lunes, 11 de abril de 2016

Crítica: Hush

Ssssssssssssshhhhhhhhh, silencio!! No os mováis, no respiréis, no hagáis ningún ruido, hay alguien intentando entrar en casa...El pulso se acelera, los ojos se abren todo lo que pueden y aún así no logran ver todo lo que les gustaría ver, la boca se seca, la mente es incapaz de pensar con lógica y coherencia, el mundo se nos viene abajo y sólo hay una palabra para describir ese momento: Pánico. Este es el pánico que todos, en algún momento de nuestras vidas, hemos sentido cuando estábamos intentando dormir en la cama y hemos oído un ruido que no supimos identificar dentro de nuestra casa. Nuestra mente, nuestra imaginación, siempre nos hace creer que alguien ha entrado dentro y se desata el pánico. Pánico infundado en casi todos los casos.

Ese terror que se debe sentir cuando el asaltante te pilla por sorpresa en tu casa, no debe ser ni remotamente parecido al que se debe sentir cuando tienes la certeza de que de un momento a otro van a entrar en tu casa y estás totalmente desprotegido. Eso es vulnerabilidad, y aquí, la sensación de pánico se amplifica en un millón de veces. Eso es lo que significa "Hush" para Mike Flannagan (el director de esta película) y, por extensión, para el espectador.

El pasado ocho de Abril, se estrenaba "Hush" en la plataforma Netflix a nivel mundial. Tan solo un mes después del estreno de esta película en el festival SXSW de Austin, Netflix ya había comprado los derechos para su distribución, y eso a los fans del género que utilizamos este canal, hizo que se nos hiciera la boca agua y que se abriera un rayo de luz y esperanza entre tanto nubarrón de tan mal acceso a películas de género con la calidad que nos merecemos. Desde luego, Netflix no nos hizo esperar y acertó de pleno, y espero que se den cuenta de que el futuro no sólo está en el cine familiar, que es accesible en cualquier canal gratuito de televisión, sino precisamente en lo contrario, en lo inaccesible del cine y que así apuesten por este tipo de estrenos y amplíen su catálogo de terror y fantástico, acercándonos al que ofrecen en otros países. Y que conste que Netflix no me paga para hacer publicidad, de hecho soy yo las que les paga mes a mes, pero encuentro una esperanza en este tipo de proyectos.

Pero vamos al lío, que "Hush" tiene mucha tela que cortar. Sin perder de vista que estamos ante un home invasion y lo limitado de este tipo de subgénero, "Hush" intenta darle una vuelta y no hacer lo mismo de siempre, con una serie de elementos que hacen de este home invasion, uno de los más interesantes que se pueden disfrutar. Y lo hace porque se sale de las reglas conocidas para rompernos y romper a la víctima.

Una de las reglas del home invasion, es la mencionada sorpresa, ese elemento tan importante, que rompe con la rutina del hogar y transforma, en un segundo, la seguridad en infierno, sin tiempo para poder digerirlo. En "Hush", la sorpresa viene porque realmente la víctima no se esperas que haya un hombre malo fuera de su casa, pero esa sorpresa se rompe cuando ese hombre, enmascarado, como mandan los cánones, avisa que va a entrar en la casa, y que lo hará cuando a él le de la gana, cuando la víctima desee morir, porque aquí, como en la mayoría de los home invasion, no hay otro propósito que la diversión de un psicópata (como ocurría en "The Strangers" o "Funny Games", por ejemplo).

Nos ponemos en situación y visualizamos a la protagonista, la víctima, sola en casa, con la certeza absoluta de que esa noche va a ser asaltada en su propia casa y que va a morir. No imagino una situación más angustiosa y dramática...bueno sí, que el bueno de Mike Flannagan haga que esta víctima encima sea sordomuda, lo que la priva de, al menos, un sentido esencial en esta situación, como es el oído. Esto no es nuevo, a los directores les gusta añadir más dificultades a las víctimas: en "Mischief Night" nuestra víctima era ciega, en "Intruders", era agorafóbica, y ahora toca hacer que no se pueda esconder guiándose por el oído, sino que tenga que estar pendiente de las ventanas y todos los puntos muertos de la casa, para intentar saber dónde está el asaltante de tal manera que ella también esté visible para el psicópata la mayor parte del tiempo. Bien pensado Flannagan!! Lástima que no le saques todo el partido a la situación que deberías...

Llega la hora de conocer al hombre que quiere entrar en la casa y para ello, se dejan las cartas encima de la mesa desde el inicio. Nuestro hombre (John Gallager Jr, a quien vimos hace poco en "Calle Cloverfield 10"), se muestra tal cual es desde la primera media hora. No destaca como psicópata, comete fallos, en ocasiones es torpe y tiene claro que no es una super bestia que pueda con todo, pero tiene algo imprescindible, que es el control absoluto, e incluso mostrando su miserias, es quien lleva la batuta de la situación. No es el típico asaltante que se esconde todo el rato bajo una máscara, aunque queda vistoso cuando la lleve, es un psicópata de manual que no necesita demasiada parafernalia para aterrar a la víctima.

La tensión se produce tanto en el exterior como en el interior de la casa, y es precisamente esta tensión lo que le da el notable a "Hush", porque pese a que se estira más de la cuenta la parte central de la trama, en gran parte por culpa de la escasez de personajes y el poco partido que se les saca a los secundarios, la tensión es palpable a cada instante, sobre todo en el tramo final, donde el guión acierta de pleno con unas visiones traducidas en crudas imágenes de todas las situaciones posibles a las que se puede enfrentar nuestra final girl, Maddie ( Kate Siegel, quien borda su papel y que se mimetiza con Angelina jolie en gran parte del film y que además, para más inri, también firma el guión junto con el director).

En cualquier home invasion se gana enteros cuando la víctima o víctimas sufren lo indecible, y aquí hay momentos muy chungos también, de esos que hacen apretar los dientes gracias a unos buenos efectos artesanos, pero a diferencia de lo que estamos acostumbrados, con varios asaltantes o varias víctimas, cuando el duelo es de dos personas, se busca tanto el daño físico como el cansancio psicológico de una situación que escapa por completo al control de la víctima, y en este aspecto, considero que "Hush" cumple con creces y que con pocos elementos, regala al espectador una película a tener en muy cuenta, que destaca en su género, por tanto no es necesario un río de sangre para que el conjunto sea la mar de efectivo.

Merecido, pues, que deis una oportunidad a "Hush" y que le sigamos la pista a Mike Flannagan, quien despuntó con "Oculus" (que no es santo de mi devoción, dicho sea de paso) y quien se afianza con "Hush". Ya veremos que nos tiene preparado con "Before I Wake"... Por lo pronto, si esta noche escucháis ruidos en casa, cerrad los ojos tranquilos y seguid durmiendo, no ha entrado nadie en ella, no al menos esta noche, aunque nunca se sabe lo que puede ocurrir mañana...


8 comentarios:

El Rector dijo...

Sin ser nada, pero nada fan de este tipo de películas, que me suelen aburrir sobremanera, he de decir que estoy totalmente de acuerdo con todo lo que comentas, Missterror, de hecho, incluso te diría que a mi no me ha parecido nada estirada la trama pese a la escasez de elementos. Entiendo los preliminares en esta contienda, como completamente imprescindible para sacarle el máximo partido a la sordera de la protagonista y pro extensión, a la eficaz sensación de indefensión que la película transmite al espectador.

Es cierto que el villano, no es en esta ocasión el típico asesino imponente enmascarado. Y es algo que puede que no guste a los más puristas, pero a mi ese hijo puta enclenque y cobarde, me ha ganado desde el principio.

Uno de los elementos de este tipo de películas que tan poco me gusta, es lo desigual que se equilibra la balanza, donde los asesinos siempre suelen ir un paso por delante y al final, la cosa parece más un ejercicio de tortura (vamos, un tediosos torture-porn), que una lucha por la supervivencia real. Aquí esto no ocurre, el tour de force entre víctima y asesino, pese a lo que puede parecer de inicio, termina sienso una contienda de lo más igualada y ahí, es donde el filme si consigue generar esa tensión que a mi me faltan en otro tipo de propuestas similares.

Grata sorpresa pues y esperemos que Netflix siga apostando por el terror y podamos disfrutar del género en las condiciones que sus muchos seguidores nos merecemos.

Saludos.

Missterror dijo...

Rector- A mi los preliminares también me parecen imprescindibles para entender la extrema vulnerabilidad que se va a manejar. Además, los preliminares son cortos y enseguida se llega a la situación tensa. Para mi, se estira la parte en la que los cristales les separan.
Totalmente de acuerdo en que el hecho de que no haya grandes diferencias de torpeza y acierto entre víctima y asesino consigue que la sensación de realidad aumente mucho y eso es básico, que seas capaz de ponerte en la piel de la víctima para sentir su angustia. Ambos son más torpes de lo que cabría pensar, pero creo que el asesino tiene el control y que incluso en sus grandes errores, tiene a su víctima donde él quiere, y esto pasa porque ella está totalmente aterrada y él disfruta.

Una sorpresa esta "Hush", sí señor! Esperemos que esta plataforma siga con esta tendencia!

Saludos

Anónimo dijo...

Grata sorpresa de Flanagan. Me gustaría recomendar DARLING una peli del 2015 de Mike Keating. Una nueva versión más macabra y sangrienta de Repulsión de Polanski. Filmada en impoluto blanco y negro y con efectos estreboscópicos es un arriesgado y eficaz experimento de una chica abocada a una vorágine de locura y paranoia. Tiene 2 buenas sorpresas finales y está repleta de buenos momentos visuales. Una verdadera joya de culto.

Missterror dijo...

Anónimo- No tenía fichada a "Darling", pero no cabe duda que la has vendido muy bien y que en cuanto pueda hincarle el diente, lo haré con total predisposición.
Gracias por la recomendación.

Saludos

Lore V. San dijo...

Fantástica crítica y película entretenida. Gracias Missterror. Por mi parte lo pase muy mal al meterme en la piel y en los oidos sordos de la prota; por no mencionar que me hervia la sangre cada ver que le veía la cara de capullo a ese ser que porque sí, porque a él le apetece, ha decidido convertir tu vida en un infierno. El final bastante correcto, sin flipadas salidas de tiesto. Saludos!

Missterror dijo...

Lore V. San- Espero entonces que con "Hush" hagamos las paces después de "Orgullo, Prejuicio y Zombis".
Lo bueno de "Hush" es que no tiene escenas imposibles y que parece todo muy de andar por casa, por lo que es muy fácil ponerte en el lugar de Maddie y experimentar la angustia y la vulnerabilidad.
El final, como comentas, muy acertado!!

Saludos

Patrick Bateman dijo...

Yo no esperaba nada especial y la he disfrutada bastante. Me ha parecido un gran acierto esa desventaja auditiva, porqué está claro que argumentalmente es una 'caza de brujas', nada más. Pero, Flanagan sale airoso con esta presentación.

Missterror dijo...

Patrick Bateman- Me alegro mucho que la disfrutaras. La verdad es que parece que va a ser una película menor y se convierte en todo un acierto, así que hay que seguir la pista a Flannagan sí o sí ;)

Saludos

Publicar un comentario en la entrada

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.