lunes, 14 de enero de 2019

Crítica: One Cut of the Dead

El maestro Hitchcock haciendo gala del noble arte de la trampa y el cartón, fue todo un pionero en el denominado plano secuencia en su venerada “La Soga” (“The Rope”, 1948). Hoy, dicho recurso cinematográfico es considerado uno de los grandes fetiches de propios y extraños así como un oportuno placer culpable para todos aquellos cineastas que pretenden dejar rápida y honda huella en la industria y ya de paso, en la taquilla. Desde Wells con su “Sed de Mal” (1958), pasando por “El Resplandor” de Kubrick y el viaje en triciclo más aterrador de la historia del cine, hasta éxitos más contemporáneos como “Hijos de los Hombres” (“Children of Men”, 2006) o “Gravity” (2013), ambas de Alfonso Cuarón. Por no hablar del mundo de la televisión, donde series como “True Detective”, “La Maldición de Hill House” o “Daredevil”, le han sabido sacar punta al recurso para la causa.


“El de Ueda es un viaje angosto y repleto de baches pero minuciosamente guiado desde la sombra”


“One Cut of the Dead” (“Kamera o Tomeru na!”) de Shin'ichiro Ueda llega para desmitificar un poco esa leyenda épica instalada alrededor del plano secuencia y de paso también, algún que otro tópico popular. Para ser concretos, aquella máxima que dice que un chiste pierde toda su gracia cuando se tiene que explicar. Nada más lejos de la realidad a tenor de lo visto en esta comedia zombie de marcada denominación de origen que pese a las apariencias y descorazonadores indicios, se presenta como una de las propuestas más frescas de la temporada.

El de Ueda es un viaje angosto y repleto de baches pero minuciosamente guiado desde la sombra en el cual el espectador es rehén en todo momento de la genialidad del inspirado libreto firmado por el propio director. Como se suele decir, una montaña rusa de emociones, en este caso, más bien de sensaciones, durante la cual, uno experimenta lo mejor y lo peor de cada casa sin apenas darse cuenta, de estar siendo manipulado como una vil marioneta al servicio de los antojos de una historia tan bien concebida y ejecutada, que llega a costar incluso darle ese voto de confianza tan necesario en ocasiones, para que una experiencia cinematográfica llegue a buen puerto. Por ello, “One Cut of the Dead” es uno de esos títulos que requiere de un plus de paciencia si realmente se le puede sacar partido, en una propuesta que más allá de otros escenarios, respira como pez en el agua en un ámbito festivalero, como así fue en el pasado festival de Sitges.


“no cuesta pensar en la película de Ueda como en una clara aspirante a eso que algunos llaman cine de culto”


La comedia zombie sea quizás, uno de los subgéneros más explotados estos últimos años y mucho ha llovido desde que un genial Edgar Wright abriese la veda con “Zombies Party” (“Shawn of the Dead, 2004), catorce años repletos de exploits, clones y degeneraciones de todo tipo que pese a lo que pueda parecer a estas alturas y tratándose además de un cine tan digamos, peculiar, como es el nipón, en ningún momento le pasan factura a la propuesta de Ueda.

Entendido el chiste, “One Cut of the Dead” deja en el espectador sensaciones muy cercanas a las que nos empujó Wright en su día. La sensación de haber visto una de esas películas que por un motivo u otro, terminarán sobreviviendo al paso del tiempo, tanto por indiscutibles méritos propios, como por el momento idóneo, cuasi profético, de su concepción. Por ello, no cuesta pensar en la película de Ueda como en una clara aspirante a eso que algunos llaman cine de culto.


“en One Cut of the Dead nos esperan todos esos histrionismos autóctonos que deambulan entre la autoparodia y la pornografía que son capaces de sacar de la propuesta a más de uno”


No obstante y como suele ocurrir, no todas las bromas, por más genialidad implícita que haya en ellas, son del gusto de todos. El humor es muchas veces, un terreno pantanoso sobre el que pisar con suma delicadeza a riesgo de hundirnos hasta las cejas. Si hablamos de humor japonés, la cosa puede llegar a adquirir tintes dramáticos. Por ello, es también necesaria cierta conexión, o al menos no excesivas reticencias, con el modus operandi y la forma de entender el humor del cine asiático, de lo contrario, lo de Ueda puede tornarse en pesadilla involuntaria.

Y es que en “One Cut of the Dead” nos esperan todos esos histrionismos autóctonos que deambulan entre la autoparodia y la pornografía que son capaces de sacar de la propuesta a más de uno, en especial en una película como esta, donde hay momentos especialmente concebidos para ello y aunque sean a la postre estos, los más susceptibles de rechazo, los que terminan definiendo a la obra en positivo, no todos estarán preparados para ello, viendo sobretodo la poca paciencia que parece instalada en estos días en según que estamentos de aficionados (o no tanto) al género fantástico y de terror. La genial broma de Ueda, esta típica y a la vez completamente rompedora comedia zombie, sin duda supondrá un gran reto para todos ellos. En lo que a mi respecta, reconozco que caí en la trampa desde el minuto uno, me dejé engañar e incluso vejar, por esta genial propuesta que desde ya se ha ganado un lugar de honor dentro del inacabable imaginario zombie, al menos, en lo que al no menos noble arte de hacernos pasar un buen rato se refiere.

Lo mejor: La ejecución está a la altura de la idea. Ambas brillantes.

Lo peor: Saca a relucir algunos de los tics más prohibitivos del cine nipón, por más asterisco que en esta ocasión lleve la frase.


12 comentarios:

Missterror dijo...

¡Has dado en el clavo! La paciencia es justamente la clave de todo este asunto. Parece mentira que a estas alturas, uno no vea venir según qué cosas o no note, aunque sea un poquito que nos la están metiendo doblada. Parece mentira, pero no lo es y yo he caído en la trampa totalmente. Sí, soy de las personas que se tiró la primera mitad de película mirando la pantalla entre hipnotizada y horrorizada porque no daba crédito y se negaba a creer que una película tan mal hecha fuera real. Obviamente cuando en la segunda parte se obró el milagro y mi cabeza fue capaz de entender cuál era la película real y lo poco al azar que estaba todo dejado, fue cuando realmente compartí el entusiasmo general y me uní, aún en la distancia y en otro tiempo, a esa larga ovación que se llevó en su primer pase del festival de Sitges.

Sorpresa doble y claro que sí, Rector, "One cut of the dead" pasará a la lista de películas de culto.

Paciencia, señores, paciencia.

Saludos.

Anónimo dijo...

genial, Rector. menos el arca rusa de las películas de zombies que un dead set firmado por martin Mcdonagh con sus 7 psicópatas.
mitad embedded journalism, mitad teatro de la peste y algo de 30 rock.

bellísima película,
abrazos,
f

El Rector dijo...

Missterror, y esto en unos tiempos los que corren, donde la paciencia no suele ser una de las virtudes más cultivadas del espectador. Tanto cine a nuestro alcance y tan, en muchas ocasiones, poco tiempo para disfrutarlo, nos hace menospreciar muchas películas antes de tiempo. El que peque de ello con "One Cut of the Dead", se perderá algo mucho más interesante de lo que puede parecer de entrada, pues si algo penaliza el filme de Ueda, es justamente eso, la falta de paciencia por parte del espectador.

En este caso a toro pasado, hay un poco de trampa, ya que algo tenía que tener la peli si tenemos en cuenta todo lo que generó en Sitges, siendo una de las pelis mejor valoradas por el público de la edición.

f, "Dead Set", otro oportuno (y estupendo) capítulo zombie que supo aprovechar la dirección del viento, en aquella ocasión, los tan de moda realities en la televisión. "One Cut of the Dead" hace lo propio con el plano secuencia, lo desnuda, se ríe de él y al mismo tiempo o engrandece. Bellísima experiencia :)

Saludos.

MABUSE dijo...

Que ranciete se pone usted con las notas de vez en cuando Rector, con
media estrellita más o incluso una entera tampoco hubiese pasado nada... :-)
Bromas aparte, para mí fue la gran joya de Sitges este año...una auténtica genialidad. Y si tenemos en cuenta que ha costado 27.000 dólares (sí, en serio, sólo eso) ya para que hablar. Se me ocurren unos cuantos directores que con ese dinero no tienen ni para café...

El Rector dijo...

Mabuse, y yo que creía tener fama de generoso, jeje... bueno, estrellita arriba estrellita abajo, coincidimos que estamos ante una película estupenda que termina rozando la genialidad y que en mi caso, simplemente no llega a la excelencia por pequeñas fobias personales con respecto a la forma de entender el humor que tienen los japoneses.

Muy buen dato el del presupuesto. No me puse a buscar números, pero se palpa durante el visionado que no es precisamente una super producción. Veremos cuanto tardan los de detrás del charco en cascarse el remake millonario a 27.000 dólares por café.

Saludos.

Donnie Darko dijo...

Me quito el sombrero antes esta maravilla de película. Reconozco que no la pillé con muchas ganas porque con todo lo que se ha hablado de ella pensaba que podía estar pelín sobrevalorada. 'One cut of the dead' es una de esas cintas en las que me alegro de que mis prejuicios iniciales hayan sido totalmente erroneos. Para mi la segunda parte de la cinta es muy superior a la primera pero todo resulta tan bien trabajado que el director convierte esta película en toda una declaración de amor al cine y a un género que por saturación da muestras de cansacio.

Personalmente me sorprende que siendo que esta película parece que recibió la ovación mas grande que se ha visto en Sitges, al final no estuviera situada mejor en las listas de lo mejor del festival de año pasado, pero bueno.. me quedo con lo que podido disfrutar de esta película. Si os gusta el cine y os gustan los zombies, por favor, echadle un vistazo, no os arrepentireis..

Un Saludo!

Donnie

El Rector dijo...

Donnie, es que esa es la gracia de la película, que uno se horrorice con la que está viendo en la primera parte, para caer rendido con la resolución. Y vaya si lo consiguen. Yo no podía parar de poner el grito en el cielo con todo lo que acontece en ese rodaje, indignación en estado puro. Luego resulta que nada es gratuito y la cosa adquiere tintes épicos, jaja! Sin duda, una de las pelis más originales de los últimos años y encima con zombies y nipona... ver para creer.

Me imagino todos aquellos que se han quedado en el camino y no han pasado de la primera mitad... no son conscientes de lo que se han perdido. Y me consta que ha habido unos cuantos, jeje.

Saludos.

wolf dijo...

No entendía al principio que estaba viendo en esta película, no sabia si las risas que me provocaba era por lo mala que era o por que esa era la intención de la película, pero decidí seguirla viendo y es ahi donde me doy cuenta que era intencionado de la película y se vuelve mas divertida de ver, pienso que muchos habrán abandonado la película por la primera media hora como yo estaba apunto de hacerlo pero la verdad es que después de esa media hora empiezas a entender de que va la peli y se hace algo divertida.

Donnie Darko dijo...

Wolf, a mi me pasó algo parecido, al principio no entendia nada, no sabía porque esta película despertó tanto entusiasmo y como digo la primera media hora me parece lo mas flojo y con mucha diferencia de toda la película, pero luego esta consigue alzar el vuel y creo que es ahi donde juega con las diversas partes de la historia donde el director nos ofrece lo mejor. A mi personalmente me encantó.. una gran cinta..

Un Saludo!

Donnie

Unknown dijo...

Claramente la primera media hora es lo mas flojo, pero de eso se trataba el chiste, y el prejuicio como resultado de ver los primeros minutos estaría justificado en muchos casos (por aquí también hay alguien que casi ha quitado la película en un par de ocasiones); pero como había leído, muy por encima, eso sí, en esta reseña comentarios positivos, me dije: estos chicos no pueden haberse equivocado tanto :)
Lo que vino después fue una total y muy divertida sorpresa. Se entiende que la primera parte pueda tomar desprevenido a mas de uno que pueda pensar en una producción clase z, que rinde culto a ella o vaya a saber con qué propósito, hasta que el mismo se nos revela.
Un saludo desde Argentina, paso seguido por este lugar, para estar actualizado, pero es la primera vez que comento.

Unknown dijo...

PD. Olvidé mi nombre, creí que aparecería con la cuenta google. Diego

El Rector dijo...

Wolf, al final, el espectador paciente siempre obtiene su recompensa :) Jugársela con una peli así, en un tiempo donde precisamente, no se tiene paciencia con según que tipo de cine y parece que se intenta buscar siempre el lado negativo de lo que vemos, en lugar de intentar disfrutar de las virtudes, sean muchas o pocas, hay que tenerlos bien gordos para jugársela con algo como "One Cut of the Dead".

Donnie, algo tenía que tener, está claro. Una simple chorrada de maratón festivalero no podía haber hecho tanto ruido... y reconozco que fui el primero en creerme la broma.

Diego, pues les ha salido tan bien la broma, está tan conseguida esa sensación de estar viendo un subproducto de serie z bochornoso, que muchos espectadores potenciales se habrán quedado en el enunciado, jeje... daños colaterales, supongo. Esta es una propuesta diferente y también arriesgada, pues requiere de un esfuerzo importante por parte del espectador, que de hacer dicho esfuerzo, sin duda obtiene una gratificante recompensa.

Un gusto que nos sigas y ojalá te animes a comentar más a menudo :)

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.