el empacho de chistes sexistas que se van dejando caer a lo largo y ancho del filme (unos mas acertados que otros) y que explotan hasta la saciedad todos los tópicos entre "machos" y "hembras" habidos y por haber, si no mas bien por lo ridículo de las situaciones con las que nos encontramos a lo largo de la película, una cosa es que sea una comedia y otra muy distinta es que nos quieran hacer pasar por críos de diez años viendo como los protagonistas corren de arriba a abajo cual patio de colegio golpeando a las infectadas con sartenes en la cabeza, tirándoles pelotas de golf desde largas distancias que aciertan en el objetivo cual dibujo animado de la Warner, etc.. Todo un cúmulo de supuestas secuencias cómicas que difícilmente pueden resultar graciosas para una persona adulta.

En el reparto vamos a encontrar a un puñado de caras conocidas, sobretodo dentro de la escena inglesa, gente consagrada y con muchas películas a sus espaldas como Danny Dier, Stephen Graham ("Public Enemies") o Noel Clarke (mas conocido como Mickey Smith de la gloriosa y longeva serie de la BBC "Doctor Who") por citar algunos, buenos actores todos ellos pero que aquí interpretan a unos personajes tan absurdos y surrealistas que resultan difícilmente creíbles. Tratándose de una película de West, tampoco podía faltar su actriz fetiche, la provocativa Emily Booth ("Evil Aliens") que aquí aparece genialmente caracterizada.

Conclusión, "Doghouse" es una comedia de terror, pero de esto segundo tiene mas bien poco o nada, (por que yo sigo pensando que una buena comedia de terror tiene que tener por lo menos un poquito de equilibrio entre ambos géneros, véase "Return of the living Dead" o la propia "Zombies Party" como buenos ejemplos) desaprovechando una idea tan tentadora y potencialmente macarra como era la de una guerra de sexos entre un grupo de hombres amargados por las mujeres y un ejercito de idems asesinas, que a la postre se ha solventado con unos cuantos chistes machistas baratos y otras tantas situaciones circenses. ¿Lo mejor? pues sin duda su atractivo apartado visual y sus momentos sangrientos, aunque ni tantos ni tan salvajes como en la anterior película de West, "Evil Aliens", mucho mas graciosa, personal y menos "comercial" que esta "Doghouse". Puede que haya gente que disfrute con este tipo de humor fácil en plan Benny Hill y sepa o pueda sacarle más jugo a la película que yo, pero por desgracia, a mí siempre me ha ido mucho mas el estilo "Black Adder". Para pasar el rato y poco más.


8 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo no pude ni terminarla de lo mala que me es, y eso que me gusta la mala uva del humor ingles, pero esta peli no hay por donde cogerla. Parece un mal sketch de un programa de variedades barato.Toda una decepcion.

El Rector dijo...

Después de ver comedias de terror de este tipo, tan chorras y con tan poco gancho, es cuando se aprecian mas las cualidades de una película como "The Cottage".

Anónimo dijo...

Efectivamente. Por cierto que yo ya te habia dejado un comentario sobre The Cottage. Saludos.

El Rector dijo...

Si, leí tu comentario de The Cottage, supongo que por eso me vino a la cabeza cuando hice lo propio con el de Dog House. Lo que no sabía es que los dos eran tuyos, conozco a tantos Anonymous... jaja!

Un saludo Ano :D

Anónimo dijo...

Ja! tal vez deba firmar mis proximos comentarios como El Señor de las Tildes y asi sabras que soy yo. Un abrazo.

Blanch dijo...

Vaya, pues a mi me gustó. Es verdad que no tiene la chispa de Evil Aliens y que como comedia no funciona pero me entretuvo de lo lindo. Yo le hubiera dado más puntuación viendo las comedias de terror que van apareciendo. Si es verdad que no supera a The Cottage pero por lo menos es más agradable que la bazofia de Deadheads o la que ya has comentado, la insufrible Lesbian Vampire Killers. Por cierto, el otro dia vi Phase 7, la argentina, y me entretuvo un rato, un pelín larga pero esta sí que la catalogaría como simpática.

Saludos.

Missterror dijo...

Blanch -"Phase 7" a mi me encantó, sus diálogos fueron brillantes, y los actores ENORMES. La vi hace ya mucho, pero recuerdo que en su momento fue justo lo que yo necesitaba para desintoxicarme y lo hice con una sonrisa. Yo me arriesgo más y la catalogo de simpátiquísima!!!

El Rector dijo...

Blanch, entretener entretiene, de ahi el aprobado. Ahora, no más. Lesbian, sin ser para tirar cohetes, me parece un rato más divertida que Doghouse (es que los gags son de nivel 2º de E.S.O)... por no hablar de Dead Heads que a mi, sin ser desternillante, me gustó mucho más que las dos anteriores juntas.

Con Phase 7 me habéis puesto los dientes largos (para que Misstorture diga que es "simpatiquísima"...), porque no la he visto. WTF¿¿??

Saludos

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.