viernes, 26 de junio de 2015

Crítica: Hell´s Ground

A priori “Hell’s ground” no puede resultar mas llamativa: Vendida como la primera película gore paquistaní, la cinta dirigida por Omar Khan mezcla el cine de zombies (Variante infectados) con un asesino en serie que sigue la línea marcada por “La Matanza de Texas”.

Como en todo slasher que se precie todo asesino ha de llevar algo que lo diferencie del resto, si en la cinta de Hooper, Leatherface llevaba una máscara hecha con piel humana e iba armado con una motosierra, si en “Pesadilla en Elm Street” Freddy Krueger vestía un jersey a rayas rojas y verdes que complementaba con un sombrero y unos guantes con afiladas cuchillas o si en “Halloween” Mike Myers se tapaba el rostro con una máscara de hockey, en “Hell’s Ground” nuestro terrible asesino lleva un burka blanco que le cubre todo el cuerpo (Como no podía ser menos viendo de que país nos llega esta película) y su arma es una especie de mangual (Arma medieval parecida a la que usaba la famosa Gogo Yubari en “Kill Bill Vol. 1”). Y son estas dos ideas, tanto el traje como el arma, junto con la banda sonora lo que hace de esta cinta una película de lo mas exótico, uno de esos extraños placeres para el disfrute de todos aquellos amantes de las rarezas, de un cine diferente y cuando menos llamativo. Pero hemos de ser honrados con esta película y hay que reconocer que tras esta exótica envoltura la cinta escrita por el propio Omar Khan y por Pete Tombs resulta una aburrida película que utiliza todos los tópicos del slasher sin aportar nada nuevo al género. Solo el hecho de que esta sea una producción paquistaní y de que el asesino lleve un burka hará que esta película sea recordada por muchos como una rareza dentro del cine de terror. 

Otra vez volvemos a encontrarnos con ese grupo de jóvenes que van de viaje en una furgoneta, esta vez la excusa no son unas idílicas vacaciones en una cabaña en medio de las montañas si no un concierto y otra vez tras realizar la típica y tranquilizadora parada donde estos se toparán con un simpático lugareño acabaran perdiéndose en el peor sitio del mundo. (La idea de mostrar a los viajeros parándose en una gasolinera, supermercado o tienda para hablar con un personaje que les meterá el miedo en el cuerpo es algo típico de muchas de estas películas y fue parodiado con notable maestría por Drew Goddard en “The cabin in the woods". Excelente película que en España se vio relegado directamente al mercado del dvd y solo se pudo ver en pantalla grande en algunos festivales de cine. 

Lamentablemente la cinta de Goddard no encontró hueco en el circuito comercial de las grandes salas pero parece que si hay hueco para bodrios como “Superpoli en las Vegas”) “Hell’s ground” es una cinta pequeña, muy pequeña que parece tomar ciertos elementos de “Posesión Infernal” de Sam Raimi, algo que se puede apreciar en la forma que tiene Khan de mover la cámara en el bosque, en la iluminación de ciertas escenas complementada con el uso de la niebla, en el proceso de transformación de uno de los protagonistas o en esa falta de medios patente en ambas cintas. Pero si mientras la película de Raimi resultaba un muy entretenido festival gore, “Hell’s Ground” aunque se ve bien acaba cayendo en lo monótono, en lo soporífero y ni la historia nos ofrece nada interesante ni el gore es lo que esperábamos lo que hace que la cinta de Khan acabe resultando una película tremendamente decepcionante. 

Pero “Hell’s ground” no solo nos trae a la cabeza “Posesión Infernal” de Sam Raimi o “La Matanza de Texas” de Tobe Hooper (La idea de los jóvenes excursionistas que acaban llegando a una casa donde vive una familia de psicópatas hace que argumentalmente la película de Khan este mas cerca de la cinta de Hooper que de la de Raimi), también la opera prima de Eli Roth “Cabin Fever” esta presente en “Hell’s ground” (Aunque es posterior tanto a la cinta de Roth como a la de Khan sería recomendable ver el cortometraje “Cólera” de Aritz Moreno que bien podría considerarse como una especie de precuela apócrifa de la película de Roth y por tanto casi de la de Khan). 

Y es que tanto “Cabin Fever” como “Hell’s ground” nos muestran un extraño virus que se transmite por el agua y que convierte a la gente en una especie de zombies (No voy a aprovechar estas líneas para volver a tratar el tema de la diferencia entre los zombies y los infectados aunque me gustaría…). Esta idea resulta cuando menos llamativa en la película de Khan ya que parece fuera de lugar debido a que el director la toma como base para el comienzo de su película para acabar relegándola a un segundo plano llegando incluso a hacernos creer que este se ha olvidado casi por completo de ella y centrarse en esa familia disfuncional que se dedican a matar a todo el que cae en sus garras. Y esta forma de abordar la mezcla, o la aparente mezcla, entre el cine de zombies y el slasher de toda la vida hacen que más de uno pueda sentirse decepcionado con la cinta de Khan ya que este intenta usar ambas ideas como metáfora de la situación del país sin conseguirlo. 

Resulta clara y evidente la carga crítica de la cinta en su primera parte donde uno de los personajes comenta que su país esta volviendo a la edad de piedra y donde se muestran ciertas manifestaciones por parte de los habitantes de algunos pueblos debido a que el agua esta contaminada y el gobierno no hace nada para evitarlo o explicarlo a lo que obviamente hay que sumar que el asesino de la, digamos, segunda parte de la cinta lleva burka y utiliza un arma de tipo medieval. Pero Khan no es Romero y este intento por hacer que su cinta no solo sea un mero entretenimiento gore si no una especie de critica de la situación de un país acaba por ser un quiero y no puedo, algo que parece mas una forma de alargar el metraje y hacer que esta cinta tenga una duración estándar mas que por el hecho de la crítica en si misma. Por desgracia esta idea aunque pueda resultar bien intencionada rompe con lo que esperamos encontrar en una película como esta. Tal vez ni esta sea la cinta adecuada para meter de soslayo una crítica como esa ni probablemente esta sea la mejor forma de hacerlo. 

Incluso la sombra de “La última casa a la izquierda” mítica película dirigida por Wes Craven eclipsa a “Hell’s Ground”. Ambas cintas comparten la idea de un concierto de música como motivo para justificar el inicio de las películas: Si en la película de Craven las chicas que acabarían siendo cruelmente asesinadas eran secuestradas tras ir a buscar drogas para ir a un concierto, en la cinta de Khan el viaje que realizan los protagonistas tiene como fin asistir a un concierto. Siguiendo la línea marcada por el cine slasher con el que muchos de nosotros crecimos volvemos a encontrarnos con la criminalización de los actos cometidos por los protagonistas. Tal y como comentaba el personaje interpretado por Jamie Kennedy en “Scream” si en una película de terror los protagonistas beben alcohol, practican sexo o toman drogas estos acaban siendo asesinados salvajemente. “Hell’s Ground” sigue manejando esta idea y aunque aquí no hay alcohol o sexo si que hay drogas. Es claro que “Hell’s Ground” toma todo tipo de ideas de cintas de terror clásicas para hacerlas suyas e intentar llevarlas a su terreno. 

Khan se muestra demasiado torpe a la hora de desarrollar ciertas escenas, al intentar sacar provecho de los pocos medios que tiene (Algo que lo aleja del cine de Raimi ya que este fue capaz de hacer mucho con muy poco). Todo en “Hell’s Ground” resulta demasiado amateur: Desde las pobres interpretaciones de los protagonistas hasta la forma de rodar ciertas escenas que parecen lastradas por lo forzado que resultan algunas de las reacciones de los protagonistas y por la poca pericia del director. Por desgracia las aparentes pretensiones de “Hell’s Ground” hacen que esta película no funcione ni como homenaje ni como parodia del cine slasher lo que refuerza la idea de que estamos ante una cinta fallida que quiere aprovecharse gracias a la publicidad de la etiqueta de ser la primera cinta gore paquistaní antes que llamar la atención por sus propios méritos. 

La falta de experiencia de Khan detrás de las cámaras se nota por ejemplo a la hora de presentar a los personajes principales. Resulta llamativa la forma en la que el director nos da a conocer a O.J personaje interpretado por Osman Khalid Butt que nos recuerda al menos inicialmente al interpretado por Fele Martínez en “Tesis”, aunque por desgracia Khan no le sabe sacarle el juego necesario como hizo Amenabar en su película. Este personaje aficionado al cine de terror (Tiene un póster de “Maniac” en su cuarto) pone la tele sin venir a cuento y sin ningún tipo de justificación para ver una escena de “Zinda Laash” una adaptación de la novela de Bram Stoker “Drácula” protagonizada por Rehan, actor que aparece en “Hell’s Ground” y al que la cinta de Khan parece querer homenajear. La idea de querer honrar a un actor en una película siempre es de agradecer (Aunque como ocurre en este caso la gran mayoría de nosotros no tengamos ni idea de quién es) pero cuando todo resulta tan forzado para que quede clara la intención del director el homenaje acaba por chirriar demasiado. Esta aparente falta de lógica que se ve en esta escena es extrapolable al resto de la película lo que refuerza la idea de la torpeza de Khan y Tombs para construir una historia y unos personajes mínimamente dignos. 

“Hell’s ground” es una película que se hace suyos todos los tópicos del cine slasher pero no sabe aprovecharlos como nos gustaría. Con una tremenda falta de medios, unas interpretaciones que dejan mucho que desear y una mas que clara torpeza por parte del director para aprovechar ciertas ideas y resolver algunas escenas, esta es una cinta que se beneficia de su exotismo ya que de otra manera muchos de nosotros ni si quiera nos hubiéramos percatado de su existencia. Para ver y olvidar.


4 comentarios:

Agustin VAZQUEZ ALONSO dijo...

Tu critica me llamo la atención Donnie. Tendré que mirar la Película para entender la.
Un saludo .

Donnie Darko dijo...

Sinceramente y como digo en la crítica esta es una de esas películas para ver y olvidar. Es su exotismo lo que mas puede llamar la atención junto con esa extraña mezcla de infectados y asesinos en serie con burka a lo "La matanza de texas". Si tienes otras películas pendientes pon esta "Hell's ground" al final, pero muy al final de la lista..

Un Saludo!

Donnie

baruk dijo...

Pinta mal,muchas gracias por advertirnos,felicidades

Donnie Darko dijo...

La verdad es que no me gusta mucho escribir criticas malas. Hay mucha gente involucrada y mucha pasión para sacar una cinta adelante pero hay momentos con películas como esta "Hell's Ground" que parece querer sacar provecho a lo exótico de su propuesta sin ofrecer absolutamente nada, que es imposible no hacerlo. Mejor que veáis otras películas que seguro que tienen mucho mas que ofrecer que esta..

Un Saludo!

Donnie

Publicar un comentario en la entrada

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.