jueves, 19 de mayo de 2016

Crítica: La Invasión de los Ultracuerpos

Siempre es un placer, más aun en los tiempos tenebrosos que corren, pasarse de vez en cuando así como quien no quiere la cosa por el club de “Remakes que superaron a su original”. Si recientemente tuve el honor de flirtear con la deliciosa versión de Chuck Russell de “The Blob”, hoy me toca hacerlo, pese a mi marcado carácter monógamo, con otra erotizante reimaginación de uno de los clásicos por definición del terror y la ciencia ficción de los 50 como fue “La Invasión de los Ladrones de Cuerpos” (“Invasion of the Body Snatchers”, Don Siegel, 1956).

Al igual que la película de Siegel, “La Invasión de los Ultracuerpos” dirigida en 1978 por Philip Kaufman, está basada en la novela de Jack Finney, una fascinante anomalía en una filmografía, la de Kaufman, que nada ha tenido que ver con el fantástico, al menos como director, pues bien conocida es su implicación en labores de guionista en el universo del arqueólogo aventurero más famoso de la historia del cine, trabajando tanto en “En Busca del Arca Perdida” (“Raiders of the Lost Ark”, 1981), “Indiana Jones y la Última Cruzada” (“Indiana Jones and the Last Crusade”, 1989) como en la más reciente y triste (por no usar un término menos generoso) “Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal” (“Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull”, 2008).

“La Invasión de los Ultracuerpos” no solo forma parte del club de “Remakes que superaron a su original”, también del de las películas más aterradoras que haya dado nunca el género. Kaufman se destapó aquí, como todo un maestro en el arte de la perturbación, rodando un filme realmente incómodo para el espectador y lo hizo además, sin necesidad de grandes florituras (si se me permite el chiste fácil), por eso, hablar de “la Invasión de los Ultracuerpos”, es hablar de cine en estado puro, sin adictivos de ningún tipo más allá del talento puro y duro de un cineasta que consigue sacar hasta la última gota de zumo de la naranja para dar forma a un relato fascinante y sobrecogedor del primer al último minuto de sus casi dos horas de metraje.

Una de las cosas que siempre me han maravillado más de la película, es sin lugar a dudas el asombroso partido que se le saca a la perturbadora banda sonora compuesta por el efímero Denny Zeitlin a lo largo de la misma. Esto puede degustarse ya en la mítica secuencia de créditos, donde apoyado en la genial banda sonora, Kaufman consigue convertir unos a priori “inocentes” primeros planos de la comunión entre esporas llegadas del espacio y flores terrestres, en todo un ejercicio de terror cinematográfico en estado puro. Sonoridades frías y minimalistas, que adentran al espectador en ese San Francisco opresivo y sombrío en el que Kaufman nos “invita” a entrar para luego cerrar la puerta con llave detrás de nosotros, arrojarla por el retrete y abandonarnos a nuestra suerte.

Una suerte que supura suspense por todos los poros y que nos adentra en un juego donde la paranoia toma el control de las operaciones en el mismo momento en que Elizabeth (Brooke Adams), despierta una mañana y ve en su marido, a un perfecto desconocido, que comienza a comportarse de forma extraña y a reunirse de forma clandestina con otros desconocidos. Este es el punto de partida de esta vuelta de tuerca con reverso fantástico de las tradicionales historias conspiratorias que es “La Invasión de los Ultracuerpos”. De ahí en adelante, una frenética y vertiginosa bajada sin frenos por alguna de las grandes pendientes de San Francisco. Al volante, un superlativo (como siempre) Donald Sutherland y algún que otro secundario de lujo como Jeff “Mosca” Goldblum o Leonard “Spock” Nimoy.

Si la banda sonora hiela la sangre, sobrecogedor el uso que hace Kaufman de la cámara, como si estuviera haciendo el amor con ella, recorriendo cada centímetro de su sinuosa figura y recreándose en ello, tomándose su tiempo para conseguir que cada plano, por cotidiano que este pueda parecer, degenere en algo perturbador. Es sorprendente, como una película de ritmo tan pausado como esta, puede llegar a resultar tan dinámica... hay que quitarse el sombrero ante la capacidad narrativa de la que hace gala el director en todo momento y es que más allá de su escalofriante puesta en escena, esta revisión consigue que empaticemos con todos y cada uno de los protagonistas y por extensión, que hagamos nuestros todos sus temores. Esto se ve mucho más claro si cabe, si entramos en comparaciones con la horrible versión dirigida por Oliver Hirschbiegel y James McTeigue, “Invasión” (“The Invasion”, 2009), completamente carente de la gran capacidad de incomodar que tenía la cinta de Kaufman.

Pese a la evidente sobriedad del filme, más preocupado en generar sensaciones a base de insinuaciones y del lado más psicológico del relato, la película hace gala de unos efectos especiales superlativos, alcanzando la cúspide en la mítica secuencia del jardín, donde Matthew (Sutherland) intenta ser copiado por una serie de vainas cuando se queda dormido bajo la luz de las estrellas.

Por ello, “La Invasión de los Ultracuerpos” es otro de esos revisionados obligados para cualquier amante del terror, la ciencia ficción e incluso el suspense. Una película inquietante que deja de lado las connotaciones políticas de la cinta de Siegel para centrarse en el terror puro y duro para la cual, parece que no han pasado los años y que a día de hoy, mantiene intacta toda la esencia que la hizo grande en su día y título de culto en los nuestros. Técnicamente sobresaliente, con una banda sonora efectiva como pocas y un pulso narrativo lento, pero ajeno a cualquier tipo de especulación en una historia en la cual no dejan de suceder cosas desde esa oda macabra que son sus títulos de crédito, hasta la mítica secuencia final que inmortalizó al gran Donald Sutherland y que hoy, casi cuarenta años después de su concepción, sigue poniendo los pelos de punta.

Como curiosidad para terminar, recordar el pequeño cameo realizado por el actor Kevin McCarthy, protagonista de la película de 1956, quien aquí da vida en una de las secuencias más escalofriantes del filme, al desconocido que se arroja contra el coche conducido por el personaje de Sutherland, advirtiéndole del peligro que corren, al igual que hacía al final de la primera película. De la misma forma, la actriz Veronica Cartwright (una de las protagonistas de la cinta), tendría también una pequeña aparición en la infame “Invasión”.

La secuencia: No hay duda posible, hablar de “La Invasión de los Ultracuerpos”, es hablar de un gesto, de una mirada, de un dedo acusador y de un grito. No obstante, siempre me ha hecho gracia la curiosa composición que Kaufman nos regala justo al morir la secuencia de créditos iniciales, en la cual, un sacerdote se balancea en un columpio junto a unos inocentes niños en un parque. Muy acorde con el perturbador tono y enrarecida atmósfera del filme.

Lo mejor: Técnicamente impecable, con una fotografía y una banda sonora que quitan el hipo, por no decir que hielan la sangre, amén de unos fx superlativos. Su gran facilidad para incomodar con muy poco y por supuesto, la inolvidable secuencia final.

Lo peor: Lo he intentado, pero de momento, no se me ocurre nada.


18 comentarios:

Donnie Darko dijo...

¿Solo un diez? Poco me parece! Lo digo en serio.. :-) 'La invasión de los ultracuerpos' de Kaufman es una obra maestra absoluta dentro del cine de terror y ciencia ficción. Tanto es así que son muchas las series y las películas que hacen referencia de una manera u otra a esta película, como 'Los simpsons' pero ¿soy el único que pensó en esta película al ver el primer episodio de 'The Strain' cuando vemos al personaje interpretado por Kevin Durant en la cocina de un restaurante?. Incluso ese bodrio títulado 'La huesped' tiene momentos que hacen que nos podamos acordar si no de esta película si de la novela en la que se basa (Y esa alineación y la forma en la que los 'infectados' se comportan se ve tambien en la novela de Ramsey Campbell que Balagueró tomo como base para rodar 'Los sin nombre'

La forma que han tenido diversos directores (Don Siegel, Kaufman, Abel Ferrara y Oliver Hirschbiegel) de adaptar la notable novela de Finney y adaptarla de alguna manera al momento político que se vivía en el momento que las películas fueron rodadas, hacen que estas películas sirvan para ver una cierta evolución en lo que a la politica y los miedos y preocupaciones que afectaban a la gente se refiere.

Esta es una de esas películas de obligada visión. Donald Sutherland, Jeff Goldblum, Leonard Nimoy, Veronica Cartwright...¿Que mas se puede pedir? Una película de creciente tensión y que no aburre en ningún momento y con un final que aunque hemos visto mil veces, sigue sin perder su capacidad de asustarnos..

Tal es el impactó que esta película me causó que cada vez que llega la primavera y veo esas pelusas blancas volar de los arboles y posarse en la hierba pienso en el comienzo de esta película y cuando llego a casa miro debajo de la cama y en el armario, por si acaso.. no vaya a ser que me encuentre con algo que no deseo ver...

Missterror dijo...

Mira que a mi me cuesta sacar los dieces a pasear porque soy una absoluta cobarde, pero es que "La Invasión de los Ultracuerpos" se lo merece!!
Una película que realmente es lenta y se hace muy dinámica desde los primeros cinco minutos es para estar ya muy atentos y relajados porque el disfrute está asegurado. Tiene tensión, drama, sorpresa, emoción, ALMA. Lo tiene todo y encima, ramillete de enormes actores por si a alguien le quedaba duda de que la intención de Kauffman fue siempre superar a la película original.

Imprescindible película, como lo es tu análisis de clásicos, así que ya sabes para el próximo. Respeto máximo por todo lo que transmites hablando de estas maravillas, Rector.

Saludos

Romasanta Macias dijo...

Una obra magna que no le afecta el paso del tiempo, y que sigue vigente en todos sus sentidos, un film parar recordar década tras década. BRAVO!!!

El Rector dijo...

Donnie, se me pasó por la cabeza meterle alguna que otra estrellita más, pero luego se me acusa de exceso de entusiasmo y preferí dejarlo en un mísero 10 :)

Poco más se puede añadir de esta maravilla, suspense en estado puro para un clásico imperecedero que merece revisionados periódicos para recordarnos a nosotros mismo, cuan altas cotas puede llegar a alcanzar el cine de terror, en estos tiempos en los que andamos un poquito justitos.

Fíjate que nunca he tenido memoles de enfrentarme a la película de Ferrara, aunque tengo entendido que es una versión bastante libre... ahora he visto que está a punto de editarse en formato DVD, igual hasta me animo y todo.

Missterror, hay que salir del armario mujer, el diez no puede ser nunca un tabú, hay que premiar a la excelencia y que mejor caso que este.

Supongo que la intención de todo director, cuando hace un remake, es intentar mejorar la obra original, o al menos, darle su toque personal... queda claro visto lo visto, que no siempre se consigue, jeje. Esta versión de Kaufman, no se si mejora a la original, pues son dos cintas muy ancladas a su época y dos estilos bastante diferentes, pero desde luego, yo me quedo con la del 78 con los ojos cerrados. Tengo que decir, que la presencia de ese coloso y actor fetiche que es para mi, Donald Sutherland, ya la hacia partir con varios puntos de ventaja.

Larga vida a los clásicos y a nosotros, que podamos contarlo :)

Romasanta, en eso estamos. Siempre es un placer recordar estos hits del género.

Saludos.

Negro dijo...

Gran entrada, Rector. Aunque os sigo a menudo suelo comentar muy poco, pero en este caso me parece casi un sacrilegio pasarlo por alto. Totalmente de acuerdo, una obra maestra. La primera vez que la vi, siendo bastante joven, me causó un tremendo impacto. Y en las sucesivas revisiones siempre la he disfrutado. Un clásico, sin fisuras.

Saludos.

El Rector dijo...

Negro, muchas gracias. A ver si te dejas ver más a menudo, que tus opiniones siempre son interesantes, por más que no siempre estemos de acuerdo :)

En este caso, es imposible no estarlo, amar a este género, es amar a esta película y desde luego, compartimos impacto de juventud, pues es este uno de esos títulos de la época, que más huella han dejado en el aficionado.

Saludos.

JuanCar dijo...

Estimado Rector,

Ha sido una pasada leer este precioso homenaje que le has dedicado a una de las grandes obras del fantástico de todos los tiempos.
Poco mas se puede añadir a todas y cada una de las bellas palabras que has escogido para enamorarnos aun mas si cabe de esta obra magna y Herculea sin igual.
Es imposible definir tu redacción como una simple critica, pues es difícil sacar a relucir un solo aspecto negativo de una obra cuyos valores cinematográficos hablan por si solos, abrazando al espectador desde el mismo momento en que comienza la proyeccion.
Bravo Rector, de verdad. Nada de cumplidos.
He aprovechado, tras leerte, para buscar una copia de la película en la mejor calidad posible, que ya esta en mis manos. Por supuesto que no tardare en darle su homenaje, es una película que solo he visto una vez en mi vida y de la que guardo un espectacular recuerdo. Te contare mis impresiones, claro que si.
He tenido la oportunidad reciente, de visionar una película que comentasteis aquí hace ya un tiempo, "Mother´s day" de Darren Lynn Bousman, y me gustaría saber si todavía sigues pensando lo mismo que pusiste en los comentarios acerca de ella. Lo digo por que a mi me ha parecido una película EXTRAORDINARIA, y me ha sorprendido tanto la critica que se publicó en su día, como tus comentarios.
Por ultimo, si me permitís introducirlo, deciros que este fin de semana he disfrutado como hacia mucho tiempo que no lo hacia, con una película absolutamente genial: "Zootopia".
Se la recomiendo encarecidamente a todo el mundo que llegue a leer esto.

Un saludo a todos.

El Rector dijo...

Juancar, muchas gracias por tus palabras, pero el mérito es todo de Kaufman y de la magna obra que se cascó. Es fácil, muy fácil, hablar sobre películas de semejante envergadura. "La Invasión de los Ultracuerpos" siempre ha sido una de mis películas de terror de cabecera y era un delito, no dedicarle unas líneas en estas páginas.

Recientemente me hice con la película en bluray (y a un estupendo precio, todo sea dicho de paso) y tuve la excusa perfecta para ese revisionado de calidad que la cinta merece. Sinceramente, me da bastante grima ver según que películas bajadas de internet y esta era una de ellas, de ahí la tardanza en aparecer por Nido.

Cuando tengas oportunidad de ese revisionado, muy atento a tus opiniones al respecto.

Sobre el remake de "Mother´s Day", no he tenido oportunidad de volver a verla desde entonces, por lo que mantengo la opinión que expresé en su momento. Pero no tengas muy en cuenta mi opinión en esta ocasión, pues es un subgénero este (al menos tal y como lo presentó Bousman), que no me hace excesivo tilín, por decirlo de manera elegante. Ahora, viendo tu entusiasmo, me pica el gusanillo de darle una segunda capa de pintura a ver como queda...

"Zootopia" está desde hace tiempo en la lista de futuribles, después del divertido trailer que nos metieron en el cine por vena antes de ver no se que película... aunque no soy muy fan de la animación, si le tengo bastantes ganas a esta... y a mi señora esposa le chiflan, así que cae seguro ;)

Saludos.

JuanCar dijo...

Ningún trailer es capaz de hacer justicia a una película que guarda sorpresas en todos y cada uno de sus planos, estoy seguro que la vas a disfrutar junto a tu esposa de la misma manera en que yo lo he hecho.
En algunos momentos me hizo sentir como un niño abrazado a un gigante bowl de palomitas, y eso siempre es de agradecer.

Un abrazo a todos.

Donnie Darko dijo...

La versión de Ferrara no es ni mucho menos la mejor pero está a años luz de la protagonizada por la Kidman.. Lo único bueno que tuvo esa película es que volvió la novela de Finney a las librerias.. por lo demás era una película sin mucho sentido y sin la carga de las otras. Personalmente te recomiendo la cinta de Ferrara, no se si te gustará o no, pero no te dejará indiferente...

Un abrazo

El Rector dijo...

Donnie, pues viendo que la pasas por el filtro de calidad, me pondré con ella. Siempre me pareció que era un subproducto directo a mercado doméstico y el gran respeto que le tengo a la película de Kaufman, me susurraba que no me acercara a ella.

"Invasion" es una de las cosas más infames con la que nos ha torturado la fiebre de los remakes... creo que solo superada por lo que hizo Len Wiseman con "desafio Total". Ese sr. debería estar en la cárcel... aunque ojito con lo que se nos viene encima, pues no solo se confirma que habrá remake de "Golpe en la Pequeña China", sino que no contentos con ello, The Rock será el protagonista. Para mear y no echar gota.

Saludos.

JuanCar dijo...

Estimado Rector,

No me voy a extender en demasía en mis comentarios hacia esta obra maestra, todo lo que pueda decir sobre ella, ya lo has impreso tu de manera soberbia.

Es la segunda vez en mi vida que veo esta obra y lo primero que se me viene a la cabeza es que; no solo la he recordado y rememorado tal cual la vi en su momento, sino que gracias a la madurez visual que he adquirido con el tiempo, he conseguido ver en ella aspectos que en su día no logre percibir.

La película no ha perdido ni un ápice de algo que para mi es lo mas poderoso que posee esta película: en todos y cada uno de los planos, hay algo sospechoso o perturbador para la mirada del espectador.
Ya sea una simple sombra, un reflejo en un cristal o espejo, una figura tras una cortina o un cristal mate, una mirada extraña...es una absoluta genialidad por parte del director que merece todas las alabanzas posibles. Gracias a unos detalles simples, pero bien acoplados gracias a la utilización que hace de la profundidad de campo, Kaufman logra transmitir al espectador una sensación constante de que algo raro esta sucediendo.

Los otros puntos a destacar; como bien dices, son tanto la música (que contribuye sobremanera a esa sensación que he mencionado antes) como los espectaculares efectos especiales, sin parangón en el actual cine digital que nos esta tocando sufrir.

Todo ello sumado a un ritmo que no decae en ningún momento, que hace que todo pase como un suspiro; me lleva a la conclusión final ya presente desde el día en que la vi, no solo de que estoy ante una grandiosa obra cinematográfica, sino que a partir de ahora tendré que acercarme a ella mas a menudo.

Saludos a todos.

El Rector dijo...

Juancar, no puedo más que venerar todas y cada una de tus palabras cual doctrina sagrada... Haufman hace aquí de la perturbación, un arte y como comentas, la cantidad de detalles contenidos en la película en esa dirección, es abrumadora. Rara vez una cinta de terror, ha alcanzado tales cotas de suspense y pese a que los efectos especiales son soberbios, para mi lo más aterrador de la película es justamente todo aquello que no se ve, todo aquello que el director nos mete casi sin darnos cuenta en la cabeza con suma sutileza.

Y si hablamos de sutileza y de incomodidad intravenosa, no puedo dejar de recomendarte una película que a mi me fasción por completo y que no se si habrás tenido oportunidad de degustar: "Honeymoon", a mi juicio, de las mejores de su año. Si no la has visto, te SUPLICO que lo hagas y me cuentes. Yo la disfruté como un cerdo precisamente, porque juega también muy bien con los pequeños detalles, llegando a resultar por momentos, tan perturbadora como la joyita de Kaufman.

Saludos.

JuanCar dijo...

Por supuesto que la he visto amigo mio, tu mismo nos la recomendaste desde estas mismas páginas.
Tengo un buen recuerdo de ella, aunque no la tengo marcada a fuego de la forma en que lo ha hecho contigo.
Rememorando una palabras que has dicho recientemente por aquí y que me encantan, me veré obligado a darle "... otra capa de pintura", para así encontrarle esas excelencias de las que hablas.
Gracias por re-recomendarla.

Saludos Rector.

El Rector dijo...

Juancar, disculpa mi faceta de abuelo cebolleta, cualquier día de estos te recomendaré "La Invasión de los Ultracuerpos" :)

Y ojo, que no digo que "Honeymoon" esté a la altura de esta, pero si que entraría dentro de ese selecto club de películas que consiguen que uno ponga caras raras cuando las ve.

Saludos.

JuanCar dijo...

Nada de disculpas. Para eso estáis, para saciar este hambre descontrolada de cine fantástico y alternativo que tenemos todos los Cuervos que os visitamos con mucho placer todos los días.

Saludos a todos.

El Rector dijo...

Juancar, en ese caso, déjame recomendarte entonces una pequeña maravilla titulada "Honeymoon"... ;)

Saludos.

JuanCar dijo...

Jajaja!, a recuperarla, pues.

Saludos a todos.

Publicar un comentario en la entrada

Comparte tu opinión con nosotros y si te da problemas el formulario, insístele un poco, suele ser bastante cabronazo cuando quiere (y quiere muchas veces, por ello, ten la precaución de copiar tu comentario antes de publicar, por si las moscas y vuelve a repetir la operación).