jueves, 27 de marzo de 2014

Crítica: Snowpiercer

La capacidad autodestructiva del ser humano, no tiene límites. Fumamos, bebemos, nos drogamos, destrozamos nuestro hábitat, generamos guerras, creamos enfermedades, nos arrodillamos ante una cruz, votamos al PP... sin duda alguna, somos la criatura más estúpida de toda la creación. El apocalipsis lo sabe y siempre está ahí, acechándonos como el cazador acecha a su presa, escondido entre los matorrales, apuntándonos con sendos objetivos que escupen sus ojos y tatuando una diana sobre la piel del inocente cervatillo, sobre nuestra propia piel, la misma que frotamos en un intento desesperado por calentarnos cuando el gélido tacto de la culpa y el arrepentimiento, nos hiela la sangre por dentro. Somos mezquinos, unos más que otros, y el fin del mundo, está a la orden del día.

Joon-ho Bong lo sabe bien, el coreano ya lo relató, su apocalipsis particular, hace ocho años en la bombástica “The Host” (“Gwoemul”, Joon-hoo Bong, 2006) en un sentido homenaje al cine asiático catastrofista de monstruos y vuelve a insistir en cortar  las cuerdas del destino con “Snowpiercer”, adaptación cinematográfica de la novela gráfica “Le Transperceneige” de los franceses Jean-Marc Rochette Y Jacques Loeb, co-producción entre Corea del Sur y los EEUU en la que el cineasta, vuelve a hacer hincapié en la nociva naturaleza del ser humano, quien en un intento desesperado de solucionar el problema del calentamiento global, generado por él mismo, expone el planeta a un gas experimental que termina por congelarlo todo y terminar con toda la vida sobre la faz de la tierra. Los últimos supervivientes, son aquellos que consiguen billete para un tren que jamás llega a destino, pues paradójicamente, lo que pretende es alejarse de él. 

El propio Bong co-escribe el guión junto a Kelly Masterson (conocido por guionizar la exitosa “Antes que el diablo sepa que has muerto” (“Before the Devil Knows You´re Dead”, Sidney Lumet, 2007)), la banda sonora corre a cargo del gran Marco Beltrami y en el reparto encontramos nombres tan ilustres como los de John Hurt, Ed Harris, Jamie Bell o Chris Evans, por lo que es bastante evidente que las pretensiones de la cinta, no son moco de pavo precisamente, si bien es cierto que la última sensación que uno tiene finalizado el visionado, es la de haber visto una gran superproducción, pues en este sentido, “Snowpiercer” se aleja bastante de lo que fuera “The Host”. 

No hacen falta excesivos minutos de metraje para darse cuenta de que detrás del marco post-apocaliptico, lo que propone “Snowpiercer”, no es otra cosa que una dura crítica al clasismo. Éste, está representado de forma muy gráfica en el interior del tren, en el cual, los estratos más bajos de la sociedad, viven apelotonados y en condiciones infrahumanas en la cola del vehículo, mientras que los ricos, viven como reyes en la cabeza. La fábula se inicia cuando los viajeros de la cola, deciden revelarse y avanzar hacia una vida mejor en una clara metáfora sobre el capitalismo. 

El relato transcurre a medio camino entre el thriller y el cine de acción, todo ello dentro de una estética que evoca a cientos de reminiscencias clásicas dentro del género de la ciencia ficción y el cine apocaliptico, la más evidente quizás, “Mad Max”, en todo lo que refiere al vestuario y a determinadas secciones del tren, muy al estilo de lo visto en “Mad Max: Más Allá de la Cúpula del Trueno” (“Mad Max Beyond Thunderdome”, George Miller/George Ogilvie, 1985), si bien a nivel narrativo y de construcción de personajes, también podemos encontrar claras referencias a obras como “Delicatessen” (“Delicatessen”, Marc Caro, Jean-Pierre Jeunet, 1991) e incluso a “Gangs of New York” (“Gangs of New York”, Martin Scorsese”, 2002), título al que Bong rinde particular homenaje en una de las secuencias más impactantes del film. 

Con una estupenda puesta en escena, una premisa argumental de lo más interesante y un elenco de actores de primer nivel, encabezados por un sólido Chris Evans que continua luchando por los más desfavorecidos, aunque en esta ocasión, sin la máscara azul y las barras y estrellas, las vías del tren sobre las que transita “Snowpiercer”, solo podían llevarnos al mejor de los destinos, pero en todo viaje, hay baches, y el que nos propone Bong, no es una excepción. El más palpable seguramente, su excesiva duración, mal endémico habitual del cine asiático que aquí se hace patente transcurrida la primera hora de metraje, después de la cual, tanto historia como narración se estancan y pierden la fuerza y la frescura que ha caracterizado a la obra hasta ese instante, traduciéndose en una espectacular caída de ritmo de la cual, no se recuperará ya hasta su, eso si, sorprendente tramo final, en el cual un interesante volantazo final, consigue rescatarnos del tedio en el que nos ha sumido el divagante libreto precedente. 

Dicho giro final, pese a dejar alguna que otra puntada sin hilo, es en si mismo y a nivel conceptual, totalmente satisfactorio, así como la certeza de que “Snowpiercer” es algo más que una crítica social envuelta en un preciosista ejercicio de violencia gráfica. Eso si, el espectador tendrá que aprender a lidiar con el extravagante sentido del humor negro que le acompañará a lo largo de todo el trayecto, encarnado en toda una galería de grotescos personajes (atención a la punta que consiguen sacarle a sus ídems gente como Kang-ho Song o una histriónica Tilda Swinton) que no darán tregua hasta el último minuto de metraje. 

Pese a sus altibajos, “Snowpierce” se presenta como una de las propuestas más interesantes y personales de lo que llevamos de año cinematográfico. Muy recomendable. 

Lo mejor: Su puesta en escena, en especial, la fotografía. La efectiva simbiosis entre la decadencia propia del relato y su ácido sentido del humor y la genialidad del guión en determinados pasajes. 

Lo peor: La decepcionante caída de ritmo de su segunda mitad.


21 comentarios:

Max Cady dijo...

Magnífica crítica Rector, con la que estoy de acuerdo en muchas cosas, pero desde luego discrepo de la valoración global que le has dado.

Es cierto que esta cinta post-apocalíptica, de estupenda factura técnica y muy interesante reparto, depara unos 45 primeros minutos magníficos, pero a partir de ahí el tren va empicado hacia su descarrilamiento. Esta metáfora del funcionamiento del mundo, que pretende hacernos reflexionar y entretener, falla en su plasmación en imágenes. Tal vez la novela gráfica sea más llevadera y creíble, no lo sé pues no la he leído, pero al trasladarlo a imágenes, hacia la mitad del metraje, todo se vuelve grotesco y sin sentido. Demasiadas preguntas sin respuesta posible (¿Qué hacen esos niños cuando no están en la escuela? ¿Y los discotequeros cuando finaliza la “party”?), que consiguen sacarme de la historia y que todo se vuelva impostado y gratuito. La idea era interesante y tentadora pero conforme avanza esta fábula sobre la lucha de clases va demostrando demasiado las costuras y sus deficiencias, convirtiéndose por momento en una sucesión de fragmentos de una realidad sin cohesión.

No obstante, pese su tremenda duración (otro lastre más) y el irregular resultado, reconozco la valentía de realizar un producto como este. Sin duda, la estética y la realización que le imprime a la cinta el bueno de Bong Joon-ho es lo mejor de todo.

Arian dijo...

Me quito el sombrero, Rector, una crítica estupenda.
Por lo demás, con ganas de ver la película, espero que Bong no me decepcione demasiado.

El Rector dijo...

Max, muchas gracias. Pues la verdad es que tan solo discrepamos entonces en la puntuación, porque secundo también casi todo lo que comentas, si bien yo entiendo que esa grotesquidad sin sentido que mencionas, es una parte inseparable del todo y además, premeditada. Dudo que Snowpiercer pretenda ser un producto no diré "serio" (porque lo es), pero al menos, no tradicional. Por ello estamos ante un título bastante personal y como suele ocurrir en este tipo de casos, es para bien o para mal, dependiendo del gusto del espectador.

Yo tampoco he pretendido buscar demasiadas explicaciones a lo que se nos cuenta, pues creo que ya de entrada, la premisa es bastante increíble y toda una declaración de intenciones, pero es cierto que todas esas lagunas que comentas, están ahí.

Arian, mil gracias también a ti, me alegra que te gustara la crítica y espero que disfrutes tanto o más, con la película. Espero tu opinión cuando lo hagas.

Saludos.

Missterror dijo...

Lo primero de todo, felicitarte por tu excelente crítica Rector. Una crítica con la que estoy absolutamente de acuerdo.
Yo también creo que, incluso fijándome más en los fallos que en los aciertos, "Snowpiercer" merece ese 7,5. Y lo hace porque tiene una primera hora que satisface todas las expectativas, porque el vagón de cola tiene todo lo que necesitan estas propuestas: tensión, drama,carisma. Es imposible no adentrarte en esa parte del tren y ensuciarte mientras fuera, la nieve impoluta y radiante lo cubre todo sin que ni siquiera seas consciente. Yo no dejo de ver metáforas!!! Un tren que nunca llegará al destino, con un destino que está marcado. Mientras tanto, la muerte es la belleza y la vida la inmundicia, y el ser humano, ese ser tan mezquino, se empeña en sobrevivir...

También creo que después de esa primera hora, todo el pescado estaba ya vendido y lo único que se hace al alargar el metraje, es desafiar a la coherencia, con explicaciones que llevan mas oscuridad que luz a la mente, y situaciones inverosímiles del todo. Pero después de todo, ya lo has comentado, esta historia era increíble desde el principio, por tanto dentro e la pura fantasía, lo que pasa es que se les va un poco la mano.

Mención especial para el personaje de Curtis, del que me hubiera encantado que se le hubiera sacado mas partido, pues para mi, lejos de ser la figura de referencia heróica, es el antihéroe. SPOILER. Claramente él no es un líder. lo avisa desde el inicio, y su decisión final lo deja patente. En esta muestra clara de lucha de clases, Curtis no quiere una revolución, no quiere que las cosas cambien, simplemente quiere que las cosas terminen. Eso es lo que le da coraje, quiere que no haya esa división tan injusta que vivimos día a día, quiere desafiar al destino que se nos impone y contra el que la mayoría de las veces no se puede luchar...él no quiere volver a ver eso, y no quiere verse a sí mismo partido en dos: en lo que fue y en lo que debe ser. Él no es un líder, él es un justo, caiga quien caiga. El peso sobre la espalda es tan insoportable, que antes de que se la parta, decide dejar caer ese peso. Un líder intenta que las cosas cambien, lucha por ello, Curtis se rinde a su propio destino haciendo lo que cree justo cuando no hay otra salida.Me encanta ese personaje!!!! Lástima que no se le dio aún más profundidad.

Respecto a esa parte histriónica, extravagante, pseudo cómica, o cómo queramos verlo, a mi gusto, desentona totalmente y es innecesaria, pero teniendo en cuenta que la película viene de donde viene, supongo que es algo que quiere marcar la pausa en la tensión, y que yo no sé entender.

"Snowpiercer" es una película que merece ser vista. MIentras unos siguen las vías del tren para llegar a su destino, otros intentan que el destino no les pille en las vías del tren.

saludos

andres pavone dijo...

APOTEOSICA critica( estoy tratando de buscar calificativos para no estar repitaiendo ja jaa!!) mi querido Rector. Una película plagada de estrella... pero mi debilidad Tilda Swinton ( amor a primera vista cuando la vi en Orlando y cualquier cosa que haga, grande pequeña, mala o buena, ahí estoy viendo).Visualmente ATRACTIVA( aunque tal vez los efectos digitales podrían haber sido mejor- soy exigente con esto) , DISEÑO DE PRODUCCION IMPECABLE y un guion absolutamente entretenido, con su violencia, su humor y critica política y ecológica . Creo que la cinta luce muy bien sale airosa a pesar de algunas cosillas entre las cuales como tu dices caída de ritmo en su segunda mitad.Tambien destaco la labor de Chris Evans. Desarrollo su personaje a la perfección .Saludosss!!!!!!

El Rector dijo...

Missterror, como no podía ser de otra forma, estamos de acuerdo en todo menos en la parte del sentido del humor, para variar... sabía que eso, sería lo que menos te iba a gustar de la película, pero al igual que le dije a Max, creo que es un elemento FUNDAMENTAL de la misma. Tampoco tengo muy claro que ese sentido del humor, marque una pause en la tensión, de hecho creo que contribuye a exaltar la repulsión hacia determinados personajes y eso, hay que sumárselo al haber y no al debe de susodicha tensión.

Andres, tranquilo hombre, puedes repetirte todas las veces que quieras, hay cosas que nunca están de más y a nadie le amarga un dulce, en este caso, un generoso adjetivo :)

Muy de acuerdo con tu comentario y en especial, con lo que comentas sobre los efectos digitales (todo lo que se refiere a los exteriores del tren), muy pobres todos ellos. Por eso comentaba aquello de que uno no tiene la sensación de estar viendo una gran producción en ningún momento, pese a la batería de estrellas que la protagonizan.

Tilda Swinton está sencillamente, GENIAL.

Saludos.

Damien Thorn dijo...

Fabulosa tu crítica, Rector, apuntada queda, q soy fan del coreano como pocos y no lo tenia muy claro yo... Ahora, ganazassssss
Ya te contaré!
Muchas gracias por tu crítica, saludetesss

Missterror dijo...

Rector- Ya sabes que yo, de sentido del humor, voy justita (o al menos, del sentido del humor del que hace gala "Snowpiercer"). Yo es que estas mezclas de seriedad y elementos cómocis y /o chorras, no los termino de encajar, porque me sacan por completo del contexto, y lejos de exaltar nada, lo que hace, es directamente destruirlo.
Más allá de que la los personajes histriónicos en determinadas producciones, me peguen una patada en la barriga (a mi Tilda Swinton no me gustó...es fácil parecer bizarra, que no gallarda, y repulsiva, poniéndose una dentadura que le cuesta mantener en la boca, unas gafas de culo de botella, y un peinado como el que lleva. Lo que hubiera sido para aplaudir es conseguir ese mismo propósito con su cara recién lavada.), hablo de las situaciones que te sacan del tren, como la celebración del nuevo año en medio de una batalla a muerte, o la aparición final del grupo de saltimbanquis enfrentándose a Namgoong, que aún estoy tratando de entender...

Conste que esto es sólo un piedra en el camino, porque a mi "Snowpiercer", como comenté sí me ha gustado. Lo que pasa es que son piedras molestas.

saludos

El Rector dijo...

Missterror, tengo muy claro que tu la mezcla de humor y seriedad, no la llevas nada bien y por eso tenía muy claro que ese aspecto de Snowpiercer (o Snowtrain, como quieras llamarla), era el que menos te iba a gustar. De todas formas, como ya he comentado, es precisamente esa simbiosis entre ambos géneros, lo que define y hace tan personal la cinta de Bong. La secuencia que comentas de la celebración, es precisamente el mejor exponente de ello.

Yo soy un gran enamorado del humor dentro de un contexto serio y es algo con lo que suelo disfrutar (siempre y cuando se haga bien y creo, que aquí, sin alardes, se consigue).

De todas formas, si pese a ese hándicap personal, has podido disfrutar de la película, dice mucho a favor suyo.

Saludos.

El Rector dijo...

Damien, muchísimas gracias. Deseando que le veas para que nos des tus impresiones... aunque tengo bastante claro que tu también la vas a disfrutar de lo lindo.

Saludos.

Missterror dijo...

Snowtrain me parece un título acertadísimo!!!! :)

May Dove dijo...

Yo la veo esta semana! Me paso en cuánto le eche un ojo y comento.
Dejo aquí mi ACK de que sé que la tengo pendiente xD

El Rector dijo...

TWG, no se que diablos es un ACK, pero espero tu opinión en cuanto la veas ;)

Saludos.

May Dove dijo...

ACK es un recibí en el idioma de los informáticos o los técnicos de redes, como prefieras...

Damien Thorn dijo...

MARAVILLOSA crítica, ayer, por fín la ví, con muchas muchas ganas, y me suele pasar que tras leer críticas así y hacerme mil ilusiones me decepciono, pero macho, me ha encantado!!!!!
Gracias, Rector, por tu crítica y recomendación!
Un saludaco!

El Rector dijo...

Damien, gracias a ti hombre. Me alegra que la hayas disfrutado tanto. En lo que a mi concierne, de momento, y pese a sus defectillos, le reservo un lugar de privilegio en el top cinco de lo que llevamos de año.

Saludos.

Arian dijo...

Pues por fin la he visto y me ha gustado bastante.
Si bien es cierto que no es una película redonda, se hace un pelín larga y deja varias incógnitas por el camino, la he disfrutado mucho.

Mención especial para la escena del túnel, me pareció brutal.

Y en cuanto al elenco, a John Hurt y a Ed Harris siempre es un placer verlos, pero he de reconocer que es Chris Evans quien más me ha llamado la atención. Sólo conocía su trabajo de Capitán América y me ha sorprendido la veracidad con la que da vida a Curtis, que es todo lo contrario al Capi, como bien dice Missterror, Curtis es el antihéroe.

Película recomendable, sin duda.

Un placer, como siempre, leer vuestras críticas e impresiones.

El Rector dijo...

Arian, es cierto que igual peca de demasiado larga, pero teniendo en cuenta los orígenes del director, no es de extrañar, pues por lo general, el cine asiático suele pecar de ello.

Sobre Evans, desde luego es el gran tapado de la cinta, pues lo que pueden ofrecer Hurt y Harris, es por todos sabido, pero lo del capi ya no estaba tan claro... es curioso, leí recientemente, que el tipo tiene previsto abandonar la interpretación cuando termine de rodar las 9 películas que tiene por contrato con Marvel. Desde luego, a este sr. se le recordará en clave de azul.

Saludos.

Damien Thorn dijo...

Sin duda, mi peli favorita en lo que va de año, Gracias de nuevo Rector, por tu recomendación, más que atinada!!!!!

Anónimo dijo...

Se viene serie de televisión y protagonizada por Jennifer Connelly. Ahí dejo el dato, para ver si le alegro el día a alguien :)
Diego.

El Rector dijo...

Diego, el mío, dalo por arreglado :) Sobretodo en un momento como este, en el que después de fliparlo y mucho con la que a mi juicio es una de las mejores series de los últimos años (y sin duda con un lugar de privilegio en mi top five), "Black Sails" (de la cual solo me quedan cinco capítulos que estoy intentando dosificar como agua en medio del desierto), no encuentro nada que esté a la altura. Creo que el listón me ha quedado muy alto. Lo he intentado con la popular "Vikingos", pero nada, mucho postureo, mucho paisaje bonito y tal, pero plana e intranscendente. Igual con quince años, me habría forrado alguna carpeta, hoy, y con la de grandes series que uno se ha metido ya por vena, me parece una perdida de tiempo (y conste que aguanté dos temporadas como un campeón). Mi último intento ha sido con la adaptación de "12 Monos", pero vamos, como un huevo y una castaña respecto a la cinta de Gilliam, una especie de versión para tontos, tan o más plana y desfasada que la de los modelitos nórdicos. Llevo cuatro capítulos y le auguro una vida útil bastante corta.

Por todo ello, gran noticia a priori una serie de "Snowpiercer", más con la Connelly, que siempre es un añadido extra. Veremos que sale.

Y para rematar, el amigo Campbell confirma una tercera temporada de la brutal e imprescindible "Ash vs Evil Dead".

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.