Crítica: Predator (Shane Black, 2018) Crítica: Langosta (Yorgos Lanthimos, 2015) Crítica: Upgrade (Leigh Whannell, 2018) Crítica: La Monja (Corin Hardy, 2018) Crítica: The End? L´Inferno Fuori (Daniele Misischia, 2018)

jueves, 21 de junio de 2018

Crítica: Curve

Iain Softley, director de la enigmática “K-Pax” (2001) y de “Hackers” (1995), clásico urbano con una jovencísima Angelina Jolie (Tomb Raider) entre el reparto principal, hizo una firme apuesta en 2015 por el ‘survival’ con “Curve”, un film de características sencillas pero con buenos resultados. Producida por Blumhouse, especialistas en apadrinar este tipo de películas como “La purga”, “La visita”, “Get Out” o “Martyrs”, entre otras, y junto a la estimable ayuda de Jaume Collet-Serra (La huérfana, Infierno azul) también en faceta de productor, ya os podéis hacer una ligera idea ante qué tipo de film nos encontramos. Lo digo más que nada para que nadie eleve las expectativas por encima de la capa de ozono.

Aun habiendo sido proyectada en el ScreamFest Horror Film Festival durante la edición de 2015, parece ser que la película de Softley ha sido condenada al formato doméstico y al video bajo demanda, algo que no siempre tiene porqué ser negativo. Hay muchas películas que, incomprensiblemente, no llegan a estrenarse en salas de cine con un circuito comercial más amplio que el doméstico. Sin embargo, algunas de ellas consiguen pasarle la mano por la cara a otras que sí terminan ocupando ese valioso espacio en la apretada cartelera cinematográfica. “Curve”, cumple con esta exclusión, y me parece una lástima, pues creo que la obra de Softley con su extrema sencillez, bien merece semejante reconocimiento y privilegio.


“En el primer acto, la película se limita a argumentar la situación sentimental de la protagonista, pudiendo dar lugar a pensar que estamos ante una película romántica de televisión”


Si nos centramos en la amplitud argumental que ofrece “Curve”, no hay debate posible sobre su escasez de elementos y poca enjundia. El guión escrito por Lee Patterson junto a Kimberly Lofstrom Johnson, de la que nada más se ha vuelto a saber, es bastante simple y no da para mucho más. Aun así, esta pareja, que hace aquí su debut, consigue poner en situación al espectador con una presentación del personaje bien estructurada y concisa. Durante el pequeño periplo antes de que comience lo verdaderamente interesante para el aficionado al género y que, salvo por los detalles, el inicio no tiene una gran conexión con el núcleo central y desenlace de la historia, pero sirve bien a su propósito; la presentación del personaje principal y, sobre todo, justifica ciertas acciones de la protagonista durante su vía crucis.

En el primer acto, la película se limita a argumentar la situación sentimental de la protagonista, pudiendo dar lugar a pensar que estamos ante una película romántica de televisión. Por suerte, el film hace un viraje de 180 grados a los pocos minutos del inicio, momento en el que ha captado plenamente mi interés al no esperarme en absoluto el cambio de rumbo tan drástico. Aunque, para ello recomiendo obviar la lectura de la sinopsis del siguiente párrafo, puesto que, sin contener un spoiler directo, le resta el factor sorpresa que, para mí, hace ganar algunos puntos al film.

Sinopsis: Una joven a punto de casarse estrella su coche en una carretera desierta, tratando de huir de un autoestopista encantador que resultó ser un verdadero depredador. Cuando su plan sale mal y queda atrapada en su vehículo volcado, se defiende como puede contra el terrorífico psicópata... hasta que descubre la estremecedora verdad, que aviva hasta límites increíbles su instinto por sobrevivir. Fin de la sinopsis.

A pesar de lo negativo, Softley le ha sabido sacar buen provecho a la parte de supervivencia que ofrece la historia, mayormente, gracias a su protagonista. Y aunque “Curve” sigue albergando ciertas limitaciones como película y se toma las licencias necesarias cuando las necesita sin pensar demasiado en ello, funciona lo suficientemente bien como para dejar buen poso, que al fin y al cabo, es lo primordial.

Volviendo al género que predomina en “Curve”, el survival, por norma general, es un subgénero que requiere de una mayor complicidad y empatía con los personajes para que el conjunto sea factible en su totalidad. Dicho más claramente, el espectador ha de ponerse casi todo el rato en la piel del personaje principal y en la situación personal del mismo para que el film funcione. Esta tarea la ejecuta a la perfección la actriz, Julianne Hough (Rock of Ages) que consigue con bastante holgura ponerse en la piel de Mallory, una chica de ciudad que saca su lado animal en una situación límite, demostrando que en el cine sigue habiendo lugar para las heroínas de gran talla, similares a “You’re The Next” o “Revenge”, salvando cualquier semejanza.


“Softley apuesta por un tono más próximo al thriller como complemento a la parte de supervivencia que desempeña la protagonista en la historia”


El survival es un subgénero que suele venir acompañado de la palabra ‘horror’ en su definición, repercutiendo directamente en la ejecución de las secuencias que suelen ser bastante explícitas. Películas como “Frozen” de Adam Green, “Revenge” de Coralie Fargeat o “El juego de Gerald” de Mike Flanagan son buenos ejemplos. Sin embargo, Softley apuesta por un tono más próximo al thriller como complemento a la parte de supervivencia que desempeña la protagonista en la historia. De todas formas, “Curve” no abandona del todo la senda original del horror puesto que contiene alguna que otra escena mínimamente desagradable e impropia para un thriller convencional.

Las carencias del guión, se compensan con labores algo más técnicas y con alguna que otra escena de cierta complejidad a la hora de situar la cámara correctamente en espacios tan pequeños, tarea que el bueno de Softley cumple sobradamente. Sin duda, el punto fuerte de la película es como Softley ofrece soluciones escénicas bien ejecutadas para que en ningún instante decaiga el ritmo general y pueda llegar a aburrir en los ajustados y correctos 80 minutos que dura la película.


“Sin duda, el punto fuerte de la película es como Softley ofrece soluciones escénicas bien ejecutadas para que en ningún instante decaiga el ritmo general”


Me parece que, a pesar de las licencias y carencias, atribuibles en mayor o menor medida, dependiendo de lo permisivo que sea cada espectador, la película de Softley tiene la suficiente calidad para optar al ansiado reconocimiento y valoración positiva que espera cualquier realizador que se preste a dirigir una película. Las licencias que se toma el film ante ciertas situaciones están resueltas de forma ingeniosa para dar continuidad sin caer en el más absolutos de los ridículos, algo de lo que adolecen muchas películas de mayor octanaje y con más presupuesto que la obra de Softley que, bajo mi opinión, se muestra muy equilibrado a lo largo de la película.

Sobre gustos no hay nada escrito, así que puede que "Curve", por su tremenda sencillez y poca contundencia final, decepcione a una buena parte de los aficionados al género, sobre todo, los que esperen de ella algo más de lo que termina ofreciendo. Sin embargo, a mí me ha entretenido de lo lindo y me ha parecido de lo más resolutiva en los distintos tramos, incluyendo el desenlace. La efectividad artística es la que juega a favor de la película y la mantiene a flote con pocos escenarios y pocos personajes, pues básicamente, los personajes de Mallory y Christian, son los que llevan el peso de toda la historia en escenarios que los puedes contar con una sola mano. El personaje de Christian está interpretado por Teddy Sears, actor que proviene de series de TV como "Flash" o "American Horror Story", ambos son los que llevan el peso de toda la historia sobre los hombros. Al personaje interpretado por Teddy le falta una mayor definición, me parece que está un poco desdibujado en personalidad y motivaciones, pero en el contexto principal, cumple su función. Así pues, "Curve" me parece una película suficientemente bien ejecutada y entretenida siempre que las expectativas sean moderadas.


0 comentarios:

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.