Crítica: La Nuit a Dévoré le Monde (Dominique Rocher, 2018) Crítica: Ghostland (Pascal Laugier , 2018) Crítica: Coma (Michael Crichton, 1978) Crítica: La Chica en la Niebla (Donato Carrisi, 2017) Crítica: Los Olvidados (Luciano Onetti, Nicolás Onetti, 2018)

domingo, 18 de febrero de 2018

Crítica: Tragedy Girls

No hacía falta que les viéramos elegir a un personaje como Trump para que les gobernase (es cierto que por desgracia en España, también tenemos mucho que callar en este sentido), para descubrir que no sería la norteamericana precisamente, la sociedad más evolucionada del momento, sin duda y en muchos aspectos, prima hermana y fuerte competidora de muchas de esas otras a las cuales menosprecian o tachan de “peligrosas”. Entre otras muchas consideraciones cuestionables, el tema de las armas y de la adoración por la violencia. Justo ayer nos llegaba a occidente la noticia de una nueva matanza en un instituto de los USA, donde de nuevo un alumno arma en mano, ejecutaba a todo aquel que se le ponía a tiro. Un país repleto de tarados a los cuales conseguir un arma semi-automática les supone un reto tal como ir a la tienda de su barrio, responderle con un “no” a la pregunta del vendedor de sí está tarado e irse a su casa orgulloso como el que aquí sale de un Game con una flamante playstation bajo el brazo.

Luego, esa fascinación enfermiza por los asesinos en serie... macabra subcultura popular en la que muchos adolescentes invierten (y gastan) sus pocas neuronas, tiempo y dinero. Solo hay que ver la cantidad de películas sobre asesinos en serie que nos han llegado desde el otro lado del charco (hace poco pudimos ver el enésimo acercamiento a la figura de Jeff Dahmer en ese descafeinado biopic titulado “My Friend Dahmer” de Marc Meyers) o el tratamiento que se hace de este tipo de fenómenos en publicaciones de todo tipo, donde la figura de estos asesinos llega a mitificarse tanto que terminan por convertirse en auténticos ídolos de masas, dispuestos a tatuarse el culo con su asesino favorito o quien sabe, si a bajarse un día de estos a la armería de su calle para intentar emularlo en su instituto.

“Tragedy Girls” es la nueva película de Tyler MacIntyre, quien vuelve a adentrarse en la comedia de terror después de dirigir en 2015 “Patchwork” y dar su particular visión del moderno Prometeo. En ella, el cineasta vuelve a plasmar esa obsesión del adolescente tipo americano (tipo tarado, quiero decir) por la violencia y por los asesinos en serie y lo hace como digo, en clave de comedia negra y remando en la dirección del viento para subirse al carro de los homenajes al género tan de moda en la actualidad y de paso, poner sobre la mesa otra de las grandes miserias de la sociedad actual (y por desgracia esto ya no es algo excluyente de la sociedad estadounidense) como es la dependencia de las redes sociales. En la época de “tantos likes tienes, tanto vales”, donde el talento real y los méritos personales, ya no valen nada si no entras en el esperpéntico juego de las redes, esa cadena de felaciones múltiples o centipedo humano de comidas de ojete en el cual parece valer más el “Quién” que el “Qué”. Todo vale si es para ganarte la “admiración” del respetable y catar aunque solo sea por un rato, la tan ansiada popularidad, aunque esta solo sea una ilusión efímera, pues siempre hay alguien dispuesto a comerse más (y más sucios) culos que tú.

Tyler MacIntyre junto a su habitual Chris Lee Hill como co-guionista, no nos adentran en el culo de nadie, sino en las tripas, o más bien, dentro de la máscara del asesino. Scott Glosserman ya hizo un acercamiento bastante más serio con su “Detrás de la Máscara: El Encumbramiento de Leslie Vernon” (“Behind the Mask: The Rise of Leslie Vernon”, 2006) a la fórmula, donde se nos intentaba explicar el origen de un asesino en serie desde una perspectiva opuesta a la habitual, aunque sin duda fue “Las Últimas Supervivientes” (“The Final Girls”, Todd Strauss-Schulson, 2015) quien supo sacar, en clave de comedia, el mayor partido posible del rico folclore de los asesinos en serie y el cine slasher, amén de elevar al máximo exponente todo esto de los homenajes. “Tragedy Girls” coge un poco de una y de otra, aunque claramente intenta seguir la estela de la cinta de Strauss-Schulson, el problema es que, más allá del divertido prólogo (de largo lo mejor del filme y uno de los pocos momentos de claridad de éste) carece de la genialidad de aquella, por lo que al final la película de MacIntyre se queda mucho más cercana a esa chorrada teenager insípida que fue “Scream Queens”, que a la divertida cinta protagonizada por Taissa Farmiga y Malin Akerman.

Tampoco ayuda para la causa, la nula empatía que despierta la empresa de la pareja protagonista formada por Brianna Hildebrand y Alexandra Shipp, como Sadie Cunningham y McKayla Hooper respectivamente, en otro de los muchos guiños que el filme hace al aficionado del terror. Ya de por sí, es complicado posicionarse del lado de los asesinos, pero si a esto le sumamos lo insoportable de ambos personajes, fidedignas representantes de los peores tics de la juventud actual, y su total falta de carisma, al espectador lo único que le queda es desear ver fracasar el ya de por sí absurdo y rebuscado plan de este dúo de repelentes adolescentes. Si la intención era esa, generar rechazo, está claro que a la emergente Hildebrand (la Negasonic Teenage Warhead de “Deadpool”, que ha dado el gran salto de popularidad gracias a su papel de Verity en la brutal segunda temporada de la serie de “El Exorcista”) y Alexandra Shipp (la nueva Storm de la saga mutante), lo bordan. Otra cosa es saber si es esto, lo que necesitaba una propuesta como la que propone “Tragedy Girls”.

La película es un bombardeo constante de gags poco inspirados que en el mejor de los supuestos, nunca pasan de simpáticos, pero estériles por norma general y que posiblemente, solo gustarán a aquellos enfermos de las redes sociales, instagramers, youtubers y twitteros que se vean reflejados y no se den cuenta de que la película, precisamente se está riendo de ellos, que van dando forma a una historia poco atractiva y algo disparatada que combinada con el poco gancho de sus dos pedorras protagonistas, al final termina dejando demasiadas cosas en manos de las vistosas muertes (eso no se le puede negar) repletas de sangre y vísceras y de la cuidad estética, la cual coge elementos prestados de la cultura pulp e incluso del fandom japonés. Destacar también la notable banda sonora y el buen trabajo de post-producción, gracias al cual el filme ofrece algunos detalles de lo más vistosos, como por ejemplo a la hora de tratar el tema de las redes sociales.

Entendiendo una película como “Tragedy Girls” dentro de un contexto festivalero, de esos en los que las muertes son ovacionadas y reídas de forma desmedida, quizás sea donde la cinta de McIntyre pueda sacar mayores réditos, al menos alguno más del que puede ofrecer en el marco de un visionado algo menos “visceral”, por decirlo de alguna manera, en el cual, las costuras de su poco inspirado libreto y en muchas ocasiones, forzado homenaje al género, sobresalen demasiado como para pasarlas por alto y por supuesto, no soportan la comparación con otras propuestas recientes similares, bastante más inspiradas. Una decepcionante montaña rusa que comienza bien, se pierde en su tramo intermedio con una caída de ritmo e interés brutal e intenta levantar el vuelo de nuevo en su tramo final, consiguiéndolo solo a medias y gracias, si acaso, al trabajo de un siempre eficaz Kevin Durand, quien aglutina los pocos puntos de carisma que el filme maneja. Visto lo visto, muy poco bagaje para los tiempos que corren.

Lo mejor: El prólogo, el gore y algunos detalles estéticos.

Lo peor: Un guion muy flojo y carente de gracia, que es lo peor que le puede pasar a una comedia de terror. Y claro, la triste realidad social que subyace a la historia.


24 comentarios:

Niderea dijo...

¡Excelente reseña, hasta incluso me parece mejor que algunos desafortunados pasajes de la película! Aunque naturalmente no demérito la crítica que propone Tragedy Girls, pues en ese aspecto es excelente: me refiero a todo el asunto de las redes sociales, así como al narcisismo adolescente americano, la fascinación por los asesinos seriales (hay que ver el bonito video tipo youtube que se arma el novio de Brianna Hildebrand (y a ese video maliciosamente habría que sugerirle una triste categoría más, propia de la vida estadounidense: el de los asesinos estudiantiles)) así como lo jodido de las relaciones humanas al interior de una sociedad tan dividida como la norteamericana, y el afán de reconocimiento y pseudo activismo político a través del hashtag (que hace de las victimas un mero pretexto para exigir atención y reflectores), todo esto es algo que simplemente no se puede dejar a un lado, porque lamentablemente es un fiel retrato de la realidad. Asimismo la fotografía y la banda sonora, muy relacionadas con todo el estilo que se vierte últimamente, de iluminación y colores a lo Nicolas Winding Refn, cumplen creo con la cuota estilística si tratamos de hacer una comparación con películas mucho mejores como son The Guest, If Follows, o la inmejorable Final Girls. Pero me temo que eso es todo cuanto se puede reconocer de una historia que termina por ser un completo desastre. De hecho, el último tercio es insufrible. Vamos, que finalizar con un dulzón, cursi hasta lo diabético, caso de amistad entre un par de jóvenes desangeladas, narcisistas, y monomaniacas con rasgos de psicopatía no tiene sentido alguno. Y no tiene sentido no porque no concuerde con las normas morales o con la justicia poética, pues finalmente se trata de una comedia de terror, sino porque la historia no nos lleva a ese cause, de hecho no nos lleva a ningún lado; las protagonistas toman decisiones espontáneas sin justificación alguna, los giros de tuerca están ahí nada más para forzar un final absurdo, y no como una consecuencia lógica de los acontecimientos, e incluso la participación de algunos personajes no tiene justificación (¿cuál fue el peso narrativo del asesino del que querían aprender?).
No es una historia redonda, y la crítica que propone Tragedy Girls la echa a perder ese guion inconsistente; y qué decir de la primera mitad, cuando veíamos que ningún adulto ponía atención a sus hijos, algo que también queda en el olvido con ese terrible último tercio.
En fin, una película en la que había depositado grandes expectativas y que me decepcionó como pocas.

Missterror dijo...

Estoy muy de acuerdo con lo que expones, Rector, así como con lo que comenta Niderea. "Tragedy Girls" intenta abrir varios interesantes frentes, pero tiene un guión caótico que no define nada. Los temas que se ponen de manifiesto dan para mucho, pero no se lleva a profundizar en ninguno, ni en el tema de las redes sociales ni en la psicopatía. No llegué e entender en ningún momento cuál era el propósito de la página Tragedy Girls, ¿ganar popularidad en la red? ¿darse el placer de dar rienda suelta a sus instintos? No queda claro.
Como Niderea, yo también pienso que no tiene sentido alguno meter todo el rollo del asesino del cual aprender para dejarlo en un sexto plano la mayor parte de la película y desaprovecharlo como se hace, pero es que no hay una buena estructura y aunque intente ser una horror comedy ligera, había potencial para ser un bombazo.
ES cierto que es una sucesión de gags que no terminan de cuajar y simplemente resultan simpáticos, pero no es menos cierto que a mi me ha parecido un divertimento de principio a fin y que pese a la bajada de punch en la parte final, no se me ha hecho aburrida para nada y tengo claro que yo sí la aprobaría.

No estoy de acuerdo con la falta de carisma de McKayla, todo lo contrario, ella me parece lo mejor de la película, de largo.

Otro tema es la ingenuidad a la hora de abordar esos temas tan graves como los que expones, que se intenta contrarrestar con esas escenas gore a modo de pinceladas. Esta es una forma de no convertirse en cine irreverente para agradar a un mayor abanico de público y eso no me convence, pero bueno, insisto que como entretenimiento para dejar la mente en blanco, correcto.

Las redes sociales nos absorben, sentimos la necesidad constante de exponer nuestras vidas en la red y en ese mundo no existe la realidad, o todos son muy felices o todos son extremadamente tristes, pero nadie tiene una rutina real. Las redes sociales existen para que la gente olvide su vida real e intente mostrar al mundo una vida que no tienen para ver si ellos mismos se lo creen. Puedes ser la persona más mediocre del mundo, pero si tienes miles de seguidores, muchos retuits y palmeros virtuales, te conviertes en una reina y esa noche duermes feliz, pero por la mañana, cuando te levantes y aún no haya hecho el repaso de culetes que lamer, seguirás siendo mediocre.
Respecto al tema de las armas, uffffff, desconozco las preguntas que harán en las armerías, pero en el país en el que todo se basa en la defensa personal, supongo que con decir que sólo la quieres para sentirte protegido, no habrá mucho problema, por no hablar del mercado negro, pero bueno, si el sr. Trump dice que el problema no son las armas sino los enfermos mentales ¿qué se puede esperar? Asesinos en serio recibiendo cartas de amor en la cárcel, camisetas de adolescentes con la cara de tal o cual asesino...Pero luego son las películas de terror lo que hay que mirar con lupa cuando algo pasa...Bueno, este es ya un debate donde habría mil millones de cosas que decir, así que finalizo diciendo que aun estando de acuerdo con lo que resaltas como positivo y negativo, yo encontré "Tragedy Girls" entretenida. Eso sí, a años luz de "The Final Girls"

Saludos.

El Rector dijo...

Niderea, muchas gracias. Aprovechar el cine para realizar este tipo de crítica social, siempre es algo loable y la de "Tragedy Girls" resulta de lo más oportuna por el tema de la dependencia de las redes sociales en las nuevas generaciones (y en las no tan nuevas también). Lo ideal, eso sí, es que esta dosis de crítica, venga acompañada de una buena película que al final es de lo que se trata y no sería precisamente este un buen ejemplo.

Coincido en buena parte de todo lo que expones y más allá de lo meramente estético y de algún detalle puntual, la película es bastante desastrosa. En mi caso, y sobre otras consideraciones sobre el guion o sobre su incapacidad por resultar efectiva como comedia, lo peor de todo es que me ha resultado de lo más aburrida y cuando eso pasa, no hay mucho más debate posible. Suspenso categórico.

Missterror, pues muy de acuerdo también con lo que expones, a excepción de esa valoración final, que a mi no me da para el aprobado, y sobre nuestra percepción sobre el personaje de McKayla, para mi, muy lejos de resultar carismático, si entendemos por ello, un personaje que despierte empatía de algún tipo. Desde luego no ha sido ese mi caso, todo lo contrario. Un personaje repelente y despreciable desde el minuto uno. Otra cosa es que esté mejor o peor interpretado, que ahí si la daría el visto bueno, al igual que a su compañera de reparto. Una historia como esta, pienso que pedía a gritos unos personajes protagonistas con gancho, que conectasen de alguna manera con el espectador, un bonito reto teniendo en cuenta que estamos en manos de una pareja de asesinas. Por ejemplo, este es un ejercicio que resolvía muy bien Christina Bale en "American Psycho", rebosando carisma pese a su despreciable naturaleza.

Saludos.

Tracy Kong dijo...

Teneis bastante razòn en vuestra valoraciòn. Aùn asì, me he divertido mucho con esta peli, la encuentro muy entretenida y francamente graciosa, aunque tampoco es como esperaba. Creo que todos tenìamos en mente algo màs a lo Apt Pupil (Verano de Corrupciòn), versiòn serial killer con algo de humor slasher.

El Rector dijo...

Tracy, ahí es justamente donde yo entro en conflicto, pues no le veo la gracia por ninguna parte, y no hay nada menos entretenido, para mí, que una comedia sin gracia.

Viendo el resto de virtudes de la película, desde luego habría molado que la cosa fuera un poco más en serio, ya no te digo si el asesino hubiera sido Ian McKellen :)

Saludos.

murinus2009 dijo...

Saludos Rector, aquí murinus2009.

Por lo que mencionas la cinta no parece ser del todo buena, quiza la vea por error.
Tomando en cuenta que trata sobre asesinos seriales, estas suelen ser una combinación de cliches:
-Fue maltratado desde chico.
-Es malo por naturaleza.
-Experimenta algún trauma.
-Se quiere desquitar de algo alguien.
-Quiere obtener algo o enseñar una leccion a a la sociedad o a alguien.
-Meritocracia.

Lo novedoso aquí, es que sean 2 chicas las asesinas en serie ,cintas protagonizadas por asesinas recuerdo 2:

-Titulo desconocido (creo, Muñeca Diabolica, en México)
La vi hace poco, pero no recuerdo bien el nombre.
Trata sobre una chica que esta mal de un ojo, por lo que no tiene amigos, excepto una muñeca que le dan sus padres, ya de grande trabaja en una veterinaria, como por su problema ha sido despreciada por todos, empieza su venganza...

Titulo desconocido 2.
De esta recuerdo que es de Australia.
Trata sobre una chica que invita a salir a un compañero a un baile de fin de año, o algo asi, como este no acepta...decide...convencerlos...dejemoslo ahí


Respecto a los Comentarios sobre la necesidad de control de armas
Voy a decir algo que va a hacer que me linchen.
Tengan en cuenta que soy un Bruto Medio Ilustrado y vengo de la Barbarie.
Conozco muchas historias de gente decente que se salvo de tragedias gracias a poseer un arma:
-Una mujer que ahuyento a tiros a unos malparidos que la molestaban a ella y a una amiga
-Otra mas evito un allanamiento a su casa.
-Otro detuvo a dos que robaban su casa.
-Otro se salvo de morir a machetazos.
Y así podría seguir.

Yo creo que el problema no son las armas, al contrario:
-Suiza.
-Finlandia.
-Nueva Zelanda.
E incluso en los mismos EEUU estados como...
-Vermont y
-Alaska
Estados donde se permite el porte a la vista.
No tienen altas tasas de criminalidad.

Aparte de la Meritocracia.
Y la
-Descomposición social, que menciona @Niderea.

El verdadero problema de matanzas en escuelas y zonas concurridas como la que sucedió hace poco es algo llamado:

-Ley federal de zonas libres de armas
Que fue promulgada curiosamente por, Bush padre, del partido republicano, a inicio de los noventas.

Esta ley obliga a que zonas como:
-Escuelas
-Hospitales
-Cines y hasta algunos
-Cuarteles del ejército
No se permita llevar armas.
Por alguna extraña razón la gente piensa que los delincuentes son gente que les importan las leyes y van a respetarlas, no es así, por eso son delincuentes, esta ley lo que hizo fue prácticamente facilitarle todo a cada loco de estos.

Cualquier ley que se promulgue, será bajo la idea es mejor hacer algo, a no hacer nada

No veo como el control de antecedentes y medidas de ese estilo van a servir de algo.
Si un delincuente quiere matar a alguien, consigue arma sea como sea, o usa algo igual de letal o peor.
Leí una noticia de un tipo que mato a 90 personas en China, la noticia ni siquiera destaco ¿cual fue el arma usada?
Gasolina.
El degenerado quemó un camión lleno de gente.

La diferencia en la letalidad no es mucha entre un arma, combustible o un auto, en lo que si lo es es en:
-Espectacularidad
Vende mas decir que el asesino usó:
¡Un Rifle de Asalto Tipo Militar¡ a decir que uso:
un simple garrafón de gasolina, un cuchillo, un auto o algo asi.

Si mas leyes de control de armas se promueven

¿Cual va a ser el resultado?

Aumento en el crimen y en gente inocente arrestada ¿que va a impedir que despues no sea un antecedente de peligrosidad leer la pagina esa de Internet; Elcuervoenteradillo.blogspot?
¿La buena voluntad de ricos, políticos y delincuentes? esos siempre conservan sus armas.

¿cual va ser el resultado en EEUU tras las leyes razonables de control de armas, si se hacen?

Yo predigo la continuación de matanzas como la que ocurrió o más y un aumento de 2 o más muertos en la tasa general: de 4 a 6 muertos por cada 10 000 habitantes.

Acuerdense de mi.

Gracias por la Entrada Rector, incluso propusiste un Debate actual.

Saludos a Missterror y a los demás Comentaristas de este Genial Blog.

Hasta pronto.

El Rector dijo...

Murinus2099, creo que las dos películas que mencionas son "May" (LuckyMcKee) y "The Loved Ones" (Sean Byrne). Alguna con asesina en serie me viene a la cabeza como la secuela de "American Psycho" y buena parte de estos rape & revenge modernos, donde las víctimas terminan por convertirse en auténticas psicópatas.

Sobre el debate de las armas, en mi caso no hay debate posible, las armas son malas, como decía una de mis cantantes patrios favoritos: "las armas solo se hacen para matar". A partir de ahí, introduce un arma de fuego en cualquier ecuación con violencia de por medio, y el peligro de muerte se multiplica exponencialmente. Teniendo en cuenta de que vivimos en una sociedad enferma, donde tarados y delincuentes de diferentes calañas, conviven, por desgracia, con la gente normal, poner armas en la calle no creo que sea un beneficio para estos segundos. Dale armas a los malos, pero dale armas también a nuestras madres, para que se puedan defender. No me parece lo más apropiado. Matar se puede matar de muchas maneras, pero al menos, el tema está en intentar ponerlo lo más complicado posible. Si un adolescente americano (o de cualquier otro lugar) decide ir a su instituto a perpetrar su particular apocalipsis, mejor que lo haga con un tenedor, que con una metralleta. Mejor que te tiren piedras desde una azotea, a que te disparen con un rifle.

Y que nadie se confunda, la política de armas de los USA y de cualquier otro lugar (y me vienen a la cabeza también varias masacres recientes allá por los países escandinavos), no tienen que ver con la supuesta seguridad, tienen que ver, como casi siempre, con el dinero. El lobby armamentístico (hablando de nuevo en clave USA) financia las campañas de los partidos republicanos, por eso la ley de armas sigue vigente, por nada más. Bueno, sí, y porque hay algunos buenos ciudadanos estadounidenses que se siguen creyendo que viven en el far west.

Los seres humanos, ya somos lo suficientemente peligrosos por naturaleza, para que encima nos "animen" a matarnos con armas de fuego. No gracias.

Saludos.

Donnie Darko dijo...

Jo.. la verdad es que esta película es flojita, flojita.. Coincido con el Rector en que lo mejor es el prologo, el gore y ciertos detalles esteticos, añadiría algún guiño a ciertas películas que pueden sacar del sopor al espectador.

También coincido en con lo que decis: Esta muy bien que el cine venga acompañado de cierta carga crítica pero para ello hay que construir una historia que tenga algo que decir, que esa crítica no se quede en una mera anécdota que acaba relegada a algo directamente estupido como creo que ocurre en esta película. La idea de que los protagonistas están obsesionadas con las redes sociales y los seguidores es un tema muy actual pero un guión tan flojo no desarrolla las posibilidades de una idea como esta.

Para mi y por ahora, Tragedy girls va al saco de las peores películas de este año.. En ningún momento el humor funciona y las dos protagonistas me ponían directamente de los nervios..


Un Saludo!

Donnie

El Rector dijo...

Donnie, lo cual, tratándose de nosotros y de una comedia de terror, que es donde más desencuentros solemos cosechar, todo un éxito :)

Poco más que añadir. Está muy bien lo de la crítica social y tal, pero si no hay una buena película detrás, tampoco tiene más recorrido.

Tampoco me atrevería a meterla en el saco de lo peor del año, pero desde luego, sí una decepción importante.

Por cierto y volviendo al tema de las armas en los USA, que ahora sale eso que tienen por presidente, diciendo que la solución a las masacres en los institutos, pasa por armar a los profesores. Son muy grandes estos tipos.

Saludos.

murinus2009 dijo...

Saludos Rector aquí murinus2009 otra vez.

Gracias por el dato de las cintas Rector, si:
May creo que es una de las cintas es mas, The Wrong Girl creo, que usa una imagen de esa película aparte de la de j
Jessica Rabitt.

The loved Ones, creo que tambien coincide

Olvide mencionar y no he visto ninguna:
-Monster
que le dio un Oscar a Charlize Theron y...
-Mi mama es una Asesina Serial, le pusieron en México
Creo que actúa Katleen Turner, es comedia negra.

A riesgo de que ademas de linchamiento me lancen un hechizo que secuestre mi alma inmortal y me mande... no se... a Yugoth.

Esto del No Debate de Control de Armas, es divertido
Los pro-armas dicen algo igual a lo que comentas Rector:
Que los fabricantes de armas y partidos comunistas subsidian a
Demócratas
izquierdistas
Socialistas
ONGs. antiarmas
Políticos Anti-armas etc.
con el fin de que aumente la venta de armas a
-Seguridad publica
-Privada
-Crimen
-Ejercito
Ya que aumenta el crimen y estos compran por mayoreo, hay mas beneficio.

Al final creo que es un asunto de, personalidad, como dice un maestro, el asegura:
Si alguien entra a mi casa con intenciones malsanas yo lo mataría, mientras otros dejan que los maten.
Este maestro se caso con una mujer que odiaba las armas, un día en 1991 creo, la llevo a una exposición de armas y ella ahora...Odia Mas Las Armas.
Siguen casados desde 1985 creo.

Otros en cambio aseguran que prefieren morir antes que matar a alguien a si sea en legitima defensa.
Incluso organizaciones religiosas completas operan en esos principios opuestos:
Los Sikh o Sij.
Están obligados a andar armados, por tradición llevan una daga llamada, kyirpan creo, la cual no deben usar para agredir, pero si para autodefensa y para defensa de un tercero.

Los Testigos de Jehova
Se niegan a aprender incluso autodefensa como deportes por ejemplo Kendo.
Hay una película ,que no he visto, con mucho Gore dicen, sobre un soldado que fue a Vietnam, no a matar, no a salvar soldados heridos en plan Forrest Gump buscando a Bubba, la dirige Mel Gibson el soldado era Mormón creo.

Tu compatriota músico esta equivocado las armas no son malas, son solo herramientas.
Lo que son es:
Peligrosas.
Eso se reduce con algunas leyes que pondré al final.
También tienen otros usos: Lanzar bengalas,amagar, ahuyentar, amenazar, adorno, causar avalanchas controladas.

El asunto de poner maestros armados en los institutos lo hicieron en Israel en los 70s. tras una ola de matanzas parecida a las de EEUU, solo que ahí eran terroristas los asesinos, resultado: ya no hay esas matanzas.

Me despido con las leyes del cuidado y manejo de armas ya sean amantes u odiadores Haters, de estas herramientas apréndanlas y alejense de quien no la respete.

1.-Un arma siempre esta cargada y es peligrosa.
2.-Nunca le apunten a algo que no quieran destruir, apunten siempre a dirección segura.
Muchos policías violan esta ley y apuntan a la gente.
3.-El dedo siempre fuera del gatillo hasta el momento de disparar.
En las películas siempre violan esta ley.
4.-Cuidado con su objetivo y lo que hay mas allá.
nada de tiros al aire lo que sube baja y con fuerza todavía para matar.

Si odian temen a las armas o son menores de 8 años y ven un arma:

1.-No la toquen.
2.-Llamen a un adulto responsable que sepa que hacer.

Almacenamiento.
Si no hay nadie responsable y hay armas estas deben:
1.-Estar almacenadas bajo llave sin munición
2.-la munición aparte bajo llave

Ahí lo tienen, nunca verán estas leyes en noticiarios, ni en boca de políticos o activistas antiarmas, aunque con ellas se evitarían muchos accidentes.

Gracias y hasta pronto.

El Rector dijo...

Murinus2009, una cuchara sopera se hace para comer sopa. Tú la puedes utilizar como ornamento, como juguete sexual o como arma arrojadiza. Las armas se hacen para matar, no hay más. ¿Son malas de por sí? Depende, ya que como dices, no dejan de ser herramientas. El tema es que los malos, somos nosotros. Somos una raza peligrosa, darnos armas, solo sirve para animarnos (o ayudarnos) a que nos matemos y por supuesto, a que otros ganen dinero a nuestra costa. Si por mi fuera, las únicas armas que habría, sería en los museos.

Y ojo, no te equivoques, que si alguien entra en mi casa y tengo que defenderme, lo haré. Si de matar a otro, depende mi vida o la de los míos, ten por seguro que no tendré duda en hacerlo, aunque sea con la cuchara sopera, si es necesario.

Esto no se trata de leyes, se trata de sentido común. Darle un arma a un profesor no soluciona nada, solo añade más peligro si cabe a la situación. Quítale el arma a los potenciales asesinos y problema solucionado. Al menos, minimizado, que es de lo que se trata. Que uno quiere perpetrar una matanza a base de escupitajos, ole sus huevos, pero siempre será mejor eso, para los buenos, que enfrentarse a una metralleta. Todo lo demás, es eso, intentar vender un negocio (uno muy lucrativo) al vecino y de paso, insultar al intelecto de aquellos que nos creemos más o menos civilizados.

Yo, al menos, me alegro que en mi país, conseguir un arma sea bastante complicado. Y me siento bastante más seguro con la puerta de mi casa cerrada a cal y canto, que con la puerta abierta de par en par y una pistola debajo de la almohada.

Y Yosi de "Los Suaves", rara vez se equivoca, por no decir nunca ;)

Saludos.

Aida S. dijo...

Excelente crítica como siempre Rector. Yo vi Tragedy Girls en el contexto de un festival y como apuntabas, el resultado mejora considerablemente, pero incluso así se le notaba la falta de garra. Me gustó la parte en la que se expone la obsesión por la redes sociales que, en cierta medida, se podía unir al primer episodio de Black Mirror de su última temporada, dónde el afán por conseguir likes y ser reconocido, conduce a la gente a hacer verdaderas locuras. Tal y como están EEUU, en un periodo en el que incluso su presidente apoya que todo el mundo tenga un arma y el enardecimiento de los asesinos en serie, ¿os estrañaría que algo así pudiera producirse? A mi la verdad es que no y eso es lo que más me asusta.

Volviendo a la película, diría que es bastante normalita, dirigida principalmente a un público adolescente a la que el tipo de decisiones que tomas las dos protagonistas les van a parecer menos estúpidas que al resto. Algún asesinato me recordó a la escena de la trituradora de madera de Tucker and Dale vs Evil (2010) y eso me hizo bastante gracia. No es una película redonda, ni mucho menos, pero sí una comedia negra entretenida para ver necesariamente en grupo.

El Rector dijo...

Aida, muchas gracias. No tengo duda, son ese tipo de películas que ganan mucho en según que compañías y las festivaleras, sin duda son las mejores para darle ese "empujoncillo" necesario a este tipo de comedias que van justitas de ingenio. El episodio que comentas de "Black Mirror", me parece bastante más certero que "Tragedy Girls" a la hora de desnudar las miserias de las redes sociales (fantástica serie en su conjunto, por cierto). Nos prostituimos en las redes por un puñado de likes de gente que ni conocemos y no se muy bien el porqué, pero ya se sabe, somos criaturas asquerosamente narcisistas, cada uno, a su manera.

Si hablamos de los EEUU y de sujetos como Trump, capaces de parir ideas como las de armar a los profesores en las escuelas o construir un muro para que los mexicanos no puedan entrar en su país y ojo, que encima lo financien ellos, me creo cualquier cosa. Y mira que en España tampoco estamos para hablar mucho de la mierda ajena, que aquí tenemos montada una buena también, con ladrones navegando en yates y twitteros y raperos en la cárcel. Este mundo loco tiene para todos.

"Tucker and dale vs Evil", sin ser la séptima maravilla, me parece muy pero que muy superior a esta "Tragedy Girls". Le recuerdo al menos un par de secuencias, absolutamente maravillosas, jeje.

Saludos.

JuanCar dijo...

Maravilloso el nuevo portadon del Blog!!!.

Os tengo totalmente identificados.

En la esquina superior izquierda, cual Lady Halcón sobre una calavera, Missterror.

En el centro, impertérrito, siempre pendiente de todo lo que sucede a su alrededor...¡el increíble Gruñ...! perdón Rector.

En la esquina superior derecha, azul como el hielo de la Patagonia, Fleur.

En la esquina inferior izquierda, hablando sobre lo guapa que está Margot Robbie en I Tonya, están Raoul y Patrick.

Y para finalizar tenemos a Ronnette, bramando la increíble sabiduría cinematográfica que tiene en su interior.

Falta Donnie, que se lo ha tragado un agujero de gusano y nos está observando desde otra dimensión.
Más o menos lo que le sucedió a su director Richard Kelly.

Renovarse o morir, esa es la cuestión.

Enhorabuena a todos.

El Rector dijo...

Juancar, jaja! Que mamón... además de tus ya sabidos conocimientos cinematográficos, resulta que también dominas el noble arte de la ornitología, eres una bicoca :)

Me alegra que te guste, como bien dices, hay que ir renovándose de vez en cuando para intentar no aburrir al personal. Y ya se sabe, que un tonto con Photoshop, tiene más peligro que Willy Fog con el abono de transporte ;)

Saludos.

JuanCar dijo...

Mi mujer es una máquina con el photoshop...siempre me quita un poquito de barriguita en las fotos que estamos juntos para enseñárselas a sus amigas ;).

Por cierto, necesito un buen rato para explayarme con ésta Tragedy Girls.
Te adelanto que me tenéis todos muyyyyyyy enfadado!.

Un abrazo Rector!

El Rector dijo...

Juancar, lástima que el Photoshop no funcione en las distancias cortas, jeje.

¿Enfadado? Solo espero que no seas republicano y que la cosa vaya de que te ha encantado la película. Lo digo por aquello del mal menor...

Saludos.

RONETTE PULASKI dijo...

Juancar, coincido, maravillosa portada, y gracias por asignarme al “mirlo blanco”, jajaja!
Sobre Tragedy Girls, en su momento la iba a ver porque había leído buenas criticas, pero después vi el trailer y me tuvo una pinta malísima... leyendo la crítica del Rector, creo que tuve intuición. Abrazos!

El Rector dijo...

Ronette (aka Mirlo Blanco), una comedia de terror bastante poco inspirada y realmente prescindible, más allá de lo actual de su sátira, que al final termina quedando en un discreto segundo plano. En mi opinión, no te pierdes gran cosa.

Saludos.

Fleur Du Mal dijo...

Desde la oscura y gélida patagonia ha aparecido Fleur jaja
Que decir de le peli? La verdad es que me encantó en cuanto a la impunidad de las protagonistas para salirse con la suya, ademas...del asesino, yo como fan de vikings(¿Se podra decir aqui?!) vi al Harbard bastante bien utilizado, y el guion resultó bastante simple con la secuencia del gimnasio a lo "Carrie", pero en general resulta bastante bien... Aunque el Rector le haya puesto un cuatro, por lo menos generó polémica!
Saludos
FDM

JuanCar dijo...

Jajaja!, abrazos Fleur.

El Rector dijo...

Fleur, que Harbard ni que Harbard, Kevin Durand siempre será el sr.Keamy de "Perdidos"!!!! Blasfema!!

Y te puedo asegurar, que me ha resultado mucho más interesante el debate sobre las armas y sobre el cuestionable desarrollo intelectual de ciertos personajes de los USA que la propia película.

Saludos.

P.D: Por cierto, ¿He dicho ya alguna vez que no soy especial fan de "Vikingos"? Por decirlo de manera suave, jeje.

JuanCar dijo...

Rector!!!,

Que te pasa?, eres tu?, te ha asaltado un bodysnatcheeer?...

Estoy preocupado no te reconozco, sólo falta que nos digas que tu teletubbie favorito era el morado...escapa de las garras del silencio y pide ayudaaaa jaja!.

Saludos

El Rector dijo...

Juancar, no lo dirás por mi revelación sobre "Vikingos", jeje... si es así, me reafirmo al 100% con una serie que hace grandes los guiones de "Penny Dreadful" y que más allá de bonitos paisajes y mimados modelos nórdicos, ofrece muy poquito más. Una de las series más sobrevaloradas que recuerdo y te lo dice alguien buen amante de la mitología nórdica.

Y por supuesto, el morado, SIEMPRE :)

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.