martes, 3 de enero de 2012

Crítica: In Time

Hace ya más de una década que el director Andrew Niccol sorprendió a propios y extraños con su ópera prima. Una intrigante película de ciencia ficción que se terminaría convirtiendo en auténtica pieza de culto: ‘Gattaca’ (‘Gattaca’, 1997).

La película protagonizada por unos estupendos Ethan Hawke y Jude Law y una enigmática Uma Thurman, obtuvo entre otros reconocimientos, una nominación al Oscar a la mejor dirección artística, otra nominación -esta vez al Globo de Oro- a la mejor banda sonora original (a cargo de Michael Nyman) y los premios a la mejor película y mejor banda sonora en el Festival de Cine de Sitges.

Un lustro después el director neozelandés volvió a la carga, pero esta vez lo hizo con una película que se centraba más en la comedia que en la ciencia ficción. La cinta en cuestión: ‘Simone’ (‘Simone’, 2002). Una película perteneciente al género cine dentro del cine, sí, ese género que parece ser a nadie interesa y, efectivamente, la película no causó el impacto de su anterior propuesta, –y eso a pesar de contar con el inmenso Al Pacino como protagonista-, recaudando una ínfima cantidad de dinero que no dejó contento a nadie.

Las cosas mejoraron mucho (artística y comercialmente) con su siguiente proyecto, la satírica ‘El señor de la guerra’ (‘Lord of War’, 2005), protagonizada por Nicolas Cage (en uno de sus pocos buenos trabajos desde que dio comienzo el presente siglo), Ethan Hawke (en su línea, es decir, muy bien), Bridget Moynahan (correcta) y Jared Leto (intérprete infravalorado que sin embargo siempre demuestra lo grande que puede llegar a ser –cuando le dan la oportunidad claro-).

No obstante, y a pesar de la correcta ‘Simone’ y la más que satisfactoria ‘El señor de la guerra’, parece que tanto Niccol como el público ansiaban volver a tener entre manos una película de ciencia ficción que rememorara los tiempos de ‘Gattaca’. Pues bien, parece que ese momento ha llegado. La película que nos vuelve a traer al Niccol más querido se titula ‘In Time’ (‘In Time’, 2011) y, sin llegar al nivel de su primer trabajo, hay que reconocer que es muy válida -e incluso notable diría yo-.

En un futuro próximo el dinero no existe, ahora la moneda de cambio (nunca mejor dicho) es el tiempo. Se compra con tiempo, se vende por tiempo, se trafica con tiempo, se roba por tiempo. El tiempo es el bien más preciado, todo el mundo lo busca, lo quiere y lo ansía -y obviamente cuanto más, mejor-.

Tan interesantísima premisa es con la que parte ‘In Time’, una película de ciencia ficción retro con algo de acción y crítica social y protagonizada por una de las estrellas del momento, el soso Justin Timberlake, mal acompañado de la más sosa todavía Amanda Seyfried (sí, esa joven mujer que parece un pez globo).

Es innegable la fuerza de su propuesta, aquí, el Andrew Niccol guionista da totalmente en el clavo, sin embargo, parece que Niccol no quiere (o no sabe) llevar su brutal e impactante premisa hasta sus últimas consecuencias y, llegados a su último tercio, lo que vemos es una versión fusionada y moderna de Robin Hood y Bonnie & Clyde.

Y ojo, no me estoy quejando de ello (disfruto mucho con los míticos y fascinantes Robin, Bonnie & Clyde), pero sí que me habría encantado ver la proposición de Andrew Niccol hasta el final, ver qué habría sucedido de seguir por ese camino trazado durante el primer tercio de la trama.

Al final la película se vuelve convencional, cierto: persecuciones, tiroteos, peleas, romance (ridículo), mensajes nada subliminales y no recuerdo cuántas cosas más.

Mas ese usual desenlace no empaña para nada la función y al finalizar ‘In Time’, uno se queda con la sensación de haber presenciado un notable espectáculo y una de las más logradas películas de ciencia ficción de la temporada.

Lo que más me ha gustado: su comienzo y todo lo relacionado con el tiempo que se traspasa de una persona a otra.

Lo que menos me ha gustado: la pareja protagonista. Él no tiene carisma y mucho menos para llevar el peso de una película de estas características. Ella tampoco tiene carisma, además, está más perdida que un pulpo en un garaje. De las dotes interpretativas ni hablamos.

13 comentarios:

Noman Bates dijo...

Estoy muy deacuerdo con todo lo que has expuesto, pero creo que se queda a medias de todo mucho antes del último tercio.

El personaje de Murphy se desaprovecha completamente y su muerte es cuanto menos ridícula.

Muy buena nota le has dado para ser una película tan mal interpretada y contener todos los fallos que tiene... jajajajaja

The Wrong Girl dijo...

Eso digo yo. Demasiada puntuación para tamaña mierda. Bueno, que igual aquí no se puede decir mierda... pero es lo que viene siendo, así a grandes trazos.
A mi me da un poco de pena que una idea tan buena y tan original se vaya al traste en un desarrollo tan ¡horrible!
¿Un remake con buena puesta en escena para cuándo? ¿Es demasiado pronto?

Missterror dijo...

estoy con wrong girl,una idea que pudo dar mucho mas juego y se resolvió de forma torpe y lenta (sí,los minutos para mí,al contrario que para los protagonistas, se me hacían siglos...)
Los protagonistas sosos hasta morir y esa denuncia social está taaaaaaaaan trillada ya (ya aquí es un cliché tras otro),que tenían que haber atacado por otro lado.
Una película de acción sin acción y de ciencia ficción sin ficción,se convierte en "in Time"....una pena,porque el comienzo me interesó bastante.

saludos

El Sepulturero Torero dijo...

Bueno, TWG, las paradojas sobre el tiempo saben ricas, 100 millones de Wikus no pueden equivocarse (es coña, Wikus, no te lo tomes a mal. Pero te has patinao un poco en puntuación. El guión era prometedor, cierto, pero qué forma de mandarlo a frír puñetas cómo se desinfla la historia, macho. Yo le habría sacao punta a eso por tós laos. Por ejemplo, el tema del incesto tenía que estar a la orden del día, una sociedad consumista que vive en una especie de frenesí capitalista relojero (mi vida por un peluco digital, oh yeah) no podría escapar a la tendencia de consumir incluso a tu propia familia, sexualmente hablando, suena monstruoso, pero de eso va la movida ¿no? de dar miedo Pues eso. Cuando la paranoia del fin de tus días acecha a cada instante no es difícil imaginar historias en las que las madres vendieran su cuerpo a sus hijos o sobrinas a sus tíos, etc... por un poco de tiempo El tema corrupción policial y política se trata muy por encima y tambien daría mucho juego, igual que las inversiones en bolsa, podría haber sociedades de tiempo, gente que se agrupara para ganar minutos al reloj, la unión hace la fuerza y todo eso. El gobernante se llamaría Viceroy. La religión ni se toca. Adoradores de Chronos. Un gran póster presidiendo una convención en la que el Saturno de Goya continúa devorando a sus hijos. Donaciones para el cepillo de la iglesia dando calderilla en minutos y segundos àra tranquilizar las conciencias, mientras la gitana que pasa el cepillo se tanga con disimulo un par de semanitas cada liturgiaTambien falta juego con la iconografía, más mensajes en imágenes, los créditos en este tipo de peliculas tienen que volar muy alto y no lo hacen Imaginería, plasticidad, juego con los símbolos, cuánto desaprovechado. Los actores una puta mierda y la imagen del prota corriendo hacia su madre que ha perdío el hartobú. ¡dale un morreo, que está como un queso y a vivir que son dos días!(Esto también es broma pero yo me entiendo. Había mucha pólvora ahí para hacer este petardo de caca (TWG, no se puede poner mierda. Ah, mira, sí se puede, que cosas) Emporios financieros liderados por marcas de relojes, un peluco de diseño exclusivo que explotara cuando llegara tu momento, con un impacto de dos metros a la redonda, lo que fomentaría aún más la desconfianza social, el recelo, los ladrones de tiempo montando atracos abancos de tiempo y repartiendo su botín en un abrazo colectivo, una esecie de mistificación del crimen, Los trabajos rentabilizados en función del tiempo y las paradojas que se producirían pues los esfuerzoas físicos ssalen mejor pagados en este tipo de sociedades que los intelectuales: abogados mendigando minutos a los albañiles, estibadores que compran carísimas drogas de diseño como la horaína, una hormona sintética que te hace creer que eres el rey del tiempo y que tu reloj está repleto, el dinero corriendo al lado del tiempo como algo paralelo, no como algo sustituído... Niños que aprenden en la escuela cómo vender y comprar tiempo, recitando versos de Jorge manrique qué robo de película, cagonlaputa TWG, se puede, se debe, bueno, paro que me disparo...Hospitales de cirugía estética para tatuarse relojes falsos en los que parece que tienes más tiempo, la colesterolenia como enfermedad endémica debido a que todo el mundo come en las burguers para ahorrar tiempo, los burguers compiten con las marcas de relojes en las esferas de poder, Filósofos tipo sabater hablando de cómo alcanzar la felicidad con estrecheces de tiempo Gente a la que niegan créditos hipotecarios porque no tienen tiempo... Una pena de guión desperdiciado, una pena

El Sepulturero Torero dijo...

Y mira que amo GATTACA

Riesgo dijo...

Cuánta razón en los comentarios. También estoy desacuerdo con la crítica. Una de las peores pelis de Niccol. Dónde está el director y guionista de Gattaca?

Wikus dijo...

Dejando de lado que soy bastante indulgente con casi todas las películas...
Supongo, bueno, supongo no, doy por hecho que cualquier persona que habla como lo hacéis vosotros o que dice comentarios tales como, "esta peli es una mierda" (una frase que detesto por cierto) es capaz de realizar una película de tal magnitud y hacerla bien.
Cuando alguien dice "esta peli es una mierda" está menospreciando el trabajo de cientos de personas, por cierto, un trabajo muy costoso y de mucho tiempo.
Lo que menos entiendo de todo, es que alguien que ha dirigido cortos (como algunos compañeros míos de la escuela de cine, -y alguno más que hay por aquí-), que es consciente de lo que cuesta sacar adelante una obra de estas características, suelte ese tipo de comentarios así como así. De verdad que no lo entiendo.
Imaginaros que cada día, cuando regresáis a casa del trabajo, cientos de personas os dijeran: "vaya mierda de trabajo que has desempeñado hoy". Y así día tras día...
En fin, no es por crear polémica, pero es que me alucina la facilidad con la que la gente desprecia el trabajo de los demás.
Se ve la paja en el ojo ajeno pero no se ve la viga en el propio. Muy triste de verdad.
Saludos.
;)

El Sepulturero Torero dijo...

Está bien, Wikus, tienes razón. Esta peli no es una mierda. Es una caca.
Respecto al respeto respectivo ¿quién respeta a los espectadores que invertimos ilusionados nuestras pelillas para ver una película y lo que nos encontramos es una caquilla?
Si yo le vendo tomates podridos a una señora no me quejaré cuando venga al día siguiente a tirármelos a la cara...
A los de las escuelas de cine: a ver si aprendemos de los errores ajeeeenos ;D

El Sepulturero Torero dijo...

Primero fue... GA TTA CA
Finalmente llegó gó go o o... CA GA TTA
JAJAJA, vale, vale, lo siento, chiste fácil :)))

Wikus dijo...

Entiendo que jode mucho gastarse dinero en una película y que luego sea caca (me gusta más así, de hecho, un amigo mío, cuando no le gusta una película siempre dice: "esto es caca", -y siempre me hace gracia-).
Pero lo que hay que entender es que cuando se hace una película, lo raro es que salga bien. Y el milagro es que salga perfecta.
Que salga una caca es lo normal.
Las pelis no se hacen mal a propósito. Vender tomates podridos sí.

Lestat dijo...

Aquí la diferencia es que en películas de este tipo, no importa si es buena o mala, usualmente se recauda más dinero del utilizado para producirse. Aquí donde vivo, si me voy al cine la taquilla para dos personas y palomitas (joder, nunca me puedo resistir) me sale en unos $22. Considerando el salario mínimo legal acá esa cantidad se gana en unas tres horas de trabajo; tres horas!!. Ahora, si la película es mala, perdí $22 y alrededor de 90 minutos de mi vida, mientras que los cineastas siempre salen beneficiados económicamente. Me parece que el espectador si tiene el derecho de criticar un producto por el que pagó.

Esta no quise verla por la mala recepción que tuvo, por lo que me reservo toda opinión sobre ella.

camila dijo...

la perdida de sentido es culpa del guion

El Rector dijo...

Hay que valorar la intención de hacer algo original, aunque tan solo se quede en el planteamiento, como es el caso. Yo valoro eso de In Time, aunque es imposible no sentirse decepcionado y frustrado al ver como se desperdicia una premisa tan interesante y con tantas posibilidades, con un guión de tercera como este.

Pero como se puede llegar a estropear tanto el cocido con semejantes ingredientes??

Soberana perdida de TIEMPO.

Saludos atemporales.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.