martes, 25 de febrero de 2014

Crítica: Raze

En la mitología griega, las ménades eran criaturas femeninas estrechamente relacionadas con el dios Dioniso, pues fueron aquellas que lo criaron para, posteriormente, ser poseídas por el mismo. Tras esto, las ménades, convertidas ya en sus discípulas, le rindieron culto al dios del vino para entregarse en cuerpo y alma a la locura, la violencia y el desenfreno. Es precisamente ésta figura mitológica, la que inspira el relato escrito por Robert Beaucage, Kenny Cage y Josh C. Waller para que éste último, haga su debut de largo detrás de las cámaras. 

Una vez visionada la cinta, uno se pregunta si realmente hacían falta tres cabezas pensantes para dar forma a un guión tan simple y carente de profundidad como el que se esconde detrás de “Raze”, título que eleva al máximo exponente aquello que muchos han señalado en innumerables ocasiones dentro de un contexto cinematográfico, como “violencia gratuita”. Es curioso como éste término, se ha utilizado siempre de una forma peyorativa, cuando es algo, la violencia, inherente al género. La violencia, jamás puede ser gratuita dentro de escenarios como los del cine de terror o de acción, la violencia, tanto gráfica como psicológica, es un elemento primordial a la hora de entender y disfrutar estos géneros, otra cosa, es poner en entredicho su validez de no estar arropada por algo más, una batuta que ordene todo el caos y le de sentido al ruido, para convertirlo en música. “Raze” carece de esa batuta. 

Y en esa carencia, en esa falta de orden, es donde “Raze” deja patente que la violencia como tal, no es atractiva, que lo que realmente atrae de ella, es su origen, es la fuente, es lo que nos arrastra a ella. Privados de la semilla, la violencia, por si sola, nunca es gratuita, pero desde luego, si es estéril. Y esta infecundidad termina por contagiar el mediocre debut del sr. Waller, pues detrás de toda la violencia contenida en la obra, no hay absolutamente nada. Ni antes, ni durante, ni después. 

Lo que “Raze” propone es una versión en femenino del circo romano, donde los gladiadores ya no son musculados Apolos, sino mozas de buen ver en lo que es un descarado nuevo intento por llegar por la senda más corta al mercado masculino, lo cual queda empíricamente demostrado por el hecho de vendernos a una fémina de potenciales dotes seductores como es la srta. Rachel Nichols, quien ya dio buenas cuentas de sus generosas y sinuosas formas en cintas como “Parking 2” (“P2”, Franck Khalfoun, 2007) o “Conan el Bárbaro” (“Conan the Barbarian”, Marcus Nispel, 2011) como una de sus protagonistas cuando el papel de la muchacha, es poco más que un cameo (supongo que en este sentido, había que compensar el escaso gancho de la auténtica protagonista de la historia). 

No hay nada más en “Raze” que lo anteriormente expuesto. Un grupo de mujeres encerradas en sótanos que luchan por la supervivencia de sus seres queridos, los cuales serán asesinados por sus captores si son derrotadas o bien se niegan a participar en la competición en un desarrollo más propio de una velada de catch norteamericano, que de un supuesto thriller de terror. Combate tras combate, las participantes se irán eliminando hasta que solo quede una, la cual supuestamente, recibirá el tan ansiado premio de la libertad.

Con un desarrollo monótono y carente de interés, el único ídem que le queda al espectador (al menos a ese que quiere ver algo más que mujeres dándose castañazos), es el de ver cual es el siguiente rostro (o culo) conocido por patear, pues el álbum está plagado de cromos populares. De entrada, el director, debe de ser bastante fan de la estupenda “Death Proof”, pues hasta tres actrices del grindhouse de Tarantino, se dan cita en “Raze”: Zoe Bell, Tracie Thoms y Rosario Dawson. La primera como hidalgo y el resto como escuderas. Pero la lista no se queda ahí. Ilustres como Doug Jones (“El Laberinto del Fauno”, Guillermo del Toro, 2006), Sherilyn Fenn (“Twin Peaks”, David Lynch, 1990) o Bruce Thomas, al que muchos sabrán verle el importante parecido con otro Bruce algo más mítico, pues no en vano fue el encargado de dar vida a uno de los pequeños Ash diabólicos en la genial “El Ejercito de Las Tinieblas” (“Army of Darkness”, Sam Raimi, 1992). 

Poco más a destacar de una propuesta tan ligera como ésta, en la cual, quien no tenga suficiente divertimento con las susodichas peleas (violentas, eso si, solo faltaría), pues eso, tendrá que distraerse con banalidades como sacarle parecidos a los interpretes o apostar por su luchadora favorita (si bien en este sentido, tampoco hay excesivo margen para la sorpresa), por mucho que en su tramo final, se intente dar un giro desesperado al producto acercándolo al survival de corte más tradicional. Una auténtica lástima que no se haya puesto el menor énfasis en intentar contarnos una historia mínimamente interesante (creíble en su defecto) en la que apoyar toda esta amalgama de golpes sin sentido ni sensibilidad aunque fuera a base de subterfugios. “Raze” no es violencia gratuita. Es violencia aburrida. 

Lo mejor: La brutalidad de las peleas y su tramo final, recurrente pero efectivo y sobretodo, satisfactorio a efectos emocionales. 

Lo peor: El hecho de no contar nada y la falta de focos de interés, hace que todo el peso recaiga sobre las peleas y estas, terminan aburriendo antes de tiempo.


13 comentarios:

Max Cady dijo...

Estupenda crítica Rector, con la que estoy al 130% de acuerdo. Monótona y reiterativa hasta aburrir y sobre todo vacía. Una lástima porque si se hubieran currado una historia podrían haberle sacado mucho partido.

Saludos!!!!!!!!!

P.D. Debo reconocer que Zoe Bell ensangrentada y dando de hostias a sus contrincantes me ha puesto bastante.

Missterror dijo...

Esta crítica lo que expone son verdades como puños, pues esta reflexión que te planteas, Rector, sobre lo gratuito de cierta violencia en el cine de terror, realmente bien vale una detallada argumentación como la tuya. Hablar de violencia gratuita en el terror es como hablar de desnudos gratuitos en el porno, un sinsentido mismo, y desde luego viene tan a cuento en algo como "Raze", que envidio profundamente tu capacidad para entablar debate sobre temas que realmente lo requieren.

El problema, como acertadamente comentas, en "Raze" es que puede tener toda la violencia del mundo, que no importa, porque es una violencia aburrida, y eso es imperdonable.
Una cosa es apostar por la simplicidad y otra hacer de lo simple una bandera (que hay que ser muy mañosos para conseguir algo decente de esta manera...)
No puedo destacar nada, a no ser la reunión de las "Death Proof " girls, lo demás, todo paja que arde con facilidad.

saludos

P.D.- Max, ¿de entre todas las chicas, con la que te quedas es con Zoe Bell?? Y a colación de esto, diré que la que fuera sex symbol, Sherilyn Fenn (siempre me pareció absolutamente preciosa), ha envejecido fatal!!!

Lore V. San dijo...

Estupenda crítica, y que asquito de pelicula. Me encanta Zoe Bell, ojalá podamos verla en films mejores que este. Y de acuerdo también la madurez mal llevada del la Bella Sherilym Fenn.

El Rector dijo...

Max, e incluso siendo algo benévolos, con haberle dado un poco de dinamismo y variedad al desarrollo (que hoy en día, parece que lo de pedir una historia, es algo descabellado), también.

Lo de Zoe Bell... entiendo que te ha puesto la ADRENALINA por las nubes debido a las hostias que reparte :)

Missterror, mis reflexiones suelen ser más bien justitas, pues de donde no hay no se puede sacar, pero desde luego que el tema de la supuesta violencia gratuita dentro del género, siempre me ha parecido de lo más cómico.

Mira que te lo pasaste bien con Death Proof, con lo reacia que eras al respecto ;)

Lore, si es que la Bell, es de lo mejorcito del film, al menos su personaje desprende algo de carisma, cosa que no se puede decir del resto.

Entiendo que también disfrutaste de lo lindo con la persecución amazónica del incomprendido especialista Mike ;)

Gracias a los tres por vuestras palabras.

Saludos.

Damien Thorn dijo...

Enhorabuena, Rectorazo, por una crítica bastante mejor que la peli y muy benévola.
La verdad es que no empieza mal, pero enseguida se embrolla en la pelea por la pelea con unos personajes no ya planos, sino bobos. Rescato a la Bell también, pero por agravio comparativo ni más ni menos...
PD: Adoro Párking 2
PD 2: Idolatro Death Proof
Saludetes, amigo, y felicidades!!!!

El Rector dijo...

Sr.Thorn, se agradecen sus palabras y comparto además todas sus apreciaciones. Sobre Bell, que por eliminación y la mediocridad general de la cinta, se erige en lo mejor del film de largo.

Sobre Parking 2 que me parece un survival estupendo y sobretodo, sobre Death proof, sobre la cual, compartimos adoración.

Saludos.

andres pavone dijo...

Bueno querido Rector tuve la oportunidad de ver esta peli hace unos días y como siempre tu critica ES MARAVILLOSA!!!!. A mi me resulto entretenida y creo que Zoe Bell estuvo muy bien, en si el castig estuvo muy bien pero me costo comprometerme con los personajes, no se. La resumiría en mujeres cagandose a golpes nada mas.Saludos.

El Rector dijo...

Andres, me alegra mucho que hayas disfrutado tanto con la película como con la crítica. La realidad es que a mi el casting, me parece muy bien elegido, el problema viene más bien dado por el guión y por la incapacidad de dotar a los personajes de alma. En este sentido como ya he comentado, solo salvo a Zoe Bell y siendo generosos, a Dough Jones, que es cierto que si consigue hacerse odiar pese a su histrionismo (un rasgo característico de éste actor, que si bien le suele funcionar por la naturaleza de los personajes que suele interpretar, aquí no es el caso) y la mencionada falta de profundidad.

Veo que a ti lo de mujeres "cagándose" a hostias, si te ha realizado como espectador :)

Saludos.

May Dove dijo...

Esto parece ser otro quiero y no puedo, la verdad que la crítica es mucho mejor que la cinta en sí. No es por desprestigiar pero creo que si leyendo la crítica ya no hace falta que veamos la película, desde luego es que la peli no vale nada.
Gracias Rec por tus referencias y la review!

Creo que la historia se queda un poco corta en el plano de realización, el cameo no es más que un cameo y a mi las actrices me resultaron muy histriónicas!

El Rector dijo...

TWG, gracias a ti por no desprestigiar :)

Si hablamos de histrionismo, tampoco podemos obviar el "papelón" que se marca Rebecca Marshall en las carnes de la mala malísima.

Saludos.

May Dove dijo...

Que lleva mi nombre, qué esperabas!

Cinefilos En Serie dijo...

Fantástica crítica. Una película cuya historia puede parecer interesante, sin embargo la falta de una historia detrás de las peleas únicamente consigue hacerla monótona y reiterativa. El intento final por darle una giro a la historia es totalmente fallido y únicamente provoca que la calidad del producto se vea resentida.
Una lastima, con un buen guión detrás la película podría haber sido muchísimo mejor.

El Rector dijo...

Cinéfilos en serie, muchas gracias. Secundo todo lo que comentas. En Raze, no hay absolutamente NADA detrás de las peleas, de haberlo habido, seguramente, otro gallo bien distinto habría cantado.

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.