lunes, 8 de junio de 2015

Crítica: We Are Still Here

Dicen que épocas pasadas siempre fueron mejores y aunque afortunadamente, no siempre es así, si es cierto que -y me ciño al séptimo arte que es lo que nos ocupa-, la calidad del cine de terror que se hace hoy en día, donde las buenas ideas no se prodigan en exceso (por decirlo de manera suave), dista mucho de la de todos aquellos clásicos con los que muchos crecimos. Remakes, refritos, secuelas, precuelas, estériles inversiones millonarias, ideas “prestadas” de otros y prostituídas una y otra vez hasta la extenuación son algunas de las mil y una tretas y artimañas que la industria cinematográfica ha utilizado en estos últimos tiempos sombríos para mantener el negocio a flote.
De un tiempo en adelante, otra mina ha sido encontrada y como no podía ser de otra forma, se explota a pico y sangre. Si tiempos pasados fueron mejores, ¿porqué no regresar a ellos? Dicho y hecho. Ahora lo que se lleva, es el viaje temporal, el regreso a la gloria pasada, a esa forma de hacer cine que enganchó y marcó a toda una generación. Ahora lo que se lleva es hacer cine de los ochenta. El homenaje a dicha época está en mayor o menor medida, muy presente en la gran mayoría de títulos que se facturan en la actualidad y la verdad, es que no nos podemos quejar de esta nueva moda del homenaje, pues gracias a ella hemos podido disfrutar de estupendas cintas de género como “Casi Humanos” (“Almost Human”, Joe Begos, 2013), “Super 8” (“Super 8”, J.J Abrams, 2011), “Hobo With a Shotgun” (“Hobo With a Shotgun”, Jason Eisener, 2011), “Insidious” (“Insidious”, James Wan, 2010), “The Guest” (“The Guest”, Adam Wingard”, 2014) o “It Follows” (“It Follows”, David Robert Mitchell, 2014) por poner algunos ejemplos. 

Pero no tienen los ochenta la exclusividad del buen cine de terror y si la mina sigue dando, lo lógico es seguir excavando en la tierra y en el tiempo. Así llegamos a otra de las décadas míticas del género: los setenta. Menos explotados que sus hermanos pequeños, los setenta también han sido tierra fértil donde plantar semilla en la actualidad, donde cineastas como Ti West con “La Casa del Diablo” (“The House of the Devil”, 2009), Rob Zombie con “The Lords of Salem” (“The Lords of Salem, 2012) o Kevin Kolsch & Dennis Widmyer y su "Starry Eyes" ya se han puesto los cuellos altos y los pantalones acampanados. A ellos, hay que sumar al debutante Ted Geoghegan, quien se sube con “We Are Still Here”, su ópera prima, al carro de los setenta. 

“We Are Still Here” (que "curiosamente" comparte productores con "The House of the Devil" y "Starry Eyes") nos propone un terror sobrenatural setentero que bebe a morro y con lengua del clásico de Stuart Rosenberg de 1979 que tantas otras películas ha inspirado: “Terror en Amityville”. No es la única influencia, pues por ejemplo, la impronta de Lucio Fulci también se hace muy evidente a lo largo del filme. Con ambos puntos de partida, Geoghegan construye un título de terror modesto de maldiciones y casas encantadas que aunque no inventa nada nuevo, termina dejando un buen sabor de boca pese a las muchas dudas que puede plantear (y plantea) de inicio. 

Nos encontramos ante un título que va claramente de menos a más. Con una primera toma de contacto que pese a la correcta ambientación, resulta demasiado sospechoso de estar involucrado en una nueva conspiración para hacernos perder el tiempo con el típico producto menor sin recursos que se limita a poner los cuatro tópicos de turno sobre casas encantadas encima de la mesa y dejar que el espectador haga todo lo demás. Dormir en la mayoría de los casos. 

A esta sospecha, contribuyen también otra serie de connotaciones. De entrada, el relato sobre un matrimonio en horas bajas debido a la trágica muerte de su único hijo, que se muda a una vieja casa en una remota localidad que esconde un turbio pasado, no suena demasiado estimulante. A ello, le sumamos el mediocre trabajo interpretativo que muestran todos los personajes que van apareciendo en pantalla y un ritmo endiabladamente lento, que deja entrever que no hay excesivas cosas (interesantes) que contar, más allá de ese marco de fotografía que se cae solo, o esa madre que dice sentir la presencia de su difunto hijo a un incrédulo marido y bueno... la cosa parece tomatosa. 

Pero se anima. Que nadie sucumba a la poco esperanzadora primera mitad de filme. Dicen que cuantos más, mejor y “We Are Still Here” hace buena esa máxima, pues la cosa mejora mucho cuando entran en escena nuevos personajes y comenzamos a entender los entresijos de una trama eminentemente setentera donde el culto y el sectarismo, dan un paso al frente. Con él, el tono del filme adopta nuevos matices y poco a poco, se va aflojando el corsé para dejar de lado el hermetismo inicial y el olor rancio a telefilme y adentrarse en otros terrenos mucho más distendidos donde la sombra de la serie B italiana de finales de los setenta, principios de los ochenta, se hace tan alargada que es imposible no acordarse de títulos como “El Más Allá” (“The Beyond”, Lucio Fulci, 1981) o “Aquella Casa al Lado del Cementerio” (“The House By The Cemetery”, Lucio Fulci, 1981). 

Tras una primera mitad aburrida y carente de interés, “We Are Still Here” explota en un segundo tramo donde el lado más “lúdico” del terror se hace dueño y señor de la pantalla. Lejos quedan ya las dudas de su titubeante pubertad cuando ya en su madurez, abre el tarro de las especias y deja salir todo lo que tiene dentro. Llegados a este punto, ya poca importancia tienen las mediocres (esperpénticas en algunos casos) interpretaciones del reparto, su nula capacidad de aterrar o lo absurdo del guión, pues la función se torna tan macabra y tan entrañable, que el disfrute es inevitable.

Mencionar también la presencia de dos ilustres del género. Primero y en el papel principal de melancólica madre madura, encontramos a la mítica Barbara Crampton, aquella rubísima con la que se empalmó más de uno cuando el Dr.Hill y su decapitada cabeza recorrían con la lengua su cuerpo desnudo en “Re-Animator” (“Re-Animator”, Stuart Gordon, 1985) y que terminaría apareciendo en gran cantidad de cintas de terror a lo largo de su dilatada carrera (entre ellas la citada “The Lords of Salem” de Zombie). Y segundo, la del polifacético Larry Fessenden, otro asiduo al terror tanto delante, como detrás de las cámaras, que aquí es de los poquitos que se salvan de la quema interpretativa del filme. 

En conclusión, “We Are Still Here” es un nuevo homenaje al cine de otra época. Un título poco original que tampoco pretende serlo que gana mucho en prestaciones a medida que avanza su metraje, evolucionando del inicial coñazo de terror de sobremesa, a una macabra función de sangre y vísceras que hará las delicias de los amantes de la casquería y de la serie B en su formato más burro, donde incluso hay sitio para el humor negro y alguna que otra sorpresa argumental. Si te va el cine de Fulci y similares, vale la pena pasar por la piedra. 

Lo mejor: La posibilidad de volver a ver en pantalla a una musa del terror como es Barbara Crampton (pese a que aquí no brille en exceso), los excelentes efectos especiales y los últimos veinte minutos, que son de órdago. 

Lo peor: Su primera mitad se hace pesada y poco interesante. Algunas interpretaciones son de juzgado de guardia.


15 comentarios:

Missterror dijo...

Estoy de acuerdo con todo lo que comentas, que ya tocaba!!! aunque a mi me pareció que el bodrio inicial duraba dos terceras partes de la película. Eso sí, de repente, y sin que lo esperáramos para nada, nos encontramos con ese tercio final que da un vuelco a la película y a todo lo que pensábamos de ella, que por mucho aroma o tufo de antaño que se le quisiera dar, era infumable.
Yo no he visto un casting de peores actores juntos igual, desde hacía mucho tiempo!!! Por dios, si hay que hacer un casting del casting para quedarse con semejantes palitroques, que desgana muestran!!! Por otra parte, la historia no hay por donde cogerla, yo me he armado una película en mi cabeza que vaya usted a saber si coincide con la idea del director o es una paja mental mía, pero sólo le encuentro una salida a esa oscuridad y a la familia Dagmar...
De acuerdo con las referencias que mencionas, pues aquellas tampoco es que tuvieran una historia que requiriera darle mucho al coco, y mucho de lo que allí se veía, lo vemos aquí.
Quizá yo no hubiera llegado hasta el siete, pero admito que me quedé muy gratamente sorprendida con el giro final, no por giro argumental, sino porque parecía que estaba viendo otra película y esas sorpresas son las que perduran.
Una película de paciencia, simple como ella sola, pero efectiva por lo que arrastra y lo que suelta al final.

Saludos!!!

El Rector dijo...

Missterror, yo pienso que se anima un poquito antes (toda la parte de la posesión también está muy lograda). Pero si, hay que tener un poco de paciencia con ella y sobreponerse a esas interpretaciones algo estrambóticas (tampoco diría que son las peores que he visto, ni mucho menos), lo cual no deja de ser curioso ya que no estamos hablando precisamente de actores noveles... de todas formas, creo que vale la pena pasar el "mal trago" inicial, el cual queda compensado y con creces en adelante.

La serie B no requiere darle al coco, por eso, a alguien con tan poco como yo, le suele gustar tanto ;)

Saludos.

damien thorn dijo...

Felicidades y gracias de nuevo, señor Rector!!!!
Empecé a verla y me estaba pareciendo truñal del bueno, así que pasé, pero tras leerle, le dí oportunidad(como siempre hago) y tengo que reconocer que me ha gustado tanto o más que a tí. Evidente en su categorización de serie bajuna y producción barata de facturilla cutrona, la peli es más que un decente ejemplo de que no todo se tiene que hacer a lo grande ni con ideas innovadoras o pretendidamente nuevas,(para eso ya tenemos a Amenáblandenguer). A mí, las interpretaciones me han dado puntito, entre expresionismo abstracto y neorrealismo a ratos, y a partir de su mitad la cosa mejora horrores!!!!
Me encanta que te mole la Crampton, que a parte de haber estado como un tren toda su vida, tiene ese punto de tia simpática que arrasaba. Desde Doble Cuerpo de mi DePalma, donde también es cierto que la que partía la pana era Melanie Griffith, Re Animator, Re sonátor, Space truckers... Tipa incombustible, guapuna y de las que da gusto seguir viendo en un género que trata mucho mejor a sus actrices de edad que el resto.
Aplauso y mutis por el foro!

El Rector dijo...

Damien, pues en ese caso, el señor Geoghedan me debe un fan :)

Me alegra que le dieras esa oportunidad que sin duda merece. A veces la paciencia nos depara buenas cosas, aunque en otras, nos la agoten merecidamente.

Película pequeña, sin grandes ideas ni grandes recursos, pero muy añeja y muy disfrutable.

Lo de expresionismo abstracto y neorrealismo, entiendo que no dejan de ser dos eufemismos cariñosamente edulcorados... y conste que miss Crampton (por cierto, estupenda también en la no menos estupenda Re-Sonator) no se lleva la peor parte ni de lejos. El primer premio lo compartirían entre Andrew Sensenig, por picha fría, y Monte Markham, por el que siento gran respeto pero que aquí, parece recién salido de la escuela de interpretación y si me apuras, con un par de copas de más.

El género de terror cuida mucho a sus divas, sin duda. Barbara Crampton, Barbara Steele, Lin Shaye... todas la mar de vigentes y estupendas.

Saludos.

P.D: Me alegra saber que no eres tu el pirata detenido en Gijón, no creas que no se me pasó por la cabeza :)

damien thorn dijo...

Rectorazo, no es que le haya dado casualmente una oportunidad extra a la peli, es que SIEMPRE que cualquiera de los cuervos, May, MissT,Donnie, Shutter, Chanpoo, mi Romasanta... critica positivamente algo que he dejado pasar, me fío más casi de vuestro criterio y la veo. En tu caso, porque tienes un gusto bastante exquisito y no te andas con tonterías, y la verdad es que la peli me ha molado bastante.
Es cierto, el cine de género cuidó a Maria Asquerino, a la Gimpera, a tantas y tantas musas/divas del grito hispano, como el resto de géneros no ha hecho, dándoles la espalda justo en sus mejores momentos.
Yo que tuve la inmensa suerte de conocer a María y rodar con ella un docu-interview, estaba más orgullosa de su papel en "Fotos", obra maestra, uno de mis dieces más férreos, de Elio Quiroga (aquí denostado y reconocidísimo internacionalmente también por NODO), que por cualquiera de sus grandes obras de hace cincuenta años.
Vivan nuestras actrices, deliciosas, supremas,salvajes,raciales y de mirada viva y apabullante, vivan sus arrugas y viva el cine que les da oportunidades a ellas para seguir adelante y a nosotros para seguir gozanzo como cochinos en lodazal.
Ea.

El Rector dijo...

Damien, en ese ranking cuervil de criterios a seguir, a mi ponme el último de la lista, que ya sabes que tengo unos gustos bastante rarunos (exquisitos, si, pero rarunos, jaja!!). Pero ya te digo, que me alegra haber colaborado en medida de lo posible a tu disfrute de la que para mi, es una de las sorpresas del año.

Yo también he respetado siempre mucho tu criterio (y solemos coincidir bastante), pero desde que se que tienes el culo tatuado con "Insidious", más todavía :)

Pues no has visto tu mundo ni nada...

Saludos.

P.D: Y "Nodo" me pareció horrorosa :)

Agustin VAZQUEZ ALONSO dijo...

Felicidades Rector por esta buena critica.
Un saludo.

El Rector dijo...

Agustín, muchas gracias, me alegra que te haya gustado. Ojalá haya podido convencerte también para que le des una oportunidad a la película. Si te va el royo del terror de los 70/80, la vas a disfrutar.

Saludos.

Agustin VAZQUEZ ALONSO dijo...


Gracias a vosotros .
Y a ti Rector por tu trabajo.
Una oportunidad si la tiene ya por unas películas.
Una dellas es :
LOS PÁJAROS
Una película estadounidense de 1963 de los géneros de drama y terror.
Director: Alfred Hitchcock
Además de las elaboradas escenas de acometidas de cuervos y gaviotas, lo más destacable de la película es el juego sibilino (siempre huyendo de la cotidianeidad del mundo ordinario) formulado por Hitchcock de intercambiar papeles entre el pájaro enjaulado y el ser humano… del sometimiento animal.

Un saludo...

Israel C d C dijo...

El Rector, primeramente felicidades una critica excelente, con un primer párrafo que refleja con gran acierto la triste realidad del cine (de horror) actual.
Debo admitir que, a pesar de no haber visto algunos de los filmes que mencionas, estoy muy de acuerdo con tu crítica.
El inicio fue bastante pesado, y las actuaciones no fueron muy convincentes y la falta de quimica se notaron. Pero llega el momento donde todo el "corsé" se desata y sube bastante el disfute que sentí con la película, gran gran trabajo el de efectos y maquillaje, un baño de sangre hermoso (jeje) simplemente el final me dejo con cieeeertas incógnitas que tal vez hubiera preferido que se las resuelva, en fin....disfrute mucho de ver este filme.
Para finalizar, repito mis felicitaciones por tu crítica El Rector.

Saludos

El Rector dijo...

Israel, muchas gracias, me alegra que te haya gustado la crítica y me alegra doblemente, ver que coincidimos 100% en nuestras impresiones sobre la película.

De todas formas y respecto al pesimista párrafo inicial, siendo totalmente verídico, no quiere decir que no se hagan buenas películas de terror en la actualidad, solo hay que pasarse por lo mejor del año para ver que aun hay esperanza dentro del género.

Muchas gracias por tu interesante y argumentada opinión.

Saludos.

Israel C d C dijo...

Mas que pesismista, es realista tu comentario sobre la actualidad. Asimismo, hay buenos filmes que merecen ser vistos y es por eso que aprecio mucho su página, y algo que si debo felicitar es que no solo es una persona que brinda su crítica cerrada y punto(conocí sitios con ese formato), son varios y entre ustedes comentan las críticas de otros y la verdad esa interacción, es muy muy útil como guía y para asi ir escogiendo filmes, ya que, como expresé antes, las películas en mi país llegan con mucho retraso (siendo realistas, solo llegan los blockbusters) y siempre dobladas, personalmente prefiero las películas en idioma original, asi que......antes de animarme por alguna, me doy una pasada por su página, a pesar de que recién me anime a hacer algunos comentarios.
Saludos

El Rector dijo...

Israel, por norma, tendemos a generalizar y cuando hablamos de salud del género, no es ninguna excepción. Sigo opinando lo mismo que comenté al inicio de la crítica, que hoy en día se hace mucha basura y se gastan grandes recursos en producciones que terminan cayendo en la indiferencia y el olvido. Pero como en todo, hay excepciones y por suerte, si hablamos del fantástico, hay muchas. "El 2015 ha sido un año FABULOSO para el género y aunque muchos se empeñen en repetir una y otra vez que ya no se hace buen cine fantástico y bla, bla... la realidad es la que es y ahí están grandes títulos como los que hemos podido disfrutar este pasado año para demostrarlo.

En Nido siempre hemos apostado por la pluralidad y por ello hemos intentado rodearnos de gente con distintos puntos de vista, pues las críticas cerradas como comentas, están muy bien, pero donde realmente uno puede sacar las mejores conclusiones, es en la pluralidad de las distintas opiniones. Me alegra que te hayas animado a participar y que lo sigas haciendo en adelante, pues insisto, es ahí donde reside la gracia de esto.

No se en que país vives, pero te puedo decir que en España, sufrimos exactamente el mismo problema que tu. Aquí se habla mucho de la piratería, de las descargas ilegales y del daño que estas hacen en la industria... hipocresía pura y dura. Si solo viéramos el fantástico que se estrena en cines o sale en formato doméstico, nos perderíamos el 99% de lo que el género ofrece cada año.

Saludos.

Israel C d C dijo...

El Rector, muy de acuerdo con eso, gran cantidad de dinero se ha destinado a producir BODRIOS en su máxima expresión y tal vez es ese aspecto el que lastimosamente eclipsa a buenas producciones que si merecen la atención y nuevamente admito que a medida que pasa el tiempo estoy viendo esas que valen la pena gracias a su página.

Y si, esa pluralidad es lo que agrada de la página, siendo muy agradable no toparse (seguido) con algún vulgar que quiera dar la contra a todos con insultos y etc, etc. Muy agradables las criticas y comentarios entre l@s critic@s de esta página.

Olvide mencionarlo jeje les escribo desde Bolivia, donde es algo lamentable la situación del cine, al menos en mi ciudad (Oruro), ya que hablando de cine de "Horror", las 3 salas de la ciudad le sacan hasta la ultima gota a "Actividad Paranormal" y unos 2 o 3 titulos con "Ouija" con estrenos y reestrenos y re re re estrenos


Saludos desde aca

El Rector dijo...

Israel, no hay duda de que ese es uno de los factores más importantes a la hora de tener esa mala percepción sobre el género. Si lo que llega a la gran pantalla son cosas como "La Horca", "Unfriended", "Paranormal Activity" o "Ouija", pues se entiende que muchos pongan el grito en el cielo. Por suerte o por desgracia, el buen cine de género no hay que buscarlo en las salas de cine... la industria nos empuja a degustar terror de manera furtiva. De todas formas, no es excusa, pues hoy en día, todo el mundo tiene acceso a verlo todo gracias a la magia de la red, así que el que no disfruta del género (aunque no como nos gustaría), es porque no quiere.

Sobre los comentarios y lo que comentas al respecto de la pluralidad, pues es lo que tiene. En lo positivo el hecho de poder sopesar y comparar opiniones muy dispares. En lo negativo, el hecho de tener que soportar la mala educación de algún que otro impresentable (pocos por suerte), pues no nos gusta censurar absolutamente nada.

Un saludo y un abrazo fuerte también para tierras Bolivianas, donde nos consta tenemos muchos lectores asiduos.

Publicar un comentario en la entrada

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.