martes, 21 de marzo de 2017

Crítica: Hellraiser 3: Infierno en la Tierra

“Los sueños humanos, son tierra fértil donde sembrar las semillas del tormento. Ya estás madura Joey, es la hora de recolectar...”. Esta es tan solo una de las muchas célebres frases que dejaría para el recuerdo la tercera entrega de la saga “Hellraiser” iniciada por Clive Barker. “Hellraiser” (Clive Barker, 1987) y “Hellbound: Hellraiser II” (Tony Randel, 1988) son al erotismo, lo que “Hellraiser 3: Hell on Earth” (Anthony Hickox, 1992) a la pornografía. “Incluso el infierno tiene sus reglas”, se dice en un pasaje de la película. Anthony Hickox (sustituyendo a última hora a un despedido Tony Randel), quien previamente ya había grabado a navaja en la madera su particular “Anthony was here” dentro del género de terror con las dos entregas de “Museo de Cera” (“Waxwork” 1988), se las saltó todas, para no solo llevarse a la franquicia europea a los dominios de Hollywood, también a los cenobitas a la tierra.

Cuatro años después de la adorada por los fans segunda entrega de la saga y ya con los derechos de la misma en manos de Dimension Films, tras la quiebra de New World, la franquicia de los cenobitas presenta en sociedad el tercer capítulo de la dinastía: “Hellraiser 3: Infierno en la Tierra”, un “pinheadexplotation” en toda regla que se olvida de la coralidad de las dos anteriores entregas para centrarse por completo en la figura de Pinhead, a esas alturas, convertido ya en todo un icono de la cultura popular del cine de terror. Para ello, este infierno en la tierra se rodó en los Estados Unidos, la tierra prometida del show business, en un intento por abrir nuevos horizontes y llegar a más público de lo que lo habían hecho las dos anteriores películas.

Pero pese a lo que se podía esperar de un producto de este tipo, la película de Hickox, lejos de dejarse atrapar en la telaraña de la serie B para luego ser devorada por sus miserias, plantea una cinta sorprendentemente solida en términos de guion, donde el foco se pone mucho más en los personajes, que en otros aspectos de índole más comercial, de hecho, es esta tercera parte la que indaga más en la mitología de la saga, llegando allá donde “Hellbound”, se quedaba en la insinuación. “Hell on Earth” se centra en los orígenes de Pinhead y en el efecto que este tiene sobre el resto de personajes de la historia, luego le da la batuta para que haga y deshaga a su gusto en un festival de sangre y vísceras marca de la casa pero sin olvidar en ningún momento el carácter introspectivo en lo que a los peones se refiere.

Tras visionar esta tercera parte, es imposible que a uno no le venga a la cabeza otra célebre saga, la de “Pesadilla en Elm Street”. Personalmente, veo más de un paralelismo entre “Hell on Earth” y las tormentosas noches de los hijos de Elm Street. Hickox utiliza continuamente el recurso de los sueños para desarrollar la trama, convirtiéndose estos, en el elemento narrativo clave de la película. De la misma forma, el personaje de Pinhead sufre una clara evolución con respecto a los dos anteriores filmes, no solo ganando en protagonismo (algo predecible), también adquiriendo cierto tono sarcástico, incluso rozando el humor negro en ocasiones, igual que ocurriera con el personaje de Freddy, sobretodo, a partir de la tercera entrega de su saga: “Pesadilla en Elm Street 3: Los guerreros del Sueño” (“A Nightmare on Elm Street 3: Dream Warriors”, Chuck Russell, 1987), estrenada justamente un año antes que la de su colega de maldades (o "canalladas", como diría el desafortunado personaje de Bum) cenobita.

Otro paralelismo lo encontramos en el propio concepto de la película. Sacar al mal de su hábitat natural y llevarlo al mundo de los vivos. Esto lo habíamos visto ya tres años antes en “Pesadilla en Elm Street 2: La venganza de Freddy” (“A Nightmare on Elm Street Part 2: Freddy´s Revenge”, Jack Sholder, 1985), en la cual Freddy era arrastrado al plano terrenal. De hecho, siempre he creído que la escena estrella de “Hell on Earth”, la de la matanza en la discoteca, está de una u otra forma muy inspirada en la de Freddy en la fiesta de la piscina, si bien las reglas del juego aquí son diferentes, ya que Pinhead mantiene intactos todos sus poderes en el mundo real, lo que da pie, de paso, a uno de los pasajes más espectaculares que se han visto en toda la franquicia, dejando claro porque esta tercera parte es con mucha diferencia la más gore de todas las rodadas hasta la fecha.

Esto tiene como consecuencia que Pinhead (y Hickox) ya no estén sujetos a las reglas impuestas por el infierno. Los cenobitas ya no están limitados a aparecer cuando son llamados por el que manipula la caja, ahora, pueden andar a su antojo sobre la tierra y sembrar el caos y la destrucción a su paso. Excusa perfecta para que la película pudiera ganarse la gracia de nuevos aficionados más jóvenes, gracias a un último tercio frenético, plagado de acción y excesos visuales, viendo a aquellos grotescos personajes salidos del infierno destruyéndolo todo en plena ciudad, con unos diseños que además de su increíble calidad habitual, jugaban con las nuevas tecnologías en las carnes de unos cenobitas mucho más activos que nunca, que dejaban de ser parte del escenario, para convertirse en absolutos protagonistas de la escena. Así teníamos a uno que lanzaba CDs para eliminar a sus víctimas u otro que llevaba una cámara de vídeo incorporada en la cara.

Al frente de todos ellos, un Pinhead más imponente que nunca, toda una estrella del rock que eleva las cotas de épica del filme hasta niveles insospechados cada vez que aparece en pantalla y al que no le falta ninguna de las grandiosas frases que lo habían encumbrado en el pasado. Como digo, esta vez con muchos mas matices que antaño y permitiéndose el lujo de moldear su personalidad preestablecida con un nuevo tono mucho más gamberro sin caer en ningún momento en lo ridículo o perder un ápice de su aterrador e imponente halo. Este nuevo carácter más díscolo o desenfadado del personaje, nos permite disfrutar de uno de los momentos más deliciosamente blasfemos del filme, cuando Pinhead entra en una iglesia (la cual tuvo que ser recreada por razones obvias) y se burla de la figura de Dios auto crucificándose justo antes de hacerle comer su carne al párroco.

Doug Bradley se había convertido en el gran activo de la marca “Hellraiser” y en esta tercera parte se le saca todo el partido posible pluriempleándolo con dos papeles, los dos reversos de la misma moneda dando vida a Pinhead y al que una vez fuera un humano antes de convertirse en demonio, el capitán Elliot Spencer. Incluso tuvo que hacer de marioneta guiñolesca embutido dentro de un tótem de piedra sacado de alguna pesadilla de Jim Henson. El británico consiguió ir un paso más allá y dotar a Pinhead de una nueva dimensión, despojándolo del corsé que apenas le había dejado respirar antaño y eso que la empresa de intentar llenar el vacío dejado por la emblemática figura de Julia, era a priori, de todo, menos sencilla.

Sobre la banda sonora, solo decir que aunque pueda parecer mentira y pese a la considerable reducción de presupuesto, Randy Miller coge el testigo de Christopher Young y compone una partitura espectacular, dotando al filme de una grandilocuencia y una épica, como nunca se había visto antes en la saga.

Pese a no haber entrado aun en la época del CGI, “Hell on Earth” fue pionera en la utilización de algunos efectos especiales por ordenador. En el filme pueden verse algunos efectos de morphing muy innovadores en aquel momento (con gran resultado por ejemplo, en el enfrentamiento final entre Pinhead y su alter ego), aunque el protagonismo una vez más y como no podía ser de otra forma, recae en los efectos artesanales y en las increíbles caracterizaciones ideadas por Bob Keen y los suyos, quienes vuelven a sacarse de la manga una nueva colección Otoño-Invierno de cenobitas a cual más alucinante e imaginativo y por supuesto, nos regalan la espectacular escena de la matanza en La Caldera, que a la postre terminaría por convertirse en santo y seña de la película.

Es cierto que “Hellraiser 3: Infierno en la Tierra” se aleja un poco del tono y la decadente atmósfera de las dos primeras películas tan propios del cine británico, ahondando además un poco más en la tendencia iniciada por “Hellbound”, acercando cada vez más la saga a terrenos más fantásticos y en este caso, si se quiere, más “comerciales”, con el fin de poder abarcar un mayor abanico de público potencial, un tipo de espectador más joven, más afín a la música metal (solo hay que pegarle una oída a la banda sonora y a ese espectacular “Hellraiser” de los “Motorhead”) o a las nuevas tecnologías, con una película que pese a que contiene un libreto muy trabajado para tratarse de un título de serie B, se guarda en la recámara litros de sangre, quilos de casquería y muchas más dosis de acción que las contenidas en sus dos hermanas europeas. Pero no es menos cierto que nos encontramos una vez más, ante un título que deja huella, que destaca no solo a nivel visual, también a nivel interpretativo, de historia y que en su condición de fanservice, cumple con creces con todo lo que se podía esperar de la tercera entrega de una franquicia que, a aquellas alturas, muchos ya daban por muerta y enterrada.

Nada más lejos de la realidad. “Hellraiser 3: Infierno en la Tierra” es una película imprescindible para cualquier amante de la saga, un título que expande como ningún otro, la mitología ideada por Clive Barker y que además tiene el añadido de contar con la presencia de Terry Farrell, quien tan solo un año después, se convertiría en Jadzia Dax, séptimo huésped del simbionte Dax en la inolvidable “Star Trek: Espacio Profundo Nueve”, amén de con un por supuesto en estado de gracia, Doug Bradley una vez más, bajo los clavos de Pinhead. Y ya solo nos quedaría una... pero que nos quiten lo “bailao”. Una película amada y odiada en su día a partes iguales a la que sin duda el tiempo, ha puesto en el lugar que merece. “...Ahórrate tus lágrimas, borraré tus penas lentamente, tendré siglos para descubrir las cosas que te hacen temblar”.

La curiosidad: Peter Atkins, guionista de la saga, al fin pudo ver cumplido su sueño húmedo de morir en la ficción y dar vida a un cenobita.

Lo mejor: La reinvención de la fórmula hacia terrenos más comerciales sin que ello conlleve la pérdida de la esencia de la saga, más allá de las palpables diferencias habidas y por haber entre el cine europeo y el americano. Más gore, más salvaje y más Pinhead que nunca. y por supuesto, la brutal banda sonora.

Lo peor: Bum, El personaje interpretado por Lawrence Mortoff, llamado a ocupar el rol de Julia como villano carnal de la historia, termina quedándose en una mera caricatura ridícula y exagerada de aquella. Y que por desgracia, todo lo bueno se acaba y a la franquicia, tras esta, ya no le quedarían muchas más grandes alegrías que darle a los fans.


16 comentarios:

RONETTE PULASKI dijo...

No sé si solo me pasó a mí, pero yo a la 2 no le cogí el punto y en cambio a ésta, la 3, sí.
La 2 me parece bastante densa y confusa, como el mundo laberíntico en la que se desarrolla. También es cierto que ésta es más comercial, más clara.
Esta entrega ofrece a un Pinhead desatado... (su estropicio en la discoteca es todo un espectáculo). Yo creo que ya en la primera se deja entrever ese tono cabroncete y coñero que aquí se desata.
La discoteca, conciertos metaleros, la escultura... todos elementos muy ochenteros (o de principios de los noventa, como es el caso).
Hasta música de Tim Machine...
El DJ lanzando cds y el barman lanzando drinks... parece salido de una reunión entre Robert Rodríguez y Tarantino...
Quién se iba a imaginar que una discoteca y Vietnam formarían parte de HELLRAISER?!
Pues lo consiguió hacer.
Impecables vuestros análisis de la 2 y la 3.
Si algún monto un chiringuito por estas playas tropicales, su nombre será The Boiler Room.

El Rector dijo...

Ronette, no cabe duda de que esta tercera parte es mucho más accesible al simplificar la fórmula, lo cual es bueno o malo según el ojo con el que se mire. Yo soy muy fan de ambas películas, teniendo cada una su marcada personalidad y si tuviera que elegir entre una de las dos, creo que no podría hacerlo. Sí pondría a la primera un escalón por encima de ambas.

Es cierto que visionar esta tercera parte y no disfrutar como un cochino con ella, está fuera de cualquier tipo de entendimiento. Una película directa, bien guionizada, bien interpretada y visualmente apabullante, con un último tercio de escándalo y un Pinhead en modo Dios que quita el sentido. Por eso nunca he entendido muy bien como es posible que fans de la saga, la tengan en tan poca consideración.

Y no te olvides de la segunda guerra mundial, para terminar de aderezar la mezcla. Teniendo en cuenta la reducción de presupuesto que tuvo la película, las recreaciones de los escenarios bélicos están muy curradas.

Una nueva secuela en manos de los Rodríguez & Tarantino podría tener su punto, aunque me temo que saldría algo un "poquito" más cachondo que lo que hizo el sr.Hickox, jeje...

"Hellraiser 3", o como americanizar la saga, y salir vivo en el intento y con nota.

Esta feo que yo lo diga, pero la verdad es que estamos haciendo un homenaje a la altura de la saga, con tres críticas de lo más apañadas ;)

Saludos.

JuanCar dijo...

Muy difícil encontrar un estudio sobre Hellraiser como éste que habéis hecho.
Sois el tandem perfecto.

Ronette es la persona más documentada y más técnica, la que mejor conoce los aspectos cinematográficos de la obra.

Missterror es la reina de la contextualizacion, gracias a esa poderosa facilidad que tiene para crear un universo para cada una de las críticas que publica.
Leerla es apostar por el entretenimiento.

Y Rector brilla en el apartado de las referencias, los homenajes, las anécdotas y por qué no, los cotilleos. Grandes dosis de cinefilia se requiere para ello.

Saludos a todos

RONETTE PULASKI dijo...

Juancar, muchas gracias por la parte que me toca, pero el mundo Hellraiser está totalmente en manos del Rector y Missterror, que superan el nivel experto y están ya en el nivel Cenobita ;)

El Rector dijo...

Juancar, me alegra que te haya parecido interesante. Te puedo decir, que escribir sobre ello nos ha resultado una experiencia que roza lo erótico (al menos en mi caso, que soy muy sensible con según que "monstros").

Eso sí, aquí el maestro de las referencias es, sin margen para la discusión, el gran Donnie, jaja! Me alegra que al menos, mis años de mirillismo semi-profesional, me hayan servido de algo (por lo de los cotilleos, jeje).

Ronette, todos tenemos un cenobita dentro ;)

Saludos.

JuanCar dijo...

Rector, todos tenemos un cenobita cotilla dentro, jejeje.

Saludos

El Rector dijo...

Juancar, solo que algunos lo tenemos más desarrollado que otros... además, ni te imaginas la de pensamientos sucios y ganas de proporcionar dolor infinito que uno experimenta mirando a través de ese diminuto orificio hacia ninguna parte, al menos en mi caso ;)

Saludos.

Por cierto, espero que seas de los que aman esta tercera parte, como buen cenobita cotilla...

Missterror dijo...

Rector- EMPECEMOS!!!!!
No cabe duda de que has vivido en el infierno y conoces todos sus intringulis porque sólo se este modo se puede escribir de esta forma.
Nunca me había parado a pensar en las similitudes de "Hellraiser III" y el mundo Elm Street y no puedo estar más de acuerdo. Esta importación del mercado americano la hicieron muy al estilo americano y está claro que sabía muy bien lo que quería y a qué público iba dirigido. "Hellraiser III" es un estallido brutal y una ruptura de reglas cenobitas, pero con argumento, no porque sí. Me parece una película clave, no sólo para los amantes de este Infierno, sino para los amantes del género.
Sin duda, Pinhead aquí es dueño y señor y no tiene que lidiar con Julias, Franks o Channards, todo el protagonismo es para él y aprovecha cada segundo en primer plano. ESta tercera parte tiene escenas absolutamente memorables, pero como has comentado, la escena de la iglesia es absolutamente gloriosa y los cenobitas son brutales, aunque soy una nostálgica y los de la primea parte son mis predilectos.
Para mi esta tercera parte está al nivel de la segunda y un peldañito pequeñito por debajo de la primera y sería bueno que los amantes de "Hellraiser" las miraran sin prejuicios porque yo tampoco puedo entender cómo estas dos partes no gustan a los seguidores cenobitas, a no ser que realmente no sean fans de esta saga. Es que pienso en estas dos partes y lo que vino después y la diferencia es tan asombrosamente abismal que yo no concibo menos nota para estas dos secuelas.
Yo soy muy fan de la atmósfera creada en la primera película y continuada en la segunda y es cierto, que en esta tercera parte esa atmósfera es diferente, creo que tienes razón y se debe a la procedencia de cada una de ella. Me quedo con el toque británico y la potencia americana.
Rector, un gustazo leer tanta curiosidad por aquí y por allá y tanto jugo color sangre como les sacas a todos estos infiernos.

Saludos

P:D- Y porque no hay mirillas que puedan lanzar cadenas con ganchos hacia el portal, ¿no?

JuanCar- Gracias también por la parte que me toca, algún día habrá que probar suerte como cuenta cuentos ;)

JuanCar dijo...

Antes de que te lances sobre mi en forma de cenobita, te explico.
Voy a tirar de memoria porque hemeroteca no tengo, así que es posible que alguna de las cosas que diga no se correspondan exactamente con la realidad.

"Hellraiser", tuvo una distribución muy limitada en salas aquí en España.
A las estanterías de los videoclubs, llegó gracias a la por aquel entonces conocida CBSFOX.

Gracias sobre todo al éxito que tuvo en este formato, "Hellbound" se estrena en España de forma masiva, gracias a José Frade, que se encargó también de la distribución en Video.

"Hellraiser 3" llegó a España directamente al videoclub gracias a RecorVision.
Por aquel entonces, para mi eso tenia una connotación peyorativa, What?..."Hellraiser 3" directamente a VHS?...algo malo se cuece...y no la vi.

Han pasado los años y ya la había casi olvidado.

Voy a intentar quitarme la espina gracias sobre todo a lo que cuentas de ella.
Además veo que el resto está de acuerdo contigo.

De momento te adelanto que el trailer que has publicado, me ha dejado un poco...meh. Pero aún así lo voy a intentar.
Ya la tengo localizada en mi videoclub más cercano.

Es curioso que hoy en día, el cine que más me interesa, no llegue incluso ni a estrenarse en formato doméstico.
Es para reflexionar.

Saludos a todos

El Rector dijo...

Missterror, ya se sabe que el cine americano tiene sus propias reglas "infernales" y no es fácil adaptar un producto tan genuinamente británico como eran las dos primeras entregas. Por eso para mi, "Hellraiser III" tiene mérito doble. Menos sucia, menos opresiva, menos atmosférica y menos teatrera, pero manteniendo intacta la figura de Pinhead y los suyos y añadiendo la potencia de fuego y el ritmo, que tanto dominan los americanos pensando exclusivamente en clave de entretenimiento. Encima nos topamos con la entrega más salvaje de todas (y eso que la versión que hemos podido ver en España no es la íntegra que pudo verse en los USA, con algunos minutos más a modo de sangre y sexo).

Veo que estamos de acuerdo en la valoración de las tres primeras partes, lo cual no es moco de pavo tratándose de una franquicia tan importante y a la que tanto adoramos ambos, pese a nuestras habituales diferencias cinéfilas a la hora de entender el género.

P.D: Si alguna vez regreso como cenobita, tengo bastante claro en que mirilla ir a buscar entretenimiento, jeje.

Juancar, pues para tirar de memoria, das datos la mar de concretos... yo no me acuerdo ni de lo que comí ayer, así que no seré yo quien te los discuta, jeje.

Si puedo corroborar el hecho de que esta tercera parte no se estrenara en pantalla grande en territorio español, yo mismo la visioné en una de aquellas míticas cintas piratas de dudosa procedencia que siempre conseguía algún colega y en este caso, recuerdo el visionado junto a mis compis de la época como si fuera ayer. Es cierto que de ahí saco un plus de cariño que puede que no le tenga a las dos entregas anteriores.

Hoy hablamos y no sin razón, de los directos a videoclub (o mercado doméstico) con esa connotación negativa, pero no es comparable esto con lo que ocurría hace años, en los ochenta o noventa. Una cosa es que una película no tenga distribución en salas y otra, que esté concebida como una película directa a videoclub (que es lo que sucedió con la saga después de la cuarta parte). "Hellraiser III" es una película de pantalla grande, sin duda y pese a su reducción de presupuesto con respecto a las anteriores. La película recaudó en su día más de doce millones de dólares, casi medio más que "Hellbound" y un par menos que la primera, que se fue a los catorce y medio. Quiero decir, que no hablamos de un producto menor ni mucho menos.

Esperaré a que le veas (lo cual no puedo dejar de recomendarte) para darte caña. De momento, dejo la zurra en stand by ;)

Saludos.

P.D: Pues a mi el tráiler me pone mucho :)

JuanCar dijo...

Por cierto estimado Rector, por mi parte he "alquilado" la versión UNCUT.
Supongo que sabrás que la tienes a mano, ¿no?...

Saludos

El Rector dijo...

Juancar, pues no sabía que estuviera para alquilar... yo es que me la compre en disco azul y no viene con la íntegra, y eso que la edición está muy chula :(

Me voy a pasar a ver si queda alguna libre, jeje.

Saludos.

JuanCar dijo...

Rector,

Con mucho pesar, tengo que decirte que ni siquiera el visionado me ha dado para darle un aprobado. Me jode decirlo pero ni para un cinco.

Hace mucho tiempo que no veo las otras dos películas, así que voy a dejar de lado las comparaciones y me voy a ceñir a lo que vi ayer.

(SPOILERS AD HOC)
Después de un comienzo más que prometedor, con la escena de la tienda pirámide y el vendedor ese vagabundo, la cosa empieza a irse cuesta abajo y sin frenos.

Desde la escena del hospital, hasta la ya famosa escena que comentáis del concierto, no ocurre prácticamente nada. Tan solo una vaga investigación de dos líneas de guión de la protagonista. Todo muy anodino.

A partir de la escena del concierto y la aparición ya de todos los cenobitas, la cosa remonta algo. Pero muy vagamente.

Aunque he intentado colarme en el contexto de la época en la que está filmada y hacerme la idea de que se trata de una serie B, no he podido evitar sonrojarme con muchas de las escenas de la película. La aparición de Pinhead en las escaleras de la discoteca lanzando cadenas como si fuera la bruja de la bola de cristal, la muerte del Dj a base de discos voladores, la rata que sale del monolito y muerde al dueño de la discoteca...uuuuuf, me voy a reservar adjetivos.

De verdad que si el ritmo de la película hubiera acompañado, igual la hubiera puesto 6 estrellas, pero ya te reitero que incluso con la escasa duración que tiene, se me hizo algo pesada.

Por cierto, si esta es la versión UNCUT, ¿que coño cortaron en su día?. Pero si esta versión es de lo más pelada!.

Por mi parte, Hellraiser acaba aquí.
Gracias por la recomendación, a pesar de todo.

Saludos chic@s

El Rector dijo...

Juancar, pues si tan horrible te ha parecido, igual deberías pasar por alto el revisionado de las dos anteriores. Precisamente, si en algo se diferencia esta tercera con respecto a sus hermanas británicas, es en el ritmo, mucho más alto en la americana, como no podía ser de otra manera, pese a que la primera mitad, esté algo más comedida y centrada en la historia y personajes. A mi es una película que se me pasa en un suspiro, desde que aparece en escena Pinhead, es un correcalles delirante y a mi juicio, delicioso.

Yo si creo que ocurren muchas cosas en su primera mitad, más que en ninguna otra de las partes. Haciendo un buen dibujo de varios personajes (para lo que es el cine USA), indagando en los orígenes de Pinhead y creando una trama con bastante más sentido de lo que suele ser habitual en la saga... saga que por cierto, haces bien en no continuar, pues tengo muy claro que no la vas a disfrutar en absoluto. Verla completa, tiene que quedar reservado a fans pero que muy fans, para lo bueno y para lo malo, jeje.

Sobre las escenas que comentas, pues si, no coincidimos mucho, a mi me encantan todas, comenzando por la secuencia de la camilla, que me parece brutal, a todo lo que ocurre en la disco (en especial, la secuencia de Pinhead apareciendo y soltando ese mítico e inolvidable "Empecemos") y demás "gags" macabros. Siendo muy fan de "La Bola de Cristal", no acabo de ver la similitud, jeje... Pinhead lleva utilizando las cadenas desde la primera peli... de hecho, nunca ha hecho otra cosa ;)

Me ha hecho gracia lo de la rata... hombre, yo no le veo el bochorno por ninguna parte. Otra cosa hubiera sido que le hubiera mordido un gallifante u otra criatura de cuento.

La versión UNCUT extiende la secuencia de sexo entre Bum y su partenaire y alguna muerte es algo más gráfica. hablo de "leídas" por lo que ha comentado gente que la ha visto, no puedo corroborar nada de ello. A ver si tengo oportunidad de revisarla un día de estos.

Siento la recomendación ;)

Saludos.

JuanCar dijo...

No hombre, horrible no me ha parecido. Un cuatro y pico no es horrible. Para nuestros padres cuando aparecias con un examen así, si, pero entre nosotros la cosa no está tan mal.

Es imposible que encuentres la similitud con la bola de cristal...se me juntó Pinhead, con Alaska y Poti-Poti lanzando rayos amarillos y se me fue la pelota total Jajaja!!!.
Estoy más perdido que Jesús Haro en una sesión de "Deliverance" (guiño a Jesús).

No sientas para nada la recomendación, en peores plazas hemos toreao.
Además la otra opción la tenía mi mujer bajo el brazo...Gran hermano Vips...eso si que da miedo, y no estos cenobitas cotillas del montón!, jajaja!.

Buen finde a tod@s

El Rector dijo...

Juancar, yo he llevado tantos exámenes con cuatros y medio a casa... y la mayoría de ellos, por estar "perdiendo" el tiempo con películas como esta "Hellraiser 3", que sería incapaz de puntuar cualquier película de Pinhead y los suyos (y me ciño a las cinematográficas) por debajo del notable alto. Un cuatro y medio, es para quedarse sin paga y sin salir, al menos, un par de meses ;)

Si al menos he conseguido librarte (aunque haya sido por un rato) de sufrir ese tormento indescriptible que debe de ser aguantar en Tele 5 más del segundo y medio de rigor, que tarda el dedo en responder al zappear, ya me doy por satisfecho.

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.