domingo, 21 de junio de 2015

Crítica: The Stranger

Hablar de vampiros en el cine de terror actual, es poco menos que ponerle nombre y apellidos a la decadencia del mismo. En una época aciaga, donde el vampiro más grande y majestuoso que haya seccionado jamás una yugular, el único e inigualable Christopher Lee, nos ha dejado, el devenir de su especie en el mundo del celuloide se presenta como poco, incierto. Si en este ocaso de glorias pasadas, no comenzamos a tratar con el respeto que merece la antaño, aterradora figura del señor de la noche, nuestra suerte (la de los que crecimos bajo la oscura sombra de “Drácula”) parece sentenciada de manera irremediable a una agónica muerte al amanecer, convirtiéndonos en polvo mientras en un circense escenario, cuan atracción de feria barata, se mercadea con la figura del vampiro en el mercado teenager y la cultura pop.
Esta ruptura de la figura del vampiro con el género que le vio nacer (o no morir), convirtiéndola en puta barata a la que utilizar como mera carne de otros tantos géneros cinematográficos destinados a público, que poco o nada tienen que ver con terror, es la estaca de madera que se clava en el pecho, pero la falta de ideas de aquellos que intentan exprimir y rentabilizar su legado infructuosamente, con la mediocridad como única compañera de viaje, es la maza que la golpea y la hunde hasta lo más profundo del corazón dando así fin a una existencia de inmortalidad y pecados inenarrables. 

Hablar de vampiros en el cine de terror actual, es poco más que enfrentarnos a guiones de mierda elaborados por cabezas rellenas de serrín que no sabrían escribir un buen relato de terror ni que el mismísimo Bram Stoker llamase a sus puertas y les descubriera los más oscuros secretos de la no vida. Por lo tanto, no es difícil explicar como pueden pulular recientemente por ahí aberraciones tales como “The Curse of Styria” (Mauricio Chernovetzy & Mark Devendorf) destrozando el mito de Carmilla sobre la cual, ni siquiera he tenido a bien hablar para no aburrirme yo, ni aburrir al personal, aunque sirva al menos a modo de mal menor, como perfecto ejemplo de esa mediocridad cuasi innata que funciona ya prácticamente como denominación de origen del subgénero vampírico. 

El año pasado, pudo verse en el festival de Sitges (y aquí os lo contamos con pelos y señales), la nueva cinta de Martín Desalvo: “El Día Trajo la Oscuridad”, aunque fallido, un noble intento de dignificar el subgénero a la vieja usanza y no deja de ser curioso que sea otro latino americano, el chileno Guillermo Amoedo, quien haya triunfado allá donde fracasó su predecesor y lo haya hecho además, alejándose una vez más del terror de corte más clásico para adentrarse en otros terrenos cinematográficos como son los del drama, el thriller o el western moderno. 

Y es que “The Stranger”, cinta que además (y esto no tiene porque ser necesariamente algo positivo) llega abalada por un peso pesado del género venido a menos como es Eli Roth (terrorífica pinta la que tiene su nueva película), se nos presenta como una curiosa versión vampírica de aquella estupenda “Frío en Julio” (“Cold in July”, Jim Mickle, 2014), lo que sin duda también puede refrescar en nuestra memoria aquella mítica “Los Viajeros de la Noche” (“Near Dark”, Kathryn Bigelow, 1987). La vestimos con lo mejor del cine independiente “cultureta” en las formas, y tenemos como resultado una de las propuestas más estimulantes en las que se hayan visto mezclados los chupasangre. 

“The Stranger” es un neo-western de alta carga dramática, que nos adentra en las entrañas del cine de violencia con suma elegancia, introduciendo además las suficientes notas de terror como para dar forma a un sugerente relato que versa sobre las miserias existencialistas de la vida eterna, la soledad, la necesidad de amar, el peso de la sangre o la venganza. Todo ello presentado como digo, con una sobria y cuidada puesta en escena que en muchas ocasiones, puede recordar al mejor cine escandinavo y por supuesto, a su obra cumbre en lo que a cine de vampiros se refiere: “Déjame Entrar” (“Let The Right One In”, Tomas Alfredson, 2008). 

En “The Stranger”, Amoedo, experimentado guionista que ha trabajado junto al propio Roth en “Green Inferno” o la inminente “Knock Knock”, demuestra que la importancia de los medios es relativa y que con buenas ideas y un buen libreto, se puede sacar mucho partido de una idea aparentemente muy pequeña. En este caso, reutilizando elementos típicos del western para presentarnos al anti-héroe de turno, introducirlo en el lugar adecuado en el momento adecuado y esperar a que la naturaleza humana (y no humana) haga el resto. 

Unas interpretaciones consistentes por parte de un reparto compuesto principalmente por actores chilenos, los cuales consiguen canalizar en todo momento las fuerte carga dramática del filme, es otro de los grandes activos del mismo. No el único. Al sencillo pero efectivo guión, hay que sumar la personal cinematografía del sr.Amoedo, quien sabe sacar lo mejor del “gafapastismo” escénico para dotar a su historia de personalidad propia, amén de la estupenda partitura compuesta por el español Manuel Riveiro. 

En conclusión, “The Stranger” ofrece bastante más de lo que promete una cinta modesta que viene con aquello tan contraproducente la mayoría de ocasiones de “Presentada por...”. En esta ocasión, el “amiguismo”, lejos de ser un handicap, es la excusa perfecta para que los más escépticos se acerquen a esta pequeña producción de género chilena que toca varios subgéneros y todos ellos bien. Una cinta pausada y cercana que huyendo de efectismos, consigue cocinar con solvencia una receta que combina a la perfección lo mejor del cine vampírico, con lo mejor del thriller de venganza dando como resultado un título fresco, emotivo y muy recomendable. Más, en los tiempos que corren. 

Lo mejor: Su elegante puesta en escena, la brillante narrativa (toda una master class de como utilizar el recurso del flashback) y el gran partido que consigue sacarse de su a priori, sencilla premisa. 

Lo peor: Como siempre en este tipo de casos, su ritmo excesivamente lento, puede resultar prohibitivo para los que busquen otro tipo de experiencia más bombástica.


26 comentarios:

andres pavone dijo...

Esta mas que decirte que tu critica es maravillosa. Yo en lo personal me enamore absolutamente de esta película.( teniendo en cuenta que soy fanático de estas criaturas) Si bien como tu dices tiene un ritmo lento creo que es atractiva. Podría decirse que no estamos ante una película de terror, estamos frente a un film dramáticamente oscuro, con un poco de sangre. La manera en que muestra la tristeza de estos seres es magistral.( otra debilidad mía,es el costado dramático de cualquier ser oscuro, en mi futuro libro toco continuamente este tema) Coincido absolutamente que su puesta en escena es excelente y su narrativa estupenda.Saludos querido amigo.

Shivers dijo...

No vi la peli, espero hacerlo pronto.
En cuanto al analisis del cine de vampiros actual me perece un cliche gratuito en el que muchos distraidos caen. Hace años que el subgenero pasa por un gran momento con un monton de pelis destacables. Y no cre que El dia trajo la oscuridad ni Styria sean fallidas, aberrantes ni destrullan nada. Todo lo contrario.

Shivers dijo...

Aberrante es Penny Dreadfull donde los vampiros son debiluchos frente a los humanos y reciben una paliza de cualquier vecino que cruce por la calle

El Rector dijo...

Andres, muchas gracias por tus palabras y me alegra ver que coincidimos plenamente con este personal híbrido entre drama, western y filme de terror (y creo que ese es justamente el orden de relevancia de dichos géneros). Una película de vampiros "diferente", sencilla pero bien narrada y muy bien presentada que ningún aficionado al subgénero debería perderse.

Shivers, yo el cliché no lo veo por ningún lado, será que debo ser uno de esos distraídos a los cuales haces mención. Pero desde luego, si "El día trajo la oscuridad" y "Styria" son tus ejemplos de esa supuesta buena salud del género vampírico, creo que no existe debate posible. Y ojo, que la primera me parece un muy buen intento de hacer algo diferente (aunque el resultado diste mucho de lo esperado). Ahora, la segunda es un bodrio que no hay por donde cogerlo (me pregunto como se metería el bueno de Stephen Rea en semejante berenjenal).

Es cierto que se han parido algunas buenas cintas de vampiros en estos últimos años, supongo que más o menos a todos (despistados incluidos) nos vienen las mismas a la cabeza, pero teniendo en cuenta la aberrante cantidad de cintas vampíricas que proliferan en nuestros días, evidentemente, el porcentaje de éxito es ínfimo.

Saludos.

El Rector dijo...

Shivers, hombre, si tu vara de medir la calidad del cine vampírico versa sobre si el chupasangres de turno es mas o menos "debilucho", se pueden explicar muchas cosas :)

Saludos.

P.D: Sobre Penny Dreadful y si se me permite el off-topic, TREMENDA lo que llevamos de segunda temporada y eso, que el listón estaba muy alto.

Missterror dijo...

Rector- a riesgo de ser despistada, coincido y mucho con tu crítica, pues "The Stranger" me sorprendió para bien. Supongo que el no esperar nada de ella o no tener ni repajolera idea de lo que iba la película, hizo que se me presentara como una propuesta sumamente agradable, y que me recordara, como bien mencionas en tu crítica, por esos silencios que marcan escenas y sensaciones y que traspasan la pantalla, "Déjame entrar". Sorpresa mayúscula al descubrir que realmente se trata de una película chilena, pues me esperaba algo escandinavo, de verdad. Muy acertada hablar de esta película como la "Cold In July" de vampiros, pues el aire que ambas respiran es el mismo.
De ritmo lento, pero no aburrido, sin héroes, sin buenos, sólo con antihéroes y perdedores sentenciados, es una buena forma de darle al cine de vampiros otra vez el impulso que necesita para que se nos vaya de la cabeza la figura romántica, ahondando en la idea de la infección más que en la bendición/maldición de la que se llena este cine.

Sale "Styria" en los comentarios y "El día trajo la oscuridad", ambas tremendamente aburridas e insípidas, y estoy contigo Rector, en que esto es lo que abunda en el cine vampírico. Yo no diría que son aberrantes, desde luego que no, las aberraciones no vienen por ahí, pero sí que no cumplen la función de este cine fantástico, que es el de entretener, incomodar, o al menos, invitar a cierta reflexión, si nos queremos poner más trascendentes...

Otro punto a favor de "The Stranger" (y aquí sí lo comparte con "El día trajo la oscuridad", es el excelente reparto principal, pero ya sabes mi predilección por los actores argentinos y chilenos, para mi su forma contenida y espectacularmente natural de actuar, no tiene rival. Si fuera actriz, desde luego, me gustaría moverme el el gremio argentino y chileno y aprender de los maestros...

Un descubrimiento esta "The Stranger", sin duda.

Saludos

P.D- "Penny Dreadful" no es que sea tremenda, es tremendísima!!!!

Saludos

Shivers dijo...

No es una vara pero no hay manera de sentir terror con los vampiros de la serie salvo que te identifiques con los chupasangres que sufren la calamidad de tener que luchar con esos seres mucho mas poderosos que son los humanos. Eso si que lo veo aberrante para el genero.
Es un lugar comun despues de Crepusculo que algunas personas no puden decir que les gusto una peli de vampiros sin antes tirar barro al subgenero y no se dan cuenta que en realidad hay un montonde pelis destacables. La red esta repleta de criticas que repiten ese patron y ya sobra un poco luego de una decada de buenas pelis.
En cuanto al porcentaje de buenas sobre el total ningun subgenero se salva y no creo que los vampiros sean los que peor la llevan.

Shivers dijo...

El dia trajo la oscuridad tiene un nivel de clasicimo y respeto por el genero que sorprende y se agradece. Y Styria lo contrario ,parte de Carmilla pero luego se sale con algo propio y creo que lo hace bien. En mi caso cumplieron con todos los objetivos pero ya veo que al no tener una impronta comercial se las castiga por demas. Desde luego no son pelis de entretenimiento a la manera de como entiende tal cosa el cine comercial actual. Por suerte.

Shivers dijo...

Vi la peli. Coincido en el entusiamo por ella aunque me parece que se va desinflando a medida que avanza y se queda medio a mitad de camino de todo. Intenta ser visceral y sangrienta pero usa mucho el fuera de campo, quiere construir personajes interesantes pero los va abandonando en pos de una accion con mas punch. Se deja ver pero es una mas en un subgero que tiene mejores en los ultimos años.

El Rector dijo...

Shivers, Penny Dreadful no es una serie terrorífica, al menos, no para los que estamos habituados al género (entiendo que en otro tipo de público menos afín al género, si pueda resultarlo). Es un homenaje a la literatura de terror, donde la carga dramática prima sobre todo lo demás. Es como decir que las brujas de la segunda temporada no dan miedo... evidentemente que no, pero eso no quiere decir que no brillen y estén tratadas con una clase, elegancia y buen gusto, que hacen de cada episodio del show, un deleite para los sentidos. Lo mismo aplicable a los vampiros de la primera temporada (a los cuales, por cierto, no les veo la debilidad por ninguna parte).

"Penny Dreadful" es además, el mejor ejemplo para la televisión, de como tratar con sumo respeto los iconos del terror a ojos del aficionado veterano.

Es evidente que "Crepúsculo" le ha hecho mucho "daño" al subgénero vampírico y lo entrecomillo pues es un daño relativo, que en este caso, me atañe a mi, que entiendo la figura del vampiro desde una óptica muy distinta. Por supuesto, las adolescentes (que es a quien está destinada la saga), estarán encantadas.

Pero los problemas del subgénero, van mucho más allá de modas, pues en un telefilme tan mediocre y carente de interés como "Stygia", "Crepúsculos" y demás novelas teenagers, no tienen culpa alguna. Los culpables son otros.

¿Qué tendrá que ver "Crepúsculo" con que te gusten otras cintas de vampiros? El barro hay que utilizarlo con criterio e insisto, una película de vampiros es mala o buena, independientemente de que exista "Crepúsculo".

¿Sabes cual es el lugar común que algunas personas visitan con demasiada frecuencia? el de perder la objetividad y el criterio a base de sufrir más dosis de mediocridad de las medicamente recomendables. Cuando uno traga mucha basura, es fácil, para aquellas personas con menos capacidad objetiva, creer que en lo mediocre, se encuentra la calidad. Lo menos malo, se convierte en bueno. Yo no comparto eso.

Por supuesto, me alegro por ti en el sentido de que si has conseguido disfrutar con algo como "Stygia", vas a poder disfrutar de otros tantos títulos de similar calidad. En ese sentido, entiendo que no compartas mi exposición inicial sobre el cine de vampiros en la actualidad.

Hay otros subgéneros que también han sido muy maltratados por la mediocridad, sin duda. Pero en general, el nivel del terror se está elevando mucho en los últimos años y cada uno de ellos, nos deja grandes títulos. Entre ellos, muy poquitos de vampiros, por desgracia. El tema vampírico es especialmente sangrante, pues históricamente, siempre ha dado grandes frutos al género, de ahí que el contraste con lo que se suele ver hoy en día, sea más evidente.

El Rector dijo...

Coincido en tu apreciación sobre "El Día trajo la oscuridad". Sin duda es un filme respetuoso que revosa clasicismo por todos los costados, pero eso por si solo, no la convierte en una buena película. Fracasa en otros muchos aspectos. Demasiados. Pero se agradece y valora el intento, sin duda.
Otro tema es "Stygia", gran ejemplo de la mediocridad que algunas personas conformistas han aceptado. Y no se trata de comercialidad. La "comercialidad" a la que tu tanto haces referencia de forma despectiva, no va reñida con la calidad. Son dos cosas independientes. Hay estupendas cintas "comerciales" y horrorosas películas "underground". También viceversa. Como ya te comenté una vez, hay que dejar de lado ciertos prejuicios comerciales y populistas (y de eso también se ve mucho por la red) como ese de que lo "comercial" es siempre malo. De lo contrario, te perderás grandes cosas en esto del cine.

Sobre "The Stranger", tampoco coincido mucho con tus apreciaciones. Pues precisamente, estamos ante una cinta que huye de efectismos y que en ningún momento pretende ser visceral (y eso que de ocasiones para tirar de "comercialismos", va sobrada), de ahí que se omitan las partes más sangrientas. "The Stranger" aboga mucho más por el drama, que por el terror. De acción va justita, pero esta vez no se trata de eso.
Si esta es "una más", y el refrito telefilmero "cumple con todos los objetivos", miedo me da conocer tu lista de grandes títulos vampíricos de la década :)

Saludos.

El Rector dijo...

Missterror, sin duda la puesta en escena, puede despistar a más de uno. Yo también me quedé de piedra cuando descubrí su nacionalidad.. en este caso, para bien, por supuesto. Buena salud la que se gasta el género en Latinoamérica, al menos, de las cosas que nos van llegando por aquí.

Muy interesante la idea de tratar el vampirismo más como una enfermedad "mundana" que como algo folclórico, también me gustó mucho eso, pues casa con el tono general del filme. De todas formas hay algún que otro guiño a lo clásico, como es el hecho de vendecir la sangre antes de poder tratarla como elemento terapéutico.

Y sobre "Penny Dreadful", ¿Qué te voy a contar yo a ti? :)

Saludos.

Shivers dijo...

Cuando se dice que una peli es mala porque no cumple el principal objetivo de entretener no creo que falle en el diagnostico de exceso de apego por lo comercial y en resaltar que no se está pensando al cine como un arte. Si ademas lo unimos a un uso desproporcionado de términos como gafapasta, cultureta y demás sandeces y a una crítica militante a pelis independientes y que van a su propio ritmo alejado de los canones de Hollywood ya el mapa está completo.
Penny Dreadful es un producto que verdaderamente destruye iconos del terror utilizándolos como fenómenos de feria. Desde luego con muy buen empaque y tal pero no se le puede perdonar que los vampiros y el monstruo de Frankenstein anden por ahí teniendo que esconderse de los humanos para no sufrir el rigor.
Te paso una lista de pelis que en mi opinión están al mismo nivel o por arriba de The strange contando solo desde 2006 para acá:
Styria, A Girl Walks Home Alone at Night, Historia de mi muerte, El día trajo la oscuridad, Afflicted, Rigor Mortis, Byzantium, Twixt, Vampire, Midnight Son, Livide, The Moth Diaries, Vampires, Thirst, Daybreakers, Déjame entrar, La mansión Nucingen y Los Hamilton. En mi opinión bastante calidad y variedad para solo 8 añitos. Ya te podes hacer una fiesta hablando de aburrimiento, fallido, cultureta y demás excusas para condenar a lo no comercial y achicar la lista.

Shivers dijo...

Y 30 días de oscuridad, me falto esa.

El Rector dijo...

Shivers, sigues hablando desde el prejuicio más absoluto, pero bueno, no me quiero repetir en ese sentido, pues ya conoces mi opinión. Yo a diferencia de ti, no discrimino a ningún tipo de cine, tan solo intento disfrutar de lo que me ofrece cada uno de ellos y en esa riqueza, reside precisamente el encanto de este arte.

Curiosamente, tu lista de títulos contradice esa animadversión tuya hacia lo supuestamente comercial, pues títulos como Daybreakers o 30 días de oscuridad (la primera muy floja y la segunda HORROROSA), solo se entienden con un buen cubo de palomitas bajo el brazo. De ella si rescato algunos, me gustaron Afflicted, Livide, Thirst. Midnight Son y Déjame Entrar, el resto entre flojas y muy flojas. Tengo pendiente Rigor Mortis que no tiene a priori mala pinta.

La lista la he recortado bastante, si, pero no por un tema de etiquetas (que a mi me son bastante indiferentes), sino por un tema de calidad. A mi juicio, por supuesto. ¿Excusas? ¿Con que finalidad? Yo solo opino, nada más. Tu problema, es que cuando las opiniones no coinciden con las tuyas, cortocircuitas y pierdes un poco el oremus, de ahí que sueltes alguna que otra argumentación absurda, que pienso, no te crees ni tu mismo.

Sobre Penny Dreadful, pues está claro que no te gusta. Y eso lo acepto, ahora, ambos sabemos que no destruye nada y que pocas series, muy pocas, tienen su nivel de calidad, Desconozco los motivos que te llevan a esta cruzada medieval, pero tuyos serán. Oye, lo respeto.

Saludos.

El Rector dijo...

Ah! Por cierto, aunque aceptara pulpo como animal de compañía y no hubiera recortado tu lista, esta se me antoja bastante corta para toda una década, así que igual estás más cerca de mi teoría inicial de lo que creías.

Saludos.

Shivers dijo...

A mi me parece bastante larga para 8 años. 3 títulos buenos promedio por año no está nada mal para un solo subgenero. Es una racha sostenida. Algunas para las historia, otras medio raspando se salvan, otras muy originales, otras mas típicas. De todo un poco y de buena calidad mas allá de fobias a lo no comercial.

Agustin VAZQUEZ ALONSO dijo...

Me a gustado la crítica Rector.
Saludo....

El Rector dijo...

Agustín, me alegra que te haya gustado. Ojalá que haya podido convencer también de que te animes con la película. Vale la pena.

Shivers, aaaahhhhhh... me parece que comienzo a quedarme con la copla... que quieres representar la función de que esto se trata de dos bandos. Que yo soy el defensor del cine comercial y que tu, en cambio, eres el adalid del cine underground... esa moto se la puedes intentar vender a otro, pues yo (y solo tienes que darle un vistazo rápido a algunas de mis críticas), no me caracterizo precisamente por disfrutar del cine mainstream, aunque como te digo, no tengo el menor problema ni con él, ni con ningún otro tipo de cine. En ese sentido, tengo una mente bastante abierta. Me gusta el buen cine, venga de donde venga y de la forma en que venga.

Volviendo a tu lista, varias cositas. Primero y aunque no soy mucho de números, si acaso te saldría un promedio de 2 películas por año (2,3 para ser exacto), no las tres que comentas. Segundo, haces un poquito de trampa mi estimado contertuliano, pues las "medio raspando se salvan" no valen, porque esas, ya las metía yo en el saco. Si hablamos de ese tipo de películas mediocres, yo te puedo confeccionar una lista bastante más amplia que la tuya. El problema a mi juicio, viendo tu lista, es que tu baremo es muy bajo, tu valoras desde la suficiencia mientras que yo lo hago desde la excelencia, por eso no nos salen las cuentas. Y es que vamos, hay cada titulito en ella que es para mear y no echar gota... y creo que no hace falta dar nombres.

Lo que no deja de ser curioso es que el cruzado contra el (su) mainstream, incluya entre lo mejor de los últimos 8 años, unas cuantas películas palomiteras para toda la familia como Daybreakers y 30 Días de Oscuridad (solo te ha faltado incluir la secuela y te aseguro que descorcho una botella de champagne), superproducciones asiáticas como "Thirst" (que me encanta, pero de underground tiene poco) o películas extremadamente populares entre cualquiera que sea mínimamente afín al género como "Déjame Entrar" o "Livide"... vamos, que muy undergound, tu lista tampoco sería.

Con esto quiero decir, que no es nada recomendable escupir hacia arriba... pues viendo lo visto, tu tienes bastante más apego por el cine comercial que yo.

Saludos.

P.D: ¿Twixt? Me estás vacilando...

Agustin VAZQUEZ ALONSO dijo...

Gracias Rector
La tengo en mi lista para verla.
Un saludo...

El Rector dijo...

Agustín, gracias a ti. Ya nos contarás que te ha parecido.

Saludos.

damien thorn dijo...

Bravo, Rector,
cien por cien de acuerdo contigo nuevamente, y eso que no era en absoluto predecible.
El estilazo del film, absolutamente perfecto, acompañado de un reparto exquisito ya hacen obligatorio ese notable, y su ritmo, vale, lentorro, pero para nada coñazo, a mí me conquistó por completo, junto a un arranque desconcertante totalmente.
El uso del flashback, pues eso, magistral.
Plasplasplas,Aplauso, a una peli no convencional que tampoco será para tirar cohetes pero al menos es decente y se sostiene quetecagas, y a tu reseñón, maestro!
Saludetes

El Rector dijo...

Damien, poquito más se le puede pedir a esta "The Stranger". Esta vez, el amigo Roth ha tenido buen ojo a la hora de invertir los cuartos e involucrarse en un proyecto amigo. Desde luego, el resultado es infinitamente mejor que en su anterior aventura chilena con aquella desconcertante "Aftershock", que a día de hoy aun no he conseguido digerir. Por cierto, el propio Nicolás López, director de "Aftershock", ejerce aquí también de productor junto a Roth. Todo queda en familia.

Esto es hacer cine con personalidad y buen gusto. Como se suele decir, bueno, bonito y barato.

Una alegría coincidir con el niño poseso ;)

Saludos.

Agustin VAZQUEZ ALONSO dijo...

Buenas tarde Rector,

He visto The Stranger
Me ha gustado la película.
Quendo mire The Stranger tiene un historial intrigante de la escurrida. habla de una pareja que tiene una enfermedad y la mujer tiene un hijo escondido del marido.

( yo llamaré esta familia de los vampiros. Bebe sangre y puede morir con el sol....)

Un saludo.

El Rector dijo...

Agustín, me alegra que te haya gustado. Como comentas, la historia, pese a su sencillez, está muy bien llevada (ahí la brillante utilización de los flashbacks es fundamental) y consigue atraparte de principio a fin.

Saludos.

Agustin VAZQUEZ ALONSO dijo...

Tiene razón Rector empecé la película del principio hasta la fin sin parrar.
Saludo...

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.