martes, 13 de septiembre de 2011

Crítica: Cowboys & Aliens

Jon Favreau es un tipo que cuenta con mi simpatía, sin ser un gran director, ni tampoco un gran actor, se ha estado forjando, durante estos últimos años, una carrera cuanto menos curiosa en el mundo del cine y eso nadie lo puede negar.

Tras desvincularse de la tercera parte de “Iron Man” y recibir la llamada del todo poderoso tito Spielberg, Fravreau vuelve a la cartelera con una propuesta veraniega interesante, la adaptación al celuloide del cómic, “Cowboys & Aliens”.

A priori, el proyecto puede parecer completamente descabellado, juntar dos géneros tan dispares y que de cómo resultado algo, por lo menos interesante, era algo difícil.

No olvidemos que el público que compra cómics, es un público muy concreto, mientras que los espectadores de cine, son un amplio abanico de consumidores potenciales a los que las mayors quieren hincar el diente.

Es por esto que, en la adaptación de un cómic al cine, es normal que se pierdan muchos detalles de la trama, se suavicen situaciones y personajes e incluso, en algunos casos, se pierda la misma esencia de la historia al ser trasladada al celuloide.

He de reconocer que no he tenido el placer de leer los cómics en los que se basa la última película de Favreau y no por falta de ganas tras ver el resultado, pero debo analizarla como película.

Y como película funciona, siempre y cuando no se tome excesivamente en serio la propuesta, esto no se trata de Aliens meets Clint Eastwood, sino de una simple historia de aventuras.

A un pueblo en decadencia llega un extraño vaquero (Craig) sin memoria, portando un extraño objeto pegado a su brazo, tras tener un encontronazo con el sheriff del pueblo y ser detenido, descubrimos que el extraño, es el jefe de una banda que ha robado la diligencia de un importante empresario local (Ford), cuando lo intentan trasladar para ser puesto a disposición de la justicia federal, unas extrañas luces provenientes del cielo harán acto de presencia, secuestrando a la mayoría de las personas del pueblo y arrasando todo a su paso. Graig y Ford deberán dejar momentáneamente sus diferencias a parte, e ir en busca de las personas desaparecidas liderando un extraño convoy.

Lo que resulta interesante de la premisa es que se nos presenta a unos Aliens, como simples saqueadores de oro y que en el lejano Oeste, sin la tecnología actual, cowboys e indios se enfrenten a una raza muy superior sin ningún tipo de complejo, utilizando la inteligencia y los pocos medios de los que disponen para llevar a cabo su revuelta. Esto último no es nada nuevo, de hecho, el planteamiento es el mismo que el de “Alien3” (David Fincher, 1992).

La historia posee algún punto de giro interesante como sobrenatural que ayuda a hacer aún más interesante la propuesta dentro de sus limitaciones, lo cual sorprende y se agradece, al tratarse de un tipo de cine de consumo rápido.

Y aún sin que la historia resulte nada original, la gran baza de la película son las historias personales de los diferentes personajes, los cuales, están bastante bien dibujados.

Los personajes principales están muy bien desarrollados y conforme avanza el metraje se nos va dando constante información sobre el pasado de los mismos, consiguiendo que los simples clichés vayan dando paso a personajes más humanos incluso de lo esperado. Y ese es uno de los grandes aciertos, conseguir que nuestra percepción sobre un personaje de un giro de 180º al llegar al final.

Los personajes secundarios están construidos de forma satisfactoria mediante algunas pinceladas, que aunque a veces puedan ser pocas, son certeras, consiguiendo que en ningún momento se eche de menos información sobre ellos.

“Cowboys & Aliens” es una película donde más allá de los efectos especiales y los Aliens del título, lo importante son los personajes.

A veces, en las grandes superproducciones, conforme avanza la trama o llegados incluso al final, los personajes desaparecen sin explicación alguna, o sencillamente mueren de forma cutre y patética consiguiendo que al espectador le de absolutamente igual el destino de los mismos. Pero en Cowboys & Aliens, la historia es consecuente con sus personajes y se nos muestra como empieza cada uno y se nos muestra como acaba, sea viviendo o muriendo antes de llegar al final.

El elenco de la película es bastante atractivo y no creo que en ningún momento estén desaprovechados, pero si es cierto que se tiene la sensación de que nadie está al 100% de su capacidad, son buenos actores, hacen su trabajo, cobran el cheque y a casa.

Daniel Craig, desde mi punto de vista, el Steve McQueen de nuestra generación, es un actor de raza, capaz de mostrar la mayor frialdad y a la vez, una debilidad y sensibilidad impresionantes. Se siente como pez en el agua con su personaje, disfruta con él, haciendo que el espectador sienta rápida simpatía hacía el mismo y se interese por su historia.

Harrison Ford con su mirada de pícaro y su sonrisa de macarra, pero a la vez capaz de mostrar profundidad sin cambiar casi el gesto, encarna a un gruñón y amargado militar convertido en empresario, una especie de Indiana Jones retirado, lleno de nostalgia que odia su presente.

Olivia Wilde, Sam Rockwell y el resto del reparto están correctos, sin desentonar, cumpliendo, pero repito, nadie se esfuerza por dar el Do de pecho.

Los efectos especiales, por su puesto y como se espera, son espectaculares y están realmente bien integrados en la imagen. El diseño de sonido está muy cuidado, ayudando a matizar el choque entre ambos géneros cuando estos se cruzan. El diseño de los Aliens, sin ser un alarde de originalidad, resulta curioso y extrañamente macabro a la vez, consiguiendo su función de hacerlos más desagradables para el espectador.

“Cowboys & Aliens”, no es una gran película, creo que podría haber sido mucho mejor y más grande, pero consigue su propósito, entretener durante todo su metraje y ser consecuente consigo misma.

Solo conseguirán disfrutarla si van con ganas de pasarlo bien, nada más.

4 comentarios:

The Film Connoisseur dijo...

Estoy de acuerdo, pudo haber sido mucho mas, pero me parece que el cine en general esta haciendo esto para reducir costos en sus producciones, la economia esta afectando como se hacen las peliculas, asi que pasa lo que vimos en Cowboys vs. Aliens, una pelicula que pudo dar mas, pero no llego. Sin embargo, como dices en tu resena, entretiene. Pero lamentablemente no es algo memorable.

El Rector dijo...

Pues yo me esperaba bastante poquito y a la hora de la verdad me ha sorprendido bastante, tengo que reconocer que me lo he pasado pipa con ella. En realidad, siempre me han chiflado este tipo de bizarradas imposibles en plan vikingos vs aliens, freddy vs jason, gangsters vs zombies y cosas así.

Una entretenidisimo western de ciencia ficción con unos sorprendentes efectos especiales (incluso los CGI están muy currados, casi al nivel de lo visto en Distrito 9) un muy buen diseño artístico de los aliens, mucha acción, buena banda sonora y sobretodo, eso que comenta Mr. Bates en la crítica, el tratamiento que se le da a los personajes, mucho mas profundos de lo que solemos encontrar en este tipo de blockbusters veraniegos... joder tío, como me caían las lágrimas al final con "ese" personaje. Por supuesto, sin olvidar a un siempre corrento Daniel Craig y a un siempre fantástico, Harrison Ford.

Muy recomendable.

Darkotica dijo...

Pues me lo pasé muy bien viéndola, y es cierto, no es tan mala como algunos decían y supongo que eso ayudó a que muchos nos gustara aún más, ya que pensamos que iba a ser bastante castaña y al final nos llevamos una sorpresa.

Cowboys & Aliens ofrece simplemente lo que promete: un western mezclado con acción, aventuras y ciencia ficción...Puro entretenimiento en el viejo oeste, con un reparto que quita el hipo y unos efectos especiales curradísimos. Vamos que a mi también me ha molado...

El Sepulturero Torero dijo...

Yo ayer vi The Borrowers, y me gustó mucho. Falla en el apartado técnico, pero la historia es buena. Adem´s tiene el aliciente de retomar el mito europeo de los chupacabras y adaptarlo a la cultura americana. Guión resultón, ritmo lento, como todos los westerns, grandes diálogos, buenas actuaciones, en particular la de un abuelo ranger que mola la leche y la de un militar con mentalidad de psicokiller que también lo borda y sobre todo una valentía en la ejecución y en el poderosísimo final que deja bouiabierto no sólo or su osadía, sino por su inteligencia y respeto a la coherencia interna de la historia. ¡Qué carajo!, me ha encantao The Borrowers, ahora me doy perfecta cuenta, y le voy a hacer una reseña de esas indulgentes con sus múltiples defectos que me van a llover hostias de todas partes. Pero su valentía lo merece.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.