lunes, 10 de marzo de 2014

Crítica: In Fear

Tom y Lucy llevan dos semanas saliendo, y él, que es un monillo, decide invitarla a pasar un finde loco en un macrofestival de música (será folk, porque estamos por Irlanda), pero antes, reserva una noche romántica en un hotel de esos que tán buena pinta tienen en trivago y booking pero que acaban siendo una auténtica decepción. Vale, en este caso es peor, porque para llegar al hotel, perdido en medio de un denso y recóndito bosque, se ven atrapados en un laberinto de remotas y abandonadas carreteras secundarias cuyas indicaciones les hacen dar una y mil vueltas llegando siempre al mismo punto. 

El mayor de los logros de la cinta del Reino Unido “In Fear”, que como verán en mi nota me ha gustado bastante, es que consigue resultar espeluznante e inquietante, provocando auténtico miedo a lo desconocido. Porque no sabemos en los primeros 30 minutos a qué le tenemos miedo realmente. No hemos visto a un sádico con una sierra, ni a un lisiado con un hacha, ni siquiera a un bicho peludo de la tradición del lugar. 

La gente se sube al coche e inmediatamente se siente segura, protegida. Yo aprobé el teórico a la primera a base de hacer miles de ridículos tests en los que realmente sólo aprendía cuál era la respuesta acertada. Después llegó mi primera clase práctica y ahí me dí cuenta de que eso no era para mí. En la segunda decidí que ya no sólo por mi bien, sino por el ajeno y universal, debería dejarlo ahí. Y en eso quedó mi experiencia como conductor. Pero aparte de malas experiencias personales yo soy de los que se sube a un coche y me siento todo menos seguro. Y mucho menos si estoy en medio de la campiña británica en unas carreteras de vacas y haciéndose de noche muy, muy deprisa. Será que he visto más pelis de terror de las psicológicamente sanas, pero yo, en medio del campo y de noche, metido en un coche, estoy seguro de que se me va a aparecer la chica de la curva, una nave extraterrestre va a abducirme o un sádico al volante me va a perseguir para alimentar con mis prietas carnes a sus cerdos tras torturarme y grabarlo todo en una snuff movie. Para descanso de todos, nuestros protagonistas son lo que se dice “mas normales”, y aunque al principio están tranquilos, pronto empiezan a acusar ese miedo innato. 

Y por eso, por la capacidad de infundir no sólo angustia sino verdadero terror sin saber el por qué, la primera parte de la cinta es simplemente perfecta, una maravilla. 

Pronto descubrimos, a través de los ojos de ella, una impagable Alice Englert, que alguien vestido de negro y con una máscara blanca les está puteando. Y la cosa se pone fea cuando esa extraña presencia empieza a acechar sus pasos y perseguirles en la cada vez más profunda oscuridad y la gasolina casi en reserva. 

El director, Jeremy Lovering, dedicado hasta ahora al documental y a alguna que otra serie, se lanza a la piscina del largometraje con un guión también suyo que cuenta una historia de terror profundo y muy, muy bien ejecutado, interpretada por sólo tres actores, todos en absoluto estado de gracia y con una logradísima atmósfera que junto con la maravillosa labor de ambientación consigue ponernos en tensión contínua dejando claro que a veces lo de “menos es más” es absolutamente cierto, y que más vale sugerir que gorear en ocasiones. 

La fotografía, de David Katznelson, es digna de mención, al igual que la estupenda banda sonora firmada por Pemberton y Porter, y que no hacen sino sumar puntos a una obra cumbre de la tensión, la intriga, el suspense y el terror de los últimos años. 

Pero, desgraciadamente, amigos lectores, la película tiene un fallo imperdonable a mi juicio, y es que el final de la historia se precipita en los últimos cinco minutos, como si el presupuesto se hubiera terminado de golpe y dejando las cosas como en cualquier otra peli del estilo, compartiendo terrenos comunes y sin dar una explicación lógica y coherente, lo que deja para la imaginación del espectador, y eso, después de hora y media en un coche, es para mí del todo imperdonable. Aún así, la cinta no puede resultar más entretenida y trepidante, como road movie terrorífica que es, y a pesar de ese final tópico y sin sentido, merece y mucho la pena. 

Las reacciones tras el visionado en el Frightfest en Londres, donde competía, fueron extremas, entre lo amado y lo odiado, sin puntos intermedios. Supongo que la gente esperase otra cinta de terror para adolescentes genérica y para su sorpresa la peli termina ofreciendo mucho, mucho más. Se trata básicamente de una película independiente de terror que juega concienzudamente con la imaginación y la atención del espectador. Un concepto absolutamente interesante, en el que cuesta dos segundos entrar para quedar tremendamente perplejos y da muchísimo coraje tener que salir así de apresuradamente, pero que pone a su director en esa lista de realizadores muy a tener en cuenta en el futuro. 

Las apabullantes críticas positivas que leí fueron para mí un aliciente para no perdérmela de ninguna manera, pero es cierto que cuanto menos se sepa de la peli, más se disfrutará de la experiencia repleta de tensión y ansiedad, con un par de genuinos sustos espeluznantes y basando el miedo en lo desconocido, en la oscuridad y la claustrofobia y en la sensación de sentirse perdido. Creo que con lo que aquí les he contado no doy las claves para que la peli pierda ni un ápice de su atractivo. 

Lo mejor: Las sensaciones que provoca con un presupuesto ajustado.

Lo peor: El final, a todas luces lo peor de la cinta.

Recomendabilísima queda, amigos del nido.


15 comentarios:

May Dove dijo...

Me ha dejado loquísima esta crítica. Me apetece muchísimo verla!
Muchas gracias por la crítica!

Missterror dijo...

Le tenia muchas ganas, y obvio que después de leer tu crítica aún más!! Todo aquello medianamente potable, que necesite de la imaginación del espectador, ya tienes muchos puntos ganados conmigo, si encima a esto le sumo, que comentas que la película está muy bien hecha (pese a su final, del que ya hablaremos cuando la vea...), pues sólo me queda decir que acaba de subir a mi puesto número uno de pelis para ver.

Continuará...

andres pavone dijo...

FELICITACIONES por la critica. Realmente a mi me puso muy incomodo y me aterrorizo bastante ya que eso de perderse es algo al cual le tengo mucho miedo( algunas de mis pesadillas referente a este tema me han dejado con sabor amorgo) tal vez por eso y porque creo que crea un clima perfecto en ese sentido esta película me gusto mucho. Pero como tu dices el final es un gran problema. Es como si se les hubiera ido de las manos y no supieron como terminarla. Saludos.

Max Cady dijo...

Estupenda crítica Damien Thorn, me has puesto los dientes largos pese a ese final decepcionante que mencionas. Ando liadísimo, pero prometo verla cuando pueda. A pendientes sin falta que va.

Saludos!!!!!!!!!!!!!!!

Lore V. San dijo...

Una crítica genial! Me he sentido muy identificada contigo en algunas cosas... y lo escrito sobre el film también me ha agradado.
Es broma... muy buena crítica. Deja con ganas de descubrir. Gracias.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con tu crítica, Damien! En la dura travesía que supone ser seguidor del cine de terror (por la cantidad de bazofias, copy+paste, clones y demás que uno se traga buscando que le 'agiten'), me llevé una muy buena sorpresa con esta película. Leí su calificación en imdb y allá que fui. Siempre me han intranquilizado mucho los viajes por zonas rurales por la noche donde la única luz que tienes es la del propio coche...es como si esperaras que de repente algo espeluznante fuera a aparecer delante tuyo con esa sensación de total vulnerabilidad que se siente al estar en esa especie de 'nada'; y esta sensación está tan lograda aquí...junto con la desesperación de los protagonistas a medida que avanza la historia.
Mira que la trama es sencilla y los recursos limitados, pero tanto el ritmo, la música como las muy buenas interpretaciones de los actores (especialmente del chico protagonista al que se le puede notar la desesperación y sentimiento de culpabilidad en unos ojos vidriosos y enrojecidos en el último tramo del metraje), consiguieron transmitirme esa intranquilidad y 'agitación' que antes comentaba. Me parece un muy buen ejemplo de que sabiendo que tienes pocos recursos, pero las ideas claras puedes conseguir resultados muy buenos. A eso se le llama eficacia!.
Totalmente recomendable, y pese a ese final tan acelerado, el viaje que te propone es francamente inquietante.

Damien Thorn dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios!! Ya me iréis contando qué os parece!!!
Anónimo, totalmente de acuerdo contigo!
Max, te va a gustar, fijo! En esta sí que coincidiremos!
Lore... Encantado de compartir lo que sea contigo!jejeje
Andrés, yo soy de pesadilla perdido también!
MissTerror, cuéntame qué te pareció!
Y May, gracias a tí, como siempre!Espero que te guste!
Saludetes a todos!

Missterror dijo...

De nuevo aquí. Empiezo diciendo que a mi me ha gustado bastante, que me ha enganchado de principio a fin, que me ha tenido en tensión casi todo el metraje, que me parece que el uso de la banda sonora es excelente (ya podría aprender de esto mi amigo Ajai), que los actores son totalmente creíbles, que los paisajes son ultra claustrofóbicos, pese a estar al aire libre y que yo no podía parar de ponerme en la situación de los protagonistas. Todo esto debería hacer de "In fear" una gozada, pero tiene grandes peros que afean el resultado total, y es la inverosimilitud de algunas de sus secuencias, simplemente lo mires como lo mires hay cosas imposibles...(SPOILER, lo del árbol es de traca, las vueltas en círculo sin parar no hay quien se las trague, ¿cómo es capaz Max de meter a Tom en el maletero y preparar toda la parafernalia final sin ser visto por lucy y en pocos segundos?, ¿cómo puede estar Max en todas partes?) y luego el final....Noooooooooooooooo, eso no se hace, hombre!!!!

Y con todos estos fallos, sigo opinnando que es una película para descubrir, y sólo por el rato en tensión que te hace pasar, merece la pena. Lástima que tuviera todos esos "fallitos", porque si no, se iba a convertir en una peli de las que se quedan conmigo muuucho tiempo.

saludos

El Rector dijo...

Coincido bastante con todo lo expuesto, cojo un poquito de la estupenda crítica del (con todo el cariño del mundo) niño poseso, así como de los comentarios, aunque en mi caso, la sensación final se decanta más por lo negativo que por lo positivo. Pues después de una primera mitad que roza lo genial (con muchas reminiscencias a aquella maravillosa Dead End o a la menos popular, pero igualmente disfrutable Wind Chill), la cosa se desinfla y mucho cuando entra en escena el psicópata. Todo resulta inverosímil y muchas de las situaciones, son sencillamente imposibles. Lo del desenlace es tema aparte, horrible.

No obstante, solo por esa primera opresiva primera mitad, vale la pena pegarle un tiento.

Saludos.

PD: Damien, comparto 100% contigo esa aversión hacia los vehículos. e hecho, detesto todo aquello que tenga que ver con un motor.

Damien Thorn dijo...

No sabéis la ilusión que me hace que os haya gustado al menos un poco...
Missterror, cien x cien de acuerdo contigo en esos fallitos, gordos, q aun así le perdono...
Y Rector, gracias por traer a mi loca memoria Dead end y Wild chill, de las que el arranque es bastante deudorcillo...
Lo de los motores...Uffff...mi reino por un caballo, aunque sea percheron!!!

Anónimo dijo...

Por supuesto, en irlanda sólo hay festivales de Folk. Así como en España de Rumba y Flameco. Ejemplos, el Sonar o el Benicassim. Sólo RUmba y Flamenco, lo sabe todo el mundo.

Damien Thorn dijo...

Vaya,parece que el amigo anónimo no comparte la ironía....
Prometo volver a comprarme la Rolling, oh, oh, oh yeeeeeah!!!!

El Rector dijo...

Parece mentira lo que cuesta opinar sobre cine, y en cambio, que facilidad tienen algunos para hacer el mamón. Anónimo, para hacer el payaso, quédate calladito hombre.

Saludos.

Damien Thorn dijo...

Nada hombre, a este me lo ventilo yo en una sesión laaarga de Die Antwoord, System of a down y N inch nails, q me van los retos más que los festivales-campings.... Solo he estado en el Viñarock y en el MUM de Albacete y como prensa acreditada... Pero claro, estos no son de su estilo, fijooooo.... También molaria jugar a ver quién adivina pieza barroca con primeros acordes, que mis poquitos años de curre me han costado....
Qué prepotente me pongo, Dios!!!!!

Damien Thorn dijo...

Gracias Rec, por tu generosa aparición, amigueteeeeeee
;)

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.