lunes, 12 de agosto de 2013

Crítica: Hunter

Will Graham (William Petersen) regresa a la policía persuadido por un compañero. Encargado de la difícil tarea de dar caza a un escurridizo asesino que ataca sólo los días de luna llena, Graham decide emplear métodos poco convencionales. De este modo, recurre al doctor Hannibal Lecter (Brian Cox), otro asesino en serie, para entrar en la mente del asesino, pero esto le llevará a estar expuesto a la inteligencia de un genio poniendo en peligro su salud mental.

Basada en el best seller de Thomas Harris titulado “Dragón rojo”, la película de Michael Mann fue la presentación del psiquiatra caníbal Hannibal Lecter (interpretado por Brian Cox), cinco años antes de la interpretación de Anthony Hopkins, con la que ganaría el Oscar en “El silencio de los corderos”. En 2002 el film tuvo una especie de remake titulado “El dragón rojo” con Edward Norton y Anthony Hopkins en el reparto. Tanto la original como el remake son una precuela de “El silencio de los corderos” de Jonathan Demme. Aunque sería más correcto decir que “El silencio de los corderos” es una secuela de “Hunter” (1986).

“Hunter” (“Manhunter” en su título original) representa uno de los más tensos e inquietantes thrillers de los años ochenta y uno de los mejores trabajos de su director, Michael Mann, conocido entonces por la famosa serie “Corrupción en Miami”, así como una de las cintas de asesinos en serie más interesantes. En cada plano podemos apreciar el estilo único de Mann quien se apoya en la excelente labor de su director de fotografía, Dante Spinotti, para ambientar.

Lo más destacado de “Hunter” es el despliegue de toda una serie de sólidas interpretaciones que captan nuestro interés y hacen entretenida la historia además de veraz. Comenzando por la fría actuación de Brian Cox en el papel del psicópata Hannibal Lecter hay que decir que la dirección del casting es uno de los grandes aciertos del proyecto. La intensidad con la que dota el actor William L. Petersen a su personaje, el agente del FBI Will Graham, es otro ejemplo del gran reparto que tiene la cinta. Petersen nos presenta a un hombre que nos transmite reflexiones apasionantes sobre la ambigüedad del ser humano y la fina línea que separa la cordura de la locura.

Si bien hay que reconocer que, en comparación con “El silencio de los corderos” (1991), las actuaciones de Jodie Foster y Anthony Hopkins son muy superiores, Petersen y Cox están igualmente magistrales. También el resto del reparto está a la altura de la sólida película de Mann, que incluye a Kim Greist, Joan Allen y Dennis Farina.

Intrigante y notable ejercicio de suspense psicológico con toques de terror que no fue un grandioso título en las taquillas pero consiguió demostrar la maestría de Michael Mann y aportó al cine una nueva figura temible, el personaje del psicópata Hannibal Lecter que fascinó a todos. Sin embargo, lo que hace que “Hunter” destaque sobre la mayoría de películas del género no es sólo el personaje de Lecter, sino la inteligencia de su guión y la habilidad de su directa dirección.

No se puede decir lo mismo de su discutible selección musical. A mi entender excesivamente ochentera que aunque resulta muy efectiva en el clímax final es un tanto pesada en ciertos momentos. Otro defecto atribuible es el inevitable aroma a telefilm que desprende la obra.

LO MEJOR: Las interpretaciones.

LO PEOR: La banda sonora. Ha envejecido mal.


2 comentarios:

Max Cady dijo...

100% de acuerdo con tú buena reseña Ted (salvo por que a mí no me parece uno de los mejores trabajos de Mann). Una pena que este estupendo thriller (superior a su posterior remake Dragón Rojo) no sea tan conocido por el gran público. Junto con la fabulosa El Silencio De Los Corderos la mejor incursión en el universo del psiquiatra psicópata Lecter (sin contar la serie de tv que no he visto).

Saludos.

P.D. Salvo que este equivocado, creo que esta película se realizó para la televisión por cable americana.

thewronggirl dijo...

Nunca olvidaré la primera vez que vi esta película. Fue en la tele y hacía muchos años que ya había visto el Dragón Rojo, que es una película que me encanta, ya sea por Ralph Fiennes o por la historia en sí. Pero me encanta.
Pues me puse a ver la cinta esta en la tele y pensé: WTF, es Grissom de CSI. La voy a ver. Y a medida que pasaban los minutos, iba pensando: esto ya lo he visto, este diálogo ya me lo sé. What's going on? Esto es el dragón rojo pero vintage!
Y así la descubrí y le cogí un cariño que no sé si merece.
Me he quedado flasheada al ver que hacías la crítica, qué ilusión!

Gracias!!!

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.