lunes, 18 de noviembre de 2013

Crítica: Demons

Después de su prometedor y simpático film de humor negro titulado “Macabro”, con el que debutó como realizador, Lamberto Bava, hijo de Mario Bava, nos demostró que  el terror lo llevaba en las venas con “Demons” (1985), una cinta escalofriante. Toda una estrepitosa y cochambrosa fantasía gore (revoltijo de sangre, tripas e higadillos).

Considerada obra menor de Dario Argento, productor y coguionista, el film narra lo que sucede durante la proyección de una película en el cine. Los espectadores sufren idénticas transformaciones demoníacas que en la pantalla lo que origina un entretenido carnaval de sangre donde maquillajes y efectos especiales son los reyes de la función.

No tienen importancia todos los defectos del film como la descarada vulneración de los raccords o la desinteresada puesta en escena. Las desgarradoras uñas, los mordiscos extremadamente vistosos, toda clase de esputos o vomitonas, los recalcitrantes insertos, los resultones primeros planos, las cabezas voladoras o la música hard se encargan de que no decaiga el festín. Así lo mejor, a parte de los demonios-zombies inspirados en “El exorcista” de William Friedkin y “Zombie” de George Romero, es el gore de la cinta.

Puestos a recordar, primero me quedo con la divertida a la vez que exagerada transformación en demonio de una prostituta. Segundo, la memorable escena del protagonista en moto rebanando, con una katana, cabezas y brazos de demonios. Todo aderezado con un temazo heavy. Tercero, el personaje negro de la película. El chulo putas aparece a mitad de la función llamando la atención y destacando por encima del resto del reparto. Tan mítica es su intervención que en “Demons 2” vuelve a tener un papel secundario, con un personaje diferente.

El elenco está formado por jóvenes italianos, habituales del cine de Lamberto, a los que pudimos ver en otros productos de género de la época. Así pues, a Urbano Barberini le vimos en “Efectos sobrenaturales” de 1987, a Natasha Hovey en “Buggie rosse”, cinta de 1993, a Karl Zinny en “Disturbios en el cementerio” de 1987, a Fiore Argento, la hija mayor de Darío, que participó en “Phenomena”, 1985, a Paola Cozzo de “A cat in the brain”, 1990, a Fabiola Toledo en “Una cuchillada en la oscuridad”, 1983, y a Geretta Geretta en “Murder rock”, 1984, o “Año 225 después del holocausto”, película de 1984.

Aun con sus defectos técnicos, “Demons” es un título indispensable para cualquier amante del género más gore y alocado. Película de culto para este sector de fans, “Demons” supone la manera de hacer gore a la italiana.

Esta cinta, por otra parte, contó con una continuación oficial y con diversas no oficiales. Los distribuidores ni cortos ni perezosos titularon otros títulos de Bava como “Demons 3”, 4 o 5.

LA ESCENA: El protagonista cabalgando en una moto mientras despliega un recital de sablazos que no dejan demonio en pie.

LO MEJOR: El gore.

LO PEOR: Sus defectos técnicos.

 

5 comentarios:

El Rector dijo...

¿Considerada una obra menor de Argento? con la de "joyas" (y entiéndase el sarcasmo), que tiene este señor en su "gloriosa" (y vuélvase a entender el sarcasmo) filmografía, ejercer de productor y coguionista de uno de los mejores terrores (si no el mejor) que ha salido jamás de Italia, debería ser todo un honor para ese señor.

Yo, que no soy gran aficionado al terror italiano, tengo en Demons una de mis grandes debilidades. Para mi, no es solo una cinta de gore, es un estandarte de un tipo de cine, al igual que Posesión Infernal y similares títulos de culto.

Entretenimiento puro y duro desde el primer al último minuto y supurante carisma por todos los poros de cada uno de sus fotogramas. Entrar a considerar cosas como los aspectos técnicos en un producto como este, me parece absurdo... y desde luego, ese 6 se me antoja corto, MUY corto.

Ahora, coincido plenamente en destacar la secuencia de la moto (por cierto, el tema es "Fast as a Shark" de los Accept, perteneciente a uno de los mejores discos de heavy metal que haya escuchado servidor: Restless and Wild).

Lo de las secuelas ya es otro cantar...

Saludos.

May Dove dijo...

Qué despiporre de película. A-L-U-C-I-N-A-NT-E!

Missterror dijo...

Estoy con el Rector, "Demons" es una obra de culto absoluta.
Una de mis películas favoritas de infancia preadolescente, y sin duda un referente para todo el amante del terror.
Por si mi memoria me jugaba malas pasadas y el cariño que le tenía a "Demons" obviaba todos sus fallos, volví a revisionarla no hace mucho y disfruté igual que entonces.
Aquella masacre del cine, los demonios, esas garras...la máscara que tanto ansié...qué gratos recuerdos!!!

Incluso soy fan de "Demons 2", no digo más.

Imprescindible absolutamente.

saludos

andres pavone dijo...

DIOS!!! QUE PELICULA, COMO ME ASUSTE CUANDO LA VI!!!!, absueltamente aterradora (para la época) es una de mis película de terror favoritas de mi infancia. Coincido absolutamente con missterror y el rector en todo... y si también me gusto la segunda parte aunque el enano que disfrazaron de demonio me pareció medio ridículo... pero bueno. Saludos.

DrunkethWizerd dijo...

Demons is a pure adrenalin rush of a film. Total madness from beginning to end. 10/10.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.