domingo, 1 de diciembre de 2019

Crítica: Charlie Says

Cuando una película tiene entre manos un tema como mínimo interesante y acaba por aburrir hasta al más entregado de los espectadores, malo. Cuando una película intenta mostrar un nuevo acercamiento a un tema conocido pero acaba por dejar la sensación de que no es más que otro producto que ha querido aprovecharse de alguna manera de una triste efeméride (El pasado nueve de agosto se cumplieron cincuenta años del brutal asesinato de la actriz Sharon Tate y sus amigos), peor.


“Manson no es el protagonista de la película pero las tres protagonistas tampoco resultan ni interesantes ni llenas de matices como para captar nuestra atención”


Marry Harron, directora de ‘American Psycho’ versión cinematográfica de la controvertida novela de Bret Easton Ellis, se acerca a la familia Manson desde la perspectiva de Leslie Van Houten, Patricia Krenwinkel y Susan Atkins que junto con Charles Watson y bajo el amparo de su líder espiritual Charles Manson, asesinaron brutalmente a Sharon Tate, sus amigos y dos días después a Leno LaBianca y su mujer.

Abordar un tema tan delicado siempre resulta complicado y para ello Harron utiliza un guión escrito por Guinevre Turner que adapta el libro ‘The Family’ escrito por Ed Sanders, y que de alguna manera parece traernos a la memoria la película ‘Pena de muerte’ de Tim Robbins. Si en esta, una monja interpretada por Susan Sarandon se acerca a un condenado a muerte, Matthew Poncelet (Sean Penn) con la idea de que este muestre arrepentimiento para acabar explorando como se siente ante los crímenes cometidos, ahora es Karlene Faith la que, gracias a la idea de ofrecerles a las chicas la posibilidad de estudiar alguna carrera, acabará estableciendo con estas una amistad que servirá para que tanto ella como el espectador conozcan de primera mano que les llevó a formar parte de la familia Manson y a cometer tan terribles crímenes. Karlene tal y como se indica en la película continuó siendo amiga de Patricia y Leslie. Ninguna de estas dos últimas ha colaborado en el proceso de creación de esta película.


“lo que mas me llamó la atención de Charlie Says fue la manera de ver como Harron plasma las mismas escenas que Tarantino pero desde su óptica”


Si la historia que desarrolla la película llama la atención, si la historia lleva al lector a pensar que se va a encontrar con algo interesante, que Harron va a seguir diseccionando el lado oscuro de la sociedad americana (Ya lo hizo con la citada ‘American Psycho’ y también con ‘Yo disparé a Andy Warhol’), ya le advertimos que no va a ser así. Por desgracia, ese Charles Manson interpretado por Matt Smith, capaz de seducir a cualquier joven perdido en medio de una revolución sexual acaba pareciendo una caricatura de si mismo.

"No se puede estar en una misma sala con Charlie Manson y que no te afecten sus ojos, profundos y penetrantes, salvajes e hipnóticos". Esta forma de definir a Manson según John Douglas autor del libro ‘Mindhunter. Cazador de Mentes’, no está presente en ‘Charlie Says’ o por lo menos el espectador no tiene la sensación de estar ante una persona capaz de manipular en su propio interés a cualquiera que esté a su alrededor. Harron muestra la faceta musical de Manson (De un Manson que parece que mide bastante mas de 1,57 metros) que aunque es interesante (Ha grabado varios discos, Dennis Wilson era amigo de Manson, y el grupo del que formaba parte ‘The Beach Boys’ publicó ‘Never learn not to love’ que fue escrita por ambos. Wilson y Terry Melcher, productor de Columbia Records aparecen brevemente en la película) parece relegar a un segundo plano la capacidad de este para manipular a la gente.


“Charlie Says es un decepcionante acercamiento a la familia Manson desde el punto de vista de las mujeres que llevaron a cabo tan terribles crímenes” 


No hay ningún momento en el que el espectador pueda llegar a plantearse como unas personas que no encontraban su sitio en el mundo llegaron a considerar a Manson y al resto de la gente que vivía en el rancho Spahn como su familia. Ya no es que cueste pensar como seguían viviendo allí, sino que nos cuesta pensar porque seguimos viendo esta película. Si, Manson no es el protagonista de la película pero las tres protagonistas tampoco resultan ni interesantes ni llenas de matices como para captar nuestra atención. El aburrimiento es la tónica general de la película.

Este mismo año se ha estrenado la elefantiásica ‘Erase una vez en… Hollywood’ de Quentin Tarantino, en lo que es otro y diferente acercamiento a la familia Manson y al final de una época en el cine, que excesiva como son siempre, o mejor dicho, últimamente las obras de este director, es ante todo una carta de amor al cine. Puedo decir que lo que mas me llamó la atención de ‘Charlie Says’ fue la manera de ver como Harron plasma las mismas escenas que Tarantino pero desde su óptica, ver alguno de los personajes que vimos en ‘Erase una vez en… Hollywood’ como George Spahn, a Lynette Fromme, a los miembros de la familia rebuscar entre la basura... Cuando esto es lo único que te saca del tedio o despierta mínimamente tu interés, algo está fallando.

Es encomiable el esfuerzo de las cuatro actrices protagonistas, especialmente en el caso de Hannah Murray que da vida a la ingenua Leslie Van Houten, y de Merritt Wever que interpreta a Karlene Faith. Pero hay se queda todo. No hay más. ‘Charlie Says’ es un decepcionante acercamiento a la familia Manson desde el punto de vista de las mujeres que llevaron a cabo tan terribles crímenes. Personalmente esperaba bastante más, por que sinceramente la historia daba para más. Si tuviera que definir con una sola palabra a esta película diría: Anodina.


4 comentarios:

Missterror dijo...

Perfecta introducción, Donnie. Se puede decir más alto pero dudo que se pueda decir más claro que lo dicho por ti en esta crítica. "Charlie says" es tremendamente anodina. Una película que basa todo su argumento en profundizar en los personajes y no es capaz de generar ningún tipo de emoción en contra o a favor, está haciendo algo bastante mal. Más sangrante aún es el hecho de que a los personajes en los que Harron se detiene largo y tendido se les presuponga mil y un matices y estos brillen por su total ausencia.
Como dices, este Manson parece incapaz de seducir con sus palabras y vender su humo a alguien, incluso a la persona más vulnerable. Las chicas Manson tampoco parecen tener claro ni el cómo ni el por qué de la familia y todo se vuelve en contra del espectador que apoya la mano en la cara viendo los minutos pasar sin que haya nada que capte el interés.
No me disgustó la interpretación de Matt Smith, pero me fue complicado reconocer al Manson que yo tengo en mente. En tan solo 10 minutos de un capítulo de la temporada 2 de "Mindhunter", Damon Harriman se come a Matt Smith por completo.
Yo no esperaba nada espectacular de "Charlie Says" porque Mary Harron no es de mi agrado (su "American Psycho" fue una gran decepción para mí), pero no entraba en mis planes aburrirme tanto con la película.

Saludos.

El Rector dijo...

Muy de acuerdo. La verdad es que no me atraía mucho la película como concepto, pues no me interesa en exceso las ídem basadas en hechos reales. La historia de Manson y es bien conocida y había que hacerlo bien, o diferente, es decir, contar algo que ya no supiéramos o contarlo al menos de una manera interesante y esta "Charlie Says" no hace ni una cosa ni la otra.

Con Matt Smith además tengo el problema de que lo sigo viendo de señor del tiempo y no me lo termino de creer en otros papeles (no me pasa con Tennant, pero claro, este tiene muchos más recursos -y carisma- que Smith). Tampoco como Charles Manson, como comenta Missterror, mucho mejor plasmado en su breve aparición en "Mindhunter".

Es que hasta en las partes más escabrosas, todas las referentes a los asesinatos, parecen estar tratadas de puntillas cuando pienso era aquí, donde la película podría haber obtenido réditos. No termino de entender que es lo que ha pretendido hacer Harron (yo sí soy muy fan de su "American Psycho") en este híbrido insípido entre el thriller y el biopic… vamos, un royo patatero importante.

Saludos.

Art0rius dijo...

Yo directamente no la vi por Smith. Me pasa como al Rector: es el Doctor, y me cuesta mucho sacarlo de ese rinconcito de mi psique. Aparte que lo que he visto después de él no me ha llamado la atención lo más mínimo....(ese Terminator genysis, orgullo prejuicio y zombies, lo único flojo en the Crown...).
Y después de esta crítica mi interes ha pasado de 0 a negativo

Donnie dijo...

MissTerror, Rector y Art0rius... la verdad es que yo no tengo ningún problema con Smith pero si que me ocurre como a MissTerror, tengo el recuerdo de Mindhunter demasiado reciente, aunque creo que aunque no lo tuviera tampoco me habría gustado su interpretación ni la forma elegida por la directora para acercarse a él..ni seduce ni nada.. Parece como si a Harris le hubiera dado miedo hacer un Manson seductor, uno que llevara al público a entender porque la gente empezó a seguirle, algo que creo que es básico para mostrar una historia centrada en él o sus seguidores

A mi me quedó la sensación de que intentó hacer una película demasido blanca, que no ofendiera a nadie.. pero para mostrar una historía asi hay que incomodar y no me refiero a violencia y gore, sino que llevarnos al limite, a hacernos pensar si nosotros hubieramos acabado formando parte de la familia o no... vamos un analisis en profunidad, todo lo que no tiene esta película

Un saludo!

Donnie

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.